Mostrando entradas con la etiqueta ayuntamiento. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta ayuntamiento. Mostrar todas las entradas

miércoles, 6 de diciembre de 2017

EL DÍA EN EL QUE EMPEZÓ TODO...


Me enteré el otro día, aunque ya debe de ser cuestión de meses, que en un pueblecito español, el Ayuntamiento ha dictado que como andan mal de agua, los propietarios de perros no solo deben de hacerse cargo de los excrementos, sino llevar una rascadora y una botella de agua para eliminar  los orines. 

Soy propietario de perro, por cierto, hace mucho tiempo que no hablo de "Afgano", y siempre nos hemos hecho cargo de las cacas y de todo lo que hiciera falta. Además, y no me voy a quejar, tengo la suerte de que mi chucho y medio, por lo inteligente, es prácticamente quien me saca de paseo...

Lo único que digo es que si hay que ser consecuente, lo tendremos que ser todos.

Para hacer un poco de historia, y no es broma, este vecino del mundo está convencido de que todo comenzó en el momento en que a alguien se le ocurrió cobrar por algo que siempre había sido gratuito: el perejil.

Al principio, lo preparaban como si fuera un tiesto, de plástico blanco, sí, pero tenía su trabajo, que en el fondo es lo que tú creías que pagabas. 

Naturalmente al poco tiempo, te daban (por supuesto, siempre pagando) un poco de perejil, y además con cara de “dónde-está-el-próximo-cliente”.

Todos recordaremos también, el día en que a los grandes almacenes les dio por convertirse en “verdes” y proteger los fondos marinos, y … empezaron a cobrar por las bolsas de plástico. Pequeño gran detalle: Si tan preocupados estaban debían de haber prohibido su venta. Eso sí, en el País Vasco, esos grandes almacenes, tan preocupados por el medio ambiente, no les importa desperdiciar un montón de papel, y junto con cada pedazo de papel con la factura, tranquilamente te dan otros tres o cuatro, como mínimo, con ofertas de productos que normalmente tú no gastas. Y este vecino, en esos momentos, siempre se acuerda del Amazonas...

Cada vez ganamos menos,  y con eso además tenemos que ayudar, lo hacemos lo mejor que podemos, a los más perjudicados por esta crisis que, seamos serios, ya no se va a ir nunca, porque está creada artificialmente. Y cooperamos con alimentos, por ejemplo, porque a las autoridades no les llega para esos menesteres.

Ahora, hay que colaborar con la limpieza de un pueblo, dentro de poco se sumarán todos. Y si eso supone un m2 de limpieza y el agua correspondiente que ya a perpetuidad, como son todas estas cosas, nos tocará apoquinar, y si son, además, cincuenta propietarios en cada calle, ya son cincuenta metros que no hay que limpiar por parte del Consistorio.

¡Ya sé lo que estáis pensando!... ¿Cómo sabrá el ayuntamiento qué metros ha limpiado la ciudadanía? Pues muy fácil. Creará un puesto de trabajo por cada calle, y si no al tiempo, para apuntar todo eso. Puesto, que no saldrá a concurso público, sino que se otorgará de manera “digital” al hijo de un amigo de alguien que alguien del ayuntamiento conoce, que por casualidad, siempre por casualidad, será simpatizante del partido en el poder.

Estoy esperando a que en las zonas de España en que hay campos de golf a tutiplén pidan a los usuarios que, antes y después de cada partido, vayan con un pequeño depósito de agua en la espalda, naturalmente cogido de su domicilio u hotel, para que ellos se hagan también cargo de la cuenta, y dejen el campo en condiciones. Y como ésto todo. 

Sino, recordar también, esos almacenes que vienen del Norte de Europa, y que te hacen caminar por todo su almacén para alcanzar la salida, mientras tú mismo te encargas  de recopilar los  montoncitos que una vez armados, por ti, o por la misma empresa, naturalmente pagando por ello, será un armario con lo estrictamente necesario, sin florituras. O esas otras tiendas que tienen por nombre, se supone, cuatro iniciales, de las que nadie sabe su significado, y que si compras material, especialmente electrónico, audiovisual, informático con su marca, te sale a muy buen precio. Pero eso sí, ya te puedes comprar incluso una impresora de más de trescientos euros, lo sé por experiencia propia, así de tonto me defino, que ellos siempre te cobrarán por el plástico y el papel gastado. Sino, y dicho por sus empleados, “debería de haber traído usted una bolsa muy grande”.

Hace años ese gran entendedor del mundo del espectáculo, Don Narciso Ibañez Serrador, decía que el espectador siempre tiene un punto de sufridor y masoquista, y si recordamos, él lo aprovechaba en su “Un, dos, tres... responda otra vez” para hacer mil barrabasadas tanto al público asistente como a los concursantes. A este vecino del mundo no le queda ninguna duda de que el españolito de a pie funciona de la misma manera.

En mi pueblo, siempre se ha dicho, y me imagino que en el suyo también, “O jugamos todos, o se rompe la baraja”. Pues eso. Que yo personalmente estoy poseído por la "HARTURA",como se dice en el Sur, que son muy buenos con las descripciones

*FOTO: DE LA RED.


jueves, 10 de agosto de 2017

SIETE AÑOS YA


Muy buenos días-tardes-noches,
Mi intención al escribir este blog es el crear un lazo de unión entre vosotros, que nunca sabré cuántos ni quiénes sois, y éste que os escribe, que se cree uno más de la especie humana, y que considera que sus opiniones pueden encontrar algún reflejo en vuestras vidas.
Es también mi intención que ésto sea una especie de diario, en cierta manera novelado, y que yo me evada de los problemas diarios mientras os hago quizás esbozar una sonrisa, con eso me daría por bien pagado.

