viernes, 31 de enero de 2014

JULIÁN MUÑOZ Y SAN MARTÍN

Ahora resulta que Julián Muñoz presenta también una petición de indulto, como en su momento lo hicieron el expresidente balear Jaume Matas y el expresidente del Sevilla José María del Nido, sin olvidar a el torero Ortega Cano, aunque digamos que éste es harina de otro costal.
Al final resultará que el despacho donde se reciban este tipo de solicitudes se va a convertir en un  lugar de estrés, y es que no es para menos. Deben de tener las mesas repletas de expedientes esperando que el gobierno de turno, como en los circos romanos ponga el pulgar hacia arriba y perdone a unos cuantos.
Cada época tiene su moda. Hace unos años fue la época del pelotazo, momentos en que las vacas y  los cerdos gordos, antes de ir a pastar a Suiza pastaban por lugares como MarbellaBaleares y el mismo Madrid. Y mucho de aquel ganado se transformó en un gran stock de chorizos, de los cuales unos cuantos están a la sombra, como todo buen fiambre que se precie, y otros en vías de estarlo.
Ahora es la moda de intentar dar pena, especialmente por razones de salud, y es que eso de delinquir, aunque sea presuntamente, debe de estresár mucho. Eso sí, nadie devuelve nada, y aunque aparentemente el dinero sustraído nunca aparecerá,  en algún lugar debe de estar, o en su defecto, transformado en adquisiciones de bienes de algún tipo.
Esperemos que este gobierno además de dedicarse ahora  a bajar el I.V.A., y el dejar quieta la futura ley del aborto, porque se acercan las elecciones europeas, no le dé  por liarse la manta a la cabeza, y como si estuviera en el sorteo de la lotería de navidad, empiece a repartir indultos, por aquello de hoy por ti y mañana por mi.
Siempre se nos ha enseñado que la ley es para cumplirla. Pasarse de listo, y pensar aquello de que a mí no me van a pillar, tiene sus riesgos, y hay que pagar por ellos. Ya se sabe aquello de “a las duras y a las maduras”.
Hay excusas para todo, y eso bien lo saben los abogados que hoy te pueden demostrar que Dios no existe, y mañana decirte, con pruebas naturalmente, todo lo contrario, dependiendo de la parte que les va a pagar. Por eso, una vez que la justicia ha dictado sentencia, a cada cerdo, aquellos que pastaban por Marbella, Baleares, Madrid…, les llega su San Martín.

*FOTO: DE LA RED

jueves, 30 de enero de 2014

CÁLLATE LA BOCA

En estos tiempos que corren ya nadie tiene su puesto de trabajo seguro. Para prueba, lo ocurrido con Pedro J. Ramirez al frente de la dirección de “El Mundo”.
Si uno se asoma hoy a las denominadas “redes sociales”, hay todo tipo de mofas y befas sobre lo ocurrido, pero este vecino inmediatamente se ha acordado de alguien íntimamente ligado al citado periodista, su esposa, y diseñadora, Ágatha Ruiz de la Prada.
Como artista que ella es, sus diseños y modo de llevar su negocio, queramos o no, seguro que tiene que estar ligado a su estado de ánimo, y éste, en estas horas al menos, seguro que no atraviesa por momentos de esplendor ni en la hierba, ni en su taller de diseño.
¿Afectará este acontecimiento a los diseños de la próxima temporada de la firma de Ágatha? Porque quizás a partir de ahora su famoso corazón aparezca roto en mil pedazos, como símbolo de protesta.
También se imagina uno que la esposa ofendida pueda utilizar el espacio en blanco de sus modelos para mandar todo tipo de mensajes al exterior. Aunque lo de los labios cosidos ya lo puso en su momento de moda Alex de la Iglesia en “Acción mutante”, y posteriormente lo ha convertido en el leitmotiv de su diseño la empresa “Cállate la boca”,  quizás la Señora Ruiz de la Prada haga un tótum revolútum de corazón y labios grapados con una sombra del PP en el suelo, que nos recuerde un día sí y el otro también, el destino de su marido.
Seguro que cuando llegó a casa Pedro J. con la mala nueva, su mujer le dijo eso que se ha dicho en estos últimos años en muchos hogares españoles: -Cariño, tranquilo, porque ya sabes que yo estoy trabajando, y no nos va a faltar un plato caliente para llevarnos a la boca. Esa que a ti han intentado cerrarte.
Y eso, que la cuerda de las filias que todos llevamos colgando, en el caso  del Señor Ramirez apuntaba claramente a la Calle Génova.

