Mostrando entradas con la etiqueta cortijo. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta cortijo. Mostrar todas las entradas

martes, 8 de agosto de 2017

NOCHE DE LUNA LLENA Y METÁFORAS


Esta noche pasada, que nos traía al 8 de Agosto, muchos han salido a la búsqueda del eclipse perdido; sin embargo, este vecino del mundo (a eso se le llama experiencia) simplemente pretendía pasar una noche bajo el influjo directo de la luna, y relajarse con un buen y largo paseo.
Si de algo ha servido el devenir de estos años es aprender que no hay que esperar mucho ... de nadie, o de todos, incluyendo al destino.

Por poner un pero a una noche esplendida, podía haber sido menos calórica. Por cierto, este vecino del mundo, lleva mucho tiempo hasta el gorro de las sensaciones térmicas. Esta misma noche eran 28 grados, sensación térmica unos 32. ¡Vamos! Una auténtica metáfora de lo que pasa con mi vida, y me imagino que con la de muchos. Tu economía más que rodearte, te presiona hasta casi no poder respirar, y el gobierno publicita que no hemos estado en otra desde el 2008. No es mentir, o sí, pero es como decir que tus zapatos ya no te molestan… porque hace tiempo que se te rompieron.

Será el influjo de la luna, pero el paseo me ha dado para muchas reflexiones, quizás demasiadas…

Siempre he pensado (ya es mucho afirmar en sí) que esa famosa marcha lenta/rápida del Señor Rajoy, que siempre se promociona en momentos de elecciones o vacaciones, es una auténtica metáfora, otra, de la situación actual de nuestro cortijo llamado España. Una autentica huida hacia adelante sin querer ver, desde su burbuja, para ver a mucho españolito luchando en el día a día.

Ahora resulta que el Señor Rajoy está sufriendo de lumbalgia, y La Nuri, mi sufrida, me recuerda que por fin tiene algo en común con él, aunque ella siempre lo define como un dolor que le empieza en el glúteo, y se le extiende por la pierna. Y es que los hombres de poder, tienen hasta pedigrí en sus dolencias.

Ésto, la lumbalgia, le podía haber servido, a Don Mariano, para ponerse al día en las necesidades de la Sanidad española, pero mucho me temo  que él habrá entrado por la puerta grande, o mejor dicho, gentilmente los mejores galenos habrán ido a donde hiciera falta.

Mientras en mi camino nocturno llegaba al ansiado faro, e intentaba captar algunas imágenes que hicieran honor al momento, mi diálogo conmigo mismo me hacía ver, que quizás esa lumbalgia era en realidad Cataluña, que se le estaba rebelando, y que no se arregla con esos paseos lento-rápidos, y ese “dejar pasar” a las que Don Mariano Rajoy es tan aficionado.


Lo bueno que tiene una buena noche de luna llena es que te incita a las sensaciones, y no a las realidades; a la introspección, y no a verificar lo que tenemos, o lo que es mucho peor, no tenemos… 

*FOTO: F.E. PEREZ RUIZ-POVEDA

domingo, 15 de enero de 2017

CAMPOS QUE DAN QUÉ PENSAR



Hoy he entrado en un periódico digital y lo primero que leo en una especie de ruleta rusa del destino es que la Cadena Alegre ha ganado mucha audiencia este viernes pasado con uno más de los docudrama de las Campos. aunque eso sí, hay que tener en cuenta, cosa que no dice ese periódico digital de marras, que esta semana tampoco ha habido (y ya van...) "Tu cara me suena".

“Docudrama” no sería el género exacto del programa,pero este vecino del mundo prefiere ese apelativo, porque en realidad sí es un drama, como diría un hijo mío, que a la peña le gusten estas cosas. Aunque en realidad, me imagino que mayoritariamente habrá sido un público femenino y adulto. Ya que a esas horas de un viernes cualquiera, lo que es la peña, peña, estaría en cualquier parque mal iluminado, pegándole al botellón. Lo cual también sería de analizar…

Como la Nuri mi sufrida estaba viéndolo, y no es excusa, para que yo reconociera o no, que vi el programa (lo hice unos diez minutos, más que nada para que mi mujer viera que le “acompañaba en el sentimiento”), y llegué a la conclusión, de que las mujeres toleran mucho más el acto de que una pareja, sea quien sea, se separe, si es ella la que toma la decisión de que ésto ocurra, porque ya parten de que sí lo ha hecho, es que o ya estaba hasta el gorro de su “acompañante por la vida”, o que tenía que soltar lastre para triunfar en el tipo de vida que ella deseaba.

