Mostrando entradas con la etiqueta musa. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta musa. Mostrar todas las entradas

jueves, 18 de mayo de 2017

MÁS DE MUTANTES, QUE DE MUSAS...


El otro día alguien, concretamente una seguidora de mi blog, me preguntaba qué sentía al escribir un post.

La verdad es que cada artículo sería un mundo, y en muchos te dejas llevar por las tripas, por mucho que te des una franja de seguridad de una o dos horas, para no escribir con la boca, o con la mano, caliente, y no te dejes llevar por la situación descrita.

Aunque lo que le dije, en realidad no fue eso, sino algo más descriptivo, y que tiene mucho de verdad.

Mira, en realidad, te puedo dar dos imágenes cinematográficas para que me comprendas. Escribir, al menos como yo lo hago, tiene mucho de dejarse llevar por el sentimiento, aunque tengas cuidado en no faltar a nadie, y utilizar mucho la ironía. Una especie de niña de “El exorcista” escupiendo todo tipo de objetos textuales; eso sí, recordándolo  prácticamente todo al final de cada posesión, sin esconder la mano que ha podido tirar piedrE as.

La segunda imagen, también sería cinematográfica. Y es ese mutante de Desafío Total, que de su barriga sale ese pequeño ser que recuerda al Pujol Ex-Presidente, ahora más cerca de “esposo de la madre superiora” que del “Honorable” que una vez fue."

¡ Cómo han cambiado las cosas! Ahora parece que venden más los seres mutantes que apelar a que vengan las musas…


Y es que con los tiempos que corren de políticos-chorizos, arribistas y similares, es más fácil dejar, incluso en la ficción,que te entren en casa para llevarse algo, que que te dejen algo bueno, musas incluidas, o una simple idea para un artículo… Y eso, que este vecino del mundo no está ni en Madrid, ni en su Comunidad, que parece que aburrirse, no lo hacen, al menos unos cuantos...

*FOTO: DE LA RED

jueves, 6 de agosto de 2015

PENSAMIENTOS F.M.



Puede que este vecino del mundo sea raro, incluso muy raro, pero algunas veces me pongo a escribir para comprobar no sé si lo que estoy pensando, sin saberlo, pero sí lo que me inquieta. Ignoro si a eso se llama “musas”,  pero están ahí, en una especie de segundo nivel, escondidas de la realidad pero trabajando como hormiguitas. Solo hay que saber que están y por dónde, y buscarlas. Este vecino del mundo lo llama pensar en FM (fuera de la moral, o dicho de otra manera, a calzón quitado).

Ayer salieron unas nuevas encuestas en las que, según parece, el Partido Popular ha cogido nuevo brío, y sigue siendo la primera fuerza electoral. Hay que aprender de la historia, y si la literatura en primer lugar considerada como “fantástica”, de un tal Julio Verne, al final se convirtió en obra de todo un visionario, al tomar cuerpo sus ensoñaciones,  no va a ser este vecino del mundo quien diga que esas encuestas están equivocadas. Sin embargo, si sería de preocupar que cuanto menos  piensan en nosotros, a los del gobierno me refiero, más pensemos en ellos como padres tutores del futuro de nuestros hijos, e incluso nietos.

Y es que en realidad de eso se trata al poner el futuro de ellos, de los nuestros, en sus manos. La duda que tengo, inocente, siempre inocente, como os podéis imaginar es que, al menos según presuntos hechos, no saben distinguir la importancia de ciertas cosas. Mientras han dado presunta cobertura a celebraciones de cumpleaños a particulares, o particulares fiestas de cumpleaños a gente de su entorno, con nombres y apellidos, que es lo mismo, a la hora de dar cobertura a ciertos entornos sociales se deben de encargar organizaciones no gubernamentales, que no nos engañemos, cuya financiación sale del mismo sitio: de nuestros casi anoréxicos bolsillos.

Quizás al final no sea este vecino del mundo el único que piense en una especie de segunda dimensión, que solo sabremos que existe cuando realmente la busquemos en momentos importantes, como puede ser la búsqueda de un nuevo pastor de la manada para salvaguardarnos de los lobos, y que no se alíe con ellos.

