Mostrando entradas con la etiqueta publicidad. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta publicidad. Mostrar todas las entradas

miércoles, 8 de noviembre de 2017

MEJOR PARA AYER


Hay que tener mucho cuidado con lo primero que oyes del día, y mucho peor con lo que escuchas, porque si fuera,  por ejemplo, una canción machacona, ya tienes pecado para sufrir y expandir a la gente que te rodea, y ese día te padece.

En este caso, este vecino del mundo hoy no ha sido muy afortunado con lo primero que ha oído. Porque a primera hora de la mañana escuchando por la radio algo que ha resultado ser un anuncio, una voz femenina, por supuesto que muy sugerente, ha dicho lo que ha resultado ser, desde mi opinión, naturalmente, la frase pornográfica del día:
-Hola, buenos días, Iberdrola, podemos ayudarle a ahorrar.

Uno no se gasta, lógicamente, un pastón en publicidad para que el cliente ahorre, ni mucho menos. Si no que cuando menos lo emplea como "zanahoria" de muestra, y en ese caso ya está presuponiendo el anunciante, de que el otro, el cliente en potencia, es un burro.

Quizás esta frase sea la más contradictoria que he oído hoy, por supuesto que al margen de todo lo que ocurre  en Cataluña, que por mi salud mental, en este post me niego a tocar.

Aunque para conducta contradictoria, la que me relataron el otro día, y que este vecino del mundo ha podido confirmar plenamente. 

Un señor, más o menos se presupone que lo será, en plena vista para su separación, quería presentar como testigo a su favor, por supuesto que con el visto bueno de su abogado, a la que fue, primero su amante, y ahora su pareja. Gracias a Dios, o al ente que sea,  todavía impera un poco de cordura, me temo que ya sólo lo justo, y la jueza se opuso a semejante cara dura. Porque, de lo contrario, en este caso sí se hubiera cumplido a pies juntilla lo de “además de cornuda, apaleada”.

Ya se sabe que en estos días donde los teléfonos móviles e internet son los mejores ejemplos de la velocidad que impera en nuestros actos. Todo tiene que ser para ayer mejor que para ahora. Y no es extraño que muchos, derechos incluidos, sean atropellados, y solo se les considere como daños colaterales.  ¿Una manera fina de decir que el fin justifica los medios?

*ILUSTRACIÓN: DE LA RED

lunes, 18 de septiembre de 2017

¿DISFRAZANDO AL VICIO?


Muchas veces para ser “vidente” no hay que tener poderes extrasensoriales, o del tipo que sea, sino sólo fijarse en lo que nos rodea, en lo “evidente”. ¿De ahí el nombre?

Por ejemplo, y dentro de unos años, esperemos que no muchos, para que sean menos los afectados, tendremos problemas graves con los ludópatas, de esa vía, que hace algún tiempo, ya demasiado, el gobierno de turno aceptó al permitir las “casas de apuestas”.

Este problema se trató en este blog, ya va para dos años  (https://patxipe.blogspot.com.es/search/label/apostar), y ahora desgraciadamente el tiempo nos está dando la razón.

Estos días en los periódicos se empieza a entrever el problema empezando con el goteo de cifras.

Según datos de la Dirección General de Ordenación del Juego del Ministerio de Hacienda y Función Pública, al rededor de 670.000 españoles apuestan como mínimo una vez al año, cerca de un 30% de los que lo hacen, unos 217.000 ciudadanos, tienen entre 18 y 25 años. Este grupo de personas, échense a temblar, es sólo superado por el de 26 a 35 años.

De acuerdo con los datos del Ministerio de Hacienda, solo en el segundo trimestre de 2017 se movieron en apuestas más de 1.400 millones de euros en España. Con lo cual la respuesta al por qué en su momento se dejó campar a sus anchas a las “casas de apuestas” es obvio: negocio para círculos cercanos, se presupone, al poder, e incluso para el Ministerio de Hacienda, que siempre lo rebaña todo. Aunque seguro, porque todo es opinable, y más cuando se trata de dinero, los políticos y abogados de los interesados, tendrán mil excusas, e incluso muchas más, para certificar  que el permiso para las casas de apuestas se tenía que haber dado incluso antes.

