Mostrando entradas con la etiqueta musas. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta musas. Mostrar todas las entradas

martes, 7 de noviembre de 2017

LA NOCHE DEL BLOGUERO


Hay momentos en los que uno se despierta como si cayera de la arista del K2, ha sido el caso, y se sorprende sentado en el sillón de la sala mientras tiene la inequívoca sensación de que por la ventana acaban de irse sus musas. Ha venido a visitarle la inspiración, pero no le ha pillado trabajando.

El bloguero en su sentido estricto vive en un continuo estrés dejando ya atrás un asunto vivido y depositado en su blog, mientras busca en lontananza otro artículo del que hablar, y que a él verdaderamente le resulte interesante.

En cierta manera, y salvando las distancias, un blogger se encuentra siempre en la noche que lleva al día de Reyes Magos, una noche de inocencia plena trufada de ilusiones, preguntándose continuamente qué le traerá el destino.

Es de suponer que lo mismo que cada maestrillo tiene su librillo, cada blogger tendrá su mundo, y habrá quienes ya tendrán prefijados temas en cada época del año, más que nada por aquellos que tienen firmas o empresas  a las que “ayudan” con su camuflada/descarada publicidad, disfrazada de descubrir nuevas sensaciones en artículos consumibles. Es una opción. No está ni bien ni mal.

En este blog, en A TROCHE Y MOCHE, se observa en seguida, como detalle inherente a su ADN, que el autor se define continuamente como “vecino del mundo”. Una manera de describirse, descubrirse, como continuo mirón/degustador de su entorno.

No es lo mismo lo que tú te crees ser, a lo que los demás ven de ti. Y en ese juego vive/se nutre este blogger en ese “blog personal”. Y cuanto más fresco de ideas, mejor funcionará el juego de las apariencias: observar y ser observado. Porque lo que ves de los demás, en ningún caso te es ajeno, ya que en las descripciones que hagas, en parte, siempre hablarás también de ti, porque sólo puedes hablar del mundo que tú has descubierto. Julio Verne nos dejó hace mucho tiempo, y los demás de videntes hemos pasado a ver lo evidente.


Voy a recolocarme todo tras la caída de la arista de ese K2 metafórico. Al menos este “accidente” ha sido fructífero, y ya tengo mi nuevo artículo. Ha acabado la noche del bloguero, y las luces de un nuevo día alumbran ya sus opiniones.

*FOTO: DE LA RED

jueves, 19 de octubre de 2017

EN DEFENSA PROPIA

He llegado a la conclusión de que mis musas, si es que no han dimitido, y como un desodorante cualquiera han decidido dejar de acompañarme, “a media tarde”, o a cualquier hora, deben de estar cerca del asunto catalán. 

Porque llevo varios días que no coincido con ellas, y es que he decidido desintoxicarme de todo asunto de “actualidad”. Porque si te dejas llevar, o peor, te implicas, te adentras en un mundo de medias verdades e incluso de verdades-mentiras, o viceversa, que no te dejan vivir.

Bastante “hemos” sufrido, y me he permitido incluiros, porque hay que ser insensible, para no haberte sentido abatido con todo lo ocurrido en Galicia y Asturias este fin de semana, e incluso en días posteriores.

Esos incendios, que mucho más allá de las pruebas, la lógica te hace ver, ya en un primer momento, que han sido provocados por, cuando menos, unos hijos de malos padres (repartiendo responsabilidades por la educación, o muy posiblemente, por la falta de ella). Y que no me vengan diciendo, que son “pirómanos”, que lo son, pero no desde el punto de vista de enfermos, sino sólo desde el hecho de que provocan fuegos.

Habrá duchos en la materia que, en su momento, tendrán que hablar. Pero está claro que las leyes que regulan los incendios, se han debido de quedar cortas hace años. Porque alguien debe de seguir sacando beneficio provocando zonas calcinadas. Y no debemos olvidar a los que les han arrebatado su vida, por el momento parece ser que cuatro personas, y a los muchos que en pocas horas, y se dice pronto, lo han perdido todo.

Antes, los solitarios, podían sentirse un poco más acompañados con la que ya entonces se denominaba “caja tonta”, la televisión. Pero, ahora, para ver la tele, cuando menos es aconsejable, poner a buen recaudo la cubertería, y todo objeto que pueda ser usado para cortarse las venas.

Porque prima, a horas decorosas, noticias tan inquietantes, que pudieran ser acompañadas por la banda sonora de “Tiburón”. Y además envían, los propios canales, a sus, en teoría, mejores profesionales a cubrir in situ todo tipo de tragedias, o cuando menos, momentos, que por algún motivo, y el tiempo lo dirá, puedan convertirse en históricos.

