Mostrando entradas con la etiqueta Reyes Magos. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Reyes Magos. Mostrar todas las entradas

martes, 7 de noviembre de 2017

LA NOCHE DEL BLOGUERO


Hay momentos en los que uno se despierta como si cayera de la arista del K2, ha sido el caso, y se sorprende sentado en el sillón de la sala mientras tiene la inequívoca sensación de que por la ventana acaban de irse sus musas. Ha venido a visitarle la inspiración, pero no le ha pillado trabajando.

El bloguero en su sentido estricto vive en un continuo estrés dejando ya atrás un asunto vivido y depositado en su blog, mientras busca en lontananza otro artículo del que hablar, y que a él verdaderamente le resulte interesante.

En cierta manera, y salvando las distancias, un blogger se encuentra siempre en la noche que lleva al día de Reyes Magos, una noche de inocencia plena trufada de ilusiones, preguntándose continuamente qué le traerá el destino.

Es de suponer que lo mismo que cada maestrillo tiene su librillo, cada blogger tendrá su mundo, y habrá quienes ya tendrán prefijados temas en cada época del año, más que nada por aquellos que tienen firmas o empresas  a las que “ayudan” con su camuflada/descarada publicidad, disfrazada de descubrir nuevas sensaciones en artículos consumibles. Es una opción. No está ni bien ni mal.

En este blog, en A TROCHE Y MOCHE, se observa en seguida, como detalle inherente a su ADN, que el autor se define continuamente como “vecino del mundo”. Una manera de describirse, descubrirse, como continuo mirón/degustador de su entorno.

No es lo mismo lo que tú te crees ser, a lo que los demás ven de ti. Y en ese juego vive/se nutre este blogger en ese “blog personal”. Y cuanto más fresco de ideas, mejor funcionará el juego de las apariencias: observar y ser observado. Porque lo que ves de los demás, en ningún caso te es ajeno, ya que en las descripciones que hagas, en parte, siempre hablarás también de ti, porque sólo puedes hablar del mundo que tú has descubierto. Julio Verne nos dejó hace mucho tiempo, y los demás de videntes hemos pasado a ver lo evidente.


Voy a recolocarme todo tras la caída de la arista de ese K2 metafórico. Al menos este “accidente” ha sido fructífero, y ya tengo mi nuevo artículo. Ha acabado la noche del bloguero, y las luces de un nuevo día alumbran ya sus opiniones.

*FOTO: DE LA RED

martes, 26 de abril de 2016

UN DÍA COMO UNA NOCHE...


Hoy, especialmente ahora, me estoy sintiendo como en la noche de reyes, pero al revés, en lugar de nerviosismo y esperanza, hastío y decepción, mucha decepción.


No hago apuestas nunca, especialmente desde la crisis, porque de la fase de tener cocodrilos en los bolsillos, para gastar lo menos posible, hace tiempo que pasé al  momento en que solo me quedan los cocodrilos, y además se están yendo a comer fuera, porque si se quedan, este vecino es capaz de comérselos, para sobrevivir. Pero, si hubiera hecho apuestas, o porras, tras el 20 de Diciembre, estaba, y lo he estado hasta hoy (último día para alcanzar un acuerdo), seguro de que se iba a llegar a un entente, especialmente desde, por decirlo de alguna manera, las izquierdas, y partiendo de que el PSOE todavía es zurdo, que es mucho suponer desde hace tiempo.


Pintaba bien esta mañana, con al parecer ese último acuerdo sacado de la manga con nocturnidad y alevosía, por COMPROMÍS y el PSOE, en una especie de puesta de cuernos a un PODEMOS, pillado en fuera de juego total. Pero enseguida, CIUDADANOS ha llamado al orden, por decirlo de alguna manera, al PSOE, y le ha dicho eso de: ¡Verde las han segado!, o como hubiera dicho mi difunta abuela: "No hay tu tía".


Luego nos pasaremos todo el tiempo con eso de abrocharnos el cinturón, cuando la mayoría de los partidos es como si se hubieran corrido una juerga de ciento y pico de millones, que es lo que van a costar los próximos comicios, sin parpadear.


Al entender de este vecino del mundo, las leyes que rigen ésto de los comicios, o votaciones, está muy mal diseñado, o muy bien para los políticos,  según se mire. Nadie, ni izquierdas ni derechas, nadie, ha mirado por el contribuyente, por el españolito de a pie, por el sufridor, tras el 20 de Diciembre, y como "premio" van a recibir otra porrada de dinero para poder hacer loas a sus respectivas candidaturas, y convencernos de que su detergente limpia mejor la democracia.