Para generaciones que han nacido con un teclado o con un móvil en las manos, en lugar de con un sonajero, las apuestas por internet son otra especie de juego disfrazado de una app de moda que mezcla deporte, sucesión de datos que da vértigo, y … apuestas. Y el vicio está disfrazado, por mucho que se diga en cada anuncio con la boca pequeña "prohibido a menores de 18 años", de noticias deportivas.

Uno de los puntos que menos le gustan a este vecino del mundo es el empleo de las voces y figuras de estrellas de la comunicación, radiofónica y televisiva, que entre jugada y jugada, dicen una y otra vez, con una naturalidad pasmosa, que ellos ya están apostando e intentan primero abrirte los ojos, para después violarte los bolsillos mientras te encaman con una cálida sonrisa en el lecho de las apuestas.

Cuando comiencen las primeras demanadas de personas, y familias afectadas, como ocurrió en Estados Unidos con los afectados por el tabaco, sería lógico que se les involucrara también a esos que con sus “consejos” pagados, naturalmente, intentan lanzarte al catre de la ludopatía.


Como escuchante radiofónico de primera categoría, este vecino se siente así y a mucha honra, es indignante el comprobar, día sí y día también, cómo cada vez se disfrazan más los límites de la publicidad especialmente en el ámbito “deportivo”. 

,
Hay que tener en cuenta, ya  para terminar,  que en cierta manera abrimos nuestras casas, mediante el oído, pero es literalmente así, a personas que creemos conocer, y que dicho con doble sentido, siempre hemos creído que estaban en nuestra misma onda, y  que con ellas, tanto nuestra cartera como nuestra salud, iban a estar a buen recaudo...
¿Mucho pensar?

FOTO: DE LA RED

sábado, 10 de diciembre de 2016

LA PELA ES LA PELA..., Y MÁS EN EL FÚTBOL


Suelen decir que cuando las barbas de tu vecino veas cortar pon las tuyas a remojar, por eso viendo que al nuevo estadio del Atlético de Madrid le van a llamar WANDA METROPOLITANO y, quizás, por aquello de cada loco con su tema, este vecino del mundo que es seguidor de la Real Sociedad, esta noche ha soñado que nuestro estadio, ya que la pela es la pela y el euro es el euro, se llama, de un día para otro, ELOSKI ATOCHA,  aunque ya no se encuentre el estadio ni en Atocha ni "Eloski" sea una gran superficie oriental. Pero nuestros lectores siempre han sido unos tipos muy inteligentes y, por supuesto, con mucho sentido del humor.


Quizás, y por el juego de las casualidades, el nombre al nuevo estadio colchonero remarca aún más la importancia del dinero, de los anunciantes, de la publicidad en el fútbol. En una semana que ha tenido como epicentro la noticia de que Cristiano Ronaldo pudiera no estar al día con la Hacienda española, por quizás algunos milloncetes de nada, provenientes de alguna posible representación publicitaria, que se pudieran encontrar en algún posible paraíso fiscal.  A todos los "posibles" ya utilizados, añadir "presuntamente", y en cantidades industriales, donde se quiera, a modo de aliño de esta ensalada que en cualquier momento pudiera explotar jurídicamente. 


Sabido es que a las palabras últimamente también las carga el diablo, y parece ser que es más fácil opinar sobre unos que sobre otros, incluso aunque sean del mismo gremio...


Ya se sabe que el rodillo tanto de Hacienda como el de la Justicia misma es lento, pero debemos de creer que justo también, y lo que deba ser, será, aunque quizás lo vean, si lo ven, nuestros nietos. Pero también está muy claro, presuntamente, que toda la ingeniería que se monta para volver loco al fisco, si la hubiere, ya no es una cosa, diríamos que “familiar”, que ni lo ha montado el padre de la estrella, ni el amigo inteligente. Como si se tratara de un coche, todo aparenta, presuntamente también, que viniera de fábrica. Y que si fuéramos los presentadores de la vida misma, al final nos veríamos forzados a decir eso de “así es la vida, y así se la hemos contado”.


