Mostrando entradas con la etiqueta fútbol. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta fútbol. Mostrar todas las entradas

jueves, 9 de noviembre de 2017

UNA CAMISETA, NUESTROS COLORES, Y CÓMO SE PAGA TODO


Llevamos casi dos días hablando de la nueva camiseta de la selección española de fútbol, y en realidad sólo hemos llegado a la superficie de la polémica, sobre si son galgos o podencos.

Nos hemos quedado en la falsa polémica de si los colores recuerdan a la bandera republicana.

Lo peor de la nueva camiseta de la selección española de fútbol, y deberíamos de abrir los ojos como platos, es su precio: 129,95 Euros, pornografía pura  si lo comparamos  con gran parte de nuestros sueldos.

Un precio que no está para nada acorde con los precios normales de lo que puede costar una camiseta homologada de cualquier equipo de fútbol, unos 80-90 euros, y especialmente frente a los sueldos de la España del currito de a pie.

Hace años que los mismos empresarios han entrado en una especie de mundo virtual con una gran contradicción en bucle:

Lo que queremos  que ganen nuestros curritos, ya los mileuristas quedaron atrás como casi millonarios. Pero por otra parte, necesitamos que esos mismos maltratados económicamente “dispongan” de dinero para poder hacer frente a ese mundo de ofertas, y chollos, que siempre se prepara con esa publicidad encubierta que suponen las noticias de cada día.

Esos lanzamientos en menos de un año, de smartphones y tesoros móviles de la manzana de las manzanas. Esos, los hemos visto estos días, que pasan la noche sin dormir por estar en la  cola y conseguir uno de los primeros productos de lo que se va a llevar esta temporada, contrastarían como el día y la noche, con los que no pueden dormir, víctimas de sus preocupaciones, por intentar hacer frente a las facturas de hipoteca, electricidad, y calefacción que vienen cada mes.

Aquellos que diseñan nuestro futuro inmediato, que los hay, llevan mucho tiempo forzando las cosas al límite, y en la rueda del consumismo diseñado a distancia, hace tiempo que los productos son mucho más caros que lo que el consumidor medio puede gastar sin que se le caiga la cara de vergüenza al tener que admitir que desde su economía, siempre bajo microscopio para que las cuentas casen, sale más de lo que entra.

Ya lo importante no son los colores de nuestra camiseta, sino que el precio de ésta a más de uno de los clientes en potencia, ya ha dejado blanco, y esa selección nacional de fútbol que ayer tenía planificado hacer un gran alarde de puesta en escena de ese producto que no deja de ser la gallina de los huevos de oro, ha dado en cierta manera la espantada por aquello de ese look/apariencia republican@.


Sin embargo, a nadie de los ayer convocados para dar relumbrón al lanzamiento de la camiseta nacional se le ha caído la cara de vergüenza por su precio, o para más inri, y hablando de colores, no se le subieron los suyos a la cara. 

Hace mucho tiempo, y más de uno ahora llamara populista a este vecino del mundo, que esos jóvenes deportistas, estrellas de nuestro fútbol, están también, como nuestros políticos, separados del mundo real, y vuelan por encima del resto de los mortales; la altura diferencial que les da ese poder adquisitivo de coches/casas de lujo, y no tener que plantearse el mañana. Sin mencionar a esa Federación Española de Fútbol que cierra con Adidas un contrato, según informaciones, por once años, y que es secreto de sumario.

Lo dicho, lo peor de esta camiseta al final no son sus colores, republicanos o no, efecto óptico o no, sino la poca, nada, importancia que se le da al aficionado/sufridor.

FOTO: DE LA RED

miércoles, 29 de marzo de 2017

LA GRAN AGENCIA DE GERARD PIQUÉ


Sin duda alguna, una  de las mayores agencias de empleo en España se llama Gerard PIqué. Cada vez que saca su lengua a pasear, ayudado claro está por el tribulete de turno,  los miembros de la redacción deportiva de cualquier periódico, radio, o incluso cadena de televisión, ya saben que ninguno de ellos será despedido al menos durante el próximo mes por la cantidad de chascarrillos, dimes y diretes que se van a generar.

Lo que está claro es el fariseísmo de esa prensa deportiva que hace ya mucho tiempo que cambió de lado, y ya está alternando planos con las estrellas. En realidad, la mayoría de los gladiadores del Siglo XXI son jóvenes, que saben lo que saben, como la mayoría de la gente de su edad, y que difícilmente resistirían un tercer grado.

Lo ocurrido ayer tras el encuentro de fútbol Francia - España, que a modo de inri habrá que decir que era un partido amistoso, es de juzgado de guardia, y no precisamente por las declaraciones de un Piqué solicito con la prensa. 

¡Vamos a ser serios! Todos se conocen, todos nos conocemos. Y esa misma prensa, que en el funeral de un famoso preguntaría a su familia, cómo se encuentran, mientras que en el peor de los casos le meten la "alcachofa" en el ojo, preguntan a un Piqué más cercano a la piromanía que a ejercer de bombero, si en algún momento dado en el futuro, y a colación de unas declaraciones de Raúl, él se ve trabajando con el Real Madrid


 La respuesta conflictiva no tardó, y lo más penoso es que la prensa, como siempre, actuó como ese alumno que ante la ausencia del profesor, empieza a anotar los nombres de sus compañeros que se están moviendo libremente por el aula. Y en cuanto vuelve la autoridad competente se chiva de lo que Zutano o Mengano, en este caso Piqué, han dicho. Pero, eso sí, omitiendo las preguntas que dieron origen a la que toda la prensa no ha dudo en calificar como la gran rajada de Piqué.

