domingo, 30 de agosto de 2015

LA JUERGA NACIONAL



¡Que no! ¡Que he dicho que no! Que no me voy a vivir a Estados Unidos, que siempre me ha gustado, pero que no me quiero perder “La Juerga Nacional”, porque vivir en España es un continuo sorprender o ser sorprendido.

Hace unos días volviendo de la playa, tenía que leer tres veces el letrero (de la foto) puesto en el cristal de la puerta exterior de un portal, y mirar alrededor para comprobar que no había ninguna cámara oculta, y que era la vida diaria y no nada preparado para gastar una broma televisiva.

La simple información de “Si alguien ha perdido algunas llaves, las tengo yo. Piso 3, p.3.  El presidente” se convierte en algo tan sorprendente que ganas te dan de haber encontrado esas llaves para poder conocer a ese presidente, cuando menos, tan duro de escritura. Por cierto, por lo que este vecino del mundo ha indagado, el citado presidente debe de ser el de la comunidad, por una vez se salva, al parecer, la autoridad política.

La nota en sí es un auténtico editorial sobre la educación y la falta de ella en España. Lo más sorprendente, ya que este vecino ha hecho un seguimiento de la nota, es que lleva cinco días puesta en la puerta, sin que ninguno de los vecinos haya estimado necesario, o se haya atrevido, a quitarla, al ser el Presidente el que se supone que firma.

Que no me voy de este país, y menos teniendo en cuenta que podemos encontrar en cualquier rincón a personajes, por ejemplo, de los interpretados por Chus Lampreave, aunque la figura de la portera enterada de todo, ya esté en declive.

A más de un guionista de los “estates” se le debería de recomendar dar una vuelta por esta “Juerga Nacional”, y sus argumentos sin duda virarían más hacia los temas de la juventud de un Almodovar, Don Pedro, en estado de gracia.

Un país en el que la mayoría de los famosos acaban escribiendo un libro, o diseñando joyas o ropas no se puede abandonar así por así. Este vecino ya está ahorrando, para cuando Álvaro Muñoz Escassi escriba un libro sobre diversas maneras de ganar dinero sin hincarla, o precisamente, como ya me entenderéis, hincando, que vaya usted a saber.

¿En qué país si no es en España, alguien, un súbdito de la Merkel precisamente, se entera en directo por teléfono, y gracias a que unos periodistas, sin ánimo de molestar, pero metiéndole el dedo de la noticia en el ojo, de que su segunda hija, en realidad no es de él, y que durante veinte años presuntamente ha sido engañado por su mujer, y por un “amigo” de la familia?

Cualquier día el autor de esa nota dejada en el portal de su comunidad, se hace famoso y le vemos en algún reallity, e incluso en algún programa casi-cultural. ¡Al tiempo!


Seamos serios, siempre se ha dicho que Estados Unidos es el país de las oportunidades, pero desde hace un tiempo, si le echas mucha cara, eso sí, e incluso bragueta, España puede ser el lugar en el que la utopía se hace orgasmo.

viernes, 28 de agosto de 2015

LA ABUELA JOSEFA Y EL PATIO NACIONAL



Leo en los periódicos que la vecina de Fuerteventura, Josefa Hernández, abandonó ayer la cárcel de Tahíche, en Lanzarote, donde estuvo encerrada tres días y medio, después de que la Audiencia de Las Palmas decidiera volver a dejar en suspenso su condena por construir una vivienda ilegal.

Lo de la abuela Josefa, como ya se le conoce a nivel popular, es una muestra más de cómo está el “patio nacional”.

La mayoría, por no decir el cien por cien, de los políticos españoles están como los niños en vísperas de los Reyes Magos, prometiendo ser más buenos que en su vida anterior, y escribiendo la carta, en este caso a sus electores, de lo bien que se han portado y que mejor que lo van a hacer, e imaginándose como van a ser sus vidas después de las próximas elecciones que seguro que, todos, las van a ganar. Y mientras, como pasa siempre, la casa sin barrer, especialmente si se trata de una señora ya sesentona que lo único que les va a dar es problemas.

No es de recibo que todo un Señor Rajoy, al menos agradecer que no lo dijera detrás de un plasma, salga a los medios diciendo que el viernes se arreglará todo, vía indulto, porque es el procedimiento habitual hacerlo en la reunión que tienen los viernes.

No sé por qué (sí sé, mi subconsciente es muy malo), me acordé de la película "Plácido", de Luis García Berlanga, y la frase de la época franquista “siente a un pobre en su mesa”.

Lo importante, en realidad, no era que Doña Josefa, pasara mucho tiempo en la cárcel, sino que simplemente entrara, y demostrara lo dura e inflexible que puede ser la ley.  Esa misma ley, que en otros casos de gente presuntamente amiga a ciertos intereses, no es que se rompa, pero teniendo en cuenta que estamos en el país de los toreros, pues eso, que la ley se torea de muchas maneras, hasta que todos nos hayamos muerto de aburrimiento.

Algunas veces me pregunto quién cuida la imagen de los partidos políticos, porque la del gobierno actual no podría estar peor salvaguardada.


Hay que tener en cuenta que ya nadie se chupa el dedo, y menos los votantes que ya más que escamados están irritados,  y el caso de la abuela Josefa huele a escarmiento, y sobre todo a diferencia de trato en las clases sociales.Y hablando de "clase", alguno en este caso, ha tenido muy, muy, poca.

*FOTO: DE LA RED

jueves, 27 de agosto de 2015

DEJAD EN PAZ A LISBETH


El poder de ser inmortal hace años que ya se ha encontrado, al menos en el universo literario.

¿Que un autor tiene la desagradable idea de morirse en pleno triunfo, o incluso en momentos antes de saborearlo? Pues si el mundo editorial quiere y hay unos familiares que parecen practicar ese famoso dicho de “El muerto al hoyo y el vivo al bollo”, ya tenemos el lío armado, y un cuarto libro de  Lisbeth Salander, la chica con el tatuaje de un dragón más famosa del mundo, llamando a nuestras puertas desde hoy en España.

Lo más injusto de esta historia es que en una sociedad en teoría tan moderna y libre, se dé tanta importancia a la ausencia de un papel que certifique un matrimonio que nunca existió porque la pareja en cuestión no lo estimó necesario, y eso haga, que unos familiares, padre y hermano, que presuntamente, al menos así se contó en su momento, no se hablaban con el aún desconocido autor, ahora rijan el destino de una herencia, al menos cultural, que ni presuntamente les había interesado, ni habían vivido de una manera cercana en su gestación.