Por cierto, y ya este vecino del mundo, no habla de ningún equipo de fútbol determinado, cuando se escoge a alguien como símbolo o efigie de algo, y se le pone todo el interés, de todo tipo, y se le publicita en el mundo entero, atrayendo desde los primeros planos  al gran primer plano, o incluso a ser observado en un microscopio, siempre se encontrará algo, o que su vida es muy aburrida, o que incluso no sabe hacer su cama. Otra cosa será luego, que haya alguien capaz de tirar de la cadena. Pero, ¡ojo!, quizás en ese momento descubramos que por el sumidero de la justicia, y de la vergüenza, desaparecemos prácticamente todos… Como mínimo, porque en algún momento dado, le hemos apoyado a alguien por algo, aunque sea con nuestro silencio, que ya se sabe que también habla, o al menos es elocuente.


¿Qué es lo que más me ha impactado sobre lo que se va sabiendo en el llamado “Football Leaks”?

Que hay, al parecer, entrenadores de fútbol, algunos con imagen de auténticos caballeros, que puedan ganar, todo presuntamente, unos sesenta mil / setenta  mil euros, por estar charlando con una familia, o un grupo de amigos que se han puesto de acuerdo, o lo que sea, que les quieran conocer, durante unos diez minutos… Espero que se me entienda, no es ni por la cantidad de tiempo ni de dinero, es por el hecho en sí.


En esta vida se paga por todo, ese ya no es el punto y es mucho asumir. El punto, al menos desde la opinión de este vecino del mundo, está en eso que se suele definir dentro de la filosofía popular como “el que más tiene, más quiere”. Porque "practicar relaciones públicas” por dinero, estaría a la misma altura de otro tipo de prácticas por las que la mayoría nos rasgaríamos las vestiduras.


Lo dicho, cuidado con el que tire de la cadena, que puede dejar nuestro “campo de vida” como un erial. 

*FOTO: DE LA RED
*IDEA/MONTAJE: F.E. PEREZ RUIZ-POVEDA

viernes, 8 de julio de 2016

TAMPOCO PIDO TANTO, POR FAVOR




Tampoco pido tanto, igual que el lema de la última campaña de El Corte Inglés, tan solo un poco de solaz al menos en los anuncios de televisión, ya que tampoco lo encuentro en una programación televisiva llena de peleas o bien por política o por simple cotilleo.


Siempre se dice de los hombres y a los hombres, que solo tenemos una neurona, y si partimos de eso, la sociedad en general debería de velar por nuestros intereses, los de todos, y una y otra vez nos atacan con publicidad que de inocente y casual tiene poco. Y lo dice alguien que se crio, o sobrevivió, uno ya no sabe, al landismo.


Debemos de recordar que como el tiempo es oro, y más en el cine, y en la publicidad, que todo lo que se ve, nunca es por casualidad, y más si para publicitar algo, incluso se utilizan estudios psicológicos. Si un personaje, por ejemplo, en una película, se ve “casualmente” que tiene una ligera tos, en muy poco tiempo será preludio de un problemático catarro sino de una pulmonía.


Últimamente, especialmente en lo que se ha dado en llamar “redes sociales”, para opinar hay que, y perdonen la expresión, cogérsela con papel de fumar, porque estamos a la última para ver polémica en todo. Hablamos de machismo y de feminismo todos los días del año. Y luego nos la están metiendo, y con perdón por la expresión, incluso en el prime time televisivo, por toda la escuadra.


Anuncios llenos de dulces e inocentes jovencitas que quieren “chili”, este vecino del mundo lo escribe así para no apuntar certeramente, y que casualmente se ponen el recipiente que, por casualidad también tiene un ligero diseño fálico, entre las ingles. Y si protestas, la culpa es tuya porque ves pecado en todo y eres un retrogrado. Es como el famoso  test de Rorschach, el de qué te sugiere los dibujos de unas manchas, pero al revés. Ellos ponen las manchas, es un decir, con los gestos, situaciones, ya estudiadas previamente, y luego la culpa es tuya porque te afecten ciertas imágenes.