*FOTO: DE LA RED

miércoles, 29 de enero de 2014

EL "VER PARA CREER" COMO PASAPORTE

El temporal que estamos sufriendo estos días, nos han traído escenas como la de ayer acaecida en el puerto de Ondárroa (Vizcaya), y en la que un hombre de 43 años, de origen senegalés, muere, al ser engullido por una gran ola, mientras se encontraba, al parecer, intentando sacar una foto, en el exterior del muelle.
Seguramente será la imagen del día, y habrá sido dada por todos los informativos de televisión porque alguien captó ese momento en vídeo. Sin embargo, este vecino no entrará en el computo de los millones de personas que sin duda al final habrán sido testigos en todo el mundo.
Desde hace mucho tiempo este vecino se ha negado, siempre que le han dado la opción de antemano, de ver imágenes en las que muere una persona, simplemente porque considera que ese acto, el de la muerte, es un acto íntimo y personal.
Ha habido épocas en que formaba parte de la cultura, o del culto a la muerte, sacar fotos del difunto para tenerlas de recuerdo. Quien viera la película de “Los otros”, de Amenabar, recordará que hay un momento, este vecino cree recordar que mientras aparecen los créditos del comienzo mismo de la cinta, en el que se ven fotos reales, y otras trucadas en las que aparece incluso el mismo director, de difuntos en actitudes como si estuvieran posando para el “camarógrafo” de la época.
Quizás este vecino sufriera un exceso de documentales de la segunda guerra mundial, genocidio incluido, durante su niñez, en la única televisión que existía, viendo todo tipo de “salvajadas” del hombre contra el hombre. Ésto incluso le ha llevado, muchos pensarán en una especie de “exceso de celo”, a evitar ver películas como “La lista de Schindler”.
Este vecino siempre se ha considerado un gran amante del cine, sin embargo en este caso ha primado siempre la opción, digamos que, “personal” y se ha negado a verla, aún a sabiendas de que la película pueda ser considerada como una obra maestra, y  sea un canto en contra del nazismo y de todo tipo de ideas extremas. Porque en este caso a este vecino no le vale esa máxima de “ver para creer”. Las guerras siempre son una equivocación en la que no gana nadie, sino que pierden todos. Y no hay que olvidarlas sino aprender de ellas, sin embargo eso no incluye “recrearse” en las imágenes.
El 21 de julio de 1969, sobre las 2 / 3 de la mañana, hora española, todo el mundo pudo ver por televisión, como un hombre, Armstrong, ponía por primera vez el pie en la luna. Y sin embargo, mucha gente tiene la teoría de que todo aquello fue una manipulación, con imágenes rodadas en un estudio de cine, incluso los más, digamos que, “enterados” dan el nombre de Stanley Kubrick, como colaborador necesario en esa “conspiración”.
No vemos lo que aparece en la pantalla, sino lo que queremos ver. Por eso este vecino se ha negado a ver las imágenes del suceso de Ondárroa. Simplemente porque es libre de elegir, y el “ver para creer” no justifica todo.

