viernes, 30 de mayo de 2014

VERDADES VERDADERAS

La sociedad en general suele estar sometida, aunque no se dé cuenta a las denominadas “verdades como templos”, que no pueden ser discutidas; del tipo de “la mejor dieta es la mediterránea”, o “el mejor aceite es el de oliva”. Nunca se sabe quién dicta la verdad verdadera pero todo el mundo la tiene que seguir si quiere sentirse bien y dar menos gastos al sistema sanitario, que ese sí que no debe de seguir la dieta mediterránea porque de salud no anda muy bien…
El problema con el tiempo es que lo que ayer era blanco, hoy es negro, porque hemos oído de todo, que bueno es el pescado blanco, que bueno es el pescado azul, que hay que ducharse con agua y jabón todos los días, que no hay que pasarse con los jabones porque con el tiempo la piel se puede quedar sin defensas.
Esta mañana el vecino que les escribe, casi se carga el teclado del ordenador, al caérsele encima el café con leche, que tampoco es muy recomendable, dicho sea de paso, por muchas verdades verdaderas. Y es que no es que le haya temblado el pulso, es que ha sufrido un terremoto de 6.1 escala Richter en su juicio, al explotar en mil pedazos una de sus verdades verdaderas: la ropa hay que lavarla con gran asiduidad, por aquello de los gérmenes y olores que todo lo habitan. 
Chip Bergh, presidente ejecutivo de la marca de tejanos Levi´s ha “confesado” que sus vaqueros favoritos tienen más o menos un año y todavía no han visto la lavadora. Y hay otros “sabios” que ahora dicen que los vaqueros solo, solo, hay que meterlos una vez al mes en el congelador, y con eso ya es suficiente. Y es que ahora "se supone" que el tejido “denim” de los vaqueros es como el buen vino, que mejora con los años. El problema es que otros sabios dicen que en lugar de en el congelador, lo bueno para los vaqueros es pasarlos por el microondas. Y por un momento este vecino ya se estaba imaginando a Carlos Arguiñano explicándonos una receta para cuatro comensales de vaqueros en salsa verde.
Quizás la clave esté en que las declaraciones del mencionado presidente ejecutivo se dieron en el foro sobre sostenibilidad Brainstorm Green, y claro en ese ámbito hay que vender concienciación ecológica, mientras que antiguamente se vendía gasto de agua y jabón.
Este vecino inmediatamente se ha acordado de las sabias palabras del filósofo Marx, Groucho Marx: “Estos son mis principios; si no le gustan, tengo otros”.
¡Ver para creer!

*FOTO: DE LA RED

jueves, 29 de mayo de 2014

CONJUGANDO PODER

Cuando era niño, este vecino del mundo, al ver las películas, todas en blanco y negro, por televisión, claro, estaba convencido de que los actores ya desde su concepción estaban predestinados a ser estrellas, y nunca se habían codeado con la vida normal y corriente.  Y es que este vecino no se podía imaginar a un Montgomery Clift o a Gary Cooper como personas normales, con sus dolores de cabeza, e incluso sus colitis, o a un Edward G. Robinson paseando distendidamente por Nueva York, sin que la policía le persiguiera por mafioso.
Las convicciones del vecino comenzaron a cambiar con los nuevos actores de comienzos de los sesenta, con un Dustin Hoffman, que parecía no pegar con la media física del actor-jovencito-tipo de entonces, como un George Peppard o Warren Beatty.
Ahora puede pasar lo mismo con la política, parece que los niños que en el futuro tienen que ser los dirigentes de este país, no deben de nacer con un pan debajo del brazo, sino  vestidos con un traje azul y una corbata que contraste. Por eso, al encontrarse ante el caso de Pablo Iglesias, alma mater, uno de ellos, de “Podemos”, te preguntas si alguien le pegó el cambiazo al nacer, porque no da el “patrón”, y aquí el vecino no se refiere al empresariado. Esos pelos, disimulados tras una coleta, y esos dientes que desde luego no han pasado por “Vitaldent”, ya hacen que nos fijemos en alguien  que si está sobresaliendo, por de pronto, no es por su imagen, y menos cuando luego le vemos irse en su moto, en la que por su escasa cilindrada tampoco se puede escudar. Y llegas a la conclusión de que quizás merezca la pena oírle.
Y si cuando eres joven, como ley de vida, haces todo lo contrario de lo que te dicen tus padres, ahora tal vez baste que los políticos “empoltronados” hasta las cejas, digan que es un friqui en un grupo de friquis, para que sintamos más atracción por él, y quizás incluso a los que ya tenemos unos añitos, nos recuerde a aquel Felipe Gonzalez con ropa de pana, abriendo puertas y ventanas para que entrara aire fresco.
Otros de los empoltronados, o con ganas de estarlo, dicen que han leído su programa, y lo que pregonan, según ellos, no se puede realizar. Por un momento, este vecino al oír a los nerviosos de traje azul, pensó que estaban hablando del mismo Rajoy y sus chicos/as cuando presentaron su proyecto electoral, porque de lo dicho a lo hecho hay un trecho, e incluso estrecho, el de Gibraltar, al que han tenido que recurrir más de una vez como cortina de humo.  
La  mayoría de las veces no decimos lo que queremos, y algunos de los integrantes del partido en el poder, al llamar friquis y extrema izquierda, en realidad, lo único que hacen es poner galones a un germen que está floreciendo, y se puede dar la paradoja, incluso, de que puedan  ser “los brotes verdes” que el gobierno de turno  no se ha cansado de augurar, y que el destino ha hecho que les salga el tiro por la culata, ironías del destino.