Se presupone que la novia de Stieg Larsson, y su compañera hasta que falleció, mejor que nadie debía de saber las intenciones del autor con respecto al futuro de los personajes del universo de  Millennium, y siempre se ha dicho que ella se negaba rotundamente a que los personajes sobrevivieran a su autor.

Este vecino del mundo, y tras haber leído la trilogía sueca, nunca ha podido olvidar a ese personaje delicado y duro al mismo tiempo, en un ambiente tan negro como su manera de vestir, que como el Ave Fenix renace, no de sus cenizas sino del estercolero familiar que le rodeaba, y siempre ha estado seguro que si Lisbeth hubiera sido de carne y hueso, sin duda hubiera estado detrás de lo de WikiLeaks y ese tipo de filtraciones.

Los malos de su universo,  que de alguna u otra manera seguirán siendo familiares de ella, seguro que hubieran querido manchar, más si es posible, su imagen intentando hacernos creer, que ella era sin duda la cabeza culpable de casos como el robo de fotos, en la célebre nube, de famosas desnudas, que tuvieron lugar hace un año o dos, y últimamente, de ese robo de nombres de gente que ha sido infiel a sus parejas, y que además, al parecer, se pavoneaba de ello de una manera organizada.


Lo importante en todo, es saber dónde abrir una brecha y tener la suerte de encontrar un filón. Lo de la cuarta novela, “Lo que no te mata te hace más fuerte” es solo cavar en una dirección ya apuntada, como dirían en películas con doblaje “latino”, por un finado que desde el más allá quiere, sino contradecir al título, al menos variar ese dicho, y nos hace patente que “Lo que mata puede hacer a otros más ricos”

*FOTO: DE LA RED

martes, 25 de agosto de 2015

OLVIDANDO A ONASSIS



No sé a vosotros, pero en mi vida, y desde hace unos tres o cuatro años ya, se ha dado un caso muy curioso…

Mientras vives rodeado de cantidad de anuncios/tentaciones de posibles, tus sueños, los tuyos, se van haciendo más cercanos. Ya no sueñas con llevar una vida de millonario jefe en el país de los millonarios. No te planteas poseer una isla a la que llegar con tu yate de grifos de oro (como se decía del de Aristóteles Onassis), sino que te quedes en tu nivel de vida, si sigues teniendo un trabajo de los de antes, bien pagado,  y si te quedaste sin tu puesto, por ejemplo víctima de un E.R.E., el tener un trabajo como el que tenías, y que ahora, desde luego, no ibas a gastar como gastabas antes. Y les ibas hacer más caso a tus padres cuando te hablaban de la época del hambre.

Hemos pasado, y estoy seguro que mucha gente estará de acuerdo con este vecino del mundo, de buscar la utopía, los sueños, al “Virgencita que me quede como estoy, o mejor como estaba”. Onassis ha sido olvidado, pasó a mejor vida, y solo aspiras en un golpe de suerte, aunque ya no te puedes permitir ni el lujo de comprarte "el cupón de toda la vida". Aspiras  a tener tu vida resuelta, pero, que por favor, no se entere nadie porque quieres que la gente te siga viendo igual, incluso con esos que no te quieren ni ver incluidos.

En esta sociedad que se está construyendo según el dictado de unos pocos, hay alguien que no es muy listo, o que se ha pasado de ello. 

Que me expliquen en un presente en el que los matrimonios, o las parejas, es mejor que se lleven muy bien (para que con dos sueldos raquíticos, se pueda hacer un sueldo más bien decente, que no es lo mismo que lo que los castizos llamarían un sueldo“fetén”), cómo van a hacer para que suba el consumo. En estos días, lo único que te sube es el pulso por ese estado de ansiedad al ver el futuro de los tuyos más que negro, inexistente.

Ya no nos consuela, y es parte muy importante, junto con la crisis, de la caída de las quinielas, y loterías varias, el saber que si te toca el gordo de los gordos, esa utopía de las utopías, vas a tener que dar parte de lo tuyo , además de lo que ya ha cogido de ese negocio, a un gobierno (Hacienda) que al menos crees en tu interior, que no se lo merece.

Y mientras, los fabricantes de televisores, esos que presuntamente no funcionarán pasados, como mucho, diez años, se encargan de hacerlos cada vez más grandes, y quizás con ello desviar la atención de la vida real, mientras, tu vida personal la ves, en un pixelado por la realidad blanco y negro, con más tendencia de lo aconsejable al negro.

Alguien, o Don Alguien, se debería de dar cuenta que los verdaderos clientes, los que compran, o compraban de todo, manejados por los gustos impuestos por la publicidad, son precisamente los que ahora no pueden comprar porque bastante tienen con vivir y comer, especialmente con comer.

Como solía decir mi madre, esa madre como las vuestras, que lo sabía todo: “El rico no compra, al rico se lo regalan, por aquello de que dinero llama a dinero.


…Y con el tiempo va a resultar que el rico va a aprender a comprar, y visto lo visto hasta a construírselo, para enriquecerse a sí mismo. Toda una paradoja.

*FOTO: DE LA RED

domingo, 23 de agosto de 2015

EL DESTINO Y SU MALA LECHE



¡Lo curiosa que es la vida!

Antes de nada, mis lectores por correos internos me suelen decir que tengo muy mala leche, y que entre ironía e ironía reparto collejas, muy bien puestas eso sí.

Todo lo anterior según opinión de mis lectores, que también pueden ver las cosas de manera contraria, porque como comenzaba, lo curiosa que es la vida, que sabe rizar el rizo de la ironía. 

Ayer me enteré que la actual pareja sentimental de Antonio Banderas, Nicole Kimpel, tiene una hermana gemela, Bárbara, aunque en realidad bárbaras están las dos, que para eso son iguales. Y nada más enterarme de ello, una sonrisa, quizás malvada eso sí, afloró en mi rostro. Tantos años, unos veinte, los que duró la historia de amor de Antonio y Melania, con la sombra de una enfermedad, el alcoholismo, siempre al fondo de la relación, y ahora, el que ve doble es él.

Por cierto, lo mismo que en el cine el Señor Antonio Banderas usará dobles para las escenas de acción, vistas las imágenes de su baile con su novia en las gradas durante la actuación de Lionel Richie en el Starlite de este año, mejor que fuera pensando hacer lo mismo, usar un doble,  en este tipo de escenas de sublimación del amor. Y es que en teatro se utiliza la expresión "pasar la batería" para hacer cómplice de sus sentimientos al espectador, y en este caso lo único que hacía sentir, al menos a este vecino del mundo,  es una especie de estupefacción ante el cambio tan grande de comportamiento al que nos tenía acostumbrado.

Estoy seguro de que muchos me van a decir que este vecino del mundo es muy, muy, malo, pero en realidad él lo único que hace es leer entre líneas.