Jovencitas, otra vez, sonrientes y contentas por usar tampones, se cuelgan boca abajo, o bajan por peligrosas tirolinas. ¿De verdad que todo eso se experimenta utilizando un tampón?



Mucho se teme este vecino que si seguimos así, muy pronto en muchos anuncios habrá que poner, lo mismo que en las cajetillas de tabaco, "Ver perjudica gravemente su salud, y la de los que están a su alrededor".


En la campaña mencionada al comienzo de este post, y que lleva muy pocos días,  se nos presenta un mundo lleno de juventud, alegría e inocencia, o de traseros sugerentes, lenguas acariciando helados que se derriten, y jóvenes en el zenit de un autobús con el mundo a sus pies. Todo tiene, como mínimo, dos caras o dos lecturas. Y no solo vale el decir: la culpa es del perturbado que solo ve suciedad en todo.


Hay gran cantidad de anuncios que al observarlos, no tienes muy claro “el target”, el objetivo, a quién va dedicado. Por ejemplo, este anuncio, el de la campaña “Tampoco pido tanto”, pregunto: ¿Va dedicado  las jóvenes para que cumplan sus sueños de lugares veraniegos de mucho sol y risas al comprarse esas ropas, o a los padres para que subvencionen  los sueños de sus hijas?



Ocurre que de la misma manera que las empresas de publicidad juegan con nuestras miradas, este vecino del mundo, por casualidades de la vida también, se ha acordado de esas películas del tiempo de Marilyn Monroe, de viejos hombres de negocios, siempre forrados y bien acompañados de sobrinas jovencitas, sonrientes y serviciales, o de secretarias igual de jovencitas, sonrientes y serviciales. Y me he turbado, mucho.




*FOTO Y ANUNCIO: DE LA RED




martes, 16 de febrero de 2016

ANAÏS, ANAÏS, NO ACABES CON EL MACHISMO A CAÑONAZOS




A quién no le ha pasado alguna vez esa sensación de “esto ya lo he vivido antes”.

Esta noche pasada me ha ocurrido otra vez. Al ver en periódicos digitales resúmenes de noticias y,  de pronto, me encuentro con que este sábado pasado la jefa del Instituto Valenciano de la Mujer,  la socialista Anaïs Menguzzato , se descolgó con un tweet de esos que no dejan indiferentes, y que si seguro llega a ser componente de uno de esos partidos que son tachados de extremistas, inmediatamente hubieran pedido su dimisión, en el que dice “Mañana es San Valentín. Ese bendito amor romántico bajo el q se camuflan el machismo y la violencia de género. No lo celebres, denúncialo..”


Y tras apenas unos segundos, en el que me imaginé a un San Valentín con una pintada en rojo sobre él, que decía "machista", y revisando anteriores  artículos en el blog, este vecino del mundo ha recordado enseguida el por qué de esa sensación de déjà vu.


Hace apenas un año, en Enero del 2015 precisamente, Ángeles Carmona  (Presidenta del Observatorio contra la Violencia de Género del Consejero General del Poder Judicial), declaró que quería eliminar el "piropo" porque según ella "supone una invasión a la intimidad de la mujer".


Personalmente, declaraciones de este tenor, y me refiero a ambas, solo se pueden explicar como querer destacar, y que se sepa quién es la que lo ha dicho y en qué cargo está. Y lo más importante, que ese día además ha ido a trabajar.


Por cierto, como este vecino ya sabe cómo va el tema del “machismo”, en este texto he mencionado a Anaïs Menguzzato y a Ángeles Carmona, dos mujeres, no por serlo, sino por intentar apagar incendios con fuego, o lo que viene a ser el machismo a cañonazos.