*FOTO: DE LA RED

martes, 27 de mayo de 2014

LA VIDA Y EL ESPEJO

Hay días en que a uno no le apetece ni salir a la calle, y es que ya tiene todo como muy visto. La misma película con los mismos actores. Por lo menos, abres una novela negra y ya en la segunda línea te encuentras con un asesinato y no puedes dejar de leer hasta el desenlace final. Y mientras tú en la vida real no sabrías cómo continuar investigando, el héroe de la novela, haga lo que haga siempre se irá acercando a la consecución del caso. Pero la vida no es así, puedes estar a cinco metros de tu media naranja, y no encontraros nunca, porque no hay ningún solo de cuerda que transmita a los demás tu estado de ánimo como en una buena película. Y los malos en la vida real pueden ser guapos, además pueden ser malos y buenos al mismo tiempo, porque todo depende de la historia que se esté contando y el personaje que la cuente.
Y es que hay días en que a uno no le apetece que el sol salga como si fuera el primer día, como si fuera la primera vez. El sol te hace sentir que estas vivo, y que puedes estar ante una nueva historia, pero tú, ya no eres nuevo, sino el compendio de miles de historias, de miles de soles nuevos y otros tantos atardeceres.
No eres un libro todavía por escribir, sino en cada momento te puedes preguntar si ya se está acabando, y lo peor no es eso, sino que encima tenga un final intrascendente. Porque el fondo no lo es todo, sino también la forma.
Las mariposas nacieron para ser libres, no para estar encerradas en un estómago esperando a aletear ante el amor. Las mariposas no nacieron para esperar a que te enamores, porque en realidad a las mariposas no les importas lo más mínimo.
Ese espejo, hay días que te habla con cariño y días que te insulta. Porque los espejos hablan, con la voz de tu pensamiento, pero hablan. Como en los cuentos, adulan a la bruja y aconsejan a la princesa. El problema está en que los brujos  y los príncipes no se miran al espejo en los cuentos. Y a ti, por de pronto te falta saber si eres brujo o príncipe, o al final descubres que no eres ni un sapo esperando a ser besado por la princesa. 
Porque las princesas dejaron de esperar al príncipe pardillo que les bese, y se van con el malote de marcados pectorales, que en realidad les hace menos caso que al espejo de su armario donde tiene escondido su secreto.


*FOTO: DE LA RED

lunes, 26 de mayo de 2014

EL DÍA DESPUÉS, O LA UTOPÍA DESDE LA VENTANA

Estos días, en alguna conversación “fuera de blog” se le ha dicho a este blogger que la utopía siempre se queda en eso, en la sombra de un recuerdo, sin embargo esta mañana al despertarse y mirar por la ventana, este vecino no ha visto un ovni, cosa que muy bien podía haber ocurrido, sino la utopía sobrevolándolo todo.
En fútbol, el Club Deportivo Eibar, o el Eibar, para los que somos de la zona, ha conseguido su utopía, y ya es realidad ser equipo de primera. Y es que el eibarrés, por cuestiones de geografía, siempre ha tenido una mezcla de cordura guipuzcoana, y el sacar pecho y encender farolas vizcaíno. Sea lo que sea, está enseñando al mundo, así de rotundo, que el dinero no lo es todo, y que los sueños mezclados con el buen hacer y la organización, pueden dar sus frutos. ¡Zorionak!
Por otro lado, el día después de los comicios europeos indica que las bases de la actual configuración política están cambiando, y esa famosa tarta con la que se suele explicar los porcentajes cada vez está más repartida, y los partidos grandes tienen menos que comer y más que temer. La utopía no se ha conseguido, pero sigue en el ambiente, sigue estando en la ventana y eso es lo importante. Por una vez, y tras la noche de recuento, no todos dicen que han ganado. En eso YA hemos cambiado, y es probable que en su fuero interno, por una vez, esos partidos vapuleados por el votante, se den cuenta de que el pueblo, aunque ellos lo creían, no es tonto, y el vender humo, es lo que tiene, que acaba metiéndose en los ojos, y molesta, y mucho.
Los analistas políticos parecen ser de la opinión de que no va a cambiar mucho nuestro día a día, y eso está claro, de un día para otro eso es imposible. Sin embargo, este vecino está convencido que a la hora de apretar el acelerador de los recortes e impuestos, el gobierno al que se le está cambiando los muebles, y sus sillones ahora son menos cómodos, se lo pensará un poco más, y quien más quien menos ya se está mirando al espejo para ver la velocidad con la que le está creciendo la barba, esa a la que está viendo en su vecino cortar.

*FOTO: DE LA RED


domingo, 25 de mayo de 2014

LA OTRA FINAL DE CHAMPIONS

En primer lugar, este vecino quiere aclarar que ayer cuando comenzó el partido de fútbol, sus ojos eran los de un niño, repleto de inocencia, y excitación, solo pensaba en ese caramelo que se le ofrecía por televisión. Sin embargo, a medida que se fueron desarrollando los acontecimientos, la visión del niño se transformó en la de un hombre hecho y derecho en la que a medida que transcurría el partido, conseguir que la utopía se convirtiera en realidad al principio parecía posible, pero luego quedó patente que el dinero y el poder siempre tienden a lo mismo.
“El estadio de la luz” se convirtió en un circo romano en el que las capas y ramas de laurel se habían metamorfoseado en Armani y poder. Es curioso, cuando siempre se describe que el fútbol es el deporte del pueblo, y sin embargo los mejores sitios son, no para los que han roto su hucha para cumplir sus sueños de toda una vida, sino para aquellos que quieren seguir saliendo en la foto a toda costa, y además sin pagar un euro.
Todo fue medianamente bien, hasta el segundo gol del Real Madrid, y las expresiones de felicidad de su presidente, Florentino Pérez. Sin embargo, para que todo quedara patente, el saludo con el ex-presidente del gobierno Sr. Aznar, devolvió a las retinas de este vecino, antiguas imágenes, por supuesto en blanco y negro, de aquel equipo que era el equipo de todo un régimen, y el vino de la celebración de una presunta victoria colchonera se truncó en vino agriado y echado a perder.
El pobre consigue fabricarse unas alas para sobrevolar la realidad diaria, pero al final el sol del poder siempre las destruye.
Los prolegómenos, con un futbolista modelo (esto último en todas sus acepciones) que esta vez no podía jugar por acumulación de tarjetas, paseando por lo que sería el campo de batalla, enfundado en un impecable Emidio Tucci, ya hacía atisbar que aquello, como siempre, se decantaría a favor del todopoderoso.
Se puede dejar las entrañas y la última gota de sangre en el campo de juego, pero al final, y ya seguimos hablando de trajes, el fondo de armario es el que es, y no hay ni placenta de caballo que lo cambie.
A este vecino los cinco minutos de más de la segunda parte le parecieron excesivos, pero podía colar ya que las fuerzas estaban muy mermadas, y la pérdida de tiempo era evidente, pero fue lo suficiente para que cambiaran las tornas y la transformación de la utopía en realidad no fuera posible.
Es curioso además que el futbolista que cambió el resultado final y que ganaran los de siempre, es alguien que no es sospechoso de nada, un hombre con sabor a pueblo en todos sus poros, Sergio Ramos, y que sin ser ese su fin, claro está, ayudó una vez más a que el poder siempre gane. Y este vecino se acordó de esas autonomías en las que un día sí y el otro también, se destapan casos de corrupción del partido en el poder, y “el pueblo” les sigue votando.
Este blogger se acordó, aunque él era niño, de aquel verano del 68 en París, y donde los estudiantes tocaron una vez más la utopía, e intentaron que los sueños de un mundo diferente se hicieran realidad.
Sea lo que fuera, el resultado final es a todas luces pornográfico y cruel, en el que se tenía que sumar a la fiesta, no podía ser de otra manera, un Cristiano Ronaldo, que lo mismo que la cabra tira al monte, él aprovecha cualquier momento para mostrar su percha (¿incitando a posibles marcas publicitarias?), quitándose esa camiseta que tanto le paga y de la que él dice que está muy orgulloso, pero se la quita.
Lo de ayer fue algo más que un partido de fútbol, y tristemente todos lo sabemos. Es el futuro que siempre nos espera.