Como este vecino ya ha dicho en algún post anterior, es de la opinión de que este marrón lo van a tener que aprender a gestionar ellos solitos, y debiéramos de ir a votar todos, sin que falle nadie de los comicios anteriores, y hacerlo otra vez en el mismo sentido. No por cabezonería, sino porque en realidad se presentan los mismos a lo mismo, y tienen la cara dura, además, de pedirnos más "paga"... Pues que remienden este "siete democrático" ellos mismos, y si no saben coser que aprendan.


Al pasar de niños a adultos descubrimos que los Reyes Magos... son leyenda, y hoy, este día decepcionante donde los haya, ha quedado claro que los políticos... tampoco existen, al menos en España, y para más inri, ellos además no lo saben.



*FOTO: DE LA RED

miércoles, 6 de enero de 2016

CÓMO SE VISTEN LOS SUEÑOS


No hay nada más triste que el soniquete del piano de una cajita de música, por mucho que la bailarina no pare de bailar, ni más melancólico que el pétalo de una rosa secuestrada entre dos páginas que ya no significan nada. Es como ponerle diques al mar, o poner una taquilla para aquel que quiera retozar en el campo.


La verdad es que estas últimas veinticuatro horas han dejado fuera de juego a este vecino del mundo, y eso que uno ya pensaba estar curado de espanto. Pero sinceramente me han producido gran tristeza esas protestas  por esos asientos v.i.p. que antes se otorgaban durante  la cabalgata de reyes madrileña a todo aquel que tuviera mano izquierda, o para ser más precisos, mano derecha, y que como esta vez se han otorgado a discapacitados ya ha habido dedos acusadores, otra vez, hacia Manuela Carmena. Una oda al egoísmo más clasista.


Cuando uno verdaderamente está haciendo el ridículo protestando por una prebenda que en realidad es eso, y se otorga si se otorga, y no se da cuenta del morro que está teniendo al quejarse por algo que debería ser una excepción y no una costumbre, quiere decir que el “a dedo” y el “porque sí” están tan introducidos en este país, que hay gente que desgraciadamente ya no distingue cuando está haciendo mal las cosas; porque puede cantar, sin parpadear, aquella canción de Jeanette que decía “soy rebelde porque el mundo me ha hecho así”. Y a ellos les ha esculpido así una cultura de la política derechona y dictadora que no es que barriera para su casa, sino que era un auténtico tsunami de dirigir prebendas para ellos y los de su linaje. Y no pueden cambiar porque no distinguen, al pensar erróneamente, que todo lo suyo, o que creían suyo, es correcto.


La queja de ayer de la exdiputada del Partido Popular y miembro de la fundación FAES, Cayetana Álvarez de Toledo, se ha convertido en una de las “etiquetas” más contestadas de estas últimas veinticuatro horas, en Twitter, y el centro del cachondeo en las redes sociales, tras su último y cruel ataque a la Alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, con un tweet que decía

Mi hija de 6 años: "Mamá, el traje de Gaspar no es de verdad." No te lo perdonaré jamás, Manuela Carmena. Jamás.

De lo cual se pueden deducir dos cosas, que Doña Cayetana no usa ropa de Agatha Ruiz de la Prada, ya que los diseños, por llamarlos de alguna manera, de los supuestos Magos de Oriente la recordaban en parte, por lo que a su hija no le hubieran parecido extraños, y que la exdiputada solo reacciona cuando le tocan la familia. Lo que por otra parte nos pasa a todos, con la única diferencia que mientras el españolito de a pie reacciona por la casa que le intentan requisar, o el dinero que le ha desaparecido de su banco por confiar en ellos, los protegidos por los tejemanejes politiqueros se preocupan por cómo se visten los sueños.


Está claro que los que eran VIP hasta ahora en la Villa y Corte, tienen un orden de prioridades bastante diferente al común de los mortales.

*FOTO: DE LA RED

martes, 5 de enero de 2016

REINAS MAGAS, LA TRADICIÓN DE ESTE AÑO



Ahora resulta que tenemos otro problema más para escribir la carta a los Reyes, porque lo hacemos…¿a los Reyes o a las Reinas?. Si no me queda más que elegir, y como la experiencia es un grado, este vecino del mundo se decantará por las Reinas Magas, porque, seamos prácticos, al final siempre son ellas las que preparan los regalos, o dicen, la última palabra.


Otra cosa es la tradición. Pero si algo estamos aprendiendo en estos últimos tiempos es que las tradiciones están para cambiarlas, y que algo que se ha hecho por una vez, el segundo año ya es tradición.


Personalmente cuando se comenzó a hablar de poner Reinas Magas, inocente de mí, me imaginaba el tema como mujeres disfrazadas de Melchor, Gaspar o Baltasar, que a los ojos de los infantes, destinatarios últimos del “show”, por decirlo de alguna manera, no variaba nada. Sin embargo, visto lo del domingo con la denominada “Cabalgata laica”, en Valencia, y presidido por las Reinas Magas “Libertad”, “Igualdad”  y “Fraternidad”, ya directamente me he imaginado uno de los carruajes presidido por una guillotina gigante, resplandeciente ella, muy cortante ella. Solo me falta saber si estas reinas van a traer carbón a los niños que no sean republicanos, porque según se dice es un auténtico remedo de la última cabalgata republicana que se hizo en Valencia.