*FOTO: DE LA RED

lunes, 27 de enero de 2014

CUALQUIER DÍA DE ESTOS

Al final, Gila, Don Miguel Gila, será recordado no como humorista, sino como visionario. Porque entre la guerra que planteaba en sus monólogos con teléfono, y lo del avión del Príncipe Felipe, otra vez averiado, y con el subsiguiente retraso para llegar a Honduras, no hay mucha diferencia. 
La pregunta que se le ocurre a este vecino del mundo es si esto también hay que incluirlo como “Marca  España”. Y lo mismo que ahora hay muchas asociaciones, que como los recortes se hacen notar en todo, dan un paso adelante y se encargan del cuidado de “colectivos” en problemas, en cualquier momento se creara una asociación pro avión del Príncipe de Asturias, y se instaurará el día de la banderita para el avión de Felipe.
Cualquier día cuando se den cita representantes  de las diversas naciones, en el minutado del evento ya se tendrá en cuenta que el representante hispano, es decir, el Príncipe Felipe, como mínimo llegará una hora tarde. Da la impresión de que entre el “troncomovil” de Los Picapiedra y el avión del Príncipe de Asturias no hay mucha diferencia.
Luego, y sin parpadear, el representante de turno del gobierno nos quiere vender la moto de que España es uno de los países en cabeza por su tecnología.
Al menos  nos queda sentido del humor, ya que de lo contrario el panorama sería tan feo como el que ve este vecino ahora mismo a través de la ventana.
Hoy se ha sabido también, que en un estudio que maneja el todavía gobierno de Rajoy, se dice que la nueva ley del aborto que intenta colocar por sus mismísimos Ruiz-Gallardón, va a ser muy buena para el crecimiento económico de nuestro país, debido al aumento de la natalidad.
Este vecino se ha quedado al enterarse de ésto, coloquialmente hablando, “ojiplático”, porque mire usted por donde siempre hubiera jurado, que para fomentar la natalidad lo mejor era promocionar la educación gratuita y ayudas de todo tipo a la natalidad.
Cualquier día de éstos, y este vecino lo ve cada vez más cerca, nos enteraremos de que se prohíben los preservativos, o los convierten en artículo de lujo, mientras intentan promocionar el eslogan “un polvo, un niño”.

*DIBUJO: DE LA RED

domingo, 26 de enero de 2014

LA ECONOMÍA Y MR. BANKS

Este vecino no cree mucho en las casualidades, y es más bien de los que piensa que siempre hay una razón para lo ocurrido. Por eso hoy al ver que en el canal de televisión que durante muchos años fue el único, se estaba proyectando “Mary Poppins”, ha visto clarísimamente el por qué de esa elección.
El día 31 de Enero se estrena en España “Al encuentro de Mr. Banks”, una película Disney que en realidad trata sobre ellos mismos, ya que cuenta las aventuras que vivió Walt Disney en persona, interpretado por Tom Hanks, para conseguir el consentimiento de la escritora P.L.Travers, creadora de las aventuras de la peculiar “cuidadora de niños”, encarnada por Emma Thompson, y que resulta ser, al menos, según la versión de esta película, bastante peculiar, por no decir cascarrabias.
Este vecino estaba pensando todo esto, mientras en la pantalla la acción de la película llegaba al instante en que los niños protagonistas, hijos de Mr. Banks precisamente, visitan el banco en el que trabaja su padre.
A partir de ese momento, y como consecuencia de todo lo que ha ocurrido últimamente con los bancos, la película toma otro sentido distinto. Y los diez minutos aproximados que durará la estancia de dichos niños en el banco, es una clase práctica del furor del banquero, uno no podía dejar de pensar en el Señor Blesa, por conseguir los dos únicos peniques de los niños, que en realidad resultan ser una especie de preferentistas, al quitarles su pequeño tesoro, cuando todavía el pueblo llano, es decir nosotros, no conocía esta figura.
En la película al menos, al quejarse los niños a voz en grito de que habían sido desposeídos con malas artes de todo su capital, cunde el pánico entre los demás inversores, y se tienen que cerrar las puertas de dicha entidad bancaria.
Visto lo visto, ya hace muchos años se advertía, y además adornado con canciones, el peligro de lo que podía ocurrir.
A partir de hoy este vecino no va a poder ver esta película con los mismos ojos. Y quizás sea todo un símbolo de lo que nos ha ocurrido  en estos años. 
Unos cuantos, los más ricos, han acabado con la ilusión de la mayoría, logrando hasta que de una historia, aparentemente inocente, veamos algo más que años antes ni nos hubiéramos imaginado.
Lo más triste es que quizás ésto demuestre que, aparte de nuestro dinero, se han llevado también nuestra inocencia e ilusión, y eso en sí mismo es terrible.