Seguro que Anaïs Menguzzato, como polític@ que es, pedirá respeto para los que se dedican a la política, y que no todos son corruptos, sino que la gran mayoría están llenos de buenas intenciones. Y ahora nos viene, porque implícitamente lo puede estar diciendo, que el hombre por ser hombre, o la mujer por ser mujer, son machistas practicantes.


Antes de hablar mal del día de San Valentín, o de lo que sea, poniéndole un velo machista, porque eso se puede hacer con todo, me gustaría que, por ejemplo, se diera una vuelta por todos esos programas de televisión en el que la juventud rinde un tremendo culto al cuerpo y a la fachada, y en el que culturizarse, o incluso leer un simple libro parece de friquis, y se verá que es “practicado” por hombres y mujeres.


Por ejemplo, y sin ir más lejos, en esta edición de “Gran Hermano Vip” hay una concursante, Charlotte, y que a este vecino del mundo por su manera de ser le produce gran ternura, es una joven que, como se suele decir, es de buena familia, y teniendo en cuenta que normalmente esa apreciación va ligada al dinero, en su caso diríamos que es de buenísima familia. A ella no le duelen prendas en decir una y otra vez, que se casará con un millonario. Y eso también es machismo, y viene en gran parte de lo que se ve en la propia casa, por decirlo de alguna manera, en los usos y costumbres. 


Este vecino del mundo fue educado, prácticamente, por su madre y por sus tías, y en la senda de que todos somos iguales, y que si quieres que te respeten, tienes que respetar. Y ahí también se incluye hacer la cama y todo tipo de cosas...


Por cierto, la crisis tampoco ayuda, pero como ahí, en la crisis, al menos un poco de culpa sí tendrán los políticos, nos hacen mirar a otro lado, por ejemplo, a fiestas puntuales, como puede ser San Valentín. La fiesta en sí no tiene la culpa, en todo caso la publicidad de las celebraciones sí, pero hay también se mueve el dinero, y mejor no tocarlo.


A todo aquel que ha sentido, y siente, mariposas en el estómago al ver a la persona que tiene a su lado, no se le puede decir que no regale nada en San Valentín, ni en cualquier día del año. Y, Anaïs, si no me comprendes, porque nunca has sentido esas mariposas maravillosas revoloteando por tu estómago, diría que me produces pena, pero me ibas a tachar, seguro, de machista; simplemente te aconsejo que te lo hagas mirar. 


Y, por cierto, para aclarar temas, todo el tiempo que me he referido al amor, lo he estado haciendo simplemente pensando en dos personas, no en un hombre y en una mujer. Espero que se me entienda, porque quizás ahí puede radicar uno de los problemas del machismo, el no tratarse como personas en igualdad de derechos. Sin necesidad de sacar los lanzallamas a la calle.

*FOTO: DE LA RED



martes, 3 de febrero de 2015

¿DIEGO, O RODRIGO?