Seamos serios, desde mi punto de vista al menos, unos señores con barbas y todo tipo de disfraces, dan un cierto aire de misterio a los niños, que viene bien en ese mundo de luces y sombras en el que todavía viven, y en el que cada día van aprendiendo algo nuevo. Y parece que hay que explicarlo, pero “los disfraces” de pelucas y barbas pelirrojas, grises y de tez negra, es un mero artificio, junto con lo exótico, a que de un año a otro se puedan cambiar los miembros sin que prácticamente se note. Cosa que también funciona igual con sus equivalentes tanto en Euskadi como en Galicia.


Pido perdón de antemano, pero ya se sabe que siempre digo lo que pienso, y por las fotos vistas, unas cuantas, “Libertad”, “Igualdad” y “Fraternidad”, las del domingo en Valencia, están encantadas de haberse conocido, y en ningún momento se les ve haciendo caso a la plebe infantil, no lo olvidemos, razón principal del acto, y directamente remiten en su apariencia a una alta clase social pija entre las pijas,  y de usos y costumbres tan separados del Lejano Oriente como del españolito medio. Y que de un año a otro,  se va a notar el cambio en los personajes. Es más, es posible, que para ahora, más de un niño haya dicho eso de: “Qué hace ahí la loca de mi madre. ¡Qué vergüenza para la familia!


Al ver las fotos de ellas, tan risueñas y “campechanas”, ya se sabe que esta palabra lleva mucho tiempo ligada a la realeza española, me he acordado (¡qué le voy a hacer si mi mente asocia imágenes de esta manera!) a aquellas imágenes en que una desconsolada Montserrat Caballé, desolada entre las desoladas por el incendio del Liceo, santo y seña de la sociedad catalana más catalana, y al que no podía entrar cualquiera, pide, y además en un excelente castellano, dinero a todos los españoles.


Sé que hoy me he podido meter en un jardín inmenso, y también es posible que mi Reina Maga particular me haga gentilmente trasladarme a otra ala del palacio, y dormir allí hasta que haya pagado con el carbón del desdén por dar una opinión que, además, nadie me había pedido. Pero de la buscada de la paridad, hemos llegado, pasando por una parida, que aunque se parece semánticamente, nada tiene que ver, a un derrocamiento real,  por algo que tiene mucho de fuegos fatuos y de disfrazarnos de carroza real fémina una igualdad, que el día a día lo desmiente.


Mientras, los niños, más desorientados que una brújula ante un imán.

FOTO: DE LA RED

lunes, 28 de diciembre de 2015

¿INOCENTADAS, O MENTIRAS?


Que no estamos en lo que tenemos que estar.  Que se debería prohibir, que eso se les da muy bien a los políticos, poner elecciones tan cercanas a las Navidades. Nadie está centrado. Y con eso de la corrupción no me extrañaría  que hasta los Reyes Magos entregaran este año “sobres en diferido”.


Es más, los Reyes, los verdaderos, los de Oriente, ahora tienen que estar temblando, riesgo de perder su empleo, ya que en algunos municipios van a salir en las cabalgatas “reinas”, y ya se sabe que entre reinas o reinonas, la diferencia es de muchos centímetros de tacones, que sentados en sus carrozas, no se nota. Y el año que viene, los Reyes Magos, los verdaderos, los únicos, con la pata quebrada y en casa, y las Reinas repartiendo regalos, por aquello de que como lo han hecho un año, pues eso, que ya es tradición. Además con lo que saben ellas de llevar el control de una casa, seguro que hasta el gasto en regalos baja sensiblemente. Y a más de uno, hasta ahora Rey Mago, le harán ese tipo de regalos que él hacía, un microondas o un lavavajillas… Por aquello de donde las dan las toman.


Por lo demás, uno de los nombres de estas navidades, es el de la líder andaluza, Susana Díaz, que en su día dijo que ella quería quedarse en su Andalucía querida; pero siempre está con la oreja levantada y vigilando cualquier ruido, por si alguien se mueve. Y de vez en cuando, como ahora, le recuerda a su, en teoría, jefe, Pedro Sánchez, que él manda, pero no tanto. Como ese marido que siempre dice las últimas palabras: Sí, cariño. A tener en cuenta, que Don Pedro, el Señor Sánchez, ya tiene una mujer, de mucho carácter también, por cierto. ¿Otra versión, esta política, de la célebre canción "Yo soy esa", con una Susana Díaz de rompe y rasga? Conviene recordar, que tres, en Madrid, en Andalucía, y por hablar de casi el extranjero (si es que algún día terminan de votar), en Cataluña, es siempre multitud.