Preocupante lo que hoy estoy pensando en esa segunda dimensión, pero más preocupante puede ser lo que pueden estar pensando en ese mismo nivel FM, o a calzón quitado, personas a las que en un tiempo cercano, podemos llegar a poner el futuro de nuestros hijos y nietos en sus manos…Y me temo que en ese momento, las musas ni nos van a ayudar, ni van a querer.



*FOTO: DE LA RED

domingo, 16 de marzo de 2014

CARTA A UNA DESCONOCIDA

Querida desconocida:
Habíamos quedado esta mañana, o al menos eso creía. Te he esperado, varias horas, primero con nerviosismo, luego con esperanza, y por último con pesimismo.
Muchas veces has aparecido cuando me encontraba triste, o simplemente no me encontraba. Otras veces recordando mi niñez o juventud, te has encargado de que ahondara en escenas casi olvidadas, en días desenfocados por el paso del tiempo. Hoy, sin embargo, te has negado a venir.
Siempre me has dicho que para que aparezcas tengo que trabajar intensamente, y como gran conocedora del ser humano, quizás  has llegado a la conclusión de que hoy hacía que trabajaba, en lugar de trabajar, y por eso no me has creído merecedor de tu presencia.
Algunas veces, cuando era joven, te taché de cruel y de gustarte poner el dedo en la llaga en momentos en los que la herida del amor no dejaba de supurar. Encendías mi luz cuando solo quería estar a oscuras y que las luces del alba trajeran un mundo nuevo o al menos diferente.
Aunque siempre has intentado llenar de belleza, o al menos de curiosidad, los momentos de caos, hay situaciones en que me desorientas o me sorprendes.
Habíamos quedado esta mañana, o al menos eso creía, y ahora sí me siento realmente solo, tanto como un día sin mañana, una novia sin velo, o una pérdida sin por qué.
Con sólo sentirte haces que ordene el álbum de mis recuerdos, que mire sin miedo el recorrido de mis sentimientos, el sentido de mi vida, las promesas cumplidas e incluso las que murieron antes de ser prometidas.
Espero que tu ausencia no sea definitiva, que sea un malentendido en un mundo sin sentido. Por eso te escribo, querida musa, para que sepas que seguiré visitando los mismos lugares y vistiéndome de sentimientos y recuerdos, nuevos y viejos, mientras  espero a que vuelvas, para que solo seas tú quien me desnude.
No te conozco, pero no puedo olvidarte.
Tuyo siempre, pero eso, ya lo sabías.

*DIBUJO: DE LA RED

miércoles, 12 de marzo de 2014

¿MUSA O MUSARAÑA?

Lo que son las cosas. Ahora este vecino se acaba de enterar de que lo mismo ayer, y caminando por Donosti, se pudo cruzar con Yoko Ono, que estuvo cenando en nuestra ciudad, y que en la citada reseña del periódico digital, es calificada como “artista conceptual” y protagonista de la exposición retrospectiva que le dedica el Museo Guggenheim de Bilbao desde pasado mañana.
A este vecino aunque hay conceptos que le suenan, éste último le caía un poquito grande, y por eso mismo se ha estado informando:
ARTISTA CONCEPTUAL, también conocido como idea art, information art o software art, movimiento artístico en el que las ideas son un elemento más importante que el objeto o su representación física, por lo que la idea de la obra prevalece sobre sus aspectos formales, quedando la resolución final de la obra como mero soporte.
Este vecino siempre disfruta siendo un poco malo, por lo que más de un presunto vago, al que vemos que está todo el día, presuntamente también, sin hacer nada, en realidad se podría calificar así mismo como artista conceptual, ya que puede llevar su taller de artista en su cabeza, y solo necesita el brazo ejecutor de todos sus conceptos.
Al enterarse de todo esto, a este vecino le ha venido a la mente una escena que presenció hace unos años por televisión y que le dio mucho que pensar.
Era un documental sobre John Lennon. Ya se había separado de sus compañeros, y tenía un grupo propio. En el momento recogido por las imágenes en cuestión, el Señor Lennon estaba ensayando e improvisando una nueva canción. Cada cierto tiempo, y después de cada parte improvisada, dejaba todo el grupo de tocar, y él se acercaba a su mujer que observaba todo el tiempo, y le preguntaba lo que le había parecido. Y todo el tiempo recogido en el citado documental, Lennon hacía lo que le decía su esposa, sin ponerle ningún pero.
Aquello me impactó profundamente, y me dio mucho que pensar sobre la figura del entonces ya desaparecido artista, y sobre esa frase de que “Detrás de un gran hombre siempre hay una gran mujer”.
Hasta aquí puede quedar todo claro, o no, depende del entender de cada cual. El problema es, si os puede venir a la mente, la siguiente variante que en ese momento le vino a este vecino.
Imaginaros que la artista era mujer, y al que consultaba era un hombre, su pareja, ambos anónimos. ¿No podríamos pensar, en esa misma escena, que la mujer podía estar siendo coaccionada psicológicamente por su pareja?
Hace tiempo aprendí  que a una persona sin ningún recurso y con un comportamiento extraño, se le cataloga como “un pobre raro”. Sin embargo si  la persona que tiene el comportamiento extraño, está forrado, es decir, multimillonario, será definido cuando menos como “extravagante”.
Ahora comprendo que hace muchos años, en mi época de estudiante, cuando más de un profesor me echaba la bronca por estar mirando a las musarañas, en realidad era yo quien les tenía que haber abroncado a ellos, y advertirles de que estaban asistiendo al nacimiento de un artista conceptual y no se enteraban de nada, y de que las musarañas en realidad eran, simplemente, musas.

