Mostrando entradas con la etiqueta blog. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta blog. Mostrar todas las entradas

jueves, 18 de mayo de 2017

MÁS DE MUTANTES, QUE DE MUSAS...


El otro día alguien, concretamente una seguidora de mi blog, me preguntaba qué sentía al escribir un post.

La verdad es que cada artículo sería un mundo, y en muchos te dejas llevar por las tripas, por mucho que te des una franja de seguridad de una o dos horas, para no escribir con la boca, o con la mano, caliente, y no te dejes llevar por la situación descrita.

Aunque lo que le dije, en realidad no fue eso, sino algo más descriptivo, y que tiene mucho de verdad.

Mira, en realidad, te puedo dar dos imágenes cinematográficas para que me comprendas. Escribir, al menos como yo lo hago, tiene mucho de dejarse llevar por el sentimiento, aunque tengas cuidado en no faltar a nadie, y utilizar mucho la ironía. Una especie de niña de “El exorcista” escupiendo todo tipo de objetos textuales; eso sí, recordándolo  prácticamente todo al final de cada posesión, sin esconder la mano que ha podido tirar piedrE as".

La segunda imagen, también sería cinematográfica. Y es ese mutante de Desafío Total, que de su barriga sale ese pequeño ser que recuerda al Pujol Ex-Presidente, ahora más cerca de “esposo de la madre superiora” que del “Honorable” que una vez fue."

¡ Cómo han cambiado las cosas ! Ahora parece que venden más los seres mutantes que apelar a que vengan las musas…


Y es que con los tiempos que corren de políticos-chorizos, arribistas y similares, es más fácil dejar, incluso en la ficción,que te entren en casa para llevarse algo, que que te dejen algo bueno, musas incluidas, o una simple idea para un artículo… Y eso, que este vecino del mundo no está ni en Madrid, ni en su Comunidad, que parece que aburrirse, no lo hacen, al menos unos cuantos...

*FOTO: DE LA RED

jueves, 26 de enero de 2017

EL BLOG DEL ACANTILADO


El post de hoy va dedicado especialmente a todos aquellos que me siguen habitualmente, y que están preocupados porque llevo varios días sin escribir algo nuevo.

¡Tranquilidad! Todo va bien, o mal (según se mire). Físicamente no me ocurre nada, porque con los años, cada vez más, uno ya se ha acostumbrado a contemplarse como “arte alternativo”, en lugar de aquel “feo” con el que normalmente me catalogaban en la juventud. Ya se sabe, todo es cuestión de saber promocionarse, y no "venderse", porque, eso, ni metafóricamente...

El problema de no escribir ningún post estos días, es que uno se conoce, y tampoco es cuestión de escribir pesimismo sobre pesimismo, o negro sobre negro, porque inmediatamente sería candidato a una camisa de fuerza y el tirar las llaves, como en la canción infantil, “en el fondo del mar, matarile, rile, rile”, para que nadie me pueda rescatar.

Y es que el entorno, teniendo en cuenta al mundo como aldea global, tampoco es como para tirar cohetes, aunque teniendo en cuenta al nuevo presi de los americanos, los cohetes de los pueblos se podrían convertir en misiles, ya se sabe, los americanos y sus superproducciones: todo a lo grande…

Con el panorama actual, a uno le salen mil y un chistes, pero todos con carga explosiva dentro, y nunca mejor dicho.

Mujeres adineradas que confían fielmente en sus maridos, y que incluso acompañándolos regularmente a Suiza, ni por un momento se plantean lo que sus maridos puedan estar haciendo.  Y es  que aunque les acompañaban a cualquier sitio, no sabían que aquellos edificios eran bancos, porque no son “como los de aquí”.

¡Qué suerte tienen algunos! Porque La Nuri, mi sufrida, aunque no es celosa, sabe que si huelo a tabaco, como sabe que no fumo, deduce que en el peor de los casos, alguna pelandusca ha podido estar cerca... Y no hablemos de dinero..., porque solo con mirarme, puede decir, euro arriba, o abajo, lo que me he gastado o ahorrado en las últimas veinticuatro horas. Y estoy seguro de que la mayoría de mis lectores, en este caso masculinos, opinarán lo mismo. Porque para cuando nosotros, vamos, ellas ya han estado allí. Y eso no es ni machismo, ni feminismo, sino realidad de la buena.