Me acaba de pasar una cosa muy curiosa. Se han puesto en contacto conmigo para pedirme la dirección de la “agencia”, así la han definido, encargada de hacerme la publicidad en twitter. Intentando teñir de inocencia mi voz, les he comentado que lo que realmente debe de ser importante es el blog en sí, que la publicidad es solo abrir una puerta al blog para que la gente entre.
Tras unos momentos de silencio, me han dicho que todo es cuestión de opiniones, pero que para ellos “soy muy de izquierdas”, que en lo que realmente están interesados es en las frases para publicitar el blog. Intentando dar una sensación de frescura y simpatía les he preguntado:  -¿De izquierdas, o como se dice ahora “transversal”?-
Parece que tanto la pregunta como la entonación en sí les ha hecho bajarse de lo estrictamente correcto, y me han contestado, ya con una entonación de conversación de bar, que todas las ideologías son respetables, y que aunque no conocen la mía, creen que no comulgaría con la suya. A lo que he contestado sin parpadear telefónicamente:
- Efectivamente, comulgar, comulgar, hace mucho tiempo. Y visto que los del Gobierno del P.P. parece que siguen comulgando, y no les va muy bien, ni con la presunta ayuda del altísimo, y eso que siempre se ha dicho que desde arriba se ven mejor las cosas, mejor seguiré sin cambiar mi dieta moral.
Aparentemente confundidos por la rotundidad de mis palabras, y tras unos segundos de gélido silencio me han preguntado: -¿Entonces, no quiere darnos la dirección de la agencia?- 
En ese momento he sentido una especie de “click” que ha denotado la rotura del freno de contención, y ya a tumba abierta les he dicho: -Lo triste del caso, es que están dando a entender que una persona de izquierdas, o transversal, o que posiblemente, según ustedes, de pensamientos insidiosos, no puede expresarse en apenas dos líneas y venderlas, aunque sea gratis, a modo de publicidad, o simplemente para animar a un posible lector a entrar en mi mundo, lo que en realidad es mi blog.
Tras unos segundos intentando recomponerme,  y ahora en plan moviola, ralentizando las palabras, y como haría un torero al final de su faena, gustándose así mismo, he rematado diciendo: - En realidad, ustedes no necesitan una agencia, porque en sí mismos, y solo con su voz, ya representan sus ideales y sus objetivos. Su voz es su mejor tarjeta de presentación.
Cuando parecía que la comunicación, en todos los sentidos, se había cortado para siempre, y con un tono que recordaba a la de un premiado en la lotería de Navidad, me ha dicho: -¿Le importaría que me quedara con esa última frase para mi negocio? Represento a una compañía de telefonía móvil que quiere abrirse mercado, y creo que su frase “Su voz es su mejor tarjeta de presentación” nos puede valer para nuestra campaña. Si no le importa nos volveremos a poner en contacto con usted. Ya sabe, en el trabajo no hay ideologías, hay objetivos.
Aunque han pasado varias horas, acabo de colgar el teléfono. Algunas veces, como ésta, sobran las palabras, e incluso el teléfono. Y solo me acuerdo de esa frase tan española “Donde dije digo, digo Diego”, o “Rodrigo”, como dice el bueno de Chiquito de la Calzada.

*FOTO: DE LA RED

miércoles, 23 de julio de 2014

NI TÍO, NI TÍA, NO SON MANERAS

Ignoro si lleva mucho tiempo anunciándose por televisión, pero en los últimos días este vecino del mundo ha visto un anuncio que bajo un ligero prisma de humor anima a “adoptar un tío”, así, como suena.
Para aclarar el asunto este vecino ha indagado por internet y, por de pronto es una idea francesa, lleva allí casi cinco años, y con relación al mismo tema, este vecino se ha encontrado con las siguientes perlas, en la web. "…un nuevo concepto de mercado cuyo objetivo es convertir a los hombres en productos de consumo para mujeres.”
“..En Adoptauntio.es han tomado desde el principio la decisión de ofrecer un producto atractivo, con un toque de humor y una estética muy cuidada a la vez que desenfadada y cercana. ¿Que cómo funciona? Imaginaros una tienda online en la que venden ropa, zapatos, complementos… ahora imaginaros que el producto principal son hombres y que en vez de “pagar” por ellos, las mujeres son las que toman la decisión de si hablar con un chico o no.”
Lo adjuntado en negrita y en cursiva se ha encontrado en la red, a las primeras de cambio,  a modo de explicación de qué es esa web.
Ahora, imaginémonos que donde dice “tío” ponemos “tía”, y parece que, en una especie de túnel del tiempo,  hemos retrocedido unos años, y de pronto asoma “la mujer objeto”.
Este vecino se ha criado en una familia vasca en la que reinaba, como en casi todas, el famoso matriarcado vasco, y desde pequeño le enseñaron que los hombres y las mujeres son iguales. Y también le inculcaron esa célebre máxima de “no hagas a los demás lo que no quieres que te hagan a ti”.
Este vecino del mundo tiene, lamentablemente, más vida por detrás que por delante, y es difícil, muy difícil, de escandalizar, pero oír ya la expresión “adopta un tío” le humilla, porque si suena mal dirigirse a una mujer, como “tía”, ¿por qué va a sonar bien “tío”?
¡Ah! Lo olvidaba… Está todo impregnado de un toque de humor. En muchos anuncios en los que antes el rol era encarnado por una mujer, ahora lo hace un hombre, pero la mayoría de las veces con un toque de humor. Y es que, en este caso, el humor se utiliza como vaselina para que no haga daño, como tantas veces en cuestión de sexo.
Hace unos años una marca de lavadoras, quiso publicitar la idea de que los hombres se hicieran cargo de lavar la ropa, y para “incrustar” la idea, en el anuncio no se veía  a ningún hombre en ningún momento, digamos que en una “situación normal”, sino vestido con mallas y en gestos, por decirlo de alguna manera, cuando menos “curiosos”.
¿No hubiera sido mejor decirlo llanamente? “Señores, usar la lavadora es muy fácil, la pueden usar ambos sexos, ambos, y a nadie se le tiene que caer los anillos por ello.” Así nos hubiéramos evitado las bromitas, y el mensaje hubiera sido más que claro, nítido.
¿Por qué siempre que se gana una batalla tras muchos años de lucha, y este vecino no sólo se refiere a la igualdad entre hombres y mujeres (que no nos vamos a engañar, todavía no se ha conseguido),  después se cometen los mismos errores, por decirlo de alguna manera, por el otro bando?.¡Ojo! Que la citada publicidad también puede haber sido diseñada por un hombre, para “dorar la píldora” a la mujer. Sea lo que fuere, en ningún caso, es justo.