Sin embargo, si un hombre lo hace, el público femenino es más de “Cómo ha podido hacer eso  y dejar una familia rota. El hombre (porque ellas son mucho de generalizar  y si un hombre les hace algo, eso está en el ADN masculino) siempre ha pensado con la otra “cabeza”. Y seguro que ya tiene alguna jovencilla en la recámara, porque “el hombre”, otra vez, nunca puede estar solo".

La verdad es que no quería hablar de esto, aunque no lo parezca, sino del hecho de cómo tiene que estar un país para que rompa audiencias, o casi, un programa del que si no estoy mal informado ya debe ser  el tercer o cuarto capítulo, de las andanzas de tres españolas, en busca de autor...
Muchas veces, especialmente cuando este vecino se cabrea, así en general, se suele referir a nuestra España, como un gran cortijo, con señoritos y curritos, pero, en realidad, “somos”, porque nadie se tiene que escaquear, vecinos de una gran escalera de vecinos donde nos hablamos a voces, y aprovechamos, además, si alguien no ha salido hoy al descansillo, para ponerle de todos los colores.

Es domingo, muy temprano, y la sombra de la depresión, lo noto, me está acechando.

Me voy a poner un poco de música, concretamente, de Andrea Motis, una joven jazzista, catalana, que pronto dará mucho que hablar, y que la recomiendo encarecidamente, y voy a contemplar, por la red, óleos ajenos, para que mis musas los sopesen y me alumbren sobre lo que debo buscar en el siguiente lienzo en blanco, que ya me está mirando…

No quiero dar una pose equivocada, no soy un erudito en nada, pero sé lo que no me gusta, y es mirar en el ombligo propio, o el ajeno, porque en el mejor de los casos encontrarás mucha porquería, al que algunos lo llamen docudrama, o simplemente “documental”, aunque los documentales, en general, tampoco tengan la culpa.

Si me buscáis para algo, ya sabéis por dónde no debéis hacerlo, aunque, por supuesto, este vecino del mundo, respeta todo tipo de opiniones. ¡Faltaría más!

*FOTO: DE LA RED

jueves, 10 de octubre de 2013

FASTIDIANDO LA FOTO

Ayer tras enterarse este vecino de las palabras de Montoro en el Senado diciendo: Los sueldos no están bajando en España, moderan su crecimiento, vinieron a su mente las imágenes de hace unos años, cuando este vecino acompañado de su madre, muy pequeñita dicho sea de paso, paseaban por un pueblo costero del este de la península, cuando un turista extranjero, es decir un guiri de los de toda la vida, intentando adelantar a su madre durante medio minuto, por una calle estrecha en medio de un mercadillo, al conseguirlo y con un tono de irritación le espetó: “señora pequeña ”,  mientras llenaba cada sílaba de odio concentrado.
Este vecino, muy metido en su labor de hijo, de los de toda la vida, le dijo: “amatxo, tu tranquila, no es que seas pequeña, es que los extranjeros son muy largos”.
Hace ya tiempo, este vecino estaba convencido de que el todavía gobierno del Señor Rajoy, vivía en un mundo paralelo, y sin embargo últimamente estoy convencido de que ellos piensan, en realidad, que su gobierno es “para lelos”, o al menos así nos tratan, porque lo de ayer, lo de “moderar su crecimiento” tiene más guasa todavía que las palabras de Lady Cospedal explicando un “despido en diferido”.
Lo único que nos queda es esperar a las próximas elecciones, y que el número de los votantes favorables al todavía partido en el gobierno suba en proporción a los sueldos de este país, es decir que sufran una estrepitosa caída.
Los ministros de este gobierno actúan como malos magos, intentando llevar nuestra atención por otros derroteros para así poder sacar el conejo de la chistera, sin que se note el truco. El problema es que no hay ni conejo, ni chistera, porque el último que estuvo en el “taller del mago” se llevó lo que quedaba, y solo hay un grupo de caraduras que intentan convertir este país en su cortijo, porque ellos se han criado como señoritos, y el cortijo es el decorado que va a redondear la foto. Esa foto que intentan sacarse cada día, pero que siempre hay alguien del pueblo, en un segundo plano, que les pone los dedos de “cuernos”, para recordar que, aunque en un segundo plano, este pueblo sigue contando, además de seguir pagando.


*FOTO: DE LA RED