Miles de mujeres luchando día a día por la igualdad de géneros, y “algunas”, lo echan a perder  en una hora, o lo que viene siendo el declarar ante el juez, presuntamente, por poder seguir disfrutando su nivel de vida fuera de la cárcel…

Con respecto a las denominadas “redes sociales”, tweets llenos de odio dirigidos a la memoria de una fallecida famosa, y que compruebas que por venir presuntamente de derechas esos mensajes, se tarda mucho más, parece ser, en tomar cartas en el asunto por parte de la fiscalía.

El odio no debería de tener diferencias por origen o destino, porque el odio no se debe disfrazar de niveles de baja o alta intensidad. Lo que es terrible y horrible en sí mismo no se debe de medir, sino directamente aislarlo. Y aquí no se debe de mencionar el fantasma de la “censura”, porque el humor negro es otra cosa.

Ya se puede percibir, por todo lo anterior, que ni las musas se quieren acercar a este vecino del mundo, Y eso, sin hablar todavía del “amigo americano”, desde hace poco con la cara, o cruz, de Mr. Trump. Analizándolo, a él, a sus pensamientos, y a sus confesadas aspiraciones, viene a ser como un “túnel del tiempo” pero con el que solo puedes ir marcha atrás, y retrotraerse a épocas de “caza de brujas”. Y a uno le da mucho, mucho miedo…

Y como siempre ha considerado, este vecino del mundo, a “este blog como una atalaya desde donde se ve, y se es visto”, estos últimos días se ha obsesionado con que su blog es una casa de cristal, por aquello de ver y ser visto, pero que está colgando de un acantilado. Con el agravante, además, de que este vecino del mundo tiene miedo a las alturas y, lo que es peor, al hombre en sí mismo, y a que el constructor del susodicho “nido de cristal”, aunque sólo sea mental, haya podido “distraer” unos cuantos “dineros” de la construcción, ya que visto lo visto, en este país parece ser lo habitual.


Lo dicho, miedo, mucho miedo, en un mundo de lobos…, de dos patas, que son los peores.

*FOTO: DE LA RED


jueves, 3 de noviembre de 2016

...Y AL FONDO, UNAS GAFAS ENSANGRENTADAS



Si algo tiene de bueno haber creado un blog, o como en el caso de este vecino del mundo, incluso dos (http://trazosyhuellas.blogspot.com.es/), es que te obligas a tener la materia gris, como diría el bueno de Hércules Poirot, preparada para hablar de un tema cada día, dos días, o cuando las musas se apiaden de ti, y crean conveniente aparecer.  Porque ven que estás preparado pero el tema no llega, aunque estés, como  los cursis,  pedantes, o del postureo fácil dicen, en plena catarsis. Y debido a tu propósito del blog, de vez en cuando te sorprendes con pensamientos que no te los dices a la cara mientras te estás afeitando ante el espejo. Esas verdades del barbero.


Hoy me he acordado de esa frase que un día oí y que, quizás por la edad que entonces tendría, me pareció liviana o prácticamente anecdótica, y que hoy me ha enganchado y bajado las pulsaciones hasta un estado casi catatónico: La vida es eso que pasa mientras tú haces otros planes. E indagando posible autoría, hoy los dioses de internet estaban todos conformes, y se la han dado a John Lennon. Ya solo por una frase tan redonda hubiera merecido la pena su existencia.


La vida es eso que pasa mientras tú haces otros planes, y normalmente el destino, muchas veces en forma de crisis, te lo moldea hasta casi dejarlo irreconocible. ¡Vamos! Que si de rodar un proyecto cinematográfico se tratara, te han cambiado prácticamente todo el casting, y no te queda dinero ni para rodar con principiantes.  ¿Y del guión?  Sólo queda la idea original, que no da ni para un “cortometraje”. Pero ya se sabe, que nosotros, los españoles, si por algo destacamos (sí, por nuestros tacos e improperios, cantidad y calidad, también, pero hoy me refiero a otro tema) es por nuestra capacidad de improvisar.


El único pero es que “improvisamos”, no por decisión propia sino porque los que nos rodea nos obliga a ello, o bien pensado en el ADN de improvisar está esa expresión tan española, y que me perdonen por la ordinariez, de “que no te queda más cojones”.


