Mostrando entradas con la etiqueta redes sociales. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta redes sociales. Mostrar todas las entradas

sábado, 13 de mayo de 2017

Los que nos fuimos a La Porra


Teniendo en cuenta lo que dijo Aquel, de que un vivo es un muerto de vacaciones, quizás convendría rebajar un mucho la importancia de todo.

Si tenemos un gobierno en el poder con más vías de agua, presuntamente, que un submarino hundido,  y no sólo se le sigue votando, sino en los últimos estudios, siguen siendo los máximos candidatos para un próximo gobierno, el punto de mira de todos nosotros debe de estar más cerca del modo “feria” que de "la verdad absoluta".

Quizás, por eso, este vecino del mundo que aprecia mucho, aunque no le conoce en persona, a Dani Rovira, al que siguen cazando, un día sí y el otro también, en Twitter, esta vez por haber dicho “Atención, hombres de España, no miréis las marquesinas en estos días. No vaya a ser que unas fotos de "Intimissimi" os tachen de machistas “, le recomendaría que al menos durante un tiempo se dedicara a practicar las artes del mimo. Más que nada, para que fuera más difícil el criticarle en 140 caracteres…

Cada vez estoy más convencido de que ese filósofo del pueblo que fue Don Miguel Gila, si hubieran existido las Redes Sociales, más de una vez se le hubiera puesto ese cartel de las películas de vaqueros, “SE BUSCA”.

Chistes como el de “Mi tía, la soltera, iba a todas las bodas, y cuando decían quiere usted por marido a…, ella contestaba: Y sino, pa mí”, ahora no serán políticamente correctos, pero sinceramente, nos lo deberíamos hacer mirar.

En estos días, el mismísimo Gila debería de variar uno de sus monólogos “…Si no aguanta una broma, que se marche del pueblo.

Y deberemos irnos los que practicamos ese humor. Y, quizás, la solución la tuviera otro humorista, éste para variar, donostiarra, y de derechas, Álvaro de Laiglesia, cuando creó en su relato “Los que se fueron a la porra”, un pueblo cercano a Madrid, La Porra, en donde vivían la mayoría de artistas incomprendidos…


Ahora, y ya para terminar, todos esos que practican lo políticamente correcto, si se quedan solos, la vida no se les va a hacer, ni más larga, ni mejor, pero se van a aburrir, “una jartá”. Porque la culpa, siempre la tienen los demás, y ahora, entonces, ya no estarán.

*FOTO: DE LA RED

domingo, 12 de marzo de 2017

MI VIDA COMO VENTANILLA DE RECLAMACIONES...


Hoy es uno de esos días en que este vecino del mundo debería de llevar colgado del cuello una señal de advertencia “atención suelo resbaladizo”.

Está comprobado que al cabo del día son muchas las  personas que se nos acercan viendo en nosotros una especie de ventanilla de reclamaciones en la que depositar su disconformidad por tal o cual motivo. Y, hoy, me temo que no es mi mejor día para ejercer de buzón de quejas, porque uno bastante tiene con mantener el chiringuito de su vida, al menos a la sombra de la popularidad de los que me rodean, o del famoseo.

Más de una vez pienso en cómo han cambiado las cosas, y no diría que ha sido para bien, especialmente en las redes sociales. 

En estas redes, en Twitter concretamente, el fariseísmo es más que evidente. No se sabe si se está buscando al hombre o la mujer perfecto/a. Pero seguro que no representa a la persona que deseamos ser, sino que creemos que quieren los demás.

Como en las famosas encuestas. A no ser que seas un suicida en ciernes, o un cultureta en pleno ataque delirante de “inputs”, nadie, ni sus productores, ve los documentales de La 2  después de comer, eso en el supuesto de que los haya. Y ahora, esos que se escudan detrás de un "nickname" o apodo, se convierten en jueces de lo que se debe o no se debe de hacer. Y a personas famosas, pero sobre todo, y ahí viene el quid de la cuestión, personas, se les juzga por lo que han hecho, o han dejado de hacer, e inmediatamente se les otorga una penitencia que nunca caducará.

Lo de estos días, más que dicho, vociferado contra personas famosas, y, especialmente, madres como Samanta Villar y Soraya Arnelas es para más que juzgado de guardia. 

La primera tiene derecho a disentir con el discurso de lo que es una opinsión “consagrada y bendecida” de una madre primeriza. Y la segunda ha sido condenada, sin derecho a defensa, por tener, al parecer, la criminal idea de ir a cenar con su marido, al sexto día de haber parido.