Y a ti, espectador de primera fila, te bombardean con informaciones, y peor, declaraciones de los implicados, de sea lo que sea, intentando que veas “las cosas” a su manera. Y tú, te puedes llegar a sentir, una especie de Doctor Jekill, y Mister Hyde, intentando comprender a todos.

Lo  dicho, si mis musas siguen tomando notas de la actualidad, creo que no nos vamos a ni tan siquiera cruzar, durante mucho tiempo. Más que nada para salvaguardar mi salud mental, o lo que ya quede de ella, si queda.

*DIBUJO: DE LA RED

domingo, 15 de enero de 2017

CAMPOS QUE DAN QUÉ PENSAR



Hoy he entrado en un periódico digital y lo primero que leo en una especie de ruleta rusa del destino es que la Cadena Alegre ha ganado mucha audiencia este viernes pasado con uno más de los docudrama de las Campos. aunque eso sí, hay que tener en cuenta, cosa que no dice ese periódico digital de marras, que esta semana tampoco ha habido (y ya van...) "Tu cara me suena".

“Docudrama” no sería el género exacto del programa,pero este vecino del mundo prefiere ese apelativo, porque en realidad sí es un drama, como diría un hijo mío, que a la peña le gusten estas cosas. Aunque en realidad, me imagino que mayoritariamente habrá sido un público femenino y adulto. Ya que a esas horas de un viernes cualquiera, lo que es la peña, peña, estaría en cualquier parque mal iluminado, pegándole al botellón. Lo cual también sería de analizar…

Como la Nuri mi sufrida estaba viéndolo, y no es excusa, para que yo reconociera o no, que vi el programa (lo hice unos diez minutos, más que nada para que mi mujer viera que le “acompañaba en el sentimiento”), y llegué a la conclusión, de que las mujeres toleran mucho más el acto de que una pareja, sea quien sea, se separe, si es ella la que toma la decisión de que ésto ocurra, porque ya parten de que sí lo ha hecho, es que o ya estaba hasta el gorro de su “acompañante por la vida”, o que tenía que soltar lastre para triunfar en el tipo de vida que ella deseaba.

Sin embargo, si un hombre lo hace, el público femenino es más de “Cómo ha podido hacer eso  y dejar una familia rota. El hombre (porque ellas son mucho de generalizar  y si un hombre les hace algo, eso está en el ADN masculino) siempre ha pensado con la otra “cabeza”. Y seguro que ya tiene alguna jovencilla en la recámara, porque “el hombre”, otra vez, nunca puede estar solo".

La verdad es que no quería hablar de esto, aunque no lo parezca, sino del hecho de cómo tiene que estar un país para que rompa audiencias, o casi, un programa del que si no estoy mal informado ya debe ser  el tercer o cuarto capítulo, de las andanzas de tres españolas, en busca de autor...
Muchas veces, especialmente cuando este vecino se cabrea, así en general, se suele referir a nuestra España, como un gran cortijo, con señoritos y curritos, pero, en realidad, “somos”, porque nadie se tiene que escaquear, vecinos de una gran escalera de vecinos donde nos hablamos a voces, y aprovechamos, además, si alguien no ha salido hoy al descansillo, para ponerle de todos los colores.

Es domingo, muy temprano, y la sombra de la depresión, lo noto, me está acechando.

Me voy a poner un poco de música, concretamente, de Andrea Motis, una joven jazzista, catalana, que pronto dará mucho que hablar, y que la recomiendo encarecidamente, y voy a contemplar, por la red, óleos ajenos, para que mis musas los sopesen y me alumbren sobre lo que debo buscar en el siguiente lienzo en blanco, que ya me está mirando…

No quiero dar una pose equivocada, no soy un erudito en nada, pero sé lo que no me gusta, y es mirar en el ombligo propio, o el ajeno, porque en el mejor de los casos encontrarás mucha porquería, al que algunos lo llamen docudrama, o simplemente “documental”, aunque los documentales, en general, tampoco tengan la culpa.

Si me buscáis para algo, ya sabéis por dónde no debéis hacerlo, aunque, por supuesto, este vecino del mundo, respeta todo tipo de opiniones. ¡Faltaría más!