Y…ya han pasado siete años de esos párrafos, de esas intenciones, que inauguraban este blog que ya avisaba desde ese primer momento que era un tanto novelado, como la vida misma, donde hay muchas verdades, tantas como personas interesadas.

Estos años han servido para comprobar que la realidad supera muchas veces la ficción, y que, a veces, si tuvieras que diferenciar en una ficticia rueda de reconocimiento qué es verdad y qué es mentira, más de una vez nos confundiríamos.

Sin ir más lejos, esa noticia que hemos conocido estos días, de que el ayuntamiento de Ponteareas, en Pontevedra, aprobó este lunes pasado la concesión de un plus de productividad a los funcionarios que hagan al menos el 90% de su jornada laboral, podría hacernos reír a carcajadas, con ese incentivo por hacer lo que se comprometieron a hacer cuando fueron contratados, sino fuera porque es real, y se conformen además, con un 10% de “escaqueo”.

Con noticias así, este vecino del mundo siempre recuerda esas películas con historias de Luis García Berlanga y Rafael Azcona, en las que las situaciones imaginadas serían más creíbles que las reales.

Siempre recordaré cuando en los comienzos de este blog, un compañero de trabajo (de ese al que me habían alejado mediante un ERE, y que en cierta manera fue la razón de inaugurar un blog que sirviera de terapia y de fuga), al enterarse de que tenía un blog, me preguntó quién me pagaba y cuánto ganaba. 

Hay preguntas que no sólo definen al que las hace, sino que pueden transformarle de persona a personaje.

Un blog, una ventana desde la que expresar ideas, sentimientos, opiniones, quizás no podrá cambiar el estado de las cosas, pero al menos puede servir para avisar a esos que forman parte de la actualidad, y que muchas veces se creen tan listos como para engañar a la mayoría, de que harán lo que quieran o los dejen, pero que nosotros nos hemos dado cuenta.


No hay peor opción que darlo todo por perdido, con esa cantinela  de “siempre ha sido así, y será”. Y en esas estamos, y estaremos.

*FOTO: DE LA RED

jueves, 13 de julio de 2017

¿EL FUTURO YA ESTÁ AQUÍ?: LOS CAZA-ORINES


Hoy es uno de esos artículos en los que sabes que te pueden atizar por los cuatro costados, pero te sientes implicado, y te niegas a callarte, porque entre otras cosas, esa vena en tu cuello, al más estilo “Patiño”, más que erecta, ya está apunto de explotar.

Leo en varios periódicos digitales que el Ayuntamiento de Mataró ha aprobado una ordenanza municipal que incluye multas de 750 euros para los dueños de los perros que no diluyan con agua los orines.
El objetivo de la norma - continúa el comunicado del ayuntamiento en cuestión - es asegurar la salubridad de la vía y de los espacios públicos y evitar la degradación del mobiliario urbano. También persigue fomentar la convivencia, el civismo y el bienestar colectivo, facilitando que todas las personas, ya sean poseedoras o no de animales, puedan desarrollar en libertad sus actividades con pleno respeto a la dignidad los derechos de todos.

Lo primero que se ha imaginado este vecino, por cierto poseedor de "Afgano", un bichón frisé, es que, con el tiempo, porque todo se contagia, va a tener que salir a la calle, como "caza-orines", o versión perruna de "los cazafantasmas".

Quizás, comenzó todo con los recortes y que en teoría las autoridades competentes "no llegaban a todo, y que muchos nos vemos obligados a ayudar, por ejemplo,  a los que no tienen dinero para terminar el mes, o incluso a O.N.G.s". Ahora, si por ejemplo, en Mataró, cada uno limpia, los orines, o presuntos orines de su chucho (lo de las cacas por supuesto que es más que obligatorio, y este vecino debido a la práctica se puede doblar sin tener que pasar por un gimnasio para mantenerse en forma) al municipio le puede salir la factura  de limpieza de las calles mucho más liviana. ¿Se trata de eso, de un afán cuando menos recolector?

A este vecino se le ocurre, que ya puestos, todo aquel que salga por las noches para tomar un trago con los amiguet@s, debería de llevar, como mínimo, un dodotis puesto, y otro en el bolsillo de la cazadora/chaqueta para evitar situaciones comprometidas. Y, por cierto, se debería de pasar también una circular a todos los restauradores-bareros-y-franquiciados-varios para prohibir esa práctica de en casos de invasión de clientes, por algún tipo de fiesta, cerrar los váteres con el cartelito de "no funciona".


Ahora viene a mi mente esa  imagen de todo un Arnold Schwarzenegger, en “Poli de guardería”, rodeado de niños y ordenandoles a gritos: “Aquí no se hace pis”.

Como diría La Nuri, mi sufrida, seguro que a uno de los concejales o palmeros varios le han salpicado en su cortijo, y anda medio encabronado.


Con lo que somos los españoles, cualquier día de estos, alguno que tenga un poco de mando en plaza, y sienta una ligera brisa en su cogote, nos va a prohibir exhalar. Y si no, al tiempo. Porque lo importante de tener poder, es practicarlo.