Visto lo visto, quién va a distinguir hoy, Día de los inocentes, una inocentada con el cúmulo de ellas que llevamos el resto del año. La diferencia es que en un día "normal", la oposición las llama "mentiras”, el gobierno "promesas incumplidas", y este día se les da en llamar “inocentadas”. Pero que alguien me diga, si más de una vez, visto cómo se desarrolla la vida diaria de nuestro país, no se ha sentido un Santo Inocente ante el Herodes/a de turno, que la igualdad de sexos es para todo también,  bien sea en directo, vía plasma, o en diferido.


¡Ah! Se me había olvidado deciros, aunque quizás ya alguno, siempre tan atentos, lo haya notado, que El Olentzero me ha regalado una escopeta, de juguete eso sí, pero con montones de pistones para disparar, y hoy me ha dado por hacerlo a todo lo que se mueve. Entre nosotros, he tomado la precaución de no hacerlo delante de un espejo, porque sé también que me tengo muchas ganas.

*FOTO: DE LA RED

lunes, 30 de noviembre de 2015

LA LEY DEL MÍNIMO ESFUERZO


Hay momentos en los que no sabes por qué pero estando pensando en otra cosa, o incluso yendo en una especie de modo “off” a primera hora de la mañana, una mañana fría, monótona y gris, de pronto, hay algo que capta tu atención, y hoy, desgraciadamente, no ha sido para bien.

Estaba en “Termibus”, la estación de autobuses que se encuentra muy cerca del Estadio de San Mamés, en Bilbao, y, bueno, que… ya han puesto el árbol de Navidad.

Lo mejor que se puede decir de él es que esperemos  que las Navidades nos vayan bastante, bastante, mejor que el arbolito (el diminutivo es como símbolo de cariño, porque de ser es bastante grande) puede representar, porque, además, no se ha colocado ningún adorno más.

A alguien, posiblemente quemado por lo poco que cobra y por las condiciones laborales en que está, le han dicho “vete a poner el árbol de navidad” y, pues eso, que lo ha puesto, y además ha tenido la gallardía de colocarlo … de pie. Es lo mejor que puedo decir de él, porque ganas, y gusto, de tenerlos, tranquilamente solo pueden ser el nombre de sus perros, “Ganas” y “Gusto”, que seguro que son pequeños y cabreados, porque lo que realmente debe de significar eso, nada de nada.

Y lo peor no es haberlo puesto, sino que el encargado de turno, el que tiene que dar la cara por esa estación de autobuses no se le caiga la cara de vergüenza. Estoy totalmente convencido de que es el mismo árbol del año pasado. Es más, y tal como se lo llevaron, lo guardaron en algún local, y lo han vuelto a colocar. Que para listos, “ellos”, y para tontos, nosotros.

Y que no me vengan a decir nada de “recortes”, y que no hay dinero. Algunas veces solo hace falta ganas, y en lo que se ve en la citada estación de autobuses solo sobrevuela la frase “cubrir el expediente”. Ahora, con esas tiendas de chino que te venden de todo, estoy seguro que con muy poco dinero lo haces bastante mejor.

Y si no hay dinero, ni ganas, para un árbol, un poco de espumillón y “bolas” como las que alguien ha tenido para poner eso, colocadas estratégicamente entre las diferentes oficinas, bar y tienda, hubiera sido, sin duda, mejor que el arbolito de marras. 

Semejante insensatez y dejadez solo puede ser superada si el año que viene nos encontremos en lugar de ese árbol, porque seguro que si es por los encargados de este año, seguirá siendo el mismo, alguien coloque en el mismo lugar una cartulina rectangular verde, por su significado está bien el verde, en el que “el ideas” de turno haya escrito “árbol de navidad”. Incluso ésto, aunque cutre, sería  más original.

Lo del arbolito de Termibus huele, a lo dicho, a cubrir el expediente, a poner algo, cualquier cosa, y de cualquier manera, ya que, como lugar de paso, la gente, en realidad, viene y se va. Aunque también tiene un mucho de estar en un trabajo por el dinero, y no porque te gusta lo que haces, tanto por parte del que ha dado la orden, como por el que la ha realizado.

Un ruego, que al encargado de turno no le pidan organizar nada más, ni mucho menos alguna cabalgata de Reyes Magos, porque antes que organizarla y para evitarse mover un sólo músculo de su cuerpo, es capaz de desvelar a la chavalería, “el misterio de los Magos de Oriente".

Por favor, eviten pasar por allí, me lo agradecerán, porque además si fuera mucha gente, el individuo en cuestión pensará, si es que puede hacerlo,  que lo ha hecho requetebién, y que ha "colao" la ley del mínimo esfuerzo.