Aquí hay algo que no concuerda. En programas de televisión, en realities, nos gusta que la gente sufra con malos muy malos, al estilo Aida, y con poligoneras que son verdaderas tiranas, y luego, en nuestra realidad, ¿somos más de ideas cristianas de los años cincuenta al estilo del Consultorio de Elena Francis?


Lo dicho, no me voy a separar de mi señal de “peligro, suelo deslizante”, no por miedo a caerme, sino para evitar debilidades como pergeñar "accidentes" amañados...

*FOTO: DE LA RED

domingo, 5 de febrero de 2017

CORTARLE LOS PIES A DANI ROVIRA, NO ES LA SOLUCIÓN


Sería digno de comprobar si desde que han aparecido las redes sociales ha disminuido el número de visitantes a los psicólogos. 

Este vecino está convencido de que sí, de que muchos utilizan las redes, especialmente Twitter, porque Facebook, en teoría, es menos anónimo, para soltar todo el lastre que lleva dentro, y que se lo quiere endiñar al vecino, en especial si éste es famoso, que no nos equivoquemos, aunque tampoco serviría de excusa, no tiene por qué ser millonario.

Ayer, y este vecino se hizo eco de ello, en el anterior post (http://patxipe.blogspot.com.es/2017/02/el-boicot-como-truco-naif.html), ya se comentaba que la gala de los Goya al parecer se presentaba calentita, con un grupo que invitaba al boicot por, estaba en el aire, el bien de España.

Hoy voy a hablar de esa gala, pero no quiero llevar a engaño, no voy a comentar ni los premios, ni si estamos  de acuerdo o no, sino más bien del envoltorio, de lo que se veía  y te sugería.

Acabo de comprobarlo. Si buscas en el Diccionario de la Real Academia de la Lengua, el significado de “austero”,  viene una foto de la Gala de los Goya 2017.

Ante una gala tan austera he llegado a pensar hasta que la orquesta no tocaba, y era playback. De todas maneras, ha quedado claro que a Dani Rovira le han debido de pagar por palabra dicha. Por eso, el por qué de que le hayan dejado prodigarse tampoco.

Quizás el llenar el escenario durante toda la gala con  La Film Symphony Orchestrafuera para alejar posibles ansias de los guionistas de la misma, con llenar huecos con bailarines, siempre recordaremos esa especie de examen de claqué que en su primera edición, como presentador de los Goya, pasó el Señor Rovira.
A entender de este vecino del mundo, la gala estuvo no sé si un poco desangelada, pero sí que se demostró que se iba “solo” a entregar premios.

Se introducía,  agasajaba, a los presentes, durante unos dieciséis minutos a la gala, con un brillante-como-siempre Dani Rovira,  se daban agradecimientos de parte de los premiados por el premio recibido, que era lo que menos había durado, y… a otra cosa mariposa, es decir: Adiós y buenas noches.

Ayer se contaba con, y que se entienda, por favor, a este vecino del mundo, el inconveniente de que la Presidenta de la Academia de las Artes y las Ciencias Cinematográficas de España, Ivonne Blake (toda una institución cinematográfica andante)no domina bien el castellano,  y su mensaje era lento. Estuvo bastante bien solventado con la idea de que la acompañara el Vicepresidente, Mariano Barroso, quien “soltó” la mayoría del discurso.

Y llegó el único premio que tenia ganador, ganadora en este caso, determinado desde antes de comenzar la Ceremonia: Goya de Honor, y la Señora Ana Belén demostró, desde el primer segundo, que había dos maneras de hacerlo: la corta y la larga. Y tras escoger la larga, optó además por demostrarnos, que era una buenísima actriz, ejerciendo más de una Gloria Swanson en "El crepúsculo de los dioses" (Sunset Boulevard),  sabiendo, y saliendo a demostrar, que era la reina de los tiempos y las pausas, hasta pidió un vaso/botella de agua. 

Sinceramente, este vecino del mundo se acordó, y lo echó de menos, del discurso, hace tan sólo dos años, de Antonio Banderas, que también requirió su tiempo, pero que para este vecino resultó mejor. Llegando a la conclusión, de que Doña Pilar Cuesta no se besó ella misma, porque no llegaba. Como hubiera dicho el Señor Bárcenas: una auténtica sobrada.