*FOTO: DE LA RED

viernes, 23 de mayo de 2014

EL ÚLTIMO FIN DE SEMANA DEL "HOMO HISPANICUS"

Éste muy bien pudiera ser el último fin de semana del homo hispanicus, y si, en general, el viernes existe porque con él llegamos al fin de semana, éste entre las elecciones europeas, y ese partido de fútbol del Real y el Atlético, ambos de Madrid, parece que el mundo se ha detenido, o se mueve a cámara super-lenta, como si la nada fuera a quedar después.
Quizás, lo triste sea que para el españolito medio sea más importante el asunto que se dilucida mañana en Portugal, ese partido europeo entre dos equipos madrileños, que el otro asunto que también es europeo, pero que no mueve a muchos forofos, sino solo a los votantes “profesionales” de un partido determinado.
Esta vez, este fin de semana, ocurre algo curioso que quitando a los hinchas del Real Madrid, el resto de España,  en su gran mayoría, bien por estar siempre en contra de “los blancos” o por estar a favor del pequeño, verían con buenos ojos que ganara el equipo colchonero, o el pupas.
A este vecino le encantaría, incluso, hacer una especie de salto mortal con doble tirabuzón, y que a las doce de la noche del domingo en los dos acontecimientos, el futbolístico aunque éste ya se sabrá para el sábado, y el político, ganara el pequeño, o el pupas, que somos la gran mayoría. Porque en realidad el homo hispanicus siempre tiene la sensación de que es un personaje secundario de “Bienvenido Mr. Marshall” y que tras haber hecho la carta con sus peticiones, el poderoso siempre pasa de largo.
Y lo mismo que en el partido de mañana la mayoría de las estrellas están medio lesionadas, el españolito de a pie tiene el bolsillo y la moral lesionada desde hace tiempo, y sin embargo debe de salir todos los días a jugar su partido vital. Eso sí, sin placenta de caballo ni nada que se le parezca, porque para seguir batiéndose el cobre solo le hace falta pensar en la familia que tiene que mantener.
Es una pena, por no hablar de injusticias, de que siempre ganen, en todo, los mismos, por eso sería acercarse a la utopía si mañana en Lisboa, ganara el Atlético de Madrid, y los sueños bajaran a la tierra, porque lo del domingo no lo arregla ni Dios, que dicho sea de paso, seguro que no va a votar.

*FOTO: DE LA RED


jueves, 22 de mayo de 2014

LA CHISPA O EL BUEN JUICIO

Ya estamos otra vez, y sé que va a sonar fuerte, confundiendo el culo con las témporas. Y la verdad es que es un déjà vu, porque luego a todos se nos llena la boca de palabras como cacique o dictador, y a la menor posibilidad ejercemos como tales.
Ayer nos enteramos de que Coca-Cola ha retirado la emisión de su último anuncio, que por cierto es una preciosidad, debido a que la asociación de víctimas Dignidad y Justicia lo había pedido. Los propietarios de la “chispa de la vida” retiraron ayer su última campaña publicitaria en la que participaba el actor vasco Gotzon Sánchez, ya que éste ha colaborado, parece ser,  con algún grupo de la denominada izquierda abertzale.
El problema de todo ésto es que a partir de ahora se pueden crear listas negras como en el peor tiempo  del maccarthysmo en Estados Unidos con la denominada “caza de brujas” de comunistas o presuntos comunistas entre gente de la cultura, y las razones son primas hermanas de las escusas y siempre se puede encontrar algo para potenciar cualquier proceder.
En opinión de este vecino siempre que una persona esté dentro del juego democrático puede tener todo tipo de tendencias políticas, nos gusten o nos disgusten a los demás, y eso no se debería de mezclar con su trabajo. De todas maneras, tampoco se le puede prohibir a nadie que se queje de lo que quiera, pero en este caso, estaría en manos de la multinacional de la bebida en cuestión, el sopesar los pros y los contras para tomar una decisión, y en opinión de ese vecino del mundo, ha hecho lo más fácil, cuidar sus posibles ventas, y ahuyentar la sombra de un boicot, no siendo justo con el actor que coprotagoniza, y muy bien por cierto, el citado anuncio. Y si ya la vida de un actor, que no sea estrella, sino simplemente un profesional buscando su curro diario, es muy dura, luchando de casting en casting para conseguir un trabajo, el Señor Gotzon Sánchez, que además nunca ha ocultado sus tendencias políticas, lo va a tener casi imposible. Por cierto, a partir de ahora qué se va a hacer  ¿se va a prohibir la emisión de todas las películas en que ha intervenido? En la humilde opinión de este vecino del mundo todo el asunto es cosa de locos.
La asociación ya mencionada debería de analizar la situación creada y darse cuenta de que en el fondo de muchas posiciones de opinión, siempre está la intolerancia, y quizás están practicando lo que en su momento achacaron a la otra parte.
Lo más sano para nuestra sociedad sería que se acabara con estas posiciones extremas, incluidas las del gobierno de turno en contra de poder alzar todo tipo de opinión, incluidas las dadas en las denominadas redes sociales, bajo la amenaza de ser empapelado jurídicamente. Quizás sería conveniente que todos aprendiéramos a dar el primer paso no para demostrar que somos el más valiente entre mil, sino para mostrar que dominamos el buen juicio.