*FOTO: F.E. PÉREZ RUIZ-POVEDA

jueves, 26 de noviembre de 2015

EN ESTOS DÍAS INCIERTOS...



No sé si es el clima, frÍo, lluvioso y cabrón, pero uno ya se levanta con lo que un español pijo describiría como mala milk, o lo que viene siendo una mala leche, pero sin fecha de caducidad.

Según sales de la cama ya te vas protegiendo los morros con ambos puños, como un boxeador mosqueado-sonado. ¿Motivo? En días preelectorales atacan por todos los frentes.

Durante el resto del año sabes los lugares que tienes que frecuentar tanto presencialmente, como vía ojos u oídos, para recibir una buena ración de información política, pero estos días inciertos el enemigo vía político de cualquier color, se encuentra emboscado. 

Conectas, tan tranquilo tú, con las defensas a media asta, una emisora de radio para oír algún partido de la Champions esa, y de pronto te encuentras al Presi Rajoy, porque hoy va de "enrollao", y de tú a tú, y te habla, a ti, porque hoy sí que importas, de lo acertado o no de las alineaciones. E inmediatamente, tú, que tienes tus métodos muy arraigados de defensa, buscas una especie de bomba de váter virtual para echarla una y otra vez, porque quieres “soltar” todo aquello que te agrede, porque no forma parte de ti.

Cualquier día de éstos será requisito indispensable para todo político que se precie, su paso por una escuela de teatro; aunque seguro que más de uno que esté leyendo este post, pensará que ya tienen mucho, teatro naturalmente.

Gracias a Dios, o al que sea, que todo terminará, o en realidad comenzará el 20 de Diciembre, porque uno ya está “cansao” de políticos “enrollaos”, y saltimbanquis, que mediante trucos de magia te quieren quitar la cartera de tu voto.  Es decir, como el resto de la legislatura, pero ahora mediante la anestesia del espectáculo. Normalmente, deciden algo, la bancada de los afortunados con la mayoría absoluta, y el resto de los mortales nos lo comemos, iba a decir, con patatas, pero en estos días inciertos, “eso”, lo de las patatas, en el mejor de los casos.

Como decía, gracias a que el show terminará el 20 de Diciembre, porque si no los Reyes Magos, el Olentzero, y sus colegas del resto del estado, nos intentarían comprar vía regalos, o mejor dicho, “promesas”, que al final como siempre se desvanecerían al amanecer del día después de los comicios.

No me quiero imaginar a todo un Rey Gaspar, o Melchor, o Baltasar, bajado de su jumento, con su brazo en tu hombro, intentando comerte el coco, e incluso la oreja.

Por favor, que alguien pare este circo electoral, que todavía estamos a tiempo, y dejen de cantar, bailar, y de comportarse como esquizofrénicos/esquizofrénicas, y solo queremos que  verdaderamente nos expliquen su programa electoral. Eso, si la mayoría de ellos tienen huevos de confesarlo o, incluso, si lo saben.

El resto, puro circo. 