Y… poco más. Añadir, quizás, que si hacen un homenaje a los fallecidos, como todos los años, y me parece una idea excelente: ¿Por qué, durante la realización televisiva, le dan más importancia al músico que “ejecutaba” más las imágenes que la música, visto los resultados? No se veían ni las imágenes, ni la identificación de los fallecidos. Un despropósito.

Ya para terminar, y por elegir un modelo de dedicar un premio, y para los malpensados, o bien-pensados, no me quedaré precisamente con uno de los agradecimientos más cortos, pero sí con uno de los que sonó a más verdad, y, visto lo visto, totalmente improvisado: Goya a la mejor Actriz revelación, Anna Castillo, por su gran trabajo en “El olivo”.

El futuro del cine español es excelente. Eso sí, si no pensamos que todo el mundo está forrado, ni seguimos llamando, como ayer, al boicot. Y sobre las futuras galas, una realidad, las ceremonias duran un tiempo, y el que tenga prisa, pues... muy sencillo, que no vaya, ni vea, la ceremonia.


Otra sugerencia: este vecino del mundo le hubiera dado más cancha, ya que estaba contratado para ello,  a Dani Rovira, es un seguro para cualquier ceremonia, y la de ayer resultó un poco encorsetada. Y no fue la culpa del malagueño. Por cierto, el día que dejen de contratarlo para ello, aunque sea dentro de veinte años, los mismos de siempre, aunque ya mucho más viejos, le estarán esperando para recordarle que Manolete murió por su culpa.

*FOTO: DE LA RED

jueves, 26 de enero de 2017

EL BLOG DEL ACANTILADO


El post de hoy va dedicado especialmente a todos aquellos que me siguen habitualmente, y que están preocupados porque llevo varios días sin escribir algo nuevo.

¡Tranquilidad! Todo va bien, o mal (según se mire). Físicamente no me ocurre nada, porque con los años, cada vez más, uno ya se ha acostumbrado a contemplarse como “arte alternativo”, en lugar de aquel “feo” con el que normalmente me catalogaban en la juventud. Ya se sabe, todo es cuestión de saber promocionarse, y no "venderse", porque, eso, ni metafóricamente...

El problema de no escribir ningún post estos días, es que uno se conoce, y tampoco es cuestión de escribir pesimismo sobre pesimismo, o negro sobre negro, porque inmediatamente sería candidato a una camisa de fuerza y el tirar las llaves, como en la canción infantil, “en el fondo del mar, matarile, rile, rile”, para que nadie me pueda rescatar.

Y es que el entorno, teniendo en cuenta al mundo como aldea global, tampoco es como para tirar cohetes, aunque teniendo en cuenta al nuevo presi de los americanos, los cohetes de los pueblos se podrían convertir en misiles, ya se sabe, los americanos y sus superproducciones: todo a lo grande…

Con el panorama actual, a uno le salen mil y un chistes, pero todos con carga explosiva dentro, y nunca mejor dicho.

Mujeres adineradas que confían fielmente en sus maridos, y que incluso acompañándolos regularmente a Suiza, ni por un momento se plantean lo que sus maridos puedan estar haciendo.  Y es  que aunque les acompañaban a cualquier sitio, no sabían que aquellos edificios eran bancos, porque no son “como los de aquí”.

¡Qué suerte tienen algunos! Porque La Nuri, mi sufrida, aunque no es celosa, sabe que si huelo a tabaco, como sabe que no fumo, deduce que en el peor de los casos, alguna pelandusca ha podido estar cerca... Y no hablemos de dinero..., porque solo con mirarme, puede decir, euro arriba, o abajo, lo que me he gastado o ahorrado en las últimas veinticuatro horas. Y estoy seguro de que la mayoría de mis lectores, en este caso masculinos, opinarán lo mismo. Porque para cuando nosotros, vamos, ellas ya han estado allí. Y eso no es ni machismo, ni feminismo, sino realidad de la buena.

Miles de mujeres luchando día a día por la igualdad de géneros, y “algunas”, lo echan a perder  en una hora, o lo que viene siendo el declarar ante el juez, presuntamente, por poder seguir disfrutando su nivel de vida fuera de la cárcel…

Con respecto a las denominadas “redes sociales”, tweets llenos de odio dirigidos a la memoria de una fallecida famosa, y que compruebas que por venir presuntamente de derechas esos mensajes, se tarda mucho más, parece ser, en tomar cartas en el asunto por parte de la fiscalía.