Y para más inri, muchos notarios de Piqué, creen entrever que el  defensa del Barça  confía poco en los políticos y en la justicia española. Y este vecino pregunta si no es normal que ante todo lo que se ve últimamente (sobres B, tarjetas "black", esposas de imputados, con buena formación académica, que ignoran lo que gana su marido), la gente sea reacia a confiar en la bondad del individuo con cierto poder, dentro del circo del fútbol o de la política en general.

Al final habrá que dar las gracias a que ningún periodista preguntara a Piqué sobre Carrero Blanco, quizás por lo "blanco" de su apellido, porque seguro que de esa no sale libre.

Lo dicho, está claro que gracias a Gerard Piqué comen muchos, e incluso algunos devoran al que no sea rápido de reflejos.

*FOTO: DE LA RED


martes, 21 de marzo de 2017

LA PUNTA DEL ICEBERG DEL TODO VALE

e

Estamos en una época, llevamos ya varios años, en el que, como diría un mecánico: estamos pasados de vueltas. Del "cómo me dice" pasamos al "no me lo dirás en la calle", del "qué tal se encuentra" al "y a usted qué le importa".

Lo de este fin de semana, unos padres pegándose durante un partido de fútbol, del Alaró y del Collerense, categoría infantil, 12 y 13 años, en el pueblo mallorquín de Alaró, es sólo la punta del iceberg de una época en la que todos creemos saber todo, y tenemos ya la espita de nuestro gas tan cedida con todo lo que vemos en los medios de comunicación de políticos magos, con truco, mucho truco, y caras aùn más duras, que una ligera chispa nos hace explosionar antes de que nos den a nosotros. Ya no se lleva lo del poner la otra mejilla.

No conviene olvidar que una de las generaciones que conviven ahora es "la del pelotazo", la del yo primero, segundo y tercero, y tú a pagar porque yo soy el más listo. Y los demás, como los toros, aprendemos cuando nos torean, y nos proponemos que no vamos a soportar ningún
capotazo de más. Todos conocemos, eso se dice, nuestros derechos, pero muy pocos recuerdan nuestros deberes. Y ésto se nota muy mucho si nos pegamos unos largos paseos, es un decir, por nuestros hospitales.

Muchos enfermos, y familiares especialmente, confunden una estancia hospitalaria, con unas vacaciones "todo incluido". Y si les intentas aclarar el error, enseguida te recuerdan eso de que "son ellos los que te pagan".  Eso, sin necesidad de recordar, de la necesidad urgente, cada vez más frecuente, de pegar al médico, a la enfermera, o a cualquier personal sanitario...

Todos sabemos, y cada vez más, que por la vía legal no es que vamos a seguir igual que siempre, sino que poco a poco iremos a peor, como el dinero de los jubilados, por eso todos tenemos claro que vamos a necesitar la ayuda de un destino más que bondadoso, o un hijo que nos saque de pobre en la lotería del estrellato en el fútbol. Y si por eso tenemos que dar un mandoble, nos despeinamos, y defendemos la honra de nuestro hijo, aunque todavía nuestro hijo no conozca el concepto de honra.

De todas maneras, y bien visto, tampoco hay mucha diferencia entre defender el futuro pelotazo de nuestro hijo, o el seguir votando a un partido político que si por algo se está destacando últimamente, es por pasarse casi más tiempo en los juzgados, que en el Congreso. Y la vigencia, desgraciadamente, de ese pensamiento máximo que parece perdonar todo: Tú, si pudieras, también lo harías.

*FOTO: DE LA RED

sábado, 10 de diciembre de 2016

LA PELA ES LA PELA..., Y MÁS EN EL FÚTBOL


Suelen decir que cuando las barbas de tu vecino veas cortar pon las tuyas a remojar, por eso viendo que al nuevo estadio del Atlético de Madrid le van a llamar WANDA METROPOLITANO y, quizás, por aquello de cada loco con su tema, este vecino del mundo que es seguidor de la Real Sociedad, esta noche ha soñado que nuestro estadio, ya que la pela es la pela y el euro es el euro, se llama, de un día para otro, ELOSKI ATOCHA,  aunque ya no se encuentre el estadio ni en Atocha ni "Eloski" sea una gran superficie oriental. Pero nuestros lectores siempre han sido unos tipos muy inteligentes y, por supuesto, con mucho sentido del humor.


Quizás, y por el juego de las casualidades, el nombre al nuevo estadio colchonero remarca aún más la importancia del dinero, de los anunciantes, de la publicidad en el fútbol. En una semana que ha tenido como epicentro la noticia de que Cristiano Ronaldo pudiera no estar al día con la Hacienda española, por quizás algunos milloncetes de nada, provenientes de alguna posible representación publicitaria, que se pudieran encontrar en algún posible paraíso fiscal.  A todos los "posibles" ya utilizados, añadir "presuntamente", y en cantidades industriales, donde se quiera, a modo de aliño de esta ensalada que en cualquier momento pudiera explotar jurídicamente. 


Sabido es que a las palabras últimamente también las carga el diablo, y parece ser que es más fácil opinar sobre unos que sobre otros, incluso aunque sean del mismo gremio...