*FOTO: DE LA RED


sábado, 25 de enero de 2014

¿EL DILUVIO QUE VIENE?

De pequeño, este vecino recuerda que cuando llovía mucho solía decir que era porque los angelitos estaban llorando. Por eso, hoy al levantarse, y mirar por la atalaya, no ha tenido más remedio que pensar que esta vez los angelitos debían de haber sufrido una tragedia, porque entre diluviar y lo que está haciendo en mi querido Donosti, no hay una gran diferencia.
No le extrañaría a este vecino, que en cualquier momento vaya a ver flotando el arca, con Noé al frente y toda la colección de animales abordo.
De todas maneras, y puestos ya a imaginar, ahora Noé tendría más difícil el construir y botar el barco, entre todo tipo de permisos necesarios para la obra, más los requeridos también para poder tener a los lindos animalitos, y el precio cambiante entre lo que te dicen que te va a costar la obra, y lo que te ha costado al final, y si no, pensemos en lo que está ocurriendo con el Canal de Suez…
Las cosas que se imagina uno cuando se acaba de levantar, será que todavía está entre dos tierras: la realidad y los sueños.
Y quizás sea mejor así, la realidad con toques surrealistas, y ver a todos los poderosos de este país en la cubierta de ese arca intentando salvarse de lo que pueda pasar. Porque no nos engañemos, es más fácil que subieran ellos al arca que nosotros, ya que ha quedado demostrado con creces, que en este país se cambian las leyes en un pis-pas, y “democráticamente” siempre se salvarían los mismos.
Siempre nos quedará el consuelo y la esperanza de un ligero cambio en la historia bíblica, y que al final, “solo” se salven los que no se montaron en el arca. ¡Vamos! Seguro que el “inadaptado” guionista de la nueva historia, se llevaba el Goya al mejor guion adaptado. ¡Cosas de la vida!
Como también son cosas de la vida, el que haya bajado el paro, según el último estudio publicado, y  quizás sea porque ya no existan más puestos de trabajo por destruir. Y como aquel que ya está en el fondo del mar, y lo único que puede ver, encima suyo, es el arca del viejo barbudo, solo le queda coger impulso, e intentar salvarse.

*FOTO: DE LA RED

jueves, 23 de enero de 2014

INDULTO PARA LAS BARBAS DEL VECINO

Llevamos unos días en el que la palabra “indulto” aparece por todas partes, debido a la cantidad de gente conocida en este país, que por uno u otro motivo está involucrada, imputada, juzgada, o incluso condenada.  
Digamos que, si antes todos los caminos llevaban a Roma, ahora todos los caminos llegan a la petición de indulto, en una especie de uso del “comodín del público”.
Hay estudiosos que consideran que el indulto está bien para aquellos momentos en que por uno u otro motivo la ley verdaderamente no imparte justicia.  Se dan casos, por ejemplo, de personas que en su momento tenían dependencia a cualquier tipo de sustancia, y que se veían abocadas a delinquir  para su consumo diario. Y años después, cuando ya les toca pasar por la cárcel, ya habían recuperado el timón de su vida, y atrás quedó incluso una rehabilitación que les sacó de las drogas. E ir a la cárcel para ellos verdaderamente supone un paso atrás.
Sin embargo, hoy en día, con tanto chorizo de dos patas, se puede llegar a utilizar el indulto como el "reseteo" de un ordenador; para poner el marcador a cero, y si te he visto no me acuerdo…
O dicho de otra manera, a este vecino siempre le ha gustado el mundo del circo, y hoy este país en un auténtico circo, con tantas pistas como autonomías.  Pero el verdadero circo, es aquel en el que el artista se juega la vida sin redes que le protejan, y hoy por hoy cuando al "artista" del circo hispano le sale mal el número que pertrechó, utiliza la petición de indulto para no ser degradado de su estatus y entrar en el fango de la prisión.
Hoy, por ejemplo, se está comentando en la mayoría de los medios de comunicación, que gran parte de los presidentes de los club de fútbol de primera división, encabezados por el presidente de la Federación Española de Fútbol, Ángel María Villar, y Javier Tebas, presidente de la Liga de Fútbol Profesional, han mostrado su apoyo a José María del Nido, ex-presidente del Sevilla, para que no tenga que entrar en prisión tras la condena del Supremo por siete años, dicho sea de paso por algo totalmente ajeno al mundo del fútbol, y relativo al cobro fraudulento de servicios prestados al Ayuntamiento de Marbella.
A este vecino del mundo, el corporativismo en los médicos, para defender a un colega tras una presunta metedura de pata, siempre le ha parecido una manera de dar apoyos a personas que quizás el día de mañana te puedan devolver el favor a ti.
En el caso de los equipos de fútbol, es más sangrante todavía, ya que no se ponen de acuerdo a la hora de defender las causas deportivas y mucho menos monetarias, pero sí a la hora de pedir indultos, aunque verdaderamente no medien razones deportivas, sino solo ese viejo refrán de “cuando veas las barbas de tu vecino cortar…”.