El odio no debería de tener diferencias por origen o destino, porque el odio no se debe disfrazar de niveles de baja o alta intensidad. Lo que es terrible y horrible en sí mismo no se debe de medir, sino directamente aislarlo. Y aquí no se debe de mencionar el fantasma de la “censura”, porque el humor negro es otra cosa.

Ya se puede percibir, por todo lo anterior, que ni las musas se quieren acercar a este vecino del mundo, Y eso, sin hablar todavía del “amigo americano”, desde hace poco con la cara, o cruz, de Mr. Trump. Analizándolo, a él, a sus pensamientos, y a sus confesadas aspiraciones, viene a ser como un “túnel del tiempo” pero con el que solo puedes ir marcha atrás, y retrotraerse a épocas de “caza de brujas”. Y a uno le da mucho, mucho miedo…

Y como siempre ha considerado, este vecino del mundo, a “este blog como una atalaya desde donde se ve, y se es visto”, estos últimos días se ha obsesionado con que su blog es una casa de cristal, por aquello de ver y ser visto, pero que está colgando de un acantilado. Con el agravante, además, de que este vecino del mundo tiene miedo a las alturas y, lo que es peor, al hombre en sí mismo, y a que el constructor del susodicho “nido de cristal”, aunque sólo sea mental, haya podido “distraer” unos cuantos “dineros” de la construcción, ya que visto lo visto, en este país parece ser lo habitual.


Lo dicho, miedo, mucho miedo, en un mundo de lobos…, de dos patas, que son los peores.

*FOTO: DE LA RED


miércoles, 4 de enero de 2017

ESE MOMENTO "AVA GARDNER"


Si por algo se caracteriza esta época es la de mostrarlo todo sin que se deje nada a la imaginación, y no estoy hablando de sexo, …o sí. Por ejemplo, la cantidad de famosos que han compartido algún momento de su Nochevieja, en su cena, ágape, o cotillón mediante las redes sociales. Como si por un momento quisieran abducir a sus followers/seguidores, nos llevan, sin ningún tipo de preaviso, o petición de permiso, a la sala donde ellos se encuentran, con ese aroma a jamón del bueno, caldos de bodegas famosas, y cuando ya estás aterrizando en el evento, te dan una patada de vuelta, eso sí, con una sonrisa a sabor tres estrellas Michelín. Y te quedas, no compuesto y sin novio, pero sí sin famoso.

Agradecer que ninguno de nuestros famosos haya tenido la humorada de enviarnos imágenes haciendo “pos” mientras dicen eso de “Desde el Hotel Tal, cinco estrellas super-lujo, que, por cierto, está que te ca--s“.

De todas maneras, este vecino del mundo, que es de hacerse muchas preguntas, se cuestiona si las apariciones en Instagram, por ejemplo, iguala al famoso con el resto del mundo, o abre más esa brecha entre, se supone, el rico y el pobre. Aunque, bien pensado, hace tiempo que quedó caduca esa idea de que el famoso tiene que ser, por bemoles, rico. Ahora hay mucho famoso por ser sólo famoso, y de eso no se puede vivir.

La de ahora, es una época muy complicada. Hoy (el día en que precisamente han salido los datos del paro, en su cuarto descenso anual consecutivo y el mayor de toda la serie histórica, iniciada en 1996, según ha informado el Ministerio de Empleo y Seguridad Social) tener trabajo no asegura que no estés pasando hambre, y mucho menos estrecheces económicas. Lo mismo que ser político asegure que te estés dedicando con todas tus fuerzas al servicio público.

Hoy, el que cree que está triunfando, es más de fogonazo de flash e inmortalizar el momento que guardarlo para sí. No sirve de nada el sentir el triunfo o la gloria, los demás lo tienen que saber. Visto desde este punto de vista, Luis Miguel Dominguín, torero y famoso donde los hubiera desde los cincuenta a los noventa, y por cierto padre de otro famosísimo, Miguel Bosé, fue un adelantado, lo que ahora se denominaría como “gurú del famoseo”. Consiguió acostarse con una Diosa de su época, Ava Gardner, pero “eso” de por sí no le servía de nada, si no lo contaba a sus amigotes…, como así lo hizo.

Cada uno, en la actualidad, tiene su Momento Ava Gardner, y lo publicita en cuanto puede …

Todo / Nada ha cambiado con los años… Quizás, como en el cine, la vida ahora solo se trate de un remake, eso sí, mejorado y aumentado.