*VIDEO: DE LA RED

miércoles, 21 de mayo de 2014

25 DE MAYO, ENTRE BUZONES Y ALFOMBRAS

Si los buzones, los del portal concrétamente, fueran cambiando de color a medida que se les van introduciendo cartas, el mío llevaría varios días en “rojo explosión”, si ese tipo de rojo existiera.
Puestos a ahorrar, que ahora a todos se nos ha insertado un chip con solo un pensamiento/palabra, AHORRAR, se podría evitar semejante gasto, de papeles y sobres. No hace falta ser muy “lumbreras” para pensar que con colocar todo tipo de papeletas, y sobres, en la caseta electoral ya sería más que suficiente. Y en este tipo de cosas, este vecino será por la experiencia, los años que ya tiene, y la mala leche inherente que le acompaña, siempre se hace la misma pregunta:-¿De quién será la imprenta encargada de hacer esa publicidad?-
Más que nada porque es un contrato más apetitoso que un cigarrillo después de…eso, de estrechar profundos lazos. Y como está visto que la clase política no da puntada sin hilo, ni cumpleaños de los hijos sin serpentinas ni viajes subvencionados, uno sospecha ya hasta de su sombra.
Y por cierto, ya tenemos las elecciones europeas a la vuelta de la esquina, de este domingo concretamente, y quien más quien menos se hace alguna pregunta: ¿Merece la pena ir a votar?, ¿Para qué? Y de hacerlo ¿a quién?
Este vecino, últimamente al menos lo tiene clarísimo:
Sí merece la pena ir, por aquello al menos de quien calla otorga. Contestar a “para qué” también es sencillo. Para premiar a unos y agraviar a otros.
Lo más difícil es contestar a la tercera pregunta, “a quién”, porque visto lo visto nadie se lo merece, y quizás lo mejor sería el voto variado para que así hubiera que llegar a consensos, a acuerdos, y practicar eso de “hablando se entienden las personas”. Porque en el ambiente político desde hace mucho tiempo no se habla, sino que se practica el monólogo. Este vecino está convencido de que los espacios electorales habría que emitirlos en el Canal Comedy, porque es el lugar para los cómicos (que dicho sea de paso este vecino no tiene nada contra ellos, muy al contrario) y los monólogos.
Este vecino como siempre se moja, esta vez lo va a hacer también, haciendo ver la orientación de su voto a través de su afición por el cine.
Teniendo en cuenta que la juventud de este vecino está por siempre vinculada al comienzo de la democracia y al “contra Franco vivíamos mejor”, entonces el cine inteligente y rompedor se proyectaba en pequeñas salas, normalmente denominadas “Salas de arte y ensayo”. Guiado por este pensamiento, sería bueno votar a pequeños partidos, por aquello de renovar el aire e ideas políticas, y dar una oportunidad a nuevos rostros antes de que se conviertan en “caras duras”, más que conocidas. Y es que si nos damos cuenta, a los dos grandes partidos, en afiliados y en equivocaciones, solo les interesa la alternancia, y el seguir ocultando, entre ambos, sus presuntas tropelías, debajo de la alfombra.

*FOTO: DE LA RED

lunes, 19 de mayo de 2014

LA VIDA COMO OFERTA DE TRABAJO

¿No habéis tenido nunca la acuciante necesidad de separaros de vosotros mismos? No, no estoy hablando de salir de vuestro entorno, de iros de vacaciones por ejemplo, que también, sino de separaros de ese ser que tienes dentro de ti. Además es una sensación extraña porque utilizas a tu cuerpo como vehículo de transporte, y sin embargo tampoco estás de acuerdo con el proceder de la persona que dirige ese vehículo.
Este vecino, para analizar las cosas utiliza aparte de, naturalmente, su punto de vista, el supuesto punto de vista de la gente que conoce, y especialmente de sus seres más queridos. Y mi madre diría aquello de “Eso te pasa porque tienes mucho tiempo libre. Si hubieras vivido en la Época del Hambre con sobrevivir día a día hubieras tenido suficiente”. Quizás tenga razón pero las circunstancias son las que son, y en la hipótesis de que se pudiera cambiar, también utilizaría el comodín del público para intentar variar mis sentimientos. 
Los más observadores habrán notado que al citar "la época del hambre" está puesto en mayúsculas, y es que uno ha estado convencido durante muchísimos años de que esa época se encontraba, lo mismo que el “medievo” por ejemplo, en los libros de historia. Un día me di cuenta de que la Historia, es como un notario que solo levanta acta de los hechos, y además los vende al mejor postor, y los relata como esa persona quiere que se cuenten. Y las penurias y los sentimientos de los afectados quedan aplastados por el peso del dinero.
Si al menos este vecino fuera del Atlético de Madrid, que por “pupas” pudiera serlo tranquilamente, esta mañana estaría con un "subidón" más alto que el Everest, sin embargo, el equipo de sus entretelas, la Real Sociedad, es maestro en eso del “coitus interruptus” o de vender la piel del oso antes de cazarlo, y si hasta el último momento nos vendían los sueños de un quinto puesto, la realidad nos ha colocado donde nos hemos merecido estar por nuestro comportamiento  durante toda la temporada, unséptimopuestoygracias, y en la única jugada en que son maestros, y eso sin ensayar, es en poner escusas y en decir eso de “todavía se puede enmendar la trayectoria, pero sin más dilación”.
Acabo de tomar una decisión, voy a poner un anuncio “Se busca conductor para vida en buen uso, por no poder atender. Se valorará experiencia y ganas de vivir y de progresar. Se ofrece buen sueldo y alojamiento en el mismo cuerpo o lugar de trabajo. Abstenerse curiosos.”

*FOTO: DE LA RED

sábado, 17 de mayo de 2014

EL "TORRENTE" QUE LLEVAMOS DENTRO

Lo confieso, lo he hecho. Esta mañana y viendo el buen tiempo que llama a la puerta, me he probado el traje de baño, mientras simulaba un paseo por la playa. No, no quiero lucir tableta de chocolate, porque cacao y leche tengo por el cuerpo pero sin mezclar, en dosis incorrectas. Algunas veces, además, la leche que tengo está bastante agria.
Ocurre, que como el gobierno, cada vez intenta amordazar más la libertad de expresión en todos los medios de comunicación, aprovechando que el Pisuerga pasa por Valladolid, o que unos cuantos descerebrados aprovechan las denominados hasta la extenuación “redes sociales”, para hacernos partícipes de sus más bajos instintos, este vecino tiene miedo a que si diera mala imagen en la playa, pudiera ser tomado como una especie de sublevación mímica.
La verdad es que todo eso ha sido para intentar olvidar, en cierta manera, que he pasado una muy mala noche, y es que este vecino se ha acostado solo, y se ha despertado con Torrente y el Señor Arias Cañete como protagonistas de su “noche toledana”. Y es que he tenido la desgracia de asistir al estreno, en sueños, se entiende, de la siguiente película de la saga del investigador hincha del Atlético de Madrid, “Torrente 4,5”, que he tenido ocasión de ver, se supone que en una especie de pase privado, sin ninguna posibilidad de negarme a ir al estreno.
Vaya por delante, que como la mayoría de los españoles, este vecino ha visto las cuatro películas hasta la fecha de Torrente, y no es un personaje que le fascine, más bien le incomoda, porque no es que sea un antihéroe sino un auténtico borde e impresentable, lo que se hacía más que patente en la relación con el personaje de la primera película, encarnado por un recuperado por entonces para la pantalla Tony Leblanc.
A José Luis Torrente, sin embargo, se le ve venir, y con una neurona, y lo salido que está, hace lo que puede mediante engaños. Sin embargo, y continuamos con la película, al Señor Cañete, mediante un discurso de macho alfa, ni se plantea que las cosas han cambiado desde que Franco murió, o le mataron los años. Tiene un discurso de triunfador en un país en crisis, ya que confunde o quiere confundir su posición con la del resto de los españoles.
No voy a ser un “spoiler”, o “cuentafinales”, y aunque ha sido solo un sueño, nunca se sabe. Solo diré que ha debido de influir el comportamiento del mismo Señor Arias Cañete, dando a entender que durante el cara a cara  televisivo, no estuvo nada brillante, porque se tuvo que poner a la altura de su contrincante, que dicho sea de paso era una mujer. Ahora dirá eso de que “ha sido un malentendido” como este vecino ya lo comentaba hace pocos días con otro comportamiento del mismo personaje (http://patxipe.blogspot.com.es/2014/04/el-padre-canete-y-los-hombrecillos.html). Y es que muchas veces, aunque nos consideremos únicos, llevamos en nuestro interior un comportamiento agazapado, que cuando, en un momento dado, se muestra, como un “torrente”, nos retrata como personaje-tipo de un comportamiento, y el suyo ha sido, tristemente en los días que corren, claramente machista.