“La vida es eso que pasa mientras tú haces otros planes”, y a este vecino del mundo le quedan cinco minutos de que alguien, siempre mucho más joven, le incluya en alguna lista de la tercera edad. Mientras que a ti todavía te parece que todavía llevas encima algún grano del arroz que te lanzaron el día de tu boda, y, en realidad, hasta aquellas fotos ya están amarillentas…



Y sólo caes en la cuenta de que el tiempo pasa para todos, cuando muy de vez en cuando vuelves a tus raíces, y las arrugas de tus amigos de entonces, te advierten de que si tú les ves así, ellos te pueden ver a ti peor. Y que de John Lennon, de aquel moderno melenudo, y rompedor, solo quedan, y no es pocos, sus canciones, y su bondad reflejadas en ellas. Y el recuerdo que muchos todavía tenemos de él, antes de que un desgraciado, del que nunca diremos su nombre para que no pase a la historia, tuviera otros planes, y los impusiera a la fuerza…


*FOTO: DE LA RED

miércoles, 10 de agosto de 2016

OTRA TARTA MÁS, Y SU SIGNIFICADO


Nunca me imaginé tener un blog, y ...¡Hoy cumplimos seis años! Seguro que hemos cambiado desde aquellos inicios titubeantes ante un ERE que nos llevaba a un acantilado bien afilado de horas libres por llenar.


Las canas de la experiencia siempre son buenas, y pueden servir para el que quiera escuchar, en este caso leer. Y en eso se basó uno de los primeros pensamientos sobre el contenido del futuro blog.


Una de las características que nos define, es la de abrirnos en canal, principalmente ante acontecimientos  de la vida diaria, y lo hacemos muchas veces sin medida y apenas orden, tal como van brotando de nuestras entrañas. Y “a troche y moche”, en parte, significa eso, "sin orden ni concierto", pero es todo lo contrario a quedarse quieto lamiéndose las heridas.


El camino no nos lo han ido poniendo fácil, porque no hay que olvidar, que en estos seis años, ha aparecido esa “ley mordaza”, cuya orca siempre pende sobre el cuello de todo el que quiera decir algo; pero con sensatez, dobles sentidos y mucho “presuntamente”, siempre se puede sobrellevar.


En esta playa de granos muy pequeños que es internet, sobrevivir ante tanto francotirador ya es mucho. Y nosotros ya llevamos seis años.


El panorama, desgraciadamente, cada vez da para más, y con escenas que ni el mejor de los guionistas hollywoodienses, o el propio Almodóvar, nunca hubieran imaginado ni en el mejor de sus colocones artísticos.


Desde esta ventana nunca se ha querido herir a nadie, aunque algunas veces se quiera dar un toque de advertencia, diciendo que “nos hemos enterado de lo que has hecho, e incluso de tus futuros planes, luego no debemos de ser tan ignorantes”.


Muchas veces, detrás de tanta seriedad lindando con el drama, se esconden situaciones que pueden esconder, cuando menos, gotas de humor, incluso amargo, y ahí estamos nosotros con nuestra cantimplora de futuras ideas, intentando recogerlas.


¡Feliz aniversario! La tarta es para todos, porque vosotros al leernos, cerráis el círculo de lo que es un blog, hecho para ser leído. Los dulces en esta tarta, simbolizan los diferentes artículos.  Solo al probar cada uno de ellos, podremos descubrir su verdadero sabor,  y decidir si nos gustan o no. Recordando, siempre recordando, que el mañana vendrá con otro gusto y regusto, que no nos hará olvidar, ni queremos, el sabor del pasado. Ayudándonos, sin embargo, a seguir orientados mirando al futuro,  eso sí, bien centrados, y sabiendo dónde tenemos el corazón. Para que nadie nos lo pueda robar, y con él nuestros sueños.




*FOTO: DE LA RED



martes, 3 de febrero de 2015

¿DIEGO, O RODRIGO?