*FOTO: DE LA RED

lunes, 18 de enero de 2016

EL DÍA QUE BISBAL SIGUIÓ ENTRE NOSOTROS


A medida que vamos avanzando en nuevos inventos que conllevan nuevas costumbres, van apareciendo nuevos delitos o al menos malos comportamientos, como mínimo, a reprochar.


Ayer mismo por la mañana a través de Twitter me sorprendió ver la “etiquetaDEP BISBAL, con la cual se sobreentendía que había fallecido el Señor David Bisbal. Vaya por delante, el aclarar que este vecino del mundo no es un ferviente admirador del almeriense, pero lo que no está bien no lo está aunque el afectado pueda o no caerte bien, o incluso resultarte indiferente.


Ni que decir tiene que la noticia era falsa, y tras el sobresalto inicial, y ya conociendo un poco el percal que puede darse en las redes sociales en general, seguí leyendo opiniones de la gente. Eran los menos los que tras verse sorprendidos por la noticia se alegraban de que fuera mentira, y muchos los que cuando menos hacían chistecitos sobre el tema. Y es que en el fondo la envidia es mala compañera de viaje, aunque solo sea por twitter.


Algunas veces se pueden dar malentendidos, que como resultado pueden dar el hecho de que se dé una noticia que a la postre resulte falsa. Es más, hace unos días pasó dentro del reality que desde principios de año se está celebrando en Inglaterra, “Big brother celebrity 2016”, que es el equivalente al “Gran Hermano Vip” nuestro, en el que por casualidades de la vida está concursando Angela, la Angie de la célebre canción de Mick Jagger, la primera mujer de David Bowie y madre de su primer hijo Duncan Jones, ahora director de cine. Naturalmente, al fallecer el cantante, la organización del concurso estimó conveniente, y desde el punto de vista de este vecino del mundo, muy acertadamente, darle la noticia.


Ella tras salir del confesionario, como vulgarmente se dice, echa polvo, y aunque lo tenía prohibido, se puede comprender que necesitara hablarlo con alguien, y a la primera concursante que pasaba por allí, se lo dijo. Con tal mala fortuna, que solo acertó a decir “David ha muerto”, y su compañera al decirle eso, entendió que David era el “David” que estaba concursando con ellos, y se armó una grande y gorda.


Intenté encontrar el origen, si había sido por casualidad un malentendido lamentable, y llegué a la conclusión de que se había jugado con un tweet (mensaje) mandado por el mismo Bisbal, fechado el 16 de Enero, y que en el original decía:

Hello, it's me.
Hello from the other side!
Me encanta @Adele #Hello

En el citado mensaje Bisbal utilizaba dos frases del último éxito de la cantante Adele, y que en castellano quieren decir:

Hola, soy yo.
¡Hola desde el otro lado!
Porque en la última frase de su mensaje lo aclara: Me encanta Adele y Hello.


Y como hay gente, cuando menos, con mucho tiempo libre, pues se dedicaron a hacer, como mínimo,  “humoradas”. Incluso otro se dedicó a imaginar una historia a lo Romeo y Julieta en el que Chenoa se enteraba de lo ocurrido, y para no cometer ahora ninguno spoiler, hacía lo que pasaba en la obra, y el que no sepa el final de “Romeo y Julieta”, sino quiere leer la obra, por lo menos que vea cualquiera de las películas que se han hecho sobre el mismo tema, e incluso serviría una adaptación, como fue el musical “West Side Story”.



Como blogger que soy además, creo en la libertad de expresión, todo se puede decir pero de buenas maneras, y creo que este vecino del mundo lo practica. Sin embargo, cada vez estoy más convencido de que si en lugar de nacer con un pan debajo del brazo, lo haríamos con una granada para poder usarla a nuestro libre albedrío, más de uno, cuando menos, se quedaría manco. Y es que algunas veces el destino hace justicia.


*FOTO: DE LA RED

miércoles, 23 de septiembre de 2015

DEJARSE ALGO EN EL TINTERO


Lo bueno que tenemos los “bloggers”, blogueros, o sucedáneos, que de todo hay en la viña de internet, es que podemos escribir lo que nos sale de la peineta. Eso sí, algunos tienen una peineta de marca, patrocinada, publicitada o subvencionada por un ente superior, y otros nos las vemos y nos las deseamos para intentar hacernos ver en esa mar procelosa que es la jungla de las redes sociales.