*FOTO: DE LA RED Y PATXIPE

viernes, 16 de mayo de 2014

EL HUMOR, INCLUSO EN DONOSTI, NO TIENE PRECIO

A este vecino siempre le ha gustado el humor absurdo, para algunos, y lo mismo que a la hora de diferenciar una tortilla, distingues entre la española y la francesa, a ese tipo de humor le llaman humor inglés. Un ejemplo sería ese chiste en el que una persona va por el desierto cargada con un pesado ancla, y se cruza con otro, que muy perspicaz le pregunta: -¿Por qué va caminando cargado con eso tan pesado?- El otro con cara de dárselas de inteligente, le dice con cierto tono de superioridad: -Pues muy sencillo, porque así si me va a atacar un león, suelto el ancla y me voy mucho más rápido.-
Y la verdad es que muchas veces, sobre todo cuando estoy fuera de Donosti me acuerdo de este chiste.
Sé que hasta ahora no habéis entendido nada, pero, y lo bien que se lo está pasando este vecino, no tiene precio.
Y es que todos estamos muy orgullosos de nuestro querido Donosti, e incluso cuando estamos fuera, al acordarnos del marco incomparable, se nos puede escapar alguna lágrima. Pero todo empieza a cambiar cuando tras varios días de estancia en ese otro sitio, nada nos resulta más caro, sino al contrario.
Eso comentaba el otro día con un amigo, y él no me creía.
Hace pocas semanas este vecino del mundo a vuelto a ir a Madrid, y ni allí, la capital del reino,  le van a asustar a un donostiarra en cuestión de precios. ¡Ojo! Siempre teniendo en cuenta que uno no alterna en lugares de alto standing, ni en Donosti ni en ningún sitio. Por eso cuando uno sale de su “txoko”, la tristeza de alejarse del aire donostiarra es enjuagada por el hecho de que en la mayoría de las transacciones que hagas en tu vida diaria, siempre te salen más baratas, aunque coincidas en lugares veraniegos en pleno agosto. 
¡Ah! Habrá gente que mencionará, quizás, la excelencia de los “pintxos” de la Parte Vieja, y es probable que en el sitio que estés ahora no tengan los “pinchos”, o tapas, el pedigrí de ellas, pero seguro que serán más baratas, vaya lo uno por lo otro, e incluso al pedir un vino o una cerveza te sirvan con un tentempié a cuenta de la casa. Porque en Donosti, y no hablemos de ese experimento llamado “pintxo-pote”, al menos la experiencia de este vecino es que a lo único que te pueden invitar en cualquier establecimiento es a que te vayas.
De ahí lo de la travesía del desierto del chiste del comienzo, o del famoso refrán de que las penas con pan son menos. Sé que hoy no he sido políticamente correcto, pero las cosas son así. Una ciudad donde más de uno saca pecho porque tenemos la calle, como comentado el otro día (http://patxipe.blogspot.com.es/2014/04/un-trocito-de-shangri-la.html), más cara de España, y no se paran a pensar en el refrán que habla de las barbas del vecino, así nos va. Pero aunque no haya ningún estudio al respecto, y para compensar, seguro que tenemos también los pobres que comen las sobras más caras de España.
Me voy al médico a que me dé algo para bajar la tensión.

FOTO: DE LA RED

jueves, 15 de mayo de 2014

EL PODER DE CIERTOS PERSONAJES

Más de uno de mis lectores me ha preguntado alguna vez sobre cómo me vienen a la mente los temas que trato en mi blog. La verdad es que cada post sería un mundo aparte. Por ejemplo hoy, hace un rato, estaba mirando en Twitter los “temas tendencias” del momento. Obsérvese, por favor, y para echarse flores a sí mismo, que de vez en cuando no viene nada mal, el esfuerzo de este vecino del mundo, para NO utilizar el término inglés “trending topic” que ya es bastante cargante. Y uno de ellos, con la “etiqueta” (el famoso “hashtag” que para este vecino siempre ha sonado a insulto) PersonajesOlvidadosDeLaHistoria, le ha retrotraído a su niñez.
Mientras algunos usuarios de twitter hacían mención de, digamos, personajes secundarios de la historia, a este vecino la mente le ha llevado a aquellos nombres que, en cierta manera, forman parte de su niñez.
María Sarmiento, porque su final, de todos conocido, a todas luces siempre me pareció incierto, incluso siendo niño. Siempre me ha dado la sensación de que en cualquier momento volveremos a tener noticias de sus andanzas. Y puestos en plan filosófico, y esta sería otra versión, digamos que es un claro ejemplo que de incluso los más bajos momentos siempre se puede llegar a tocar la gloria. 
Jorge y sus tripas, por qué se estiraban y se encogían. Un claro caso para consultar a Iker Jiménez.
El célebre "tocador de señoras", que todo el mundo en realidad piensa que es un mueble, y este vecino, desde que oyó esta expresión en su niñez, está convencido de que existir, existe, pero que además tiene una buena coartada para despistar al personal.
Este vecino va a mencionar ahora a dos hombres, y que han dado muy mala prensa a nuestro género. El primero sería el famoso “hombre del saco”, y del que tantas veces hemos sufrido amenazas para comer todo lo del plato, o comportarnos bien, y el segundo, al que incluso le dedicaron una canción aun siendo tan malo, el famoso “hombre de los caramelos”, que a pesar del nombre no era representante de caramelos, o dulces varios, sino de los más bajos instintos, y nunca mejor dicho por lo de “bajos”.
Ya en estas últimas décadas, a este vecino se le ocurren dos personajes, ambos relacionados con la publicidad, y por casualidades de la vida, con la Navidad.
¿Qué fue de Edu, aquel niño un tanto repipi y sabiendo, que durante dos navidades nos felicitó, y sin duda hizo sufrir, por las bromas que sin duda recibieron, a todos aquellos que se llamaban como él?
Y ya para terminar voy a nombrar al personaje, sin duda, más querido por este vecino, y que su desaparición de las pantallas, resultó sin duda todo un trauma al que todavía no ha podido, ni querido, sobreponerse: el calvo de la lotería.
Aunque la finalidad de su creación fue cien por cien comercial, su imagen mezcla de un enigmático “Kung-fu” y hombre intemporal que se mueve entre la realidad y los sueños fue todo un hallazgo, y que la misma empresa que “lo contrató”,  y hablando crudamente, “lo mató”, porque quizás había sobrepasado a la misma empresa y en cualquier momento podía volar en solitario, porque ya era “el calvo de la Navidad”.
De todas las maneras, con todo ésto se demuestra, lo difícil que siempre resulta gestionarse la niñez, porque uno intenta separar la realidad de la ficción, y todo lo que le rodea, familiares incluidos, no ayuda.