*FOTO: DE LA RED




domingo, 11 de junio de 2017

¿QUIÉN NOS TIENE TANTO PAQUETE?


Quizás esta semana, y clarísimamente, diría este vecino del mundo, alguien se ha pasado de frenada, y ha optado por poner el punto de vista de la actualidad más actual, en el paquete de los hombres, o si abrimos las piernas más o menos cuando nos sentamos en el Metro (o en cualquier medio de transporte), como si el metro también fuera el patrón de la abertura y apertura masculina.

Y aunque la humorada, al menos para este vecino del mundo,  haya empezado por la izquierda madrileña, inmediatamente se deslizan unas fotos, ¡qué casualidad!, de la sección paquetera, del Podemos más varonil  (no confundir con "machista"), como intentando demostrar que el "arco del triunfo" comenzó en Puerta del Sol y acabe en Venezuela.

Siempre es mejor hablar del tamaño de los huevos, especialmente si el color de los pensamientos de sus propietarios es morado, que de los huevos que han tenido muchos para dejar a lo que consideraban su cortijo, y que el españolito medio siempre ha llamado "España", como un solar, con los frutos, presuntamente robados, "empaquetados" (que también viene de "paquete") rumbo a Suiza o Panamá.

Si de verdad, todo eso del paquete invadiendo terreno ajeno es tan importante, y que se puede arreglar con unas breves palabras tanto al invasor “paqueteril”, como a esas señoras que hacen lo mismo, pero  con su bols@, mientras ponen cara de cansadas y que la culpa es de su marido, qué será con lo ocurrido a ese PP culpado y reprendido en una sentencia judicial, por haber perdonado “olvidos” de declaraciones a Hacienda de dineros por parte de gente que siempre tiene dinero y que se mueve, además, por terrenos de presunta influencia.


Ahora que ya se acerca el verano con esas serpientes “des-informativas” que siempre invaden, de una u otra manera, los medios de comunicación, vamos a recibir, ya lo estamos haciendo, muletazos de opinión, porque a pesar de que mucha gente está en contra de las corridas de toros, practica la tauromaquia en el ruedo de la noticia, poniéndonos en posición, con muletazos informativos, de izquierdas, de derechas, para entrarnos a matar y dejarnos patas arriba.

Si en una película hay un personaje que fuma mucho, y tose constantemente, el guionista nos está adelantando que a ese personaje le quedan dos telediarios. Si en los medios de comunicación se ven primeros planos de paquetes desenfrenados, nuestro olfato nos debe de alertar de que alguien nos está robando la cartera.

*FOTO: DE LA RED

viernes, 19 de mayo de 2017

LA MÚSICA COMO OBJETO CONTUNDENTE...




¿Qué necesidad de que me pongan el “txitxarrillo”, una especie de verbena que se celebra en los pueblos vizcaínos, a cinco metros de mi casa?

Fiestas en Ortuella, San Felix de Cantalicio, y este año han cambiado de ubicación este evento, y nos ha tocado la lotería de la vida.
                                         
Por aquello de que “piensa mal y acertarás”, estoy convencido de que el sitio en el que se celebraba anteriormente, Plaza Primero de Mayo, más conocido como Plaza del Ayuntamiento (y no quiero dar más pistas),  a alguien con presuntamente influencias, le ha debido de hartar, y estimar que si estamos en un sistema democrático, que ahora le toque a otro, y le comprendo, pero sin haber comprado boletos nos ha tocado la ruleta rusa, pero bien tocada.
  
Por de pronto, ya he escondido todo objeto punzante y que pueda ser lanzado por el balcón. Solo ha comenzado hace media hora (poco antes de las ocho de la tarde, y el otro día duró hasta la una, más o menos, de la madrugada), pero dentro de poco no voy a poder responder.

Que quede claro, no es una queja, es una petición de socorro, por si alguien luego se pregunta qué ha podido pasar.

Viendo un programa informativo, ahora mismo, tengo la sensación de que los presentadores fuerzan la voz, mientras disimuladamente miran hacia la izquierda, que es donde está el dichoso txitxarrillo.

Nunca hubiera creído lo peligroso que puede ser un pasodoble mal cantado, y los estragos que pueden hacer un teclado, una caja de ritmos, una guitarra, y alguien, una voz, que quiere agradar, pero que la naturaleza no le ha dotado de gusto. Luego hablaremos de los peligros de la guerra química...

Tengo una duda. La primera fila de gente está a no menos de dos metros del escenario (una especie de carpa de lona), y más cerca de los soportales que de los presuntos músicos. y no sé si es porque tienen miedo a mojarse, o simplemente tienen miedo.

Siendo egoístas, que lo somos, y mirando fríamente el panorama que se nos presenta a partir de esta verbena, y de la anterior, esta casa, desde hoy, vale mucho menos, por el peligro a todo tipo de espectáculos que se puedan montar. Nadie quiere vivir en un terreno minado...
               
¡Y podía ser peor! Especialmente si “ejecutan”, sin juicio previo, cualquiera de esas canciones que llevamos en la banda sonora de nuestra vida. Como se les ocurra tocar, y nunca mejor dicho, “My way” (“A mi manera”) tendré que plantearme lo de recuperar algún objeto punzante... Aunque no voy a hacer rehenes. 