*FOTO: DE LA RED

domingo, 19 de abril de 2015

EL DÍA MUNDIAL DE "ALGO"



Aunque hoy es día festivo, domingo concretamente, al bajar al portal había un guirigay montado que parecía el Congreso de los Diputados en el momento de hacer una votación para subirse el sueldo. Cuatro mesitas preparadas en las que se recogían firmas, y al frente de cada una el respectivo encargado de llevar el tema. Tras preguntar, me he enterado de que eran para conseguir que fuera el día mundial de algo.

Tras el consiguiente recibimiento/despertar, este vecino del mundo se ha enterado de que hoy debe de ser “el día mundial de la bicicleta”, y la Señora Lourdes, la del tercero, recogía firmas, para que se establezca el día de la viuda gallega, porque cree, no está segura, que si el día de la viuda existe, seguro que el de la viuda gallega, como es su caso, no, y quiere conseguirlo.

Por otro lado, estaba Ramón, el portero de la finca, recogiendo firmas para conseguir el día mundial del portero de fincas. A su lado estaba Doña Flor, cotilla oficial del edificio, que naturalmente abogaba por el día mundial de los cotillas. Pedía que todos nos quitemos la máscara, porque según ella, y este vecino del mundo está bastante de acuerdo, todos llevamos un cotilla dentro.

Al frente de la cuarta, y última, mesa estaba Don Abelardo, el vecino del sexto, que en todas las reuniones siempre se opone a todo, y naturalmente pedía firmas para conseguir el día mundial de la oposición. A poco que se le preguntaba a Don Abelardo, que ya setenta años no cumple, se le hinchaban las venas del cuello, y comenzaba una arenga que de tan tenso que se ponía, este vecino juraría, que incluso levitaba. Nos ha dicho, que si la oposición no existiera, el hombre no hubiera evolucionado. Quizás no le falte razón, aunque para este vecino “oposición” no está alejado de la expresión “crear una comisión que estudie…” y la experiencia nos dice que cuando una comisión se crea, si el proyecto llega a concretarse, lo verán, con suerte, nuestros nietos.

La verdad es que con todo ésto del día mundial de algo, sería preferible que todos los calendarios, esos que compramos o nos regalan en época navideña, en lugar de incluir el famoso santoral, deberían de  “advertirnos” de cada día mundial. Más que nada por si decidimos ese día no salir a la calle. 

¿No os parece que eso del "día mundial" es una especie de carnaza para darnos un tema en el que pensar, y no reflexionar sobre otros asuntos?

Ya tengo preparada la mesita plegable de la playa para bajarla al portal en cuanto termine este post. Pediré firmas para el día mundial del día mundial, que será otra manera de rizar el rizo de la utopía, que a este vecino le parece que cada vez se está haciendo más pequeña. Y si la utopía desaparece, las musas se quedarán sin patria.

*FOTO: DE LA RED

miércoles, 11 de marzo de 2015

ESE LARGO BAILE DE MÁSCARAS



Uno no es supersticioso porque trae mala suerte (broma), pero sí suele hacer una especie de rituales, difíciles de definir, cuando las musas parece que se han ido en un viaje del IMSERSO, porque, digamos, que mayores tienen que ser un rato. Y llevo puesta la camisa de pensar, esa camisa que siempre que me la he puesto han salido posts, o artículos, potables, pero como se decía antes: ¡Hoy no hay tu tía! Y es que cada día está más difícil eso de hablar de algo no reiterativo en esta España (no nuestra, sino de los bancos) que se repite más que el ajo, y en eso tengo que dar la razón a Victoria Beckham. 


Con las elecciones, ahora en Andalucía, pero dentro de un tiempo en toda España, cada partido ha sacado su chiringuito electoral a la calle y se están adueñando de calles, plazas, mercados y cualquier sitio en el que se pueda hacer demostración de su producto, al más puro estilo de “Avon llama”. Y con un poco de imaginación se pueden oír frases como:  Si utilizas nuestro programa electoral como ha sido diseñado por nuestros profesionales, se te quedará una piel limpia y tersa.


Y el que no está en época electoral, está promocionando un libro sobre sus memorias. Como es el caso del Señor Bono, que ya va por el segundo volumen, éste titulado “Diario de un ministro”. Además el negocio es perfecto: Toda una vida, o casi toda, en teoría a nuestro servicio, y cobrando por ello. Y ahora, si quieres saber lo que le ocurrió mientras trabajaba para nosotros…, pues eso a pasar por caja.