*FOTO: DE LA RED


martes, 21 de enero de 2014

LA GENTE NO APRENDE

¡Y es que la gente no aprende!
La Nuri, mi sufrida, y este vecino que les escribe, han pasado unas treinta y tantas horas en Donosti, sumergidos entre tamborrada y tamborrada, en este año que dicen que es el resurgir de la angula, antes producto de la época, y ahora rara avis.
Se han oído diferentes precios, pero la cosa, o mejor dicho, la angula, estaba alrededor de 400 Euros por kilo. Muchos se han roto las vestiduras al comprobar que hay gente que las compre y que este vecino no haya mostrado su extrañeza desde su atalaya.
Es triste, pero este vecino está ya curado de espanto. Porque puestos a extrañarse, uno lo puede hacer, en este Donosti del alma, cada día. Y si se siguen vendiendo pisos en los lugares más VIP ñoñostiarras; o la gente, nuestra gente, sigue desayunando todos los días en su bar de toda la vida, por qué no se va a comprar esa cría de anguila con pedigrí.
Además, y lo dicen las estadísticas, la crisis, la maldita crisis, ha disparado a los ya millonarios, como más millonarios todavía, mientras que los pobres han bajado a tales cotas que en cualquier momento se caen de las listas.
Y mientras por un lado nos sigue pareciendo carísimo el precio de la angula, no pestañeamos al pagar un precio de dos cifras, por harina y pasta maquillada y bautizada con el nombre de gula o similar. Eso sí,     con la publicidad de que son “frescas”, cosa que uno nunca ha entendido que se dé ese adjetivo a algo que, como diría el Señor Gallardón, nunca nació.
La Nuri, ayer más sufrida todavía, quiso llevar un recuerdo a sus sobrinos, y qué mejor que un par de tambores. Claro, no los iba a comprar en esas tiendas lindando con el marco incomparable, y que tienes también un precio incomparable. Por eso, sondeó en los “chinos” de Amara, y es curioso lo rápido que un foráneo se acostumbra a las maneras donostiarras.
Un tambor de madera, más bien pequeño, pero hecho de aquella manera, que no te garantiza que dé dos sonidos iguales, se ponía en no menos de 11,50 Euros. Ni que decir tiene que los sobrinos ahora tienen dos pequeños círculos de madera con sus respectivos palos, y al cabo de una hora ya se habían aburrido de ellos.
Por lo menos, aquel osado que pagó por sus respectivos cien gramos de angulas, seguro que tiene una foto del momento en que las ingirió. Porque lo mejor que tiene comerse una ración de angulas, es poder luego contarlo, sin faltar a la verdad.
Lo dicho al comienzo, la gente no aprende, porque se fija en las excepciones y traga con el timo diario.