También es irónico el destino de Don Kiko Rivera Pantoja, el único de los tres hijos de Paquirri, Don Francisco, que no se dedica a los toros. Y, sin embargo, es el que más relacionado está con el mundo de los cuernos. En ese sentido, hace unas faenas de aliño resultonas al comienzo, teniendo en cuenta las armas con las que cuenta, que son más bien pocas; y desastrosas, esas mismas faenas, en la conclusión. 

Lo mismo que para defender al mundo de los toros, siempre se dice que da de comer a muchísimas familias, el mundo de los cuernos de Don Kiko también da de comer a mucha gente, empezando por él, y siguiendo con las afectadas/damnificadas, y con todos los que en cierta manera se llevan un porcentaje, periodistas y televisiones incluidas, por el hecho de que el también dj sea presuntamente de bragueta rápida y amnésicamente fiel.

Lo dicho, la culpa no es del que observa, sino del destino que cuando menos es juguetón.

*FOTO: DE LA RED

viernes, 21 de agosto de 2015

¿CONFUCIO TODAVÍA VIVE?



Muchos de los que siguen a este vecino del mundo, ya saben que también es activo  en twitter (@PATXIPE), aunque no sé por qué pero eso de “ser activo” siempre me ha "sonado" a algo “sexual”.

Esta mañana y tras darle un rato al magín, se me ha ocurrido una frase que me ha parecido cuando menos interesante, y la he compartido en la red: “El que mira siempre al pasado corre el peligro de desnucarse”.

Y me ha dado por pensar incluso aún más, de lo cual ya estoy hasta preocupado porque se está convirtiendo en vicio. He llegado a la conclusión de que si gusta la frase, con el tiempo como mucho se le podrá poner el cartel de “Anónimo”, eso si alguien no la atribuye a alguno de los típicos “pensadores”.

Y continuando con suposiciones, quizás este tipo de cosas ha podido ocurrir más de una vez, porque si miramos la cantidad de, digamos, frases célebres que se les atribuyen a algunos pensadores, deberían de estar siempre con luces y taquígrafos para apuntar y apuntar todas las lindezas que pudieran salir de sus bocas. Y ya se sabe que estar en, digamos, “estado de gracia” es tan fácil o difícil como estar conectado con las musas.

Si Confucio dijo todo lo que dicen que dijo, prácticamente no tuvo tiempo de tener experiencia vital alguna en la que inspirarse más que hablar y hablar. Es más, si te las quieres dar de culto, lo que antes se entendía como una persona muy leída, tras haberte bebido un whisky, o incluso dos, te inventas una frase  cuando menos con un punto pretencioso, y comienzas diciendo: Como dijo Confucio: El tiempo es la mejor cortina, lo oculta todo. 


Nunca sabremos si en el tiempo de Confucio existían cortinas, pero tu frase es posible que perdure más que tú o la botella con la que has comprendido que las musas viven en ti; el truco, si lo es, es saber despertarlas. Y Confucio seguirá escribiendo después de muerto, haciendo valida la frase "Cría fama y échate a dormir", aunque sea eternamente. Porque como en todo, las frases son más tenidas en cuenta si son avaladas por un gran nombre.

*FOTO: DE LA RED

miércoles, 19 de agosto de 2015

UN ARMARIO PARA UNA CRISIS



¡La cosa está fatal! Por supuesto que entiéndase “cosa” por crisis.

Hoy mismo me ha ocurrido algo cuando menos chocante. Nunca hubiera pensado que la gente se escondiera en armario ajeno, pero la realidad es la que es, y hoy no he podido coger mi ropa porque el mío, mi armario estaba, como se dice ahora,"petado". Y es que claro, para esconderse también hace falta diríamos que cierta consistencia económica, y debe de haber llegado el momento en que no quedan ni armarios para todos. Y aquí estoy, vestido con la ropa de ayer. ¡Vale! Que ya sé lo que estáis pensando... La ropa interior es de estreno, porque la guardo en otro sitio.

De todas maneras, la “cosa” está tan mal que hasta los diputados están trabajando estos días, hablando no sobre el sexo de los ángeles, sino de los griegos. No de su sexo, que ya se les tiene más que sodomizados, como pudiera haber dicho Nacho Vidal. Y se preguntan si se les da un dinerillo, el tercer rescate, para que, en el fondo, sigan pagando a los de siempre. Porque eso es como la “paga” que se les da a los niños, que la cogen con una mano  y con la otra se la gastan.

La consulta, por supuesto,  no era vinculante. No se vayan a pillar los dedos las cabezas pensantes. En realidad, y en opinión de este vecino del mundo,  todo ha sido un paripé para que el resto de los partidos se retrataran, y dieran su opinión, para que conste en un futuro próximo, ya que las elecciones están más cercanas que la Lotería de Navidad, y si de ésta ya se venden los décimos,  para las elecciones ya se está sembrando desde hace meses. Por eso, por ejemplo, el Señor Presidente del Gobierno está tan parlanchín, dentro de un orden, claro está. Que no se puede pedir peras a Luis del Olmo, ni que el Señor Rajoy te cuente chistes.

Y mientras, cierta prensa, retratando a la alcaldesa madrileña, Manuela Carmena, en pareo, cosa que con la anterior, Ana Botella, que este vecino del mundo recuerde, no ocurrió. Por un momento he pensado que la nueva alcaldesa, también había tenido problemas con su armario. Pero no, la noticia era que ha pagado cuatro mil euros por una semana de alojamiento. Como han dicho sus colaboradores, la noticia debe de ser que ella ha pagado.


Cuando se darán cuenta muchos, que la mayoría de los nuevos ediles, concejales…o lo que sea, y conocedores de cómo está el panorama, en la mayoría de los municipios andan, como diría mi madre, con pies de plomo y, ésto lo añado de mi propia cosecha, con bolsillos transparentes.
Aunque lo mejor sería que los políticos, en general, no llevaran bolsillos en sus trajes, como en su día ocurrió con Julio Iglesias y su indumentaria al cantar Gwendoline en el Festival de Eurovisión, que no llevaba bolsillos para evitar que metiera las manos en él.

Y mientras, este vecino del mundo, como la mayoría de los españoles, con el armario, o lo que sea, "embargado" y las ideas confusas...


*FOTO: DE LA RED


martes, 18 de agosto de 2015

LOS NUEVOS BUFONES, O DAME PAN ... Y PARTICIPO EN LO QUE QUIERAS




Se suele decir, y además así, con acento, como se le atribuye al torero Rafael El Gallo: “Hay gente pa tó”. Especialmente si se ven ciertos programas de televisión, como ¡Ahora caigo! y ¡Boom!, ambos en Antena 3, se puede llegar a la conclusión de que España está llena de “frikis”, porque la mayoría de los concursantes tienen, por decirlo de alguna manera, un punto extraño sino extravagante. Este vecino del mundo tiene, y los que siguen este blog lo saben con creces, unos "convecinos" sui géneris, pero las personas que aparecen en ambos programas son, y ésto es muy importante en todos los sentidos,  de darles de comer aparte.