El enemigo se acerca bailando la canción de Coyote DaxNo rompas más”. No sé si es una coreografía, o están marcando territorio…


Lo dicho al comienzo: ¿Qué necesidad, en este caso, de probar, que muy en contra de lo siempre creído, la música no amansa las fieras?


*FOTO: F.E. PÉREZ RUIZ-POVEDA

lunes, 8 de febrero de 2016

DUELO DE TITIRITEROS, O LA TRADUCCIÓN DE UNA CANCIÓN INFANTIL



¡No puedo más! He estado todo el fin de semana acordándome de esa canción popular que muchos niños, de los nacidos a finales de los cincuenta, cantábamos cuando salíamos de excursión, la de “Vamos a contar mentiras”, y ha llegado el momento de explotar…


Siempre me atrajo la canción por lo transgresora y rompedora, al menos me lo parecía desde mi mirada, entonces, infantil. Era una especie de poner el mundo al revés. Quizás tenía mucho de “Alicia en el país de las maravillas”, cuando no conocía ni a Alicia, y el mundo, además, a mis cinco o seis años, con todo por descubrir, era una pura maravilla.



Pero quizás el punto álgido de la canción, me lo parecía a mí entonces, era ese momento de


...Por el mar corren las liebres
Por el mar corren las liebres
Por el monte las sardinas tralará...



Y, ahora (más vale tarde que nunca), he visto claro que esta canción es una especie de crónica, por desgracia, de nuestra España actual.


Una España donde siendo corrupto, político o no, puedes caminar por la calle; y los titiriteros, en el fondo y en la superficie actores y artistas, pueden ir directamente a la cárcel, como ha ocurrido este fin de semana en Madrid, Villa y Corte, y la llave tirarla al mar  para ser custodiada por las liebres de la canción, sin que nadie parpadee. 


¿Que la obra, la citada obra, de la que todos hablan hoy, y que muy pocos han visto, lo cual no es óbice,  no era para niños? Totalmente de acuerdo. 
¿Que no era un lugar, hora, ni momento para el citado contenido? Otra vez, totalmente de acuerdo.


Pero, señores, que dos actores, que es lo que son, al fin y al cabo, estos titiriteros, están en la cárcel, en una España, que para sorprender desde el punto de vista picaresco te las tienes que ver y desear, es un auténtico sinsentido.


En un país donde las obras de palacio van despacio y que cuanto más robas, más tiempo tardan en juzgarte, por una obra de teatro, que en el fondo es lo que es, primero, te meten en la cárcel y, luego, ya veremos.


Que se depuren todo tipo de responsabilidades, porque por de pronto hay una obra que no debía de haber sido representada a la hora en que lo fue, ni para el público al que se ofrecía. Alguien cerró un contrato para, cuando menos, un momento inadecuado, pero creo, sinceramente, que los titiriteros en la cárcel es como los cristianos ante los leones, una parte más del circo, "customizado", eso sí, e inmenso en el que estamos.


Evidentemente, alguien, algún empleado o técnico del Ayuntamiento de Madrid debe dimitir o ser cesado, pero más de uno de los que se están rasgando las vestiduras, y que ahora están en la oposición, en Madrid, ya solo pensando  en el triste caso "Madrid Arena", en el que fallecieron cinco jóvenes, tienen más cara que espalda.  Y los que "no sabían, no opinaban, no hablaban" en ese momento, ahora están tirando opiniones como piedras.


Y es que quizás fueran más permisivos entonces, porque a la postre se trataba de un negocio, que iba a generar mucho dinero, y fácil, y se supone, que negro además en su gran mayoría, y ahora  lo que se movía eran ideas, ideas quizás equivocadas para muchos, pero ya se sabe que a las ideas las carga el diablo, y si además ese diablo viene del infierno de la "Cultura", doblemente diablo.


De todas maneras, y muy en el fondo, ésto también se trata de un duelo de títeres, unos, los de andar por casa, están ahora en la cárcel, y otros, más sofisticados, quieren seguir dirigiendo los hilos, los nuestros, desde la oscuridad del anonimato, mientras nos aseguran, que por el mar corren las liebres y por el monte las sardinas, o lo que es lo mismo que decir, que siempre se hace lo que el pueblo quiere.  ¡Hay que joderse!


*FOTO: DE LA RED

sábado, 26 de diciembre de 2015

EL BELÉN ACTUAL, NI DE CORCHO, NI DE BARRO


Quizás lo que más me gusta del día de Navidad es el paseo que me doy por la gran ciudad, en este caso Bilbao, y que la gente, todos en general con los que me cruzo, si hablan, en contadas ocasiones, lo hacen bajito. Nunca he sabido si es para que no les oigan los damnificados por los excesos nocturnos, o porque les duele la cabeza a ellos también.


Este año, la mañana de Navidad, he tenido la sensación de que hemos sido arrollados por el espíritu navideño. Incluso me pareció, esa mañana del fun, fun, fun, más que nunca, que eran los perros quienes sacaban a sus amos a pasear, para que tomaran un poco el aire y se les fuera esa melopea mezcla de alcoholes varios y borrachera de abrazos y buenos sentimientos hasta con la gente que no conocen.

La verdad es que este vecino del mundo ya se quedó noqueado en “Nochebuena”  con el discurso del Rey, en el momento que dijo que nos hablaba desde El Palacio Real, que era de todos los españoles.