Ya se sabe que el rodillo tanto de Hacienda como el de la Justicia misma es lento, pero debemos de creer que justo también, y lo que deba ser, será, aunque quizás lo vean, si lo ven, nuestros nietos. Pero también está muy claro, presuntamente, que toda la ingeniería que se monta para volver loco al fisco, si la hubiere, ya no es una cosa, diríamos que “familiar”, que ni lo ha montado el padre de la estrella, ni el amigo inteligente. Como si se tratara de un coche, todo aparenta, presuntamente también, que viniera de fábrica. Y que si fuéramos los presentadores de la vida misma, al final nos veríamos forzados a decir eso de “así es la vida, y así se la hemos contado”.


Por cierto, y ya este vecino del mundo, no habla de ningún equipo de fútbol determinado, cuando se escoge a alguien como símbolo o efigie de algo, y se le pone todo el interés, de todo tipo, y se le publicita en el mundo entero, atrayendo desde los primeros planos  al gran primer plano, o incluso a ser observado en un microscopio, siempre se encontrará algo, o que su vida es muy aburrida, o que incluso no sabe hacer su cama. Otra cosa será luego, que haya alguien capaz de tirar de la cadena. Pero, ¡ojo!, quizás en ese momento descubramos que por el sumidero de la justicia, y de la vergüenza, desaparecemos prácticamente todos… Como mínimo, porque en algún momento dado, le hemos apoyado a alguien por algo, aunque sea con nuestro silencio, que ya se sabe que también habla, o al menos es elocuente.


¿Qué es lo que más me ha impactado sobre lo que se va sabiendo en el llamado “Football Leaks”?

Que hay, al parecer, entrenadores de fútbol, algunos con imagen de auténticos caballeros, que puedan ganar, todo presuntamente, unos sesenta mil / setenta  mil euros, por estar charlando con una familia, o un grupo de amigos que se han puesto de acuerdo, o lo que sea, que les quieran conocer, durante unos diez minutos… Espero que se me entienda, no es ni por la cantidad de tiempo ni de dinero, es por el hecho en sí.


En esta vida se paga por todo, ese ya no es el punto y es mucho asumir. El punto, al menos desde la opinión de este vecino del mundo, está en eso que se suele definir dentro de la filosofía popular como “el que más tiene, más quiere”. Porque "practicar relaciones públicas” por dinero, estaría a la misma altura de otro tipo de prácticas por las que la mayoría nos rasgaríamos las vestiduras.


Lo dicho, cuidado con el que tire de la cadena, que puede dejar nuestro “campo de vida” como un erial. 

*FOTO: DE LA RED
*IDEA/MONTAJE: F.E. PEREZ RUIZ-POVEDA

jueves, 14 de abril de 2016

DÍAS DE EMPACHO Y DEPRESIÓN



Este vecino del mundo lleva unos días, por no decir semanas, que se siente como empachado, o deprimido, que vaya usted a saber. 


Empachado por noticias, por poses, declaraciones y opiniones, de todo lo que ve, y en muchos casos tiene la sensación de que le muestran para que vea.


Será casualidad, pero llega la época de hacer la declaración de la renta, esa que hasta hace poco nos decían, y nos lo habíamos creído que “Hacienda somos todos” y parece que todo ha quedado en que “se decía que Hacienda éramos todos, pero que SÓLO era un lema publicitario”, y se empieza a repartir mamporros “honoris causa” a mucha gente que, semanas antes, pareciera por su comportamiento más cerca de salvar la patria que de explotarla, y ahora, de pronto, tienen problemillas con el fisco, o tienen sus cuentas hechas un cisco, que uno ya no sabe qué decir.


Ahora, hasta el mismísimo Don José María Aznar, por parecer tan recto y estricto este vecino tenía asumido hasta que no pasaba por el lavabo por ser prácticamente perfecto, parece que tiene algún problemilla con sus declaraciones, y no precisamente de amor, sino a esa Hacienda de ese país en el que ha sido santo y seña, y que ha querido tanto, y estaba convencido de que en contrapartida él también lo era.

`
Y este vecino del mundo junto con esos síntomas de empacho y hastío de todo, cree no comprobar, pero sí intuir, hasta que maravillas de ese opio o circo del pueblo que resulta que es el fútbol, al ponerles otra vez, o correr el riesgo de oler de nuevo ese banquillo de cara al fisco, parece que se les olvida el cómo jugar a ese deporte rey en el que ellos lo son, al menos eso dicen y así se les paga, y llevan dos o tres semanas, en el que se les ha debido de olvidar cómo se juega, o lo que deben de hacer cuando salen al campo, o a esa “cancha” que tanto dinero les ha dado.


Por eso, quizás, ante tanto empacho de noticias, sensaciones, opiniones que vienen y van, es mejor echarse un par de libros al coleto, o al monte, o a la bartola, si está se deja, y oxigenarse un poco bastante.  Y darse un margen para vivir, y dejar vivir, que nos lo merecemos. 


Seguro que durante unos días, el mundo sabrá vivir sin salvapatrias, ni vida de santos ejemplares actuales. Nuestro hígado, al menos, seguro que nos lo agradecerá.

*FOTO: DE LA RED



miércoles, 16 de marzo de 2016

PORNOGRAFÍA EN NUESTRO ENCHUFE SENTIMENTAL



Para los ya metiditos en años, parece que fue ayer cuando hubiéramos hecho de todo, y al final lo hicimos, para poder entrar en el que llamábamos en un entonces “mercado común europeo”.  