*FOTO: DE LA RED

martes, 6 de enero de 2015

LOS REYES MAGOS: EL FIN DE LA LEYENDA

Cada vez lo entiendo menos. En un país en el que aprovechamos cualquier momento para recordar que hay más futuro que la monarquía, y que eso de la sangre azul es, antes se decía una falacia, una leyenda urbana, una de las principales fiestas nuestras es la de los Reyes Magos de Oriente. El día 6 de Enero, en España, todos somos monárquicos practicantes de pura cepa.
Curioso también que mientras en cualquier fiesta aprovechamos la frase “ésto lo inventaron los grandes almacenes para vender más” en este día eso no se recuerda, y quién más quién menos se levanta cuando menos “escamado” con la esperanza de que piensen que hemos sido buenos, o que estamos buenos, por aquello del amor, y nos regalen unas cuantas cosas.
Un olor que este vecino del mundo tiene asociado todavía a esta festividad es el de la pólvora. No, no es que me regalaran pistolas, que también (las mías fueron pensando en Gary Cooper, y me quedaba como él “Solo ante el peligro” en la penumbra de ese pasillo al que todos hemos temido cuando se apagaba la luz), sino por el olor de las antorchas y salvas que se disparaban durante la cabalgata de la noche anterior.
El olor a pólvora me recuerda a esas noches largas de espera, con los nervios a flor de piel, y en las que, sudoroso, apenas dormía.
Siempre me pregunté el sistema que los Magos de Oriente tenían para otorgar los regalos, porque todo parecido con lo que yo pedía en la carta, siempre fue pura coincidencia. Es más, mis regalos nunca se anunciaron en la única televisión que entonces había.
En realidad, y ahora me doy más cuenta que nunca, no hay nada nuevo bajo el sol, y cuando éramos pequeños, en el caso de este vecino del mundo a finales de los cincuenta, todo funcionaba como ahora con este gobierno y con el Mercado Común Europeo, pedías unas cosas, pero ya durante todo el año eras condicionado con publicidad encubierta a que “los Reyes son los que en realidad saben lo que tú necesitas”. Y por eso cada 6 de Enero, a la noche de los sueños, seguía las mañanas de decepciones, pues junto con un pequeño juguete, sin marca, y que no habías visto en ninguna juguetería de las pocas que entonces había en un pueblo, te encontrabas con ropa, “porque ya te estás haciendo mayor”, y útiles para el colegio, “para que seas un hombre de provecho”.
En realidad, y todo visto desde ahora, esas dos últimas frases son primas hermanas de ese famoso “habéis vivido por encima de vuestras posibilidades”, con el que los Reyes Magos que ahora nos dirigen tanto en España como en Europa, anunciaban el carbón que durante años nos está viniendo como regalo por nuestro supuesto comportamiento.
La verdad, y aunque nunca lo dije, siempre pensé que eso de ser “un niño formal” no era rentable, porque yo tenía amigos malos hasta decir basta,  y sus regalos siempre fueron los que ellos pedían, y yo, que como mis padres decían, ni ellos ni los reyes podían tener queja de mi comportamiento, siempre recibí, desde mi punto de vista de entonces, “regalos aburridos”.
Por eso, a medida que vas cumpliendo años, muchos años, cada vez comparas más las vísperas de Reyes Magos con las noches de pasión, y piensas que quizás son mejores los prolegómenos que los resultados. Y, si nos referimos a la Iglesia, ésta te va diciendo que por mucho que sufras en esta vida, siempre tendrás tus regalos, tu recompensa, en la otra; este vecino recuerda entonces las mañanas del día 6 de Enero, y no puede menos que esbozar una ligera sonrisa mientras en su cabeza una vocecita con eco dice “Menos cuentos, caperucita…”. Y eso, que entonces aún no había visitado las dependencias vaticanas, y ver todos los regalos que se “amasan” allí, y que no dejan para el más allá.

*FOTO: FOTOGRAMA DE BEN-HUR. 


domingo, 3 de agosto de 2014

LO QUE EL VIENTO Y PUJOL SE LLEVARON

Cuando este vecino se enteró de la conexión que había entre los Reyes Magos y los Reyes de su casa (remedando a Scarlett O´hara, dentro de lo que era posible, claro, en "Lo que el viento se llevó”), se puso en la mitad de la habitación, y con lágrimas en los ojos, dijo mirando a la lámpara, ya que era la única luz que tenía cerca: "Aunque tenga que matar, engañar o robar, a Dios pongo por testigo de que jamás volveré a sorprenderme por nada de lo que me depare la vida”…Y lo ha conseguido por cerca de unos cincuenta años, pero lo de Jordi Pujol, y su "herencia", ha sido demasiado. Ni Julio Verne se lo hubiera imaginado.
Lo curioso del caso, es que tal como se han puesto las cosas si antes había una parte separatista, y otra, por decirlo de alguna manera, “españolista”, parece que se ha dado la vuelta a la tortilla, y ahora es ésta la que quiere que se separen, como manera de cortar con una parte de la hemorragia choricera, que haberla las hay en muchas partes de nuestra piel de toro. Por su parte los que tenían aspiraciones separatistas, ahora se lo van a pensar más por aquello de que “la pela es la pela"  y si hay que repartir los gastos de lo “chorizado” cuantos más mejor.
Este vecino del mundo todavía se acuerda, después de haberse quemado el Liceo de Barcelona, de una Monserrat Caballé afligida (otra Scarlett O´hara pero anchada por el "Bel Canto" y no por el "cinemascope"), en una de sus presuntas mejores interpretaciones, pedía a todos los españoles arrimar el hombro en cuestión de aportaciones, sin recordar que estaba hablando de una de las instituciones más clasistas que al menos en su momento hubo, y que más de una vez, ella misma ha tenido problemas con el fisco en España, por aquello del domicilio fiscal.
Y en realidad, sintiéndolo mucho, este vecino está convencido de que tenemos los políticos que nos merecemos, porque aquí todos "sufrimos" de tendencia a ser más listos que nadie. 
Siempre me acuerdo de lo que solía decir el periodista José María García, en sus programas radiofónicos: “En España, le pones a cualquiera una gorra y un pito, y se convierte en capitán general.” Y desgraciadamente es así.
En muchas partes de España, lo podéis comprobar en cualquier momento, este vecino desde “su retiro espiritual” en Torrevieja, lo comprueba cada noche: Varias playas con varias entradas en cada una, y en todas las entradas de cada una de las playas un cartel bien visible de “prohibido perros”, y todas, todas, las noches hay varias personas paseando con su perro  por la orilla del mar. Y  no les digas nada, porque entonces el que te ladra es el propietario.
Este vecino ha mirado en Wikipedia por si los perros por la noche se convierten en algún otro animal, pero no ha encontrado nada…
O habiendo esos "puntos" para dejar la basura, en cualquier población, siempre hay unos cuantos vecinos que “diseñan” otro punto de basura en el lugar exacto que a ellos les sale de las “entretelas”.
Lo que está más que nítido es que nunca debes de poner la mano en el fuego por nadie, ni por tu padre, que como mucho, es presunto.
Ahora nos van a contar mil películas para no contarnos la verdad, porque está más claro que el juramento de Scarlett O´hara, que para que la familia Pujol presuntamente "choricee", como presuntamente "ha choriceado", más de uno y de dos,  y además con cargos importantes, lo tenían que saber.
De todas maneras, el regalo de reyes, fuera de temporada, que Rajoy ha recibido, con respecto a las ínfulas nacionalistas, es más que evidente. 
Ni el mejor de los guionistas de Hollywood hubiera diseñado un giro de guión como el presente. Si muchos ahora se van a tener que salvar el trasero, mirar hacia adelante, donde está la independencia, es cuando menos descabellado. 