Sinceramente, pensaba que no era así, que no era mío, cuando el año pasado, visitando Madrid, en plena Semana Santa vi una cola inmensa de gente, pasando por taquilla, y que tras ver los precios, y como íbamos tres, tuvimos que elegir entre alimentarnos física o culturalmente. 


Por otra parte, de la gente que visita todos los días tanto el Palacio Real , como los otros bienes culturales,  todavía no he recibido, no hemos recibido, parte del botín, aunque seguro que si pregunto me dirán eso de lo comido por lo servido, lo que se gana, por lo que cuesta el mantenimiento del pasado. Esa fue una de las razones por las que decidimos irnos a comer, porque si no nos buscamos la vida nosotros…


Desde hace unos años, desde la crisis concretamente, las Navidades me parecen en blanco y negro, remedando a aquellas películas españolas de principios de los sesenta, con un Casto Sendra (Cassen), José Isbert y José Luis López Vázquez, entre otros, buscándose la vida y, algunas veces, la muerte.  


Al atardecer del veinticuatro, me pareció  oír clarísimamente a alguien gritando: Chencho, Chencho… Sé que es muy probable que los lectores de menos de cincuenta años no me entiendan ésto, y deban de ver “La gran familia”. Quizás vean reflejado, en cierta manera, versión 3.0., eso sí, lo que está ocurriendo otra vez.  Y es que de vez en cuando no hay que hacer oídos sordos al pasado, y ver de dónde venimos y hacia dónde, desgraciadamente, parecemos ir.


La estampa de la Señora Carmena, Alcaldesa de Madrid, sin olvidar por supuesto al Padre Ángel, y no es hablar mal de ellos, sino al contrario, nos remite a un pasado del “siente un pobre a su mesa” verdaderamente estremecedor.  Y mientras, los partidos políticos, todos los partidos, discutiendo si son galgos o podencos, y en lugar de enseñar a pescar, entre otros a los que estaban en la cena celebrada en el ayuntamiento madrileño, intentando conseguir la caña más grande y lujosa, para que se note quién manda de verdad.


Este año, me imagino que lo habréis notado, no he felicitado las fiestas a nadie, no nos lo merecemos mientras hay un montón de desgracias, incluyendo esos que ya han quedado marcados como “refugiados”, y en realidad no están al refugio de nada, sino a plena intemperie. Quizás, este año el tiempo invernal sea más permisivo que nosotros, que nuestros corazones, y se avergüence de tener que “atacar” a un grupo que no importa a nadie, muy al contrario, molesta y mucho.


Os voy a pedir realizar una pequeña prueba, acercaros a ese pequeño, o gran belén que habéis montado por vuestros pequeños preferentemente, mirad al niño, tan bonito, tan limpio y reluciente. Ahora, sustituirlo por cualquiera de los niños vistos en esas fotos de “pequeños refugiados”. Pues eso. No tenemos vergüenza. ¿Que la culpa no es nuestra, es de los que mandan? Seguramente, pero les seguimos apoyando con nuestros votos, a todos.


Desear “Feliz Navidad” es ocultar todo tipo de problemas, y calmar nuestra conciencia. Y ya no estoy dispuesto a hacerlo, en mi caso, porque nacimientos, de los de verdad, y no de corcho y barro, hay todos los días.

*FOTO: DE LA RED

martes, 8 de septiembre de 2015

DE RUIDOS Y MASCOTAS...


¡Es terrible! Eso de hacer obras en casa siempre es un engorro, y especialmente si las hace el vecino, que ni te ha informado ni nada, y de un momento a otro, pareces Charlton Heston, versión decrépita, más incluso que él mismo en aquella película de los años setenta, “Terremoto”, que publicitaba el sensurround, como una maravilla de sonido que te hacía sentir las bondades, si las hubiera, de un magnífico terremoto, y sólo por el precio de una entrada.

Pues llevamos varios días, en nuestra casa, sufriendo las molestias de las obras de un vecino, que nos hacen recordar que aquellas promesas de nuestra casa soñada y deseada, y que se vendía como una construcción sólida y para siempre, nos revela que en realidad, deberíamos de andar con cuidado en qué pensamos, porque los muros deben ser tan livianos que, sin duda, se deben de oír hasta nuestros pensamientos. Y los míos al menos, desde los ruiditos del vecino, no son publicables.


Este vecino del mundo cree, que si el vecino en obras está naturalmente en su derecho de hacer de su casa un castillo, por lo menos como futuro noble podía habernos avisado de las posibles molestias. No era vinculante, pero si aconsejable al menos unas palabras de aviso y de comprensión. Me estoy continuamente acordándo del Señor Gila y de su frase: Si no sabe soportar una broma, márchese del pueblo; y esperemos, cuando menos, que la broma del ruido no se haga crónica…

Acabo de salir con Afgano, mi bichón frisé, para airearme un poco, y alejarme de ese ruido que pudiera llegar a ser insufrible,  e intentar con ese descanso que no deje huella en mi ADN. 

Hace ya tiempo que llegué a la conclusión de que son los perros quienes sacan a sus amos a pasear. En gran parte de las poblaciones, por no decir en todas, los ayuntamientos, mediante los bandos municipales suelen hacer saber que los perros tienen que ir atados. Sería deseable que en próximos bandos se sugiriera la necesidad de que los propietarios se saludaran entre sí, más que nada para mostrar la misma educación que seguro ya tienen sus mascotas, y para demostrar, además, que el amo del perro con el que el suyo acaba de hacer buenas migas no es invisible.