*FOTO: DE LA RED

domingo, 19 de enero de 2014

EN EL FILO DE LA VERDAD

Este vecino nació el mismo año que comenzó la televisión en España, y la mayoría de los niños de esa época hemos crecido bajo su influjo. Por ese motivo, a este vecino siempre le ha parecido que la profesión de publicista es importante.
La mayoría de vosotros os preguntareis qué relación puede tener un publicista con la televisión de los inicios. Pues muy sencillo. Una de las series de aquella época, era la famosa “Embrujada”, en la que una bruja joven y buena, Samantha, estaba casada, por decirlo de alguna manera, con un “humano” que era publicista, y éste muchas veces llevaba a casa, trabajo y problemas relativos a su profesión.
Y esta mañana, aquí desemboca la explicación anterior, me he sentido como un publicista ante una gran frase publicitaria salida del corazón del pueblo.
Estaba hablando, poco antes de comer, con La Nuri, mi sufrida, y se estaba refiriendo a un juego de cuchillos nuevos para la cocina, que ya los ha estrenado. Para describirlos, ha dicho la siguiente impactante frase: Los cuchillos son buenos, ya me he cortado.
Es una frase redonda, y tan cortante como los citados cuchillos porque, ¿para qué se necesitan éstos?, y en la misma frase con ínfulas publicitarias, si algo no deja a la duda precisamente, es que cortan.
Es como si a un medicamento rico en ácido acetilsalicílico se le promocionara como “No es que acabe con el dolor de cabeza, sino que acaba con la cabeza directamente”. Y es que como se dice en castellano: “Muerto el perro, se acabó la rabia”.
Y ya dentro del humor negro, de Franco en su día su pudo haber dicho: “Es el líder definitivo”. Y tristemente durante cuarenta años, no hubo otro.”

*FOTO: DE LA RED

sábado, 18 de enero de 2014

GAMONAL O LA CRIPTONITA PARA EL GOBIERNO

Ese dicho tan español de “cuando menos te lo esperas, salta la liebre”, está más que de moda en la sociedad española. Todos atentos a esos dimes y diretes entre los grupos independentistas catalanes y el gobierno central encabezado por el Señor Rajoy, que para los más pesimistas o realistas, vaya usted a saber, huele a cisma total, y de repente una ciudad, en teoría tranquila, estalla de hartazgo y dejadez por un ayuntamiento que entiende que ganar unas elecciones es tener carta blanca para ponerse la peineta en el Gamonal que le da la gana.
Lo único que han sabido decir estos días, tanto el alcalde de Burgos, como su segundo, ante el levantamiento de un barrio es que los burgaleses, al votarles, acataban su programa electoral. Como si no hubiera habido ninguna diferencia entre las promesas de su jefe, el Señor Rajoy, antes de llegar al gobierno, y lo que está haciendo ahora.
Todos sabemos que en la mayoría de los casos, se diferencia muy poco un programa electoral de un ovni, que muchos piensan que existe, pero que la realidad es muy otra. España ha sido, y es, poco de mostrar su programa, y más de ponerse vaqueros, o pantalones de pana si se es socialista, y darse una vuelta por el mercado para comprobar si desde las anteriores elecciones en las que también visitó el mismo mercado ha habido algún cambio.
No hace falta ser muy perspicaz para pensar que la orden de “envainársela” al primer edil burgalés proviene de Madrid, y que ahora desde allí mismo intentarán cantarnos nanas tranquilizadoras para que prosigamos, más que durmiendo, en estado cataléptico.
Sin embargo las cosas han cambiado, y ya hemos descubierto que el Partido Popular, disfrazado de un Superman Rajoy, sufre también con su criptonita particular.
Este vecino está seguro de que a partir de ahora ni la actitud de Ruiz-Gallardón sobre su ley del aborto va a ser igual, y cada vez que oigan la palabra “Gamonal”, como si fuera el hombre del saco, se les va a aflojar los esfínteres, porque ya han pasado la mitad de su legislatura, y ahora hay que ir aflojando las riendas.
Sin ser futurólogo, a partir de ahora intentarán hacerse “amiguitos” del electorado otra vez, bajando los impuestos, mientras ponen cara de “solo-ha-sido-un-malentendido”.