*FOTO: DE LA RED

martes, 13 de mayo de 2014

HISTORIA DE UNA INJUSTICIA, Y SU REPERCUSIÓN

Tengo un amigo de esos de los de toda la vida, al que le llamamos “Present”. No, no es en inglés, sino el diminutivo de “presentador”. Y es que desde muy joven siempre iba con chaqueta a todas partes, y más que bien peinado, con el cabello numerado y colocado en orden uno por uno.
Además, como lo explicaría, la expresión de su cara siempre es como de que acaba de llegar, y que aunque la procesión va por dentro, quiere “colocar” una expresión política y correcta con aire de felicidad, sin llegar a exultante, para no dar envidia o agraviar.
¡Vamos! Present en realidad fue un adelantado en su época, porque ahora, quien más quien menos, va así prácticamente a todas horas, y de entrevista de trabajo a entrevista de trabajo, con el cinturón siempre preparado por si hay que bajarse los pantalones, que es la mayoría de las veces. Con cara y cuerpo como que no pasa nada, limpio y siempre en orden, más o menos como muchos de los frigoríficos actuales,  que por no tener, no tienen ni productos caducados ni de los otros.
Hay algunas neveras, palabra prácticamente ya olvidada, que abrirlas supone tener más valentía que Ángel Cristo en sus buenos tiempos, metiendo la cabeza en uno de sus leones. Y es que la cosa, o la que está cayendo, o la crisis, está tan mal que hay frigoríficos que son trampas mortales, y como metas la cabeza para corroborar que, en efecto, sigue vacío, se puede cerrar y devorarte lo que te pille, de lo hambriento que él mismo está.
Y mientras en Valencia, el Banco de Alimentos ha alertado sobre su posible cierre al ser condenado a pagar más de 200.000 euros por el recargo de prestaciones a la Seguridad Social, debido a un accidente laboral ocurrido en 2010, a uno de sus cooperantes, y apelan a la solidaridad de la sociedad para poder mantenerlo abierto.
No sé vosotros, queridos lectores, pero este vecino vería con mejores ojos ayudar a esta organización que a “apoquinar” como tuvimos que hacer, sin rechistar además, para nuestros amigos los bancos, que, como siempre ha dicho la madre que me parió, en realidad, solo te “ayudan” cuando tú tienes dinero.
Por eso mismo, entidades, asociaciones, “ongs”,  están involucrados en asuntos que a ciencia cierta corresponderían al gobierno, pero nuestros representantes, como mi amigo Present, siempre van bien vestidos e impolutos, con buenas palabras y ademanes, es decir, pura fachada recién encalada, pero sin atisbo de ningún sentimiento, y, mientras, recorte va y recorte viene.

*FOTO: DE LA RED

lunes, 12 de mayo de 2014

HABLANDO DE POLÍTICA: EFECTO MOURIÑO

Ayer fue mi cumpleaños, y mirándome en el espejo mientras me limpiaba los dientes, conseguí no apartar esos ojos inquisitivos, y me hice comprender de que si no me cuido yo, quién me va a cuidar. Y aquí estoy, limpiando la lechuga para la ensalada del mediodía. Lechuga, y cebolleta, por aquello de lo que se come se cría, con unas lágrimas de aceite y vinagre , y un poco de sal a modo de caspa. Nada más, y nada menos, que hay seguro quien estará peor.
Alguna vez me ha pasado, que con el objetivo en mente de hacerme una ensalada de lechuga, he comenzado a improvisar más ingredientes, y al final se me ha olvidado la lechuga.
Uno, este vecino del mundo, va cumpliendo años y quiere seguir cumpliendo más. Por sobrevivir también, no vamos a mentir, pero sobre todo para joder al gobierno y que no baje, por aburrimiento o deceso, la cifra del paro, y que luego ellos digan que es por su buena gestión. Eso no me lo permitiría nunca, ni en el más allá.
Por cierto, ayer al mediodía pasaba por el Boulevard, en el centro de Donosti, y como había oído hablar de que un día de éstos comenzaba la vigésimo sexta edición de la Muestra de Teatro Joven, por un momento, pensé que había teatro en una carpa blanca instalada muy cerca del quiosco de música, no una carpa  cualquiera, que estamos hablando de Donosti y para Donosti, una carpa digamos que con pedigrí. Cuando estaba gozando con el humor irónico y socarrón del actor principal, aunque desde un primer momento me pareció un poco sobreactuado, me di cuenta de que me estaba confundiendo, y que en realidad era el lehendakari, Iñigo Urkullu. Siguiendo con el ambiente teatral, aclararé que, como todos los partidos estos días,  está intentando llevar su última obra a Europa, es decir, ganar uno de los pasaportes europeos que se “sortearán” el día 25.
Mientras, lo dicho, el vecino limpiando lechuga. Por este tipo de cosas, este vecino, y espero que vosotros también, se tiene que cuidar, porque tiene que dar mucha “lata” todavía, y que el dinero que gana un político, se lo tenga que currar, y bien.
Parece que me he levantado reivindicativo, ya perdonaréis, pero es que quizás, la culpa no es mía, y ocurre como con Mouriño, que acaban metiendo el dedo en el ojo, porque no quiero pensar que la política es eso: lechuga y teatro.