Se imaginan ustedes que pagan todos los estudios de sus hijos y cuando llegan las notas de los chavales, éstos te piden que si las quieres ver que recuerdes que “necesitan” una bici, o unas vacaciones con su nueva novia… Pues poco más o menos eso es lo que este vecino opina de las memorias, de todo aquel que se ha dedicado al “interés de una nación”. Con el agravante además de que se pudiera merecer más de un tirón de orejas, si lo confesado ahora, pudiera haber llevado a alguno en su momento a dimitir, por ejemplo, o ante un tribunal.


Este vecino del mundo desde hace tiempo lleva incorporado el chip “todo-es-posible-en-este-mundo-de-lobos”. Y ya no se rasga las vestiduras ni por nadie ni por nada, pero lo que ha trascendido, en el citado libro, de una conversación mantenida en su momento por el Señor Zapatero, entonces Presidente del Gobierno, y el ahora presidente de la Generalitat, Artur Mas, quien dijo al primero: "Tú ve poniendo más dinero, que yo iré quitando lo de nación”, más que fuerte puede actuar como una enorme lavativa y “desatascar” lo que se ha venido en llamar “el problema catalán”, cuando en realidad no son ellos precisamente los que tienen el problema, si lo es, sino el resto de España.



¡Vamos! Hoy más que nunca se puede denominar la vida como un largo baile de máscaras, en el que la mayoría no se quita la suya, ni para echar el cigarrito de después; ustedes ya me entienden…


*FOTO: DE LA RED

miércoles, 17 de diciembre de 2014

EL GATILLAZO DE LAS MUSAS

Últimamente parece que se está poniendo de moda en nuestro país el miedo escénico. Primero fue Pastora Soler, en dos ocasiones, y hace unos días Joaquín Sabina, ambos en plenos conciertos.
Seguro que habrá más de uno que pensara que eso es lo que ahora se denomina como “postureo”. Este vecino del mundo sin embargo piensa que es algo muy serio, y que como no encuentres la manera de revertirlo te puede cambiar la vida, porque incluso corres el riesgo de tener que dejar lo que se supone más te gusta.
Este vecino del mundo entiende muy bien lo que les ocurre (y con ello no pretende ponerse, ni a su altura, ni medallas que no le corresponden) porque en cierta manera a un blogger le puede ocurrir lo mismo, solo que a él nadie le va a ver caído encima de su teclado, ni sentado en cuclillas en la esquina de una habitación, al más puro estilo Norman Bates. Lo máximo que ocurrirá es que su post no saldrá y luego, dependiendo de cada uno, será libre de confesarlo, o disfrazarse con esa frase de que “las musas no han aparecido”.
La vida poco a poco nos va llevando por caminos que quizás ni los habíamos preparado ni asimilado, y un buen día te das cuenta de dónde estás y la responsabilidad de tu trabajo, o de tu afición, y ahí pueden entrar esos ahora famosos miedos.
El Señor Sabina, al bajarse del escenario ese día en Madrid, y pedir perdón, se refirió a lo ocurrido como que le había dado un Pastora Soler, y hubo gente que se lo tomó como que había hablado mal de ella. ¡Es curioso! Porque hace bastantes años, el mismo Sabina cuando tuvo otro problema de salud, se refirió a ello como que “le había dado un marichalazo”, y nadie se quejó (de la familia real no trascendió ninguna queja tampoco). Muy al contrario, la gente hizo los chistes pertinentes, e incluso impertinentes. Porque, seamos sinceros, si algo nos caracteriza a los nacidos en esta piel de toro es reírnos de todo, y si es nuestro vecino mejor que mejor.
En realidad ese miedo escénico, y por supuesto que se admiten todo tipo de opiniones, no es otra cosa que un “gatillazo mental”.
Lo mismo que te puede ocurrir en la cama en las lides amatorias (esa noche que ves el lecho tan grande, y tú, ese es el problema, tan pequeño), te ocurre también delante, aunque no sea físicamente, de tu público, quizás por esa comunión que se crea entre artista y público. De repente eres consciente de lo que tienes enfrente, y se empieza a remover esa base, que a lo mejor no sabes ni que te estaba soportando, y te entra el miedo a caerte. Quizás si los mismos pájaros pudieran analizar el poder que tienen con sus alas, su mismo vuelo más de una vez se pudiera complicar.
El problema de todo ésto es que como no le encuentres una pronta solución, puedes sufrir el efecto bola de nieve, y hacerse cada vez más grande.
Por lo leído hoy en las redes sociales, parece que ayer el Señor Sabina salió triunfante de su segundo concierto en Madrid, aunque más de una vez, a partir de ahora, al ir a comenzar otro concierto, mirando al backstage se pregunte dónde se encuentra el siguiente gatillazo.

*FOTO: DE LA RED