*FOTO: CAMPAÑA PUBLICITARIA

jueves, 10 de julio de 2014

SIEMPRE PENSANDO EN USTED, O LA VIDA SEGÚN LOS GRANDES ALMACENES

Ayer por la tarde La Nuri, mi sufrida, me pidió una prueba de amor. Quería que le acompañara a El Corte Al Bies, esos conocidos almacenes, para comprobar que en realidad es verano según los productos que venden,  y ...era verano.
En esos sitios cada vez que encuentras un hombre despistado, cerca de él hay una mujer, que en un mar proceloso, sería una especie de boya marcando territorio. Por eso en unos grandes  almacenes, el hombre acompañante solo está de “cuerpo presente” porque su espíritu, solo su espíritu, es ya libre, y  este vecino empleó el suyo para fijarse mediante los altavoces el tipo de publicidad que hacen. En hora y media o dos horas, recibí un curso, que lo envidiaría cualquier universidad americana. Más que una manera de vender, es en realidad una manera de ver la vida, llena de inmensas perlas. Es la vida según El Corte Al Bies.
Se comienza siempre con la sombra de un problema que, sin duda, El C.A.B., te lo arregla, previo paso por caja, que es la premisa que nunca se puede soslayar.
Imaginemos que me he levantado hoy no muy creyente, o en otras palabras, “no muy católico”. Diríamos algo así: 
-Se ha levantado un poco deprimido, si literalmente no se ve nada bien, pase por el departamento óptico de EL C.A.B., y haremos en un pis-pas que hasta se reconozca en el espejo, e incluso al irse podrá ser capaz de ver su factura por usted mismo.
Ya lanzados, podemos incluso plantear verdaderos problemas, en los que El C.A.B., sin duda también le puede ayudar:
-¿Su mujer le acaba de plantear el divorcio, y usted no se lo esperaba? No se preocupe, visite el departamento jurídico de El C.A.B., y tranquilo, porque si la cosa va a más, estos mismos almacenes, siempre pensando en usted, le ayudarán en la búsqueda de su nuevo hogar si visita nuestro departamento inmobiliario.
Incluso para demostrar que se pueden hacer compras personalizadas, porque cada cual es cada cual, vendría bien recordar:
-¿Está cansada de su actual pareja? Ya no sabe cómo hacerle ver que lo suyo no funciona. Quizás el departamento de viajes de EL C.A.B. tenga la solución a sus problemas con los viajes a los más recónditos lugares, pero, ¡ojo! recuerde que no son unos viajes cualquiera, porque son solo de ida, y él,  ahí está el matiz, aún no lo sabe. Por lo que estos viajes son algo más que eso, con momentos que sin duda le harán reflexionar, y todo eso en un entorno privilegiado, porque para eso también somos el número uno en agencias de viaje.
Y es que el mundo según El Corte Al Bies, y el de todas las grandes superficies, no será más feliz, pero sí más caro, mucho más caro.