Viendo lo ocurrido ayer en la Plaza Mayor de Madrid, el comportamiento de unos hinchas del PSV, holandeses, hacia cuatro indigentes rumanas, quizás después de todo, juntarse con “eso”,  no era el Edén, o el cielo pensado. Porque en el cielo, se supone, eso nos enseñaban,  que no se hacía distinción ni de sexo, ni de etnia, y lo de ayer, se mire como se mire, fue una vergüenza.


Unos hechos, turistas-hinchas de un equipo, holandés en este caso, haciendo tiempo para el partido de la noche, mientras se toman unas cañas, hacen mofa y befa de unas, cuatro, indigentes rumanas. Eso  no deja de ser auténtica pornografía de unos ciudadanos europeos desprovistos de sentimientos y de la nula empatía con los sufrientes.


No quiero dramatizar, pero nunca, nunca, me he sentido tan mal como viendo esas imágenes, pensé que me iba a dar una especie de ataque de nervios.


El problema no es solo lo que ocurrió ayer, que no es poco, sino que eso, al menos a este vecino del mundo le ocurrió, te lleva directamente, y sin anestesia, al recuerdo de los refugiados, que inevitablemente, y en cada uno de los segundos que nosotros respiramos seguridad, ellos están sufriendo aparte de nuestro desdén e incomprensión, todo tipo de calamidades.


Este mirar para otro lado, no ha ocurrido ni en las peores guerras del siglo pasado. Quizás por darle una explicación, que no sé si la tiene, las generaciones de ahora especialmente, se han criado entre una auténtica borrachera de imágenes, de todo tipo de historias, reales e irreales, entre películas y videojuegos, que ya en nuestro mismo interior, tenemos asumido que terminan y desaparecen, cuando nos desenchufamos de ellas. Tenemos activado una especie de “enchufe sentimental”, por el cual al quitar unas imágenes de nuestra vista, muy en nuestro interior creemos que ya no existen.


No podré olvidar, ni quiero, esa mano meciendo al aire un billete de uso completamente legal al que acaba de prender fuego, para que una mujer sin recursos intente cogerlo, y quizás se queme.


Ahora se está diciendo que mediante estructuras deportivas quizás se pueda demandar a esos “turistas deportivos”, por conducta, precisamente y para más inri, antideportiva.  Y en el fondo a este vecino del mundo eso le recuerda a todo un símbolo de la maldad y de la conducta delictiva, como fue Al Capone, y que al final solo pudo ser metido en chirona, no por mafioso, y brazo ejecutor de muchos asesinatos, sino por evasión de impuestos.


En el fondo, muchos nos avergonzamos de lo ocurrido ayer, porque los protagonistas no dejan de ser la viva imagen del estatus al que, muy en el fondo, siempre hemos querido llegar. Y ahora nos damos de bruces con algo que no esperábamos, y que descubrimos que no por ser, quizás líderes en Europa, su conducta después de todo no sea tan intachable. Aunque lo puedan remediar, eso sí, siempre con dinero, pagando por sus posibles errores en cualquier corte de su país, o de los organismos europeos.



Todos sabemos que obtener el “no culpable” no es lo mismo que ser “inocente”.  Precisamente, ayer, “inocentes”, en la Plaza Mayor de Madrid, durante los incidentes, solo lo fueron las cuatro indigentes, que hasta llegaron a hacer flexiones por unos céntimos, de ese euro, que se supone que nos une más que nunca.


*FOTO: DE LA RED

jueves, 10 de septiembre de 2015

BELLÍSIMOS POEMAS DE AMOR Y UN VISADO PARA NO IR


Compruebo leyendo los diarios digitales que una joven de catorce años en Gijón, Zaira Moro, está sopesando dejar el arbitraje debido a las lindezas oídas durante los partidos de fútbol, como “No vales para pitar, pero sí como prostituta”. 

Aunque todavía era muy temprano, alrededor de las siete y media de la mañana, para tener los reflejos colocados en su sitio, el subconsciente que es muy sabio, me ha recordado aquello de que “Soberano es cosa de hombres”, y que en más de un pueblo se seguirá tomando para “despertarse”, el famoso “sol y sombra”. Y me acuerdo también de esa estampa típica, del obrero trabajando con un pañuelo en la cabeza rematado con un nudo en cada esquina.

El problema es que ya estamos en el siglo digital y que las máquinas nos van a adelantar  por la izquierda, por la derecha, y por arriba. Y que si nosotros diseñamos los robots, éstos aunque robots, seguirán nuestras “costumbres” por decirlo de alguna manera.

Lo triste del caso, y contado por el propio padre de Zaira, es que él vio a la persona que le insultó a su hija, y que iba acompañado de una mujer, que no le afeó la conducta.

Ahora, este vecino no va a “recriminar” a una mujer, pero si es verdad eso de que detrás de un gran hombre, hay una gran mujer; y, en estos casos “un ahí te quedas” te tiene que pedir el cuerpo, seas mujer u hombre.

Hay posturas mentales, por decirlo de alguna manera, que no resisten los dos centímetros de amplitud mental, y lo de este hombre insultando a una mujer, con el agravante de que tan solo tiene catorce años, no tiene ni un solo pase.

Lo más triste, y que vengo comprobándolo últimamente, es que ya ésto no se “cura” ni con las nuevas generaciones, y que el machismo sigue enquistado en ambos sexos.