Con la crisis, hay algo que ha aflorado, como cuando una botella con un mensaje es depositada en la orilla de cualquier playa, y me refiero a esos que ya no tienen nada que perder, porque han perdido casi todo, y de lo poco que les queda es una conexión más o menos fiable a internet,  o manera de mandar sus “mensajes” cada cierto tiempo. Y, por lo tanto, una voz para contar sus venturas y desventuras, que como nada hay nuevo bajo el sol, siempre habrá alguien que se sentirá representado por esas cuitas y disparates que la voz, y en este caso no me refiero ni a Frank Sinatra, ni a un morning singer, o cantamañanas patrio cualquiera, sino del bloguero superviviente que no es que haga la guerra por su cuenta, sino que cuenta sus historias, chanzas, o simplemente lo que le apetezca, porque sigue vivito y coleando. Y eso, no es poco.

Este vecino del mundo se confiesa un ferviente admirador de Elvira Lindo en su faceta de articulista, o incluso se pudiera decir de bloguera, ya que expone sus opiniones por la red de redes. Y hace unas dos semanas, se le dio leña al mono, en este caso a la mona, con perdón, todo lo que se quiso y más.

Me refiero a ese artículo (http://elpais.com/elpais/2015/09/08/estilo/1441726397_330245.html) en el que la escritora, Doña Elvira (aunque seguro que no le gusta esta manera de referirse a ella, pero es mostrarle el respeto que otros, al menos en ese momento, se lo perdieron), fantaseaba con una relación con Pablo Iglesias, a raíz de una especie de entrevista que le había hecho Ana Rosa Quintana en la intimidad de la casa del político. Pero, pocos se dieron cuenta, o al menos eso parece, que ella en ningún momento mencionaba su nombre... pero las imágenes de "esa" entrevista eran muy recientes.

Este vecino del mundo, y muy en contra de, al parecer, la gran mayoría de opiniones, considera que la opción de Elvira Lindo cuando menos fue arriesgada, bajo un formato, quizás fue lo que confundió al personal, de esa aparente pequeñez de alguno de sus artículos. Porque hay quien presenta sus escritos bajo trompetas y timbales, y quien, por su oficio, no le da importancia a lo que está diciendo, porque lo importante es decir. Y, si se puede, no dejar al personal indiferente… Y ella, está claro, que no lo dejó.

El personal, que siempre es muy entendido en todo, y para cuando tú, humilde y tranquilamente vas, ellos ya han vuelto, sin resuello, pero ya han vuelto cinco veces, te dicen que desde hace tiempo te has anclado en la nada.
Y tú, te preguntas ¿Por qué me siguen leyendo? ¿Para sufrir ellos, o para que sufra yo a posteriori con la leña que me van a dar?

Está claro que muchos no entendieron esa vuelta de tuerca que la Señora Lindo le dio al reportaje de Ana Rosa, o de lo que puedes sufrir cuando unas imágenes pasan de la retina a una especie de disco duro que de la memoria pasa, primero al riego sanguíneo, y en el caso de Elvira Lindo se le instaló en las entrañas, y de allí salió. Con mucha más mala leche de lo que la mayoría de los lectores parece que se dieron cuenta.

Algunas veces cuando intentas ridiculizar a alguien, te estás fotografiando, en una especie de selfie mortal de necesidad, a ti y a tus carencias. Porque no te estás dando cuenta de que no te has enterado de nada, ni sospechas de ello.

Si estuviéramos hablando de una novela de crímenes, en ese caso se hubiera logrado el crimen perfecto, porque el lector ni se hubiera dado cuenta de que el crimen había sido perpetrado, única manera para que el acto fuera perfecto.


Lo dicho, lo bueno que tiene un blogger es que habla de lo que quiere, y este vecino del mundo se ha despachado a gusto. Y espero fervientemente que hoy los aludidos se hayan enterado de todo. 

Por cierto, para los malpensados, no conozco de nada a Doña Elvira Lindo, lo cual es una pena, ni le debo pleitesía de alguna manera. Pero los hechos, siempre son como son, y si uno cree que se tiene que partir la cara por alguien, pues lo hace, y punto. Porque quien escribe, si algo no debe de hacer es, dejarse algo en el tintero. especialmente cuando el tintero, además, es lindo.

*FOTO: DE LA RED