*FOTO: DE LA RED

viernes, 17 de enero de 2014

BOCATTO DI CARDINALE A LA ESPAÑOLA

El otro día me pasó una cosa curiosa. Llevaba unos minutos delante de la televisión, y La Nuri, mi sufrida, me preguntó qué era lo que estaba viendo. Le contesté, sin dudar, que parecía que era una película protagonizada por Martina Klein.
Por un momento tuve la sensación de que había dicho una blasfemia, porque La Nuri apareció escrutando la pantalla con avidez, y tras unos segundos, con cara de “ya-me-parecía-a-mí” me aclaró, mudando su expresión a “no-te-enteras”, que era una tanda de anuncios, y que daba la casualidad de que todos los protagonizaba la modelo/presentadora/monologuista.
A partir de ese momento, mi mente, como con un resorte, me llevó a miles de kilómetros de distancia, allí donde uno se encuentra consigo mismo, y todo lo demás no importa, en una especie de viaje sin retorno
Juraría que mis pensamientos, además, sonaban con eco.

No sé si considerar a Martina como una “Pyme”, o como Dios, por aquello de que está en todas partes.
De todas maneras, en la política como en la sociedad en general, ocurre lo mismo; que entre dos o tres familias se reparten lo que podríamos denominar il bocatto di cardinale.
Si te enchufas en vena la televisión cotilla, últimamente sufres una sobredosis de familia Pantoja.
Además, ahora, y teniendo en cuenta que la religión católica sigue siendo una especie de losa en nuestra manera de construir nuestro pensamiento, el apellido Pantoja ya forma una especia de Trinidad:
La madre, Isabel, cantante y contadora de coplas, tanto en la canción, como en la vida misma.
El hijo, Kiko, y que según parece se pone como el “ídem” en cuestión de mujeres, debe de estar despuntando como dj, al menos eso comentan. A mi me parece que es una especie de máquina de tabaco, que en lugar de decir “su tabaco, gracias”, últimamente no importa lo que le preguntes, él te contestará:  Si no tengo tiempo para nada, porque tengo que trabajar, estoy de bolos por toda España, hoy tengo uno precisamente, y el tiempo que me queda, ver a mi hijo todo lo que puedo.
Y el Espíritu Santo, en este caso también, en forma de paloma, cándida por la edad. Ella y su novio, solo con estar juntos, y sin hacer ningún tipo de declaraciones, están generando un montón de beneficios a la gente que les rodea, periodistas incluidos, mientras la pareja recibe los palos. Y es que es la vida misma”.

*FOTO: DE LA RED

jueves, 16 de enero de 2014

PONGA UN TAMBOR EN SU VIDA...

No hay un lugar en Donosti estos días, cercanos al día de San Sebastián, que a eso de las ocho de la noche puedas estar libre de sufrir una agresión acústica en forma de ensayo de tamborrada. Además no te puedes quejar, viéndoles a ellas y a ellos con tanta dedicación maltratando a un tambor. 
Se supone que no debe de haber por ningún lado, ninguna asociación salvadora de tambores y similares porque de lo contrario estas fechas serían propicias para que pusieran todo tipo de querellas.
Más de una vez este vecino del mundo ha llegado a la conclusión de que los donostiarras, tan tranquilos, quizás demasiado, y comedidos, sin duda que en exceso, durante todo el año, soportando todo tipo de decisiones, cuando menos discutibles, por parte de los políticos de turno, y de resultados tan dispares de sus equipos deportivos, son así porque durante veinticuatro horas seguidas al año, se ponen tibios pegando a un tambor.
A alguien le ha dado por pensar el por qué cualquier donostiarra ha podido resistir tanto tiempo, más de treinta años, con los dimes y diretes de una estación de autobuses tan cambiante en su ubicación y ejecución, sin tan siquiera parpadear…Está claro que porque el 20 de Enero de cada año le ha dado a rabiar a su tambor. No hay otra explicación.
Partiendo de esta idea, de la presencia de un tambor, se podría lograr un mundo mejor, regalando tambores, para su uso naturalmente, a todos aquellos que tengan que tomar decisiones cuando menos complicadas para el resto de los que le rodean.
Lo mismo que está institucionalizado el “Tambor de oro” para aquel o aquella que durante todo el año, digamos que promocione Donosti, o se le relacione indefectiblemente con esta ciudad, también se deberían de repartir unos cuantos tambores al año a gente que por algún tipo de decisión haya creado algún conflicto durante el año, bien en su ciudad, autonomía o país.
Este año por ejemplo un máximo candidato para que se le regalara un tambor, y bien grande, y que lo usara hasta romper, sería el alcalde de Burgos, y a los concejales de su partido, por poner en jaque a gran parte de sus ciudadanos con decisiones cuando menos cuestionables.
Lo mismo que es tan común en el donostiarra hablar de “el marco incomparable” deberíamos, a partir de ahora, promocionar la frase “Ponga un tambor en su vida, y la verá de otra manera”. Seguro que es un paso más para cambiar el mundo, y de hacerlo un poco más donostiarra.