Hace apenas dos semanas, paseando una noche, sobre las doce,  por el paseo marítimo de Torrevieja, delante de mí iban tres jóvenes, dos chicos y una chica, altísimos. Debían de ser del Este de Europa por cómo sonaba el idioma en que hablaban. En un momento dado la chica empezó a reírse y les señalo a los otros dos jóvenes hacia su derecha. A la orilla del mar, y entre rocas, se encontraban dos chicos, sentados y vestidos de blanco, de edad parecida a los “observadores”, y agarrados de la mano, en lo que podía ser, y era hasta ese momento, una bonita estampa de amor.

La chica, entre los dos chicos, fue la única que dijo algo, primero en su idioma, con leves carcajadas, y luego, en un castellano sin atisbo de acento, acompañado de más carcajadas, un claro y contundente: “Mariquitas”. Por cierto, y como en el caso de la mujer que acompañaba al hombre en el fútbol, los dos jóvenes tampoco le afearon la conducta.

Y llegué a la conclusión de que el problema no es el idioma, ni la edad de quien lo habla, porque el castellano tiene bellísimos poemas de amor, sino que en manos de unos cuantos se puede convertir en un arma con un filo cortante y frío, tanto como la falta de sentimientos. Porque no es una cuestión de idioma, de palabras, sino de corazón, rotundamente.

En estos mismos momentos, y al fondo, en la radio, se comenta que en el PP se discute si Don Mariano Rajoy debe acudir a la boda del Señor Maroto, vicesecretario del Partido Popular del País Vasco, con su novio. "Las cosas", así, en general, siguen sin cambiar...
Si este vecino fuera el Señor Maroto, le diría a Don Mariano que el mero hecho de pensárselo, es un visado para no ir.

P.D.: Durante varios días después, y en algunas emisoras de radio y periódicos varios, se hace referencia a la próxima boda del Señor Maroto, como una "boda gay". Algunos de mis lectores recordaran que durante un tiempo, ciertos "movimientos" quisieron que a las ceremonias entre gente del mismo sexo se les llamara de otra manera, pero que no fuera "boda".
En teoría, no lo consiguieron. Pero..., ¿no lo han conseguido?...

*FOTO: DE LA RED



viernes, 15 de mayo de 2015

LA VIDA DENTRO DE UN BUZÓN, O LA AMENAZA DE LOS MILLONARIOS


Si la vida fuera un número circense, ya podemos estar tranquilos, porque para este fin de semana, al menos, ya nos han puesto la red, ya hay partidos de fútbol. Porque estos días donde la sombra de una posible huelga de futbolistas ha rondado por todo tipo de medios de comunicación, daba la sensación de que nos iban a cortar el oxígeno, y la humanidad, al menos la española, esa que besa de verdad, se iba a quedar sin respiración.

Así, a primera vista, parecía que, por una vez, y rizando el rizo, la clase millonaria amenazaba con una huelga, aunque luego en todos los medios de comunicación, que en ese momento se convertían en abogados defensores, se nos recordaba, una y otra vez, que la mayoría de los futbolistas ni son millonarios, ni tienen la vida resuelta. Aunque al final, también se dice que en el fondo lo que primaba era que, presuntamente, los gerifaltes de la federación lo que no quieren es rendir cuentas al fisco, como al parecer lo han estado haciendo hasta ahora. Y como ocurre en la mayoría de huelgas que se precien de serlo, unos ponen la cara, en este caso los futbolistas, y otros cardan la lana, recordando siempre, siempre, que al parecer la sombra de Villar es alargada.

Si tienes alguna duda de que la vida es algo más que futbol, abre el buzón, el tuyo, y allí encontrarás la verdad: publicidad de todo tipo, y facturas, muchas facturas. Esa es la cruda realidad. Y ahora, sin que este vecino del mundo se intente poner filosófico, ha llegado a la conclusión de que incluso en un buzón se puede encontrar ese famoso círculo vital, que nos cantaban en “El rey león”, porque la publicidad de hoy se convierte en las facturas del mañana.

Eso de ejercer de “blogger” (porque lo de “bloguero” siempre me suena más a vendedor de globos, y los globos se sienten y sufren, pero no se deben de vender), me ha hecho ver la vida como si leyera un libro, y estuviera todo el tiempo fijándome en el sujeto, el verbo y el predicado; haciendo siempre comentarios de texto de lo que estoy leyendo, en este caso viviendo.

Y la vida debe de ser como un buen vaso de vino, que no hace falta mirarlo, sino solo beberlo y sentirlo como baja. Porque, y volviendo al principio, si la vida te la tomas como un partido de fútbol, siempre hay ganadores y perdedores, y la vida simplemente es para vivirla, porque la partida al final siempre la vas a perder, pero puedes ir ganando pequeñas experiencias y grandes amigos, que al final, es de lo que se trata.

*FOTO: DE LA RED


domingo, 22 de febrero de 2015

CONSECUENCIAS DE UN TRIUNFO: DONOSTI TIENE UN COLOR ESPECIAL


En realidad, lo pronto que nos conformamos los seres humanos. Eres forofo, o seguidor, de un equipo de fútbol, gana, y ya eres feliz ese día. Da lo mismo que suba o baje el Euribor; que la prima, la de riesgo, se corte las venas, que a ti la sonrisa tonta no te la quita nadie en todo el día. Hasta tu mujer, que es guapa, realmente guapa a pesar de los años que ya han pasado, es más guapa ese día. Y no le compras un abrigo de visón, porque ni tienes dinero, ni quiere ella, ni quieres matar a unos animales que no tienen la culpa de nada.