Me acaba de pasar una cosa muy curiosa. Se han puesto en contacto conmigo para pedirme la dirección de la “agencia”, así la han definido, encargada de hacerme la publicidad en twitter. Intentando teñir de inocencia mi voz, les he comentado que lo que realmente debe de ser importante es el blog en sí, que la publicidad es solo abrir una puerta al blog para que la gente entre.
Tras unos momentos de silencio, me han dicho que todo es cuestión de opiniones, pero que para ellos “soy muy de izquierdas”, que en lo que realmente están interesados es en las frases para publicitar el blog. Intentando dar una sensación de frescura y simpatía les he preguntado:  -¿De izquierdas, o como se dice ahora “transversal”?-
Parece que tanto la pregunta como la entonación en sí les ha hecho bajarse de lo estrictamente correcto, y me han contestado, ya con una entonación de conversación de bar, que todas las ideologías son respetables, y que aunque no conocen la mía, creen que no comulgaría con la suya. A lo que he contestado sin parpadear telefónicamente:
- Efectivamente, comulgar, comulgar, hace mucho tiempo. Y visto que los del Gobierno del P.P. parece que siguen comulgando, y no les va muy bien, ni con la presunta ayuda del altísimo, y eso que siempre se ha dicho que desde arriba se ven mejor las cosas, mejor seguiré sin cambiar mi dieta moral.
Aparentemente confundidos por la rotundidad de mis palabras, y tras unos segundos de gélido silencio me han preguntado: -¿Entonces, no quiere darnos la dirección de la agencia?- 
En ese momento he sentido una especie de “click” que ha denotado la rotura del freno de contención, y ya a tumba abierta les he dicho: -Lo triste del caso, es que están dando a entender que una persona de izquierdas, o transversal, o que posiblemente, según ustedes, de pensamientos insidiosos, no puede expresarse en apenas dos líneas y venderlas, aunque sea gratis, a modo de publicidad, o simplemente para animar a un posible lector a entrar en mi mundo, lo que en realidad es mi blog.
Tras unos segundos intentando recomponerme,  y ahora en plan moviola, ralentizando las palabras, y como haría un torero al final de su faena, gustándose así mismo, he rematado diciendo: - En realidad, ustedes no necesitan una agencia, porque en sí mismos, y solo con su voz, ya representan sus ideales y sus objetivos. Su voz es su mejor tarjeta de presentación.
Cuando parecía que la comunicación, en todos los sentidos, se había cortado para siempre, y con un tono que recordaba a la de un premiado en la lotería de Navidad, me ha dicho: -¿Le importaría que me quedara con esa última frase para mi negocio? Represento a una compañía de telefonía móvil que quiere abrirse mercado, y creo que su frase “Su voz es su mejor tarjeta de presentación” nos puede valer para nuestra campaña. Si no le importa nos volveremos a poner en contacto con usted. Ya sabe, en el trabajo no hay ideologías, hay objetivos.
Aunque han pasado varias horas, acabo de colgar el teléfono. Algunas veces, como ésta, sobran las palabras, e incluso el teléfono. Y solo me acuerdo de esa frase tan española “Donde dije digo, digo Diego”, o “Rodrigo”, como dice el bueno de Chiquito de la Calzada.

*FOTO: DE LA RED

jueves, 15 de mayo de 2014

EL PODER DE CIERTOS PERSONAJES

Más de uno de mis lectores me ha preguntado alguna vez sobre cómo me vienen a la mente los temas que trato en mi blog. La verdad es que cada post sería un mundo aparte. Por ejemplo hoy, hace un rato, estaba mirando en Twitter los “temas tendencias” del momento. Obsérvese, por favor, y para echarse flores a sí mismo, que de vez en cuando no viene nada mal, el esfuerzo de este vecino del mundo, para NO utilizar el término inglés “trending topic” que ya es bastante cargante. Y uno de ellos, con la “etiqueta” (el famoso “hashtag” que para este vecino siempre ha sonado a insulto) PersonajesOlvidadosDeLaHistoria, le ha retrotraído a su niñez.
Mientras algunos usuarios de twitter hacían mención de, digamos, personajes secundarios de la historia, a este vecino la mente le ha llevado a aquellos nombres que, en cierta manera, forman parte de su niñez.
María Sarmiento, porque su final, de todos conocido, a todas luces siempre me pareció incierto, incluso siendo niño. Siempre me ha dado la sensación de que en cualquier momento volveremos a tener noticias de sus andanzas. Y puestos en plan filosófico, y esta sería otra versión, digamos que es un claro ejemplo que de incluso los más bajos momentos siempre se puede llegar a tocar la gloria. 
Jorge y sus tripas, por qué se estiraban y se encogían. Un claro caso para consultar a Iker Jiménez.
El célebre "tocador de señoras", que todo el mundo en realidad piensa que es un mueble, y este vecino, desde que oyó esta expresión en su niñez, está convencido de que existir, existe, pero que además tiene una buena coartada para despistar al personal.
Este vecino va a mencionar ahora a dos hombres, y que han dado muy mala prensa a nuestro género. El primero sería el famoso “hombre del saco”, y del que tantas veces hemos sufrido amenazas para comer todo lo del plato, o comportarnos bien, y el segundo, al que incluso le dedicaron una canción aun siendo tan malo, el famoso “hombre de los caramelos”, que a pesar del nombre no era representante de caramelos, o dulces varios, sino de los más bajos instintos, y nunca mejor dicho por lo de “bajos”.
Ya en estas últimas décadas, a este vecino se le ocurren dos personajes, ambos relacionados con la publicidad, y por casualidades de la vida, con la Navidad.
¿Qué fue de Edu, aquel niño un tanto repipi y sabiendo, que durante dos navidades nos felicitó, y sin duda hizo sufrir, por las bromas que sin duda recibieron, a todos aquellos que se llamaban como él?
Y ya para terminar voy a nombrar al personaje, sin duda, más querido por este vecino, y que su desaparición de las pantallas, resultó sin duda todo un trauma al que todavía no ha podido, ni querido, sobreponerse: el calvo de la lotería.
Aunque la finalidad de su creación fue cien por cien comercial, su imagen mezcla de un enigmático “Kung-fu” y hombre intemporal que se mueve entre la realidad y los sueños fue todo un hallazgo, y que la misma empresa que “lo contrató”,  y hablando crudamente, “lo mató”, porque quizás había sobrepasado a la misma empresa y en cualquier momento podía volar en solitario, porque ya era “el calvo de la Navidad”.
De todas las maneras, con todo ésto se demuestra, lo difícil que siempre resulta gestionarse la niñez, porque uno intenta separar la realidad de la ficción, y todo lo que le rodea, familiares incluidos, no ayuda.