*FOTO: DE LA RED

domingo, 11 de mayo de 2014

MI FESTIVAL DE EUROVISIÓN 2014

Como varios de vosotros me habéis preguntado mi opinión sobre el desarrollo del Festival de Eurovisión ayer, y como ya no se puede quejar sobre algo que ya ha ocurrido, voy a exponeros las fotografías de mi pensamiento a medida que iban sucediéndose las actuaciones. Y para ello, voy a colocar en mi álbum del Festival de Eurovisión, los mensajes que fui mandando vía twitter, y que son asépticamente mi opinión en ese momento, que en realidad es lo que vale.
Algún mensaje “ha sido mejorado” para más fácil entendimiento, y entre paréntesis he añadido alguna explicación para clarificar el tema en cuestión.
El comienzo con las banderas y demás, me ha recordado al comienzo de las Olimpiadas en Londres, con James Bond incluido.
Comienza el festival. Buena suerte para España.
Con Ucrania me he fijado tanto en la chica, muy mona, que no me he enterado de la canción. No será buena.
Bielorrusia, o “yupis” treintañeros intentando emular un full monty en la pista pero sin enseñar nada, ni la canción.
Azerbaiyán. No han conseguido levantar la canción ni con la ayuda del trapecio. Ya está olvidada.
Islandia. Un grupo mezcla de “Parchís” madurito y Mario Brothers. Me ha quedado la duda de si han improvisado la canción.
Noruega. Esperando que la balada se levantara, el ebanista (antigua profesión del cantante), se ha caído con todo el equipo. Carpintero a tus armarios.
Rumania. De lo visto, hasta ahora, la única que merece la pena, pero no se deberían de permitir trucos de imagen. Cualquier día todo será grabado previamente.
Armenia Ni chicha ni limoná, porque las lucecitas y efectos no deberían de contar.
Montenegro. Suena a ya visto y oído. Vamos a por otra.
Polonia. Chicas guapas, solo eso. Canción para ser votada por gobiernos de izquierdas. Todos fijándonos en la chica del palo.
Grecia. Cantar en la cama elástica debe de ser difícil, y además en "cueros". Nada más.
Austria. Siendo políticamente correcto no voy a decir nada. A mí no me ha gustado, pero puede ganar.
Alemania. "¿Está bien?" (título de la canción) está bien. Me ha gustado. Para ser cantada en una noche de juerga.
Suecia. Una canción muy bonita con una puesta en escena muy elegante. Candidata a ganar. Confieso, la cantante es una preciosidad.
Francia. Canción para el verano, pero da la impresión de ya oída.
De Francia se puede decir que por lo menos han arriesgado, a hacer el ridículo.
Rusia. Bonita canción, bonita puesta en escena, pero me sigo acordando de Putin, y eso no me gusta.
Final espléndido, pero me sigo acordando de Putin, y lo dicho, no me gusta.
Italia. Comienzo de presunto plagio. Me ha recordado a Rafaela Carrá pero sin movimiento de cabeza.
Italia. ¿Estaba cantando o en una manifestación?
Eslovenia. Canción que te hacía soñar en un mundo de hadas y delfos. Con toques celtas. Para el que guste de esta música.
Finlandia. Puesta en escena sencilla para lucimiento solo de la canción. Me ha gustado. Candidata, pero creo que no ganará.
España. A mí la canción nunca me ha gustado, pero puesta en escena y actuación espectacular. Si hay justicia, pudiera ganar.
Todavía conmovido con la actuación de Ruth Lorenzo. Lo has hecho perfecto, eso es lo que importa realmente.
Suiza. Lo mismo gana por lo del silbido aunque yo creo que eso está grabado. Una canción y actuación superficial.
Hungría. Bonita canción. Lo mejor, la puesta en escena y la pareja de baile.
(Sobre la canción española) Si son justos, la mejor por mucho, aunque la canción siempre me ha parecido flojita y reiterativa.
Todo lo que dependía de Ruth Lorenzo ha sido perfecto. Lo mejor por ahora. Veremos las votaciones.
Malta. Me recuerda al grupo "Nuestro pequeño mundo" en versión maltesa y moderna. Me quedo con el original.
Dinamarca. Dedicada al público joven y a los amantes de Backstreet Boys. Puede ganar.
Holanda. Con toques countries, canción para bailar en bar de carretera arrimando el cebollino. Puede ganar.
San Marino, canción sencilla y una preciosidad. Por momentos sonaba a canción de peli de James Bond. Puede ganar.
Reino Unido. Me ha recordado al mundo de Tolkien. Me he quedado esperando al anillo, todavía estoy.
(Comienzan las votaciones y mis comentarios son los siguientes)
(Tras la votación del Reino Unido) Ruth, habrás triunfado en el Reino Unido, pero con 5 puntos me parecen un poco rácanos.
Cada vez que se menciona a Rusia  la pitada es monumental, como el Kremlin.
De vergüenza. Montas todo un festival, para acabar haciendo un reparto vecinal.
Hay que joderse, Portugal ni un punto.
A Conchita (cantante de Austria) le dan doce puntos para que siga llorando.
Los países del Este se ayudan, en Occidente nos puteamos.
Conchita está rompiendo aguas, de los ojos.
Al contrario de otros años, muchos países nos están dando puntos, aunque sean pocos.
(Mientras la delegación española, Carolina Casado, da sus puntos) Tanto recorte escolar y nuestra portavoz habla inglés de la seguridad social, es decir, un asquito. Así nos va.
(Tras el reparto de puntos de Italia) Montón de italianos en los programas de las televisiones españolas, e Italia no nos da ni un solo punto. Hay que joderse.
Aunque este año hemos mejorado, ésto siempre es el resumen de lo que pintamos en Europa: nada, y no nos quieren además.
Hasta aquí los comentarios del vecino ayer por la noche. El cabreo sigue por dentro.