El mundo hoy es más feliz, al menos el mío, la Real Sociedad ha ganado contra el Sevilla,  4-3. Nos ha costado mucho, eso sí, y he tenido que cambiar las pilas al marcapasos… Que el fútbol es el opio del pueblo, será, pero hoy soy más feliz, qué le voy a hacer. Today I am happy, y es que la alegría es un lenguaje universal.

Y es que quizás, al menos en este caso, el equipo es una prolongación de nuestra manera de ser. No me refiero en esos casos que eres hincha de un equipo grande, aunque no sea de tu zona, ni vivas a mil kilómetros de ese campo de fútbol. Pero si el equipo, como lo es la Real Sociedad, es de tu provincia, o si el mismo campo de fútbol, Anoeta, está a apenas cincuenta metros, es posible que seas de la misma manera de ser que el equipo, tus vicios y tus virtudes son los suyos, y viceversa. Te pasas más tiempo hablando, que jugando en el campo.

La Real Sociedad se pasa más tiempo poniéndose  vendas en los resultados pasados e incluso futuros, que jugando. Y solo se ponen las pilas ante los equipos grandes. Y es que lo nuestro es intentar los imposibles.  Quién dijo que no se puede. Es famosa en nuestra idiosincrasia, esa famosa pregunta, más bien retórica de ¿A que no hay huevos? Y ya sales como loco. Es una especie de haraquiri  de un vasco.


Dicen que Sevilla tiene un color especial, y lo tendrá, pero hoy a Donosti se le ha pegado un poco.  Mañana seguiremos siendo los mismos, con nuestros problemas de todos los días. Poniéndonos nosotros mismos trabas para no conseguir nuestros proyectos. En el ayuntamiento, creando comisiones a diestro y siniestro para dividir, y que venza alguien, nunca nosotros. En la ciudad en general, preciosa, y muy limpia, con la etiqueta de “nueva” puesta siempre, pero siempre también muy cara. Va a llegar un momento que hasta que los pobres donostiarras vistamos de Dior, para no desentonar,  porque como dice el dicho, “antes muertos que sencillos”. Y en Donosti, sencillos nunca. Somos buenos, pero a la mayoría nos falta malicia, y el que la tiene domina al grupo. ¿Como en todos los sitios? Es posible. Pero vivo en Donosti, y hoy nuestro equipo ha ganado. Hoy el mundo es txuriurdin, blanquiazul,  y mañana, Dios, o el destino lo dirá. ¡Qué importa!

*FOTO: DE LA RED

sábado, 12 de julio de 2014

LA BELLA Y LA BESTIA, EN VERSIÓN BELGA

A todo aquel que esté habituado a las denominadas redes sociales,  les va a sonar el caso que les voy a contar, y que estos días ha habitado en los periódicos digitales que navegan por internet.
Axelle Despiegelaere, es una joven belga, de muy buen ver por cierto, que por esas razones, ninguna, que tiene la vida, se ha hecho famosa al ser captada por una imagen de televisión durante el partido de Bélgica – Rusia, del mundial de fútbol que todavía se celebra en Brasil, y luego “retuiteada” hasta la saciedad por miles de usuarios.
La firma  L´ORÉAL, en un movimiento inteligente de su grupo de publicidad, intentando aprovechar todos esos miles de clientes en potencia que se habían hecho eco de la existencia de la citada señorita, la ficharon como modelo de sus productos de belleza.
Sin embargo, los cuentos lo mismo que vienen, se marchan tan rápido o más con la velocidad que aparecieron. Y es que al poco tiempo, la misma red que ensalzó a Axelle, que de por sí ya tiene nombre de personaje de cuento infantil, mostró otras fotos que ya estaban dormidas, donde duermen las fotos en internet, y que muestran a la misma joven posando tras una cacería con su pieza más preciada. Y se supone, hasta ahora al menos, que las princesas de los cuentos no rompían ningún plato, entre otras cosas porque no los limpiaban,  o que más probablemente, el cuento de La bella y la bestia nos fue contado equivocadamente, y no había dos personajes, sino que solo era uno, que podía ser “bella” y “bestia” en diferentes épocas de la vida. Y eso, aunque sea parte de la vida, y de la muerte, no es políticamente correcto, y no vende.
Quizás esa firma internacional de belleza, para no verse obligada a rescindir su contrato, como lo ha hecho, debiera de haber contactado directamente con algún miembro de cualquier casa real europea, de las de verdad y no de cuento,  que dentro de su estatus social, está bien visto el cazar,  y que además puede estar “realmente”, y nunca mejor dicho,  apoyado por cualquier teoría sobre mantenimiento de hábitat que se quiera. Eso sí, pero siempre es mejor que lo hagan, cazar,   sin que sus ciudadanos se enteren. Y en el peor de los casos siempre se puede decir eso de: -Lo siento, me he equivocado, y no volverá a ocurrir.
A Axelle Despiegelaere no le han dejado disculparse, quizás porque no estamos acostumbrados tampoco a que los personajes de los cuentos se equivoquen y pidan perdón, o simplemente porque la vida no es un cuento, aunque nos lo intenten contar en múltiples ocasiones.