*FOTO: DE LA RED, SEGÚN UNA IDEA DE PATXIPE

jueves, 15 de mayo de 2014

EL PODER DE CIERTOS PERSONAJES

Más de uno de mis lectores me ha preguntado alguna vez sobre cómo me vienen a la mente los temas que trato en mi blog. La verdad es que cada post sería un mundo aparte. Por ejemplo hoy, hace un rato, estaba mirando en Twitter los “temas tendencias” del momento. Obsérvese, por favor, y para echarse flores a sí mismo, que de vez en cuando no viene nada mal, el esfuerzo de este vecino del mundo, para NO utilizar el término inglés “trending topic” que ya es bastante cargante. Y uno de ellos, con la “etiqueta” (el famoso “hashtag” que para este vecino siempre ha sonado a insulto) PersonajesOlvidadosDeLaHistoria, le ha retrotraído a su niñez.
Mientras algunos usuarios de twitter hacían mención de, digamos, personajes secundarios de la historia, a este vecino la mente le ha llevado a aquellos nombres que, en cierta manera, forman parte de su niñez.
María Sarmiento, porque su final, de todos conocido, a todas luces siempre me pareció incierto, incluso siendo niño. Siempre me ha dado la sensación de que en cualquier momento volveremos a tener noticias de sus andanzas. Y puestos en plan filosófico, y esta sería otra versión, digamos que es un claro ejemplo que de incluso los más bajos momentos siempre se puede llegar a tocar la gloria. 
Jorge y sus tripas, por qué se estiraban y se encogían. Un claro caso para consultar a Iker Jiménez.
El célebre "tocador de señoras", que todo el mundo en realidad piensa que es un mueble, y este vecino, desde que oyó esta expresión en su niñez, está convencido de que existir, existe, pero que además tiene una buena coartada para despistar al personal.
Este vecino va a mencionar ahora a dos hombres, y que han dado muy mala prensa a nuestro género. El primero sería el famoso “hombre del saco”, y del que tantas veces hemos sufrido amenazas para comer todo lo del plato, o comportarnos bien, y el segundo, al que incluso le dedicaron una canción aun siendo tan malo, el famoso “hombre de los caramelos”, que a pesar del nombre no era representante de caramelos, o dulces varios, sino de los más bajos instintos, y nunca mejor dicho por lo de “bajos”.
Ya en estas últimas décadas, a este vecino se le ocurren dos personajes, ambos relacionados con la publicidad, y por casualidades de la vida, con la Navidad.
¿Qué fue de Edu, aquel niño un tanto repipi y sabiendo, que durante dos navidades nos felicitó, y sin duda hizo sufrir, por las bromas que sin duda recibieron, a todos aquellos que se llamaban como él?
Y ya para terminar voy a nombrar al personaje, sin duda, más querido por este vecino, y que su desaparición de las pantallas, resultó sin duda todo un trauma al que todavía no ha podido, ni querido, sobreponerse: el calvo de la lotería.
Aunque la finalidad de su creación fue cien por cien comercial, su imagen mezcla de un enigmático “Kung-fu” y hombre intemporal que se mueve entre la realidad y los sueños fue todo un hallazgo, y que la misma empresa que “lo contrató”,  y hablando crudamente, “lo mató”, porque quizás había sobrepasado a la misma empresa y en cualquier momento podía volar en solitario, porque ya era “el calvo de la Navidad”.
De todas las maneras, con todo ésto se demuestra, lo difícil que siempre resulta gestionarse la niñez, porque uno intenta separar la realidad de la ficción, y todo lo que le rodea, familiares incluidos, no ayuda.

*FOTO: DE LA RED