*FOTO: CONCHITA WURST, REPRESENTANTE DE AUSTRIA,   GANADORA DEL FESTIVAL 2014







sábado, 10 de mayo de 2014

FESTIVAL DE EUROVISIÓN, RECUERDOS A VUELA PLUMA

                         
Esta noche no recibo. Esta noche no estoy para nadie. Y  es que más que una noche va a ser una auténtica puerta al túnel del tiempo.
Como ya os imaginaréis, siendo el día que es, este vecino se está refiriendo al Festival de Eurovisión, que nadie lo ve, eso dicen, salvo los llamados “eurofans”, pero luego si vas a comentar algo, con alguien que nunca ve nada del mismo, casualmente estaba haciendo “zaping”, y  eso sí ha visto.
Más o menos lo que ocurrió en los últimos europeos y mundial de fútbol, que mucha gente no veía los partidos de la selección, pero casualmente si comentabas una jugada, esa sí la habían visto.
No sé por qué pero esta noche la asocio a una cena muy simple, pero de quitarse el sombrero al mismo tiempo, con tortilla de patatas de primero, de segundo y de tercero, acompañándola con una sencilla ensalada solo de lechuga, y para beber, a este vecino se le antoja una botella fresquita de sidra, de Astigarraga, no puede ser de otro sitio.
Una cena sencilla pero contundente, para no perder el tiempo en comparaciones de gustos de diferentes platos. Hoy los sentidos tienen que estar en las canciones, y en cómo votarías tú, y si se parecen tus resultados a los resultados finales.
Como sería muy largo y engorroso hablar profundamente de la participación española en Eurovisión, este vecino solo va a dar unas pequeñas pinceladas, quizás sin orden ni concierto, y nunca mejor dicho, pero que es, a la postre, lo que queda de la marea del Festival de Eurovisión en la orilla de cualquier espectador.
Este vecino no se podía olvidar de las dos picas en Flandes que pusimos, en 1968 con Massiel, y el “La, la, la”, acompañada por el siempre recordado Maestro Ibarbia, al mando de la orquesta, y al año siguiente con Salomé y “Vivo cantando”. Nadie que viera la actuación de Salomé podrá olvidar su vestido azul, del famosísimo Pertegaz, y que dicho sea de paso, pesaba catorce kilos por estar compuesto de canutillos de cerámica.
Desde el punto de vista de calidad, para este vecino quizás la mejor canción de la representación española en este festival pudo ser “Nacida para amar”, defendida por Nina en 1989, compuesta por el siempre recordado Juan Carlos Calderón, y que visto lo visto, solo consiguió, para la extrema calidad de la canción, un discreto sexto puesto. La segunda de mejor calidad, para este vecino al menos, tampoco consiguió ganar, aunque se quedó en un merecidísimo segundo puesto fue, en 1973, “Eres tú”, con Mocedades, y compuesta también por Juan Carlos Calderón.
Conviene destacar en estos recuerdos a vuela pluma, en 1971, Karina con la canción “Un mundo nuevo”, logrando un corto segundo puesto. La orquesta la dirigió el siempre recordado Waldo de los Ríos, siendo el que hizo, al menos para el gusto de este vecino, los mejores arreglos de toda la historia de la participación española en este festival, consiguiendo además con un falso final de la canción, que la misma lleve al espectador al éxtasis final.
El eurofestival también ha servido para dar el espaldarazo a algunos cantantes, como pudiera ser el caso de Azúcar Moreno con “Bandido” en 1990, Sergio Dalma y su “Bailar pegados” en 1991, y David Civera  y “Dile que la quiero” en 2001.
Sería injusto no recordar aquí lo ocurrido en el 2002 y que supuso una especie de enganche al festival de las nuevas generaciones con la actuación de Rosa, y cinco de sus compañeros al coro, con la canción Europe’s living a celebration, y que provenían del programa éxito de la temporada anterior, Operación TriunfoFue una manera, sin duda no buscada, de relanzar este festival en España.

Con la deriva que ha supuesto en los últimos años la descomposición de la zona soviética, y sus aledaños, en pequeños países, pero importantes en sus alianzas, ya es muy difícil saber los gustos de la gente y verdaderas posibilidades de las canciones, como quedó clarísimamente demostrado, que una canción, “El chiki, chiki”, generada de un efímero cachondeo, y defendida por un personaje “Rodolfo Chikilicuatre” en el 2008, fuera tomada en serio, y aunque quedó en el puesto 16, hizo mejor papel que canciones de supuesta calidad en ediciones anteriores.
Y ya para terminar, nunca conviene olvidar lo ocurrido en el año 1979 y que demuestra que Don Quijote solo se pudo crear en España. Participábamos en Israel, con Betty Missiego y la canción titulada “Su canción”. España estaba colocada en primer lugar con 116 puntos, seguida de los anfitriones con 115. Toca a España votar, y le da la puntuación máxima, 10 puntos, a Israel, con lo cual gana, con la canción "Hallelujah", que a la postre se ha convertido en un auténtico himno eurovisivo. Pero eso solo nos podía pasar a nosotros, ¿o no?
Y ya para terminar, Ruth Lorenzo, y su "Dancing in the rain", se merecen toda la suerte del mundo. Estamos con ella.

*VIDEO: KARINA CANTANDO "UN MUNDO NUEVO"

viernes, 9 de mayo de 2014

MENSAJE ASÉPTICO Y CLARO

A estas alturas del año, y cuando todavía parece que fue ayer que nos estábamos quitando las últimas serpentinas navideñas del tejido epitelial, por aquello de la calvicie del vecino, resulta que ya estamos más cerca del verano que de comer castañas, y que junto al eterno olor a salitre al que siempre va ligado una ciudad besada por el mar, otro año más ya tenemos  el cartel para el próximo Festival de Cine.
Y como diría el chiste, el cartel del festival está, y cómo está. Un cartel sobrio él, austero él, que va a lo que va él, centrando el foco de atención en las palabras, y es que no hay otra cosa.
Al verlo me ha recordado a cuando te preguntan por una persona, que tú ya has conocido y que sabes que es no muy agraciada, pero que no quieres hacer daño, y dices eso de “muy simpática”. Pues eso, es muy aséptico, que va a lo que va, y que el mensaje nunca puede ser equívoco, porque no hay otra cosa. Si se buscaba eso, pues que se ha logrado, pero ahora viene eso de “para semejante camino no hacen falta alforjas”. Es decir que la obra ganadora es esa, y luego tanto los artistas como los que la han elegido, la podrán vestir con todo tipo de frases sugerentes como “Un cartel clásico para un festival ya consolidado”.También habrá aquellos que utilizarán el término tan socorrido ahora de "minimalismo", y yo siempre me acordaré de aquellos exámenes de pequeño, dejando la hoja medio en blanco. Resulta que era minimalista y ni mi padre ni yo lo sabíamos...
Pues eso, que he conocido a la novia, y es muy simpática, pero que yo me quedo con mi Santa, porque entre otras cosas no ronca, y ésta vaya usted a saber, que a lo mejor siendo un cartel, a lo peor destiñe. Eso sí, desde el punto de vista de lo que ahora se llama “merchandising”, van a quedar unas tazas y unas T-shirt muy apañadas.
Todos sabemos que entre una película entretenida y una obra de arte, hay una diferencia, que nadie sabe lo que es pero que está hay. Lo mismo ocurre con el cartel de este año, académicamente será  perfecto, pero no creo que decore ninguna de las dos habitaciones que tengo. Eso sí, me acordaré de él, que seguro, seguro, en el fondo es ese el mensaje.
Es que ya no me quedan ni serpentinas de fin de año que quitarme, y para ver el “marco incomparable” me temo que me tendré que acercar al sitio en el que se encuentra, porque en el cartel de este año no hay ni una referencia, y quizás sea mejor así, aquella persona que lo quiera ver, que se acerque a la ciudad. 
Por cierto, quizás el mismo cartel anunciador sea, al final, toda una metáfora sobre la crisis, vaya usted a saber.

*ILUSTRACIÓN: CARTEL GANADOR DE ESTE AÑO