Parece ser, y la experiencia de los últimos años lo avala, que lo de los programas va por rachas. Hace unos años, unos cuatro o cinco, las cadenas de televisión se llenaron,  de programas que mostraban a gente en la playa, de cualquier parte de España, y al menos, en las playas que visita este vecino del mundo, no se ve lo que se veía allí, personas al límite de convertirse en “personajes” intentando hacer en un segundo todas sus gracias.

En su momento, este vecino del mundo lo achacó a “los cinco minutos de gloria” que al parecer necesita todo español para, por decirlo de alguna manera, sentirse realizado.

Sin embargo, lo de ahora, además de un “casting” buscando gente de ese perfil, que por cierto ambos concursos son de la misma productora, Gestmusic,  ya le parece más a este vecino del mundo a “hacer lo que sea para ganar un poco de dinero”, o lo que venía siendo el antiguo dicho “dame pan y llámame tonto”.

Espero, sinceramente, equivocarme, pero como siga la crisis, que, desgraciadamente, seguirá durante mucho tiempo, veremos todo tipo de programas con concursantes capaces de cualquier cosa, y ya no por la gloria de esos cinco minutos, sino por la posibilidad de ganar algo de dinero.


Antes, concursos del tipo “Un, dos tres…”, giraban entorno a sorpresas y gracias pergeñadas por los guionistas. Ahora las gracias las ponen el presentador, que en parte se supone que estará “asesorado”, vía pinganillo, por un guionista de plató, y el resto, por unos frikis o seudo-frikis en busca de dinero rápido.

Si antiguamente en toda corte que se preciaba existía la figura del bufón, que hacía sus gracias para ganarse la vida, ahora la corte es la televisión y hay mucho bufón, dicho sin ningún ánimo de ofender, en busca de su parcela en la corte de nuestros días.  

Lo que ocurre, y es que este vecino del mundo siempre se ha preguntado, en el caso del bufón, en realidad, quién es el último que se ríe realmente. Y  siempre lo ha tenido claro: el bufón, porque se ríe del hambre. Bien pensado..., pocas cosas han cambiado.

*FOTO: DE LA RED

domingo, 16 de agosto de 2015

LA DUQUESA DEL GUISANTE Y OTROS PERSONAJES PARA ADULTOS


Que sí, somos demócratas prácticamente desde anteayer, pero que ahora resulta que somos demócratas de toda la vida, aunque en el fondo, e incluso en la superficie, somos unos clasistas, y con mucho cuento, y eso se demuestra fácilmente con la prensa del corazón, que practica todos los días ese famoso dicho tan español como es “más vale caer en gracia, que ser gracioso”.

Un cuento, que una joven, muy guapa ella, eso sí, licenciada en derecho, eso también, se casa con un torero de estirpe, de esos que hablan más fuera de los ruedos (generalmente delante de un anuncio, ¡Cosas del destino!), que en el ruedo, y diseña unos cuantos trajes, pues le nombramos “diseñadora”, que además “viste” muy bien, y nunca mejor dicho. 

¿Os habéis dado cuenta de la cantidad de diseñadores famosos que hay últimamente? Casi tantos como famosos que han escrito un libro.

No comprendo a los diseñadores, esa profesión tan selecta que busca ideas nuevas y regeneradoras. Igual deberían de  hacer un descanso en su conexión con las musas, y encararse con tanto advenedizo, que no ha estudiado ni un cursillo de veinticuatro horas. Lo que ocurre, muy probable, es que no “puedan” decir nada porque más de una vez tendrán que trabajar como “negros” de ellos, para ganarse la vida; porque ésta es muy dura si no tienes un nombre. Y, paradójico, más de uno y de una de los famosos, lo único que tiene es eso, un nombre.

Otro cuento, que una cantante, española, muy española ella, y que puestos a cantar cantaba hasta a las olas,  tenía tres hijos, dos de ellos adoptivos, y a la hora de dejar su herencia, que parece estar en su derecho, deja prácticamente todo a su hija biológica, salvo la casa en la que vivían a repartir entre los tres hijos. Para el común de los mortales, digamos, que el panorama no pinta muy normal, pero sale la prensa, no toda, naturalmente, y dice que no ha pasado nada, porque, claro, los hijos pequeños, los adoptivos, tienen a su padre vivo (el padre de la mayor ya murió),  para sacarles las castañas del fuego.

Y por último, el cuento de la Duquesita del Guisante.  Le han pillado con uno de los actores de moda, talludito él, pero buen actor, pues se arregla fácil: son pareja. Nadie ni confirma ni desmiente, aunque no se les haya vuelto a ver juntos. Eso sí, es que él ha estado rodando fuera de España, y las circunstancias son las circunstancias. Al común de los mortales le pillan con una mujer, tan solo dos veces, y con nocturnidad y alevosía, y se dice que “Fulanito de Tal” está teniendo una aventura; luego ya se verá.

Ocurre que en según qué niveles de España, no se folla. Es la pura verdad, no se folla, solo se hace el amor. Follar, y pidiendo muchísimo perdón a mis lectores por escribirlo, solo lo hace la plebe, especialmente esa que sigue al Hamelin de la coleta. Además, para esa misma Duquesita, el tiempo pasa de otra manera, más lentamente. Hace más de quince años que pasó la treintena, pero la prensa, especialmente hablada, vía televisión, le sigue tratando como a una niña, pero ya no le damos importancia, porque es cosa de todos los días.


Lo dicho, en España siempre ha sido mejor caer en gracia, que ser gracioso, porque el panorama además no está como para partirse de risa, sino como para que te partan por reírte…, aunque sea por no llorar.

*ILUSTRACIÓN: DE LA RED

viernes, 14 de agosto de 2015

CANTINFLEANDO, QUE ES GERUNDIO



Esta mañana estaba oyendo la comparecencia del Ministro del Interior, Fernández Díaz sobre la reunión mantenida en el ministerio con Rodrigo Rato, una vez que ya tenía varios cargos en su contra, cuando sus declaraciones me han recordado un verbo muy poco utilizado últimamente: “cantinflear”.

El diccionario de la Real Academia Española asegura que en Cuba y México “cantinflear” significa “Hablar de forma disparatada e incongruente y sin decir nada”. “Actuar de la misma manera”. Y eso es precisamente, no sé si ha sido el objetivo, pero sí el resultado de lo dicho en la comparecencia del ministro esta mañana. No se sabía si subía o bajaba, y lo triste es que puede ser  que fuera el efecto buscado.