*FOTO: DE LA RED

martes, 25 de marzo de 2014

SELFIE, FOTÓGRAFO DE MODA

Ayer tenía frio por la noche y encendí la estufa en la sala. Poco a poco me fui templando. Esta mañana me he dado cuenta de que en realidad la citada estufa continuó apagada. ¡Lo que hace la autosugestión! Con las ganas que tengo de visitar las cataratas del Niágara, y el poco dinero que hay, espero poder autosugestionarme y ahorrarme el viaje, pero con la sensación, eso sí, de haber estado allí.
Por otro lado, tengo una vecina, de mediana edad, Laura, que no se autosugestiona, aunque seguro que sería fácil para ella, porque destaca por su inocencia, y quizás ésto sea una buena base para autosugestionarse. 
El otro día hablando con ella, está convencida de que Selfie es un fotógrafo que está de moda. Me comentaba que además, a pesar de los tiempos de crisis que estamos pasando, él, sin embargo, debe de estar pluriempleado, porque lo mismo estaba en la Gala de los Oscar, que muchas estrellas al final posaron con él, que en cualquier campo de fútbol, donde los jugadores posan en su vestuario para él. Lo curioso además es que, debe de estar en una situación estresante, porque en la misma jornada deportiva puede estar en varios vestuarios a la vez.
Eso es una consecuencia de utilizar siempre palabras en inglés, que muchas veces lleva al despiste, y cualquiera le dice que “selfie” significa sacarse una foto uno mismo, porque sería algo así como hablarle de los Reyes Magos, que quitado el misterio, queda en nada.
Ya antes, su inocencia le había causado algún que otro problema, y para cuando se enteró de que en el equipo ciclista de la “ONCE”, los corredores no eran ciegos, la entidad ya se había disuelto, porque de lo contrario podían haber tenido más que palabras con ella, al menos los directivos del equipo, porque decía, y no le faltaba parte de razón, que en sí mismo el equipo era una contradicción con los fines de esa organización.
De todas maneras, sea mediante autosugestión o grandes dosis de inocencia, algunas veces el mundo así, o revestido de cierto misterio, es más divertido. Y es que la realidad, en su crudeza, deja las vergüenzas al descubierto. Y sino, por ejemplo, hay que recordar lo felices que éramos todos cuando Urdangarín era el hijo que muchas madres hubieran querido tener, o el prototipo de yerno modelo. Ahora, sin embargo, si se descuida puede acabar en La Modelo. ¡Qué inocentes fuimos! Casi tanto como pensar que con ser un país democrático se conseguía la felicidad plena. ¡Y así nos va! 
Me parece que me está entrando frío otra vez, y ahora es en el alma.