*FOTO: DE LA RED

sábado, 12 de abril de 2014

DE CUENTOS DULCES Y COCODRILOS HAMBRIENTOS

Hay personas que “cuidan” tanto su dinero que popularmente se suele decir que tienen cocodrilos en el bolsillo, aunque en estos tiempos de crisis hasta los cocodrilos se han ido intentando encontrar algo que comer. Y quien más o quien menos se busca la vida como puede, y además es mejor que no desvele su “truco” para sobrevivir moralmente a nadie, porque en este país hasta las paredes oyen, y seguro que de un día para otro aparecería un nuevo impuesto sobre lo que a ti te ayudaba a subir la moral.
Muchos de mis seguidores saben que me encanta el cine, y que mi película favorita es “Doctor Zhivago”, pero reconozco también que esa historia no es para recordarla todos los días porque, entre otras cosas, y espero que no se me acuse de “spoiler” (o destripador de finales), después de tantos años, ya todo el mundo sabe que no acaba bien, es decir, como la vida misma. Por eso, como terapia emocional, y cuando tengo que andar con mucho cuidado para no pisarme la moral, he de confesar que me atizo una sesión de “Notting Hill” en vena, y me quedo como nuevo.
Ya sé que me diréis que es un cuento, un cuento ambientado en la actualidad, pero un cuento. Eso sí, esta vez es la princesa quien planta un beso al ceniciento que se convierte en príncipe. Y puestos a que en esta sociedad nos cuenten cuentos y milongas para robarnos la cartera, siempre viene bien una historia con bonito final y llena de buenas intenciones, salpicada de humor inglés para que entre risa y risa, las lágrimas no resbalen por la cara sino que salpiquen directamente al que está al lado.
En mi caso además influye que tengo muy buenos recuerdos de Londres, y estoy convencido desde hace muchos años, de que en esa ciudad, y solo en ella, cualquier cosa es posible, como que alguien vaya en pijama por la calle y nadie lo mire, y si lo digo, es porque tengo pruebas.
Espero que tras esta confesión a nadie se le ocurra incrementar más el IVA a las películas dulces, ya que me imagino que los políticos no leen este tipo de blog, porque entre otras cosas cuando no ejercen su profesión deben de estar muy ocupados contando la fortuna que están amasando, o cómo “moldear” las leyes a su manera. Además, es bien sabido que el corazón y los sentimientos están bastante alejados de la cartera, y solo deseo, que algún día al meter su mano en su bolsillo, encuentren los cocodrilos que emigraron del mío por no poder sobrevivir en él.