*FOTO: DE LA RED

sábado, 20 de julio de 2013

BUSCADORES DEL EDÉN


Siempre se ha dicho que si estás esperando a la musa, para practicar alguna de las artes, es preferible que te pille trabajando. En mi caso se ha demostrado en múltiples ocasiones que sé dónde están mis musas, y por eso cada vez que se me resiste alguna idea, o más bien ando escaso de ellas, me doy una vuelta por el supermercado que está cerca de casa, y siempre vuelvo con algo.

Tenía miedo de confesar eso, porque tal como están las cosas cualquier día se inventan algún impuesto por desgaste de musa o algo parecido, y tenemos que dejar hasta las pestañas.

Visto en las estanterías, ahora se lleva la mezcla de todo. Quiero decir, la chispa de la vida, cada día es menos chispa, porque le han quitado de todo a la bebida americana, y ahora la disfrazan, solo durante un tiempo, según la publicidad, de “cherry”. Este vecino se imagina que así cobran más que anunciándolo como simple “cereza”.

En realidad, ya nada es nada, desde que embotellaron el agua con diferentes sabores: naranja, limón...

Lo mismo ocurre con los sentimientos. La misma alegría se puede llenar de lágrimas, o al revés.

Hoy mismo aparecen en los periódicos digitales unas declaraciones del último ganador del concurso “Pasaplabra” en la cadena alegre, Juan Pedro Gómez, y tras batir todos los registros del máximo de dinero conseguido en un concurso en España, 1.674.000 euros, dice que “no le da para retirarse”.

Hay que añadir un pequeño detalle a todo esto, además, y es que el citado concursante llevaba cuatro años en el paro, tiempo que ha aprovechado para aprenderse el diccionario y presentarse a varios concursos de televisión.

Este vecino quiere creer que estas desafortunadas declaraciones son el producto consecuente al repaso que le ha dado Hacienda, y que se habrá llevado casi el cincuenta por ciento de lo ganado.

Es como si a todos los buscadores del Edén, el que más cerca, por dinero,  ha conseguido llegar, diga que el Edén no existe, que es una leyenda urbana.

Desde estas líneas al ya ex-concursante le aconsejaría, desde la distancia que dan los años ya cumplidos, que no hay que pensar en el futuro, porque éste nunca llega, solo se acerca disfrazado de ayer y de hoy. Y en el caso de que el futuro existiera, lo mejor sería recibirlo en buenas condiciones desde el presente, y para eso, para el presente, digamos que el destino en esta ocasión, al menos, le ha equipado bien.

Que el dinero no da la felicidad, es probable, pero que no lo diga el primer día de haber llegado a ese club de escogidos por el destino, porque es como si nos dijera que ni los Reyes Magos ni el Ratoncito Pérez existen, porque siempre nos lo hemos imaginado, pero con ellos la realidad es mejor.


*FOTO: DE LA RED