*FOTO: DE LA RED

jueves, 2 de enero de 2014

UN PASEO Y SUS VERTIENTES

Porque no es lo mismo ir a dar un paseo que mandarte a paseo, preferí comenzar el año brindándome una caminata, al atardecer del primer día, a modo de templar gaitas por lo que nos pueda deparar el año que comienza. Es una manera diferente, distanciado de la televisión, la juerga, y las bebidas alcohólicas. Eso, y un poco de mano izquierda, intentando contentar a la mayoría de los familiares.
Hace tiempo que este vecino llegó a la conclusión de que tal como están las cosas ahora, el mayor tesoro es la salud, porque con eso de los recortes es mejor no tener que hacer uso de los servicios sanitarios salvo en caso de fuerza mayor, ya que conviene recordar que el Doctor Vilches ya murió, en realidad lo mataron, y desde entonces, ni la sanidad es lo que era.
Con esa muerte, y muchos años antes, con la de Chanquete, el mundo se ha quedado huérfano de héroes anónimos y de esperanza, en el que primaba la bondad por la bondad. Y ya solo queda la idealista maestra, que en la serie cantaba “No nos moverán”. Y no es que la movieron, sino que seguro que sigue soltera, porque quiso, eso sí, y para que las cuentan le cuadren a final de mes, se tiene que sacar un sobresueldo vendiendo sus cuadros.
Y es que en los deseos para este año solo podemos pedir que siga habiendo gente buena, que pueda intentar paliar los desaguisados de los gerifaltes, observese que este vecino habla de gerifaltes, y no hace mención ni de políticos ni de millonarios, porque en realidad es el poder el que engancha y pide más y más. Por eso solo podemos aspirar a componendas traperas, por la espalda también, intentando paliar el hambre y la pobreza de aquellos que todavía tienen menos suerte que nosotros, porque parece que “la bondad” no es un predicamento de derechas.
Esperemos que dar un paseo no sea señal identificadora del año que acaba de comenzar, ya que es gratuito, en un mundo en el que cada vez se paga más, y por todo. Y recuerda que cuanto más haces para ti como cliente en un negocio ajeno, especialmente en días de compras como en vísperas de los “Reyes Magos”, menos trabajadores necesitará esa empresa.                        
Se empezó con los self-services, en los que cada uno se sirve lo suyo, y se acaba convirtiéndose uno en manitas, trasladándose a tientas por toda una tienda para comprarse y llevar todo un armario a piezas, mientras te conviertes por unos instantes en cliente y empleado, aunque solo te toque pagar. A eso se le llama “un negocio redondo”, porque lo demás son tonterías.

*FOTO: DE LA RED

lunes, 9 de septiembre de 2013

PIRATAS DE SOFTWARE DULCE

He tenido que resetear  el ordenador, y por esas neuras que le dan a uno, y al quedar el disco duro libre de polvo y paja, me he imaginado que tiene que ser muy parecido a sufrir de amnesia, con la diferencia de que, se supone, ésta se pasará algún día, y cada imagen, y día, tendrán su recuerdo, si es que tienen que tenerlo.
Incluso me imagino que los mismos olores te tienen que ayudar a recordar, cosa que con un disco duro no ocurre. A  este vecino del mundo, oler a pólvora siempre le retrotrae a la víspera de los Reyes Magos, allí en su Elgoibar natal, esperando  que la cabalgata bajara del monte, aunque siempre le hizo sospechar que en todo aquello había algo raro, más que nada por el “negro” de los pajes, más agudizado en algunas partes de su cuerpo que en otras. Los negros de las fotos y de las películas, no eran igual. Y, otro pequeño detalle, se supone que la comitiva era la primera vez que llegaba a ese pueblo, y saludaban a todo el mundo como si les conocieran de toda la vida.
Tiene que ser realmente duro estar delante de la persona que más has querido en tu vida, y ser incapaz de situarla en tus recuerdos, porque, en realidad, viviremos más allá de nuestras vidas siempre que haya alguien capaz de recordarnos, para bien naturalmente, porque en el otro caso, como se dice en mi pueblo, en ese mismo de la cabalgata, en realidad te acuerdas de la madre que le parió, lo cual es realmente injusto con esa madre, pero así es la vida, y sino que se lo pregunten a la madre de un árbitro de fútbol.
Por cierto, lo que ocurre con los discos duros es igual a lo que ocurre con nuestras propias vidas. Siempre hacemos el firme propósito de no meter, y con perdón, más mierda en ellas, y en el disco duro del ordenador, y al final, siempre encontramos de todo, y no nos damos cuenta hasta que es otra persona la que enreda entre lo nuestro, y saca cosas que en realidad nos hacen enrojecer, o más bien cambiar de tamaño, e intentar desaparecer, por de pronto, de los ojos del que, con permiso o sin él, ha entrado en nuestro disco duro de los recuerdos.
Además,  y ya para terminar, en el caso de que sufriéramos de amnesia, no es el caso de los demás,  y es tan importante recordar , como ser recordado. Por eso este vecino no entiende a todos aquellos  que en un momento, o en muchos, han defraudado a los que les rodeaban, porque podrán resetear su disco duro, pero hay muchos más discos duros, que no podrán tocar, y esos siempre serán testigos de su comportamiento, y si se vistieran como se tiene que vestir un hombre, o una mujer, no vivirían tranquilos;  pero éso también tendrá que ver con el tipo de software que utilicen. Y muchos de ellos no es que pirateen su vida, sino que ellos mismos son unos auténticos piratas, piratas de software dulce.

*FOTO: DE LA RED