*FOTOS: DE LA RED

martes, 1 de julio de 2014

UN LARGO, MUY LARGO, VERANO

Que la selección española de fútbol se fuera a las primeras, primerísimas, de cambio del campeonato del mundo "brasileiro", ha descolocado a más de uno, y el verano ha quedado un poco descafeinado en cuanto a expectativas y como cortina de humo al gobierno español de turno, que siempre le ha venido bien que “viéramos” lo grandes que éramos, y la envidia que nos tenían todos los demás.
Este año, sin embargo, el coitus interruptus ha sido tan “interruptus” que no nos ha dado tiempo a soltar la mala baba ni  alegrarnos de que “la roja” se haya quedado sin las primas, que al final a uno le queda la sensación de que en realidad eran las “famosas primas de riesgo”, y que por eso precisamente se han quedado sin ellas. Más de uno habrá pensado que les ha pasado bien por no querer repartir parte de ella a los más necesitados. Otra cosa también hubiera sido el definir “los más necesitados”,  porque en este país todos somos maestros en llevar el ascua a nuestras sardinas, y este vecino se teme que por grandes que hubieran sido las citadas primas no hubieran llegado para las peticiones de todos.  
Prueba de que se ha querido inflar las noticias del mundial, es lo ocurrido con el futbolista uruguayo Luis Suárez y su mordisco al jugador italiano Giorgio Chiellini. Y a este vecino no le vale que sea ya la tercera vez, porque otros futbolistas han hecho lo mismo solo que variando el tipo de falta. Y es que cualquier abogado defensor diría que es más fácil de defender a Luis Suarez, porque a él se le ve venir, y sobre todo no hay que darle nunca la espalda en el campo.
Por cierto, siempre se ha dicho que lo ocurrido en un campo de juego debe de quedar en el mismo campo de juego, y que los partidos no se deberían de “rearbitrar” una vez que el árbitro principal ha determinado el final del partido. Aunque nos tenían que haber aclarado que si el país o el club del protagonista es más bien pequeño y sin importancia a nivel mundial, se puede hacer de todo, y así mientras estamos ocupados en ello, ni los mismos brasileños siguen armando follón por las calles, y si lo hacen, los demás países, entre repetición y repetición del mordisco, no se enteran. Aunque han pasado ya muchos años, en su momento el mordisco del boxeador Tyson, con amputación de parte de la oreja de su oponente, no recibió tantos comentarios. Este vecino ahora cada vez que piense en Luis Suarez se lo va a imaginar como al personaje de Michael J.Fox en “De pelo en pecho”. Este vecino sabe que todo lo que acaba de decir "no es políticamente correcto", pero es que la vida nunca es políticamente correcta.
El debut de “la roja” ya queda tan lejos, que cualquier día nos enteramos que el mismo hijo de Iker Casillas ya tiene novia.
Y es que la vida va tan rápido que como pensemos en el tema nos va a entrar la misma sensación que tendría un ama de casa llevada a la compra en un Fórmula 1, siempre que no fuera en el Ferrari de este año, que a uno le da la sensación de que en realidad no es de verdad, y solo es una reproducción para ser vendida en una colección de fascículos.
Si la vida de cada uno de nosotros fuera una enciclopedia, unas más interesantes que otras, obviamente, los fascículos serían los diferentes capítulos de nuestra vida, aunque este vecino se teme que más de una enciclopedia no interesaría ni al mismo protagonista. Aunque no es de extrañar, desde el momento en que sigue habiendo gente que compra las enciclopedias no por el contenido, sino por el color que quede a juego con las cortinas del salón. Y seguro que este año ya no se lleva “el rojo”.

*FOTO: DE LA RED

viernes, 13 de junio de 2014

EL SEÑOR NISHIMURA Y LA NAVIDAD EN JUNIO

Ya estamos otra vez rodeados de fútbol por todas partes, aunque esta vez transcienda más que al mundo del deporte, viendo esas imágenes de disturbios por muchas capitales brasileñas.
Además, no sé si os ocurrirá a vosotros también, pero este vecino, si existe la vergüenza ajena, cree que existe también la culpa ajena, al menos eso siente también al comprobar la cantidad de millones que se han gastado en un evento que aunque dure un mes, en realidad ocurre como con la huelga de taxistas en Madrid de ayer, que es contraproducente para el mismo organizador, en este caso el gobierno que quería promocionar su país. Pues ya está promocionado el país, el gobierno, y una sociedad de grandes contrastes, con multimillonarios y favelas.
Se supone que los grandes pensadores de la FIFA y del gobierno brasileño creyeron que con el fútbol como opio del pueblo, bastaría para mantener a un pueblo callado, y más en un lugar donde cada persona ama a su selección lindando casi con el fanatismo. Y aunque las imágenes de cada evento retransmitido estén cuidadas al máximo, siempre hay momentos en que queda patente el malestar del pueblo brasileño. Una presidenta, Dilma Rousseff, que tuvo que entrar a su palco durante la ceremonia inaugural, aprovechando la confusión de los asistentes, y cuando los allí presentes, incluso gente que había pagado más de 200 dólares por su entrada, y que se supone que no anda con estrecheces, se dieron cuenta de que ya estaba allí,  la mandaron a voz en grito a que se fuera a tomar por donde amargan los pepinos. Los únicos que se pusieron en pie a pesar de la bronca, fueron los representantes de la FIFA, y es que más de cuatro mil millones de dólares en ganancias, para ellos quizás sí merezcan  unos minutos de malas sensaciones.
Mientras el pueblo brasileño pide mejoras en hospitales e infraestructuras, se ha hecho, por ejemplo, un campo de fútbol en Manaos, en la zona Norte de Brasil, que no tiene ni un equipo de tercera división, y que no sabe a qué dedicarán después del mundial un campo que todavía falta por terminar.
Todos estamos hablando del robo que sufrió Croacia ayer en el partido inaugural contra la anfitriona Brasil. El árbitro japonés Yuichi Nishimura, desde ayer y para este vecino siempre será el Señor Niseinmuta, porque sacó un penalti desde el fondo de su pito, que nadie vio y que los croatas, sin embargo, sufrieron.
Como este blog, no suele ser en realidad, un blog deportivo, sino otra cosa, ¿alguien se ha preguntado qué ocurriría con ese pueblo que se siente no solo oprimido sino totalmente incomprendido, si Brasil se fuera de su campeonato a las primeras de cambio? ¡Bueno! Pues parece que el Señor Niseinmuta sí lo hizo, y optó por dar los regalos de Navidad en pleno Junio. El problema es que se olvidó de obsequiar a Croacia, y eso linda con la mala educación.