Este vecino del mundo durante la exposición de la defensa por parte del ministro, ha echado de menos esa razón que los “populares” esgrimen un día sí y el otro también, que es que a ellos, hagan lo que hagan, les respaldan once millones de votos.

Siguiendo con el verbo cantinflear, conviene recordar también una de las películas de Don Mario Moreno Reyes, “Ahí está el detalle”, y uno de esos detalles puede ser la foto en la que se ve a Rodrigo Rato, como si nada hubiera pasado, tras un buen baño, en un barco mostrando prácticamente sus vergüenzas traseras, que naturalmente no le deben de preocupar, como al parecer tampoco le importa esa gente, la mayoría ancianos, perjudicados por las llamadas “preferentes”.

El problema de este gobierno es que el tiempo pone a cada uno en su lugar, y ellos ahora se pasan más tiempo dando explicaciones sobre momentos y casos inexplicables que atendiendo, en teoría, las necesidades de este país.

Si exista la figura del “ídolo de barro”, el ídolo, al menos para el Partido Popular fue, o así nos lo intentaron vender, un Rodrigo Rato, que nos lo mostraban como el primero de la clase, y en realidad de la clase solo le queda ese ramalazo clasista, que incluso en momentos bajos le hace elevarse de los demás, tanto como para llamar al Ministro del Interior y contarle sus cuitas, y lo peor no es su postura, sino que el Señor Ministro le recibiera a las primeras de cambio, según lo desvelado hoy, para quejarse de esos centenares de tweets amenazantes.

Este vecino del mundo ya sabe que es impresentable lo de los tweets amenazantes, pero si al Señor Rato, al menos aparentemente, no le importan las opiniones ni el comportamiento de los “preferentistas”, ni molestar al ministro para preocuparle al respecto, tampoco parece de recibo “molestar” a todo un ministro del interior por un problema particular, sabiendo además que este ministro va a quedar, a partir de ese momento, “tocado” a la vista de los demás partidos, o quizás era precisamente lo que pudiera pretender. Lo dicho, ahí está el detalle, dejar a todo un ministro, y quizás a todo un gobierno, “cantinfleando”. Y conviene recordar, que mientras Cantinflas hablaba diciendo una cosa y su contraria, sus pantalones tendían a bajarse.

Como hemos dicho más arriba, el tiempo siempre pone a cada uno en su sitio, y es posible que en un gobierno en el que no se conjuga el verbo de la tercera declinación, “dimitir”, puede llegar el momento en el que se les caiga los pantalones de la autosuficiencia y el orgullo que les impide preocuparse por los verdaderos problemas de la gente.

Por cierto, este vecino del mundo ya se imagina en el despacho del ministro del interior un dispensador de números, como en las pescaderías, para coger la vez. Habrá cola, la misma que seguirá trayendo este asunto.

*FOTO: DE LA RED




jueves, 13 de agosto de 2015

LA CABRA TIRA ... AL NEGLIGÉ



Formando parte del, digamos, batiburrillo veraniego en Agosto, estamos en plena noche de las Lágrimas de San Lorenzo, que como cada año y en el argot de la lotería no me ha tocado ni la pedrea de ver tan solo una de ellas. Bueno, mirando desde la ventana y por la noche, naturalmente, he descubierto que la morena del edificio de enfrente, aparte de que, y dado la estrechez de la calle que nos separa, he notado que se ha cambiado de perfumé, por uno más afrutado,  llevaba un negligé trasparentemente negro, que puede ser que fuera de mala calidad, porque me ha teñido del mismo color negro. Por cierto, bailaba sola, sensual pero sola, o quizás, conmigo en la distancia...

Me he sentido una mezcla de James Stewart en “La  ventana indiscreta”, y el protagonista de “Doble de cuerpo” vigilando a una desprendida (de ropa) y joven, Melanie Griffith. Pero, eso sí, el observador, yo, con muchísimo más calor.

Y es que la vida hay que tomársela  como viene,  eso sí, poco a poco, para no empacharse. Que en lugar de una lágrima de San Lorenzo, descubres una estrella, rutilante eso sí, pero de carne y hueso, muy cerca de ti…, pues a nadie le amarga un dulce, y además hay que amortizar las lentillas y aguzar la vista, aunque sea unas décimas de segundo, porque yo no quería, pero ha sido una verdadera casualidad…

Como vulgarmente se suele decir, “estando en éstas”, he pensado que lo curiosa que es la vida, mucho tema espiritual: la búsqueda de nuestra razón de ser, si hay algo en el más allá, en el caso del que más allá exista, o incluso lo que pudiéramos denominar “asuntos de la ciencia a nivel de usuario”, intentando ver algo de las Perséidas, y al final nos conformamos con nuestra vecina en, digamos,  estado de gracia. Es lo mismo que hablar todo el día de que no hay nada mejor que los documentales de la 2, y al final te pillan viendo “Sálvame” en cualquiera de sus versiones. Y es que no nos engañemos, la cabra siempre tira al monte, y los hombres, en cuanto nos dejan, perdemos no solo los papeles, sino hasta el orgullo, eso si alguna vez lo tuvimos.


Y ahora, qué excusa me invento para decirle a La Nuri, mi sufrida, si me ve “buscando las Perséidas”, por ejemplo, en pleno mes de Octubre. Se admiten sugerencias. Si al menos existiera Superman con sus vuelos…

*FOTO: DE LA RED

martes, 11 de agosto de 2015

TORREVIEJA, UNA CIUDAD PARA TODAS LAS ESTACIONES


Ya saben los que me siguen que este vecino del mundo cada vez que se cabrea y que va a apuntar una queja, no lo hace en caliente, sino que tiene una barrera de seguridad, dejar pasar unas cuantas horas para que la mala leche no nuble el raciocinio, y así ha sido hoy también. Han pasado más de doce horas del cabreo, y este vecino del mundo cree que ya es tiempo suficiente.

Vaya por delante, todos aquellos que me siguen ya saben que soy un enamorado de Donosti, ciudad en la que vivo gran parte del año, pero también hay otra ciudad que desde hace unos quince años se ha ido ganando mi corazoncito: TorreviejaAyer, en esta última, sobre las seis de la tarde, cayó un buen chaparrón durante una media hora aproximadamente. Pues bien, el resultado parecía, y salvando las distancias, naturalmente, la ciudad de Nueva Orleans tras el Katrina, si éste solo hubiera durado media hora. 