Afgano se ha encontrado, en su recorrido de ahora mismo, con seis perros, y tan solo dos de sus propietarios han intercambiado un saludo con este vecino del mundo, quien ya había llegado a la conclusión antes de que le saludaran por primera vez que el ruido de la obra, para colmo de males, le había debido convertir también en invisible.


Luego, en las redes sociales, somos todos intachables y afeamos la conducta de los demás, pero cuando salimos con nuestras mascotas, la mayoría de las veces, ella, la mascota, es mucho más educada; aprovechandonos, además, de que como dice esa famosa frase, ella nunca nos abandonaría, porque en muchos de los casos, el supuesto animal irracional es mucho más educado y agradecido que el animal de dos patas que va a su lado, y que, además, cree que tiene mando en plaza…¡Una auténtica injusticia!

*FOTO: DE LA RED

sábado, 2 de mayo de 2015

ESQUINAS LIBRES DE COLCHONES



Sin intentar hacer un chiste de la situación, en momentos de crisis económica es más que previsible quedarse sin Monedero, y ésto es lo que le ha pasado a Podemos. Y los que antes ponían el acento en Venezuela, ahora lo ponen en las desavenencias en un partido recién nacido, y que por el mero hecho de estar,  ha puesto nerviosos a muchos.

Se podrá hablar, y en abundancia, de que una cosa es la teoría y otra llevar una idea, un nuevo partido, a la práctica, pero eso es el juego de la vida en sí, teoría y práctica, o el famoso prueba y error.

Este vecino del mundo está totalmente convencido que por el mero hecho de que Podemos haya nacido, ya el juego electoral ha cambiado, y esos intentos de regenerar fachadas de PSOE y PP es un claro ejemplo de ello. Lo que ocurre es que con limpiar la cara de un partido no es suficiente a tenor de cómo está el patio de choriceo, corrupción e ideario más que trasnochado.

Y es que cuando se hinchan las venas  de los políticos de turno y se les sube la tensión, aflora toda su verdad. Como le ha ocurrido, hace pocos días, a la Señora Aguirre al intentar prometer, aunque nadie se lo pidiera, al menos a la vista de la opinión pública, dejar las calles madrileñas limpias de todo aquello que puede “azorar” la vista de un turista. Y es que confundir la potestad en un ayuntamiento y aquel antiguo, pero al parecer eterno, “la calle es mía”, es frecuente.

En realidad, y bien pensado, la calle tiene que ser para el que la trabaja, y si alguien lo hace, son esas personas que por diversas circunstancias se han visto avocadas a vivir en ella, por mucho que lleven colchón o no. Y lo del colchón no es un tema baladí, ya que al tener que rectificar sus primeras declaraciones, Doña Esperanza dijo que ella no se metía con los que lo han perdido todo y están abocados a vivir sin techo, sino a los  que están en la calle con los colchones, y luego mezcla a “mafias” callejeras en el tema.


La duda que le entra a este vecino es si la Señora Aguirre parte de que los bancos se deben de quedar con las casas al completo, incluido mobiliario y ajuar, y quizás le cabree el comprobar de que algunos en ese naufragio que supone un desahucio, literalmente, salven los muebles.

Y volviendo a Monedero, este vecino ve con buenos ojos que cada uno tenga su Pepito Grillo, o su piedra en el zapato que le recuerde lo que quería ser, y lo que es. Y quizás Podemos haya actuado como un Monedero con los demás partidos, y ahora, ellos mismos, se tengan que replantear también muchas cosas.

Más de uno se habrá dado cuenta de que este vecino del mundo no ha mencionado para nada a CIUDADANOS, y es que cuando un partido es tan parecido a otro, PP, pero cargado con buenas intenciones y aires renovadores, desde la atalaya de la que “vigilamos” el día a día, atisbamos con seguridad, de que en el futuro, al PP le vendrá bien Ciudadanos, aunque eso suponga remover la máscara de un partido lleno de más luz que la que se desprenden de sus ideas.

A poco tiempo de unas elecciones, que aparezcan estudios de voto, que siguen dando, esta vez con la ayuda de Ciudadanos, la alcaldía de Madrid al PP, este vecino no sabe si es descorazonador, pero cuando menos es comprobar que tenemos lo que nos merecemos y que luego no debemos ir llorando por las esquinas, esas mismas que quieren que estén libres de colchones.

Este vecino por su lado, está poniendo en este mismo momento un póster de Monedero en la puerta de su habitación. No, no está enamorado de él, sino que quiere acordarse, al comenzar cada nuevo día, de lo que fue el ideario de juventud, para no apartarse mucho, y en su caso recuperar rumbo, de dónde quiso llegar.