*FOTO: DE LA RED


martes, 14 de enero de 2014

VIAJANDO AL PASADO

Uno lleva varios días con menos moral que la plantilla de la Real Sociedad después del repaso de ayer contra el Villarreal. Por cierto, en el futbol debería de existir, como en el boxeo, la posibilidad de tirar la toalla en un momento dado del partido, por parte del entrenador, y…a otra cosa mariposa, porque lo de ayer fue bastante cruel.
Bueno, pues lo que contaba, que este vecino lleva varios días tan mal que si él mismo fuera un piso ya se hubiera vendido, por no soportarse.
Sin embargo, esta mañana, en un periódico digital, mientras creía que iba a encontrar más de lo mismo, ha encontrado poesía pura en imagen.
La fotógrafa Chino Otsuka, que vive en Londres, ha creado una serie de fotografías bajo el nombre “Imagine Finding Me”, algo así como “Imagino encontrarme”, en las que viaja a su pasado, y se retrata ella misma, ahora, con la niña que fue.  
Al menos estas fotos han servido para que este vecino compruebe que sigue vivo, porque, literalmente, le han conmovido. Y es que el habitante de la atalaya, siempre ha pensado/soñado, que la vida se repite, y que quizás algún día se llegara a cruzar con la persona que fue, y como el paso del tiempo es tan cruel, no se llegará a reconocer.
Chino Otsuka ha tenido la suerte de encontrarse, y en alguna de las fotos posa abiertamente con ella misma, y en otras, según la teoría del vecino, sus destinos se entrecruzan sin siquiera verse.
Quién no ha pensado nunca eso de “si llego a saber lo que es la vida…” dando por sentado que nuestro comportamiento sería otro.
Sin embargo, lo único que nos queda, como mucho, es visitar los lugares  de nuestra niñez, y si no los has vuelto a ver, casi mejor que no los compares con el ahora, porque los escenarios naturales en los que viviste te parecerán completamente diferentes, ya que al ser entonces mucho más pequeño, y el ángulo de visión más bajo, todo te parecía mucho más grande.
De todas maneras, queda en el aire una pregunta, ¿sería bueno, si encontráramos a nuestro yo niño, desvelarle secretos de su futuro? ¿Sería justo, o incluso honesto, intentar que cambiara para que así su futuro fuera otro?, porque nadie puede asegurar que fuera mejor. Además, ¿mejor, para quién, para él o para ti?

*FOTO DE LA SERIE " IMAGINE FINDING ME", POR CHINO  OTSUKA

domingo, 12 de enero de 2014

OPINAR POR OPINAR

Si de algo se puede caracterizar el británico de a pie es de ser demócrata de los de toda la vida,  y de que en teoría está acostumbrado a dar su opinión desde hace muchos años, especialmente cuando tiene una “bitter” o una “lager” en su mano, marcando territorio en el pub de toda la vida, o encima de una caja en Speakers Corner, de Hyde Park, los domingos por la tarde.
Muchos de nosotros, en cambio, por cuestiones de edad, somos “demócratas sobrevenidos”, y aunque menos dados a mostrar nuestra opinión, cuando el “paisaje” nos es propicio también “largamos”, y en muchas ocasiones ponemos más ahínco que la Patiño y su vena del cuello, intentando rebatir a un contertulio.
Quizás por esa historia nuestra, y los años de dictadura que nos precedan, más que