Estamos muy cerca de la Playa de los Locos por la zona de la Calle Estocolmo, y tras el chubasco intentamos ir, porque somos así de raros, porque queremos el oro y el moro, al Consum que está en la Calle Diego Ramirez, y prácticamente todas las calles estaban intentando deglutir el agua caída por un alcantarillado del estilo “Señorita Pepis”.

Conviene recordar la gran cantidad de personas, entre los que este vecino del mundo se encuentra, que pagamos los impuestos en esta ciudad también,  a pesar de estar gran parte del año ausentes, y aparentemente, por no ser injustos, siempre se ven cambios en las cuatro calles de siempre, el Torrevieja antiguo, por decirlo de alguna manera donde se encuentra el Ayuntamiento con su plaza e iglesia correspondiente.

La zona adyacente a la Playa de los Locos, salvo edificios nuevos que se han hecho, y que en contra de la armonía de la zona, han crecido más para arriba que a lo ancho, está prácticamente igual que hace quince años, con la salvedad de la citada playa, cuya zona de arena ha menguado, sin solución aparente, mientras ha aumentado la cantidad de basura a ser recogida cada noche. Ya sé que me van a decir que Torrevieja, la de la habanera preciosa, la de olor a salitre y que siempre mira allende los mares, crece enormemente en Julio y Agosto, pero eso es previsible, y para eso existen los célebres contratos eventuales.

Torrevieja debiera ser no como las bicicletas para el verano, sino una ciudad para todas las estaciones, pero estamos permitiendo, incluso en edificios nuevos,  tuberías que mueren al ras de la calle. Permitiendo instalaciones de aire acondicionado que vierten el agua creada como mínimo a botellas instaladas en la propia acera, eso si no va directamente a ella. Aceras, las célebres aceras rojizas,  con zonas de pendientes afiladas que siempre he pensado que, presuntamente, están hechas con miras a crear clientes para “Urgencias” con algún tipo de rotura.

Quiero mucho a Torrevieja, y en los “agostos” de quince años nos ha llovido tres veces quedando en evidencia unas carencias que no son de recibo. Y es en ellas donde se deberían sacar las fotos los políticos de turno. Está clarísimo que al menos los que han ocupado sillón en la Casa Consistorial no han debido de vivir en la zona que he mencionado anteriormente, porque se les hubiera caído la cara de vergüenza.

Y ya para terminar, y metidos en harina, nunca he comprendido que en una ciudad veraniega mil por cien, para asistir como espectador al “Concurso de Habaneras” se exija a los hombres ir con pantalones largos, las mujeres pueden ir con falda cuanto más corta mejor. Eso tampoco es igualdad de derechos, y sí un vestigio de antiguas prebendas. El respeto al concurso se lleva dentro. Una cosa es que se vaya en chanclas y hecho un “Adán”, pero se debería permitir acudir en unos pantalones cortos bien dignos, y si me apuran de “marca”, especialmente si luego, a la vuelta del evento, te puedes encontrar unos suelos deplorables tras un chubasco como el de ayer.


Hay que construir una ciudad no de foto, que también, sino que se pueda vivir cómodamente en ella, bien sea toda la vida o un solo día. Y reiterándome en lo ya dicho, recordar que Torrevieja debe ser una ciudad para todas las estaciones; sino, nos deberíamos preguntar qué se hace con todo el dinero que se recauda de esos vecinos temporales que pagan los mismos impuestos.

*FOTO: F.E. PÉREZ RUIZ-POVEDA

lunes, 10 de agosto de 2015

MIENTRAS EL CUERPO AGUANTE...


¡Y parece que fue ayer!...Y ya han pasado cinco años, en los que hemos vertido muchas opiniones y deseos. Algunas veces, y desgraciadamente cada vez más, sugiriendo casi entrelíneas, por aquello de la ley que amordaza.

Afortunadamente este vecino del mundo tiene una comunidad de vecinos de los que no hay, que no se están quietos, y que muchas veces con sus andanzas podemos poner cara, e incluso cruz, a la actualidad, sin quedarnos, en una expresión que se utiliza mucho actualmente, a los pies de los caballos. Y es que ya se sabe que es más fácil, presuntamente, hacerse un viaje a Suiza para visitar entidades bancarias con dinero muy moreno, que expresar en la calle lo que se piensa.

Los comienzos tampoco fueron buenos. El vecino lanzó su voz durante unas vacaciones  que se metamorfosearon en un ERE que a su vez acabo en un despido, en realidad en un total de treinta, que terminó por dejar las puertas de este ático abierto para siempre, o mejor dicho, mientras el cuerpo aguante. Y el hueco que este vecino abrió, y que servía de sustituto a tumbarse en una camilla frente al psicólogo, evitando que lo malo se enquistara, ha servido de sanador de más de una úlcera incipiente.

Más de uno de mis lectores pensará que soy un exagerado, pero muchas veces mediante la exageración se ven los defectos, los problemas, o lo que sea, más claramente. Y además mediante la exageración y la ironía se quita también esa pátina de seriedad que algunas veces parece que tiene cualquier tema. Es como quitarle los pantalones a un señor muy serio, que va de negro constantemente, y descubrir que sus calzoncillos son rosas, lo que puede querer decir mucho de él. Y aquí cada uno que piense lo que quiera, que es lo que se intenta cultivar en este blog.

Ni vendemos ningún producto, en especial bajo la apariencia de que no vendemos nada y de que somos neutrales, ni intentamos adoctrinar en nada a nadie. Con decir lo que nos altera, nos choca, o hemos observado o pensado recientemente, nos es más que suficiente.

Cada vez que cumple años este blog me acuerdo de aquel compañero de trabajo que cuando se enteró que escribía un blog, inmediatamente me preguntó cuánto cobraba por ello, y al decirle que lo hacía, más que gratis, por amor al arte, su cara se asemejó a algo que pudiera haberlo firmado el mismísimo Picasso: abstracto total.

Suelen decir que sarna con gusto no pica, y este vecino del mundo  en cuestión de escribir en el blog se declara más vicioso que una película porno. No os rompáis las vestiduras, que sino no tenéis sitio en este blog. Como siempre, en este ático la verdad sin paños calientes, aunque lo intentemos enfriar con mucha ironía.

¡Feliz aniversario! La tarta es para todos, y el último, no que pase por caja, porque ya está pagado, pero sí que cierre la puerta, para que no entre el olvido.

*FOTO: DE LA RED


sábado, 8 de agosto de 2015

PASEANDO CON AFGANO, O EL IDIOMA UNIVERSAL EXISTE



Lo que cunde un simple paseo con el perro a primera hora de la mañana.
Reconozco que hoy el que ha sacado a pasear ha sido Afgano, mi bichón frisé, a mí.