*FOTO: DE LA RED



martes, 28 de octubre de 2014

EL AVESTRUZ SEVILLANO

Estoy cabreado, sí, sin tapujos. Estoy muy cabreado, y no es por la cantidad de sinvergüenzas, cincuenta, apresados ayer en la Operación Púnica (hasta para poner nombres somos especiales) por presuntamente cobrar comisiones a diestro y siniestro, o en concreto a empresarios por adjudicarles obras.  Desgraciadamente, a esos desmanes ya nos estamos acostumbrando.
Más bien se ha colado de tapadillo la noticia de que en Sevilla el primer Juan Ignacio Zoido (PP) ha sacado adelante, solo con los votos de su partido, una nueva y excesivamente endurecida ordenanza municipal de limpieza pública que, según informa El correo de Andalucía, incluye novedades en las infracciones leves como la prohibición de la manipulación, extracción o rebusca de los residuos una vez “depositados en los contenedores”. Especificando, la ordenanza señala en el artículo 11.19 que "queda prohibido extraer o rebuscar residuos una vez depositados en los contenedores". Un incumplimiento de dicha norma puede ser sancionado con multas de 750 euros.
Naturalmente se dirá, porque seguro que saldrá a la palestra algún portavoz del citado ayuntamiento que es por razones de higiene, pero para este vecino del mundo es más que evidente que es para que en una ciudad tan bonita como Sevilla, los turistas no “se inquieten” con los pobres que buscan comida para hincarle el diente, y así estropeen las vistas de postal.
Jugando a adivino este vecino del mundo está convencido que tras las criticas, que seguro que está recibiendo el alcalde por ésto, se retractará o al menos intentara maquillar el tema, pero cuando el gato levanta la cola, ya sabes que en cualquier momento puede atacar...
El ayuntamiento sevillano, como otros muchos, no está preocupado por el nivel de pobreza de sus ciudadanos sino de que éste se vea. No se prohíbe ser pobre, porque ésto sería contradictorio con todas las medidas que este gobierno, el central, está tomando, bajando consecuentemente el nivel de vida de muchos de los españoles, sino que a los pobres se les vea.
Algún gracioso seguro que dirá, y por eso este vecino se adelanta, que quizás el edil sevillano solo ha seguido los presuntos íntimos deseos de su partido de no revolver en la basura, y de la metáfora, el Señor Zoido lo ha trasladado al día a día.
Es normal que la vista de indigentes, y no me gusta la palabra porque  “pobre” es más descriptivo y llano, incomode no solo a este ayuntamiento, sino al Gobierno de la nación en general, pero, como dicen los jóvenes de ahora, “hay lo que hay”.  
Ahora parece que el ayuntamiento sevillano se ha convertido en avestruz, y con esconder la cabeza bajo tierra, como se dice (aunque no es verdad) que hace este ave, no se arregla nada. Pero está claro que este consistorio, el sevillano y muchos otros, y por supuesto que el gobierno nacional, solo se preocupan por las apariencias, no por el fondo de los problemas. Y así nos va como nos va.

*FOTO: DE LA RED

lunes, 25 de noviembre de 2013

MÁS VALE MAÑA QUE FUERZA

Parece que hoy el príncipe de todos los españoles  no debe de estar para muchos chistes. Tras siete horas de espera en el aeropuerto de Torrejón, se ha vuelto a su casa, por problemas en el avión que le iba a llevar, y con él, todo el séquito, empresarios incluidos, a un viaje que tenía como fin abrir mercados en Brasil. Lo más triste de todo esto es que se trataba de uno de los dos aviones oficiales que se supone tienen nuestros representantes políticos.
Esperemos que no fueran a vender aviones, porque el ejemplo entonces sería lamentable.
Al final la huelga más drástica ha sido de dentro del mismo sistema, es curioso.
España está cerrada por reformas desde hace tiempo. ¡Y nada de sonrisas irónicas! Que de la célebre frase atribuida al poeta cubano José Martín, “Tener un hijo, plantar un árbol y escribir un libro”, como símbolo de nuestra trascendencia más allá de nuestra vida,  parece que los españoles, al final, solo nos vamos a quedar con plantar marihuana, y no para asuntos placenteros, sino para hacer trapicheo.
Y es que quien más quien menos no es que tenga problemas a fin de mes, sino que se deberían de inventar meses de quince días, y parece que del poco dinero que queda, los españoles se están gastando algo en preservativos, porque ya han sonado todas las alarmas, y en las últimas proyecciones demográficas se ha llegado a la conclusión de que, de seguir todo igual, para el 2017 va a haber más defunciones que nacimientos en este país.
Quizás eso de que la naturaleza es sabia va a ser verdad, y vamos a desaparecer todos los españoles para que se acabe el problema que tenemos montado. Y una noticia para el todavía gobierno, eso significará que todos sus cambios, recortes y brotes verdes no han servido para nada.
Y antes de terminar por hoy… Para todos aquellos que piensan que la única solución para “molestar” a un gobierno, ayuntamiento, o sociedad en general, es montar una huelga, decirles que están muy equivocados.
Lo mejor es, como ayer en Donosti, organizas un evento deportivo, una maratón en este caso, y durante toda la mañana reina el caos por el centro de la ciudad, y te tienes que poner un chándal por narices, porque los autobuses se convirtieron en un bien en extinción.
Al final va a ser verdad eso de que más vale maña que fuerza.