*FOTO: DE LA RED

lunes, 14 de abril de 2014

PONGA UN CALVO EN SU VIDA

Este vecino ha comenzado el día de muy buen humor al comprobar cómo se las gasta alguno con tal de ayudar a su equipo de fútbol.
Ayer y durante el partido Getafe-Atlético de Madrid, y cuando Diego Costa iba a tirar un penalti, una persona que se encontraba detrás de la portería del Getafe se baja los pantalones, y todo lo que llevara, enseñando su blanco trasero, con el fin de desconcentrar al jugador colchonero, y debió de conseguirlo porque el portero paró el penalti.
Todo podía haber quedado en una anécdota más, pero a este vecino le han entrado unas ganas inmensas de hacer lo mismo, o lo que vulgarmente viene siendo “hacer un calvo”. Lo bien que te tienes que quedar enseñando tus blancas vergüenzas en un momento dado. Y como se suele decir, a vuela pluma, se le ocurren al vecino unas cuantas dedicatorias, dejando claro que para hacer esta pequeña lista se ha huido de lo obvio, mencionar a la clase política:
A esa vecina que todos los días al levantar la persiana te la encuentras en la ventana de enfrente, mirándote con cara de “sé lo que has hecho este fin de semana”.
A esa cajera, que ahora en muchas tiendas te pregunta si vas a querer una bolsa, porque en ese caso te la va a cobrar.
A ese conductor que cuando ve que vas a comenzar a cruzar un paso cebra acelera para enseñarte el poder de sus caballos.
A la madre de ese niño que no para de llorar, o de molestar, durante todo el viaje en autobús, o en cualquier establecimiento público, y ella es la única que parece no darse cuenta.
Al inventor del “abrefácil”, porque sabe que en un noventa por cierto de las veces no vas a abrir a la primera, y se te queda cara de impotencia, mientras los demás que te rodean intentan disimular la risa.
Al que busca una prenda de marca, que los hay, en una tienda de chinos, y al no encontrarla mira a la dependienta, porque normalmente es mujer, con cara de perdonarle la vida.
Sé que a vosotros se os ocurrirá muchos casos más, pero la intención era mostrar lo primero que te sale de dentro, porque es lo que verdaderamente te molesta.
Me imagino que hoy, en el día después, esa persona que se bajó los pantalones será muy criticada, pero para este vecino es un héroe. Porque hacer un calvo en un momento dado es intentar luchar contra la adversidad con un toque de humor, empezando por reírse de uno mismo. Es como escupir contra el viento, mostrando así tu rebeldía, y que no te importen las consecuencias, que las habrá. 

*FOTO: DE LA RED

martes, 10 de agosto de 2010

COMIENZO DE UNA AMISTAD

Muy buenos días-tardes-noches,

Mi intención al escribir este blog es el crear un lazo de unión entre vosotros, que nunca sabré cuantos ni quienes sois, y éste que os escribe, que se cree uno más de la especie humana, y que considera que sus opiniones pueden encontrar algún reflejo en vuestras vidas.
Es también mi intención que esto sea una especie de diario, en cierta manera novelado, y que yo me evada de los problemas diarios mientras os hago quizás esbozar una sonrisa, con eso me daría por bien pagado.

Hablando de pagar, a un amigo su empresa les ha pagado metiendolos en un ERE. A mí eso de meter siempre me suena a algo sexual, aunque aquí el único que puede sentir algo de placer puede ser el empresario, pues mi amigo, el Rogelio y sus compañeros siempre serán esclavos sexuales.

En otro orden de cosas, la Nuri, mi santa, y yo acabamos de estar en el cine. Hemos visto la pelicula "ORIGEN". Sin destripar su argumento, diré que trata de unos ladrones que utilizan los sueños para robar.
La película me ha encantado, pero he salido del cine frustrado. Yo nunca he tenido ese tipo de sueños, menudos paisajes, y de los efectos especiales ni hablamos. He pensado que quizás es porque ellos son americanos, y tienen más medios para todo.
Lo mismo ocurre con los televisores. No es lo mismo ver la tele en un televisor de 300 euros, que en otro que costó 3.000. En los más caros los programas son mejores y las pelis de estreno. Conozco una familia que todavía tiene el televisor en blanco y negro, y en el mundial de futbol de este año, el equipo español no pasó de octavos. Volviendo a los sueños, en los míos últimamente solo aparecen coches de segunda mano, y eso cuando aparecen, pues pronto no voy a tener ni para soñar.