Antes de nada, y ahora que ha salido el tema, muchos de mis lectores me han preguntado más de una vez, por qué si mi perro es un bichón frisé, se llama Afgano. Pues por eso precisamente, para romper con la monotonía y ver la vida de otra manera, como en realidad hago, al menos lo intento, con el blog, ver las cosas de otra manera. Así si alguien me dice, como diríamos coloquialmente, el enterado de turno: Tu perro es bichón frisé. Le puedo contestar con contundencia: Mi perro es Afgano (y no miento). Como dice la canción del inefable Pablo Alborán (que he llegado a la conclusión de que puede ser el hijo de Dios, porque está en todas partes) “Me llaman loco”, pero es una manera de estar vivo y comprobar que los demás me ven, no me fuera a pasar lo que le pasaba al personaje de Bruce Willis en “El sexto sentido”.

Como decía, hoy al sacarme mi perro de paseo, y ver la cantidad de sus congéneres que hacían lo mismo con los míos, he llegado a la conclusión de que un idioma único es posible, pero no es necesario que sea ni el inglés, ni el español…

Los perros nos entienden especialmente por el tono que empleamos al hablarles. Después, ya vienen ciertas palabras que mediante la reiteración llegan a entender muy bien, como ocurre con la palabra “No” cuyo sonido viene a ser muy parecido en muchos idiomas. Pero, lo más importante, y visto lo que ocurre con muchos animales, y entre ellos el perro, los sentimientos son lo más importante; la manera de mirarles, de tocarles.

El sentimiento es un idioma universal, una mirada, una sonrisa, se traducen por sí mismo, y lo más importante: las ganas de entenderse.
Este vecino del mundo siempre ha dicho, y está totalmente convencido de ello, que si tienes dinero, puedes ir tranquilamente a dar la vuelta al mundo, que todos te van a entender. Pero, en el lado contrario, aunque seas políglota si no tienes un euro, incluso como ocurre con lo que ahora se denomina como minorías, te puedes volver invisible.

Deberíamos, iba a decir "regalar", pero el término exacto es "dar", dar amor y buenos sentimientos, para que poco a poco la cosa fuera recíproca, y no es que este vecino se esté volviendo “ñoño” con los años, sino que realmente lo creo. 

El idioma de los sentimientos es universal y lo que es más importante: mueve fronteras, si es que no las llega a quitar.


Le voy a decir a Afgano, mi bichón frisé, que mañana me dé un paseo por otro lado, y ya os contaré a que otra reflexión he llegado.

*FOTO: DE LA RED

jueves, 6 de agosto de 2015

PENSAMIENTOS F.M.



Puede que este vecino del mundo sea raro, incluso muy raro, pero algunas veces me pongo a escribir para comprobar no sé si lo que estoy pensando, sin saberlo, pero sí lo que me inquieta. Ignoro si a eso se llama “musas”,  pero están ahí, en una especie de segundo nivel, escondidas de la realidad pero trabajando como hormiguitas. Solo hay que saber que están y por dónde, y buscarlas. Este vecino del mundo lo llama pensar en FM (fuera de la moral, o dicho de otra manera, a calzón quitado).

Ayer salieron unas nuevas encuestas en las que, según parece, el Partido Popular ha cogido nuevo brío, y sigue siendo la primera fuerza electoral. Hay que aprender de la historia, y si la literatura en primer lugar considerada como “fantástica”, de un tal Julio Verne, al final se convirtió en obra de todo un visionario, al tomar cuerpo sus ensoñaciones,  no va a ser este vecino del mundo quien diga que esas encuestas están equivocadas. Sin embargo, si sería de preocupar que cuanto menos  piensan en nosotros, a los del gobierno me refiero, más pensemos en ellos como padres tutores del futuro de nuestros hijos, e incluso nietos.

Y es que en realidad de eso se trata al poner el futuro de ellos, de los nuestros, en sus manos. La duda que tengo, inocente, siempre inocente, como os podéis imaginar es que, al menos según presuntos hechos, no saben distinguir la importancia de ciertas cosas. Mientras han dado presunta cobertura a celebraciones de cumpleaños a particulares, o particulares fiestas de cumpleaños a gente de su entorno, con nombres y apellidos, que es lo mismo, a la hora de dar cobertura a ciertos entornos sociales se deben de encargar organizaciones no gubernamentales, que no nos engañemos, cuya financiación sale del mismo sitio: de nuestros casi anoréxicos bolsillos.

Quizás al final no sea este vecino del mundo el único que piense en una especie de segunda dimensión, que solo sabremos que existe cuando realmente la busquemos en momentos importantes, como puede ser la búsqueda de un nuevo pastor de la manada para salvaguardarnos de los lobos, y que no se alíe con ellos.

Preocupante lo que hoy estoy pensando en esa segunda dimensión, pero más preocupante puede ser lo que pueden estar pensando en ese mismo nivel FM, o a calzón quitado, personas a las que en un tiempo cercano, podemos llegar a poner el futuro de nuestros hijos y nietos en sus manos…Y me temo que en ese momento, las musas ni nos van a ayudar, ni van a querer.



*FOTO: DE LA RED

miércoles, 5 de agosto de 2015

BUENAS NOCHES, ISABEL


Ha sido la comidilla del día: Isabel Pantoja la noche anterior a tener que entrar otra vez en prisión, tras su segundo permiso, se ha puesto enferma y ha tenido que ingresar en el hospital.

Así de primeras, y con toda la inocencia del mundo, este vecino hubiera pensado en un primer momento, que con todo lo que le ha pasado, estaba enferma de orgullo y de dientes, por tanto enseñarlos, y quizás haber cogido alguna faringitis. 

Sin embargo, según se rumorea, problemas de riñón y de descompensación del azúcar en sangre que padece la cantante, parece son más serios de lo que se creía y han provocado su ingreso en el Hospital Infanta Luisa, de Sevilla.

Lo más curioso del caso es que en las informaciones se recalca que está siendo vigilada por “su” nefrólogo, hasta ahí todo bien, y foniatra de confianza.

Una cosa es que, como cantante, y gran cantante, que lo es, se cuide la garganta con su foniatra, pero que ahora esté en vela el citado galeno, es algo bastante raro, al menos de cara a la galería. Igual de raro que, al parecer ayer a la noche al entrar al hospital fuera el mismísimo director, según las informaciones, quien recibiera a la paciente/cantante, porque no suele ser el caso con el común de los mortales, ni, dicho sea de paso, sea parte del trabajo de todo un director.