*FOTO: DE LA RED

miércoles, 8 de enero de 2014

RECUERDOS O PREGUNTAS

Estaba ayer en una larga caminata, intentando perderme del mundanal ruido, cuando me crucé con un amigo, que practicó el único chiste que sólo se puede hacer en esta época del año: -Me alegro de verte. Es que no te veía desde el año pasado.-Y ahora viene el origen del post de hoy.- Por cierto, quería preguntarte, ¿por qué escribes tu blog del vecino?
Me lo preguntó sin mala baba, pero con la inocencia de un niño que lo mismo te dice “me caes muy bien”, o “eres cojo”.
Automáticamente mi cuerpo adoptó la posición de quien sabe que tiene para tiempo, mientras mi boca respondía:-¿Quieres la versión corta, o la larga?
Mi amigo, que ya me conoce, y a pesar de eso seguimos siendo amigos, me respondió: -Las dos, pero primero la corta para ir entrando en materia.
-Pues la corta- le dije mientras mi voz adoptaba un tono, si es que se puede, de déjà vu o de repetición – es porque me da la gana.
Mi amigo con cara de cordero que va al matadero me preguntó: ¿Y la larga? – Estuve por decirle que la larga la tenía entre las piernas, pero como no quería vulgarizar el tema, ni parecer soez, aunque se lo merecía, le dije que lo empleo para sacar lo que llevo dentro, las inquietudes, los pensamientos. Lo que digo siempre, que me sirve para ahorrarme dinero en psicólogos, y que es una especie de diván donde me tumbo, metafóricamente hablando, claro.
Se quedó mudo durante un rato, y ese silencio me creó una duda, no sé si la cara que veía era de alguien que está pensando, o que significa que no hay nadie dentro…
Acto seguido me dio un abrazo de despedida, y con un tono de total confesión, me dijo muy bajo: -Nosotros pensábamos que te pagaban por ello.- Con lo cual era más que evidente que se le habían roto, a él y a alguien más, todas sus teorías.
Mientras se iba, y para rematar la faena le dije con la misma inocencia que se le suponía a él cuando nos encontramos:-De todas maneras, si conoces a alguien que me page por ello, le dices que se ponga en contacto conmigo, y seguramente podré hacer el mismo esfuerzo cobrando-.
Le podía haber explicado que me ocurre lo mismo que cuando pinto, que empleo las hojas en blanco, no para plasmar lo que llevo dentro, sino para encontrar la verdad que se encuentra detrás de la blancura del papel, o del lienzo. Pero quizás con ello hubiera conseguido que nadie más hubiera visto a mi amigo. Y que se creara la leyenda de que había sido abducido por una fuerza oculta, quizás la misma que abduce al vecino cada vez que escribe un post.
Mientras me iba, recordé que alguien alguna vez dijo que no hay presente: todos los caminos son recuerdos o preguntas.

*FOTO: DE LA RED

martes, 10 de agosto de 2010

COMIENZO DE UNA AMISTAD

Muy buenos días-tardes-noches,

Mi intención al escribir este blog es el crear un lazo de unión entre vosotros, que nunca sabré cuantos ni quienes sois, y este que os escribe, que se cree uno más de la especie humana, y que considera que sus opiniones pueden encontrar algún reflejo en vuestras vidas.
Es también mi intención que esto sea una especie de diario, en cierta manera novelado, y que yo me evada de los problemas diarios mientras os hago quizás esbozar una sonrisa, con eso me daría por bien pagado.

Hablando de pagar, a un amigo su empresa les ha pagado metiendolos en un ERE. A mí eso de meter siempre me suena a algo sexual, aunque aquí el único que puede sentir algo de placer puede ser el empresario, pues mi amigo, el Rogelio y sus compañeros siempre serán esclavos sexuales.

En otro orden de cosas, la Nuri, mi santa, y yo acabamos de estar en el cine. Hemos visto la pelicula "ORIGEN". Sin destripar su argumento, diré que trata de unos ladrones que utilizan los sueños para robar.
La película me ha encantado, pero he salido del cine frustrado. Yo nunca he tenido ese tipo de sueños, menudos paisajes, y de los efectos especiales ni hablamos. He pensado que quizás es porque ellos son americanos, y tienen más medios para todo.
Lo mismo ocurre con los televisores. No es lo mismo ver la tele en un televisor de 300 euros, que en otro que costó 3.000. En los más caros los programas son mejores y las pelis de estreno. Conozco una familia que todavía tiene el televisor en blanco y negro, y en el mundial de futbol de este año, el equipo español no pasó de octavos. Volviendo a los sueños, en los míos últimamente solo aparecen coches de segunda mano, y eso cuando aparecen, pues pronto no voy a tener ni para soñar.