*FOTO: DE LA RED

domingo, 8 de septiembre de 2013

AMOR Y HABAS

Llevo todo el día acordándome de Amor. Era una vecina nuestra, en Donosti. No diría que era muy querida, pero sí que no pasaba desapercibida. Todo aquel que en algún momento se cruzaba con ella, no la olvidaba nunca.
Siempre vestida de negro, este vecino piensa que ya había nacido viuda, y con una pequeña renta todos los meses. Al no tener que preocuparse por su día  a día, se volcaba en la comunidad, pero no para ayudar en los problemas, sino que ejercía más bien el concepto de Gran Hermano. No se le escapaba nada. Es más, este vecino del mundo ha llegado a plantearse que tenía poderes psíquicos, y antes de que alguien hiciera algo, Amor ya sabía lo que cada uno de nosotros pensaba.
No se perdía una reunión de vecinos. Se colocaba en primera fila. No aportaba ideas, solo veía las pegas de las ideas ajenas. Eso sí, siempre nos pasaba informes de cómo estaba la situación de  los portales 2 y 6, el anterior y el posterior al nuestro, echando en cara lo mucho que ellos habían conseguido para su comunidad.
Lo curioso del caso es que  cuando nosotros intentábamos hacer  lo mismo que ellos, si era el caso, Amor se oponía a todo, con lo cual había momentos en los que se contradecía, porque a lo mejor hace unos meses había mantenido un criterio, y ahora mantenía el opuesto. Este vecino  siempre pensó que Amor no hubiera desentonado entre los miembros del ayuntamiento donostiarra, entre los que era frecuente el mismo cambio de criterio, dependiendo de si eran del partido del alcalde en ese momento o no.
Todos os preguntareis de por qué me estoy acordando de Amor ahora. Pues muy sencillo; por todas las voces que se están alzando ahora, alegrándose de que la candidatura de Madrid, como sede olímpica, se haya quedado fuera, y más en la primera ronda.
Hay personas que nunca quieren participar aportando ideas, pero que siempre destrozan las de los demás.
Se ha calculado que si Madrid se hubiera llevado la sede para los Juegos Olímpicos del 2020, ese impacto hubiera supuesto lo mismo que una campaña publicitaria por un valor de más de setecientos millones de dólares, y eso, se mire como se mire, siempre es bueno.
Que en España hay una aguda crisis lo sabemos todos, y eso no va a cambiar  sin la adjudicación de los juegos, pero sí podía haberse contemplado una oportunidad con el triunfo en la candidatura.
Como se suele decir en el argot castizo, en todos los sitios cuecen habas, y Tokio y Estambul seguro que tienen las suyas, pero de cara al exterior han dado imagen de cohesión, y no como nosotros, que aunque somos moléculas de un mismo cuerpo, siempre nos repelemos. Y es que Amor, no solo es un nombre, también es un sentimiento.

*FOTO: DE LA RED

martes, 28 de mayo de 2013

HAY UN MENSAJE PARA TI

Estos días ha saltado al conocimiento público, en la zona de Sestao (Vizcaya), que varias entidades bancarias están mandando cartas a sus clientes, con menos capacidad económica, sugiriéndoles alquilar alguna de sus habitaciones para de esa manera poder ampliar sus ganancias. De primeras, a este vecino del mundo se le ocurre que desde el caso de las “acciones preferentes”, las entidades bancarias han quedado inhabilitadas para aconsejar, añadiendo a todo eso que muchos de sus gerifaltes de lo único que se han preocupado durante mucho tiempo es en blindar sus contratos, y forrarse el riñón para su jubilación.
A muchas personas el pasar de las vacas gordas a las vacas flacas, les ha pillado con el paso cambiado, y de tener sus pequeñas finanzas controladas han pasado a prácticamente ser controlados por sus acreedores. De todas maneras, es de juzgado de guardia que entidades que siendo privadas, han debido de ser ayudadas por todos nosotros para salir adelante, se erijan ahora en “Pepito Grillo” y que nos vayan dictando los pasos que tenemos que tomar, porque en realidad con esas cartas están invadiendo el ámbito privado.
El ayuntamiento de Sestao, con el alcalde a la cabeza, no ha tardado en contestar a las susodichas entidades bancarias, que esa solución, la de alquilar habitaciones, puede conllevar problemas para el buen convivir ciudadano, ya que se pudiera dar el caso de las denominadas “habitaciones pateras”, donde duermen muchos inquilinos en muy poco espacio.
Hasta hace poco nuestra manera de proceder les importaba un pimiento a los bancos y cajas de ahorro, porque al final de mes, si no podíamos pagar la hipoteca, nos desahuciaban en muy poco tiempo, se quedaban con la casa y seguíamos con la misma deuda. Sin embargo, como ahora tienen problemas con tomar posesión de las casas hipotecadas, por aquello de los movimientos populares, ahora quieren evitar ese momento “sugiriéndote” otras alternativas, pero siempre desde tu lado, ellos han vivido siempre bien, y quieren seguir como hasta ahora.
El paso dado por las entidades bancarias a parte de ser sumamente grave, crea precedente, y una invitación al mismo tiempo, de que el común de los mortales, se preocupe por el buen comportamiento de cada uno de los componentes del banco, vía escraches, o buzón de sugerencias para que la actitud de los componentes de la citada entidad sea cuando menos conveniente. Y el abanico que se puede abrir es muy amplio, desde sugerir al director del banco que ya que el año pasado estuvo de vacaciones en Riviera Maya, este año visite a los amigos del pueblo, para así no gastar tanto, o que al señor cajero que se iba a cambiar de coche, se le aconseje que durante dos o tres años más puede seguir “tirando” con el mismo coche, y así incluso no hace falta que se le suba el sueldo durante una buena temporada.
Los mismos bancos no se han dado cuenta de la mecha que han encendido con ese movimiento, y a partir de ahora puede pasar de todo, menos que nos aburramos.

*FOTO: DE LA RED