Con todo lo ocurrido con la tonadillera en sus vacaciones, este vecino del mundo ha recordado lo que le ocurrió en la empresa en la que trabajó durante muchos años, y que una vez en la que pasó tres semanas enfermo, con una neumonía muy importante, y que coincidían con sus vacaciones, al volver a su trabajo, su jefe más próximo le dijo algo que si se lo dirían a Isabel Pantoja, seguro que no le haría falta el foniatra nunca más, porque le dejaría sin habla: -Si te sientan mal las vacaciones, mejor que no las vuelvas a coger.
Y eso que en aquel entonces, la crisis ni se adivinaba en el horizonte. Pero sí se demuestra, que “acoso laboral” ha existido siempre, pero antes se llamaba: “acojonar”.


De todas las maneras, qué curiosa es la suerte, cada vez que Doña Isabel Pantoja se traslada, o la trasladan más bien, a algún recinto, tanto penal como hospitalario, aunque sus defensores no paran de enfatizar la normalidad de todas las situaciones, y que siempre la tratan como a una más, los que la reciben son los directores, aunque como en el caso de ayer, por lo que dicen, en el hospital sevillano ya fuera de noche, y en una hora no habitual. 

*FOTO: DE LA RED

EL CASO CRISTINA PEDROCHE




Este vecino del mundo está seguro de que alguna vez os ha pasado a todos, como a él hoy,  que buscando la actualidad por los diarios digitales en internet, ha captado vuestro interés alguna noticia que al cabo de un rato, y ya atrapados por ella, os dais cuenta de que en realidad había ocurrido hace varias semanas.

He leído que Cristina Pedroche ha mostrado por Instagram los títulos de sus estudios, que acaba de recibir, aunque la noticia, como comentaba, tiene ya varias semanas. Y lo hace, mostrar las fotos, al parecer, porque está un poco harta de que piensen, debido a los mensajes que recibe, que es solo un cuerpo bonito, por el que, hay que decir también, recibe algunas críticas, por esos más que cuestionables kilos que le podrían sobrar.

Vaya por delante que este vecino del mundo opina que Cristina Pedroche puede llegar a ser, es todavía muy joven, una gran  show woman española. Le sobra, en el mejor de los sentidos, cara dura e inteligencia. Es mejor de lo que ella, y los demás, creen, pero por diferentes motivos.

Ella, porque es humilde, y realmente debe de pensar que en realidad hace lo que puede, y lo que no sabe lo sustituye por unas ganas innatas. Y los demás opinan que lo que hace es fácil, por la imagen que ella da de no costarle nada su trabajo, y que en el fondo piensan que siendo tan guapa, todo se le puede perdonar.

De todas maneras, en el caso de Cristina Pedroche, de hablar mal de ella, hay mucho de machismo y de envidia (ese famoso: Si la envidia fuera tiña...). Como en el programa de “Zapeando” se juega al equívoco de “hacer de tonta”,  y se pasa al que “directamente es tonta”, y además, lo que es más cuestionable, “un poco gordita”.

Es de destacar, que lo mismo (excepto en la belleza, aunque todo es más que opinable) se podría decir de su compañero Miki Nadal, “hace el tonto” y está tirando a rellenito. Pero en él, por ser hombre, naturalmente, nada de eso es cuestionable.

Seamos sinceros, y esta pregunta va dirigida solamente a los hombres: ¿Quién no ha aprovechado cuando su pareja habla, digamos que, “muy bien” de algún bellezón masculino como George Clooney o Hugh Jackman, para soltar alguna pulla del estilo de “es una lástima de que en el fondo no le gusten las mujeres”?

Como animales (y estoy hablando de hombres y mujeres), y algunos mucho, preferimos morir matando, y en las críticas a Cristina Pedroche hay mucho de morir matando: Es guapa, pero no es perfecta porque es tonta y gorda.


Es curioso, porque al final nos comportamos como si fuéramos un gobierno en campaña electoral: te damos por un lado, pero te lo quitamos por el otro. Y entre cambio, y cambio, siempre sales perdiendo, e incluso, como es el caso, apaleado.

*FOTO: DE LA RED

martes, 4 de agosto de 2015

LA DAMA CHISMOSA


Este vecino del mundo ha pasado cierto tiempo de “rodriguez” estos días, y como soldado, del hogar, pero soldado al fin, ha sufrido las heridas de la batalla de la plancha.

El otro día estaba planchando, y por el calor reinante, con el torso desnudo. Teniendo en cuenta, y que es bien sabido, que los hombres tenemos serias dificultades para hacer dos cosas a la vez, es inevitable el decir que me quemé, a unos diez centímetros encima y a la derecha del ombligo. Y, por eso de los azares de la vida, la quemazón se asemeja a una alargada cicatriz.

Esta mañana , y en la playa, me he cruzado con dos señoras que estaban criticando todo lo que se les cruzaba por su camino. Y he oído que una le decía a la otra:
-¿Te has fijado la cicatriz que tiene ese hombre?
 A lo que la otra le contesta: -Hígado. Le han operado del hígado. ¿No te has dado cuenta de la pinta de borracho que tiene? Si ahora está borracho perdido…-

Como me ha parecido que era tan hiriente que se fueran de rositas, he dado la vuelta y me he encarado con la cotilla parlanchina, y serio, muy serio, le he contestado:-Perdone, señora. - Lo cortés no quita lo valiente.- Estaba tan cerca que no he podido evitar el escucharles. Por eso, y para salir de dudas, me gustaría saber a qué bebida soy tan aficionado como para estar beodo desde por la mañana. -

Para mi desconcierto la chismosa no solo no se ha cortado, sino que me ha respondido con total naturalidad, y sin parpadear: -A usted le gusta el licor de hierbas, porque además, y así, de cerca, usted apesta.

Aunque no lo he dicho antes, este vecino del mundo no bebe prácticamente nada, y si lo hace, es en contadas ocasiones al finalizar alguna comida especial, siempre con agua con gas, pide un chupito de licor de hierbas. Por lo que al hablar esa señora, y con esa seguridad, he tenido la sensación de que en lugar de una burda improvisación de cotilleo, había asistido a una especie de escena en el futuro pero hoy, con lo que sonaba a una advertencia para enderezar mi comportamiento.

Ya tiempo después, me he acordado de Rajoy, ahora Mariano para todos, por aquello de la confianza que quiere infundir, y que a él sí le vendría bien, como a la mayoría de los políticos, el palpar el día a día de la calle, especialmente teniendo en cuenta lo que este vecino se ha enterado de que los demás pueden opinar de él, o incluso pudiera llegar a ser. 

Sería deseable una conversación entre el-ahora-Mariano y la dama chismosa, porque si de mí ha dicho lo que ha dicho, es más que probable que con él sea  un sinvivir. Aunque siempre es conveniente recordar eso de que en la mitad está la virtud.

*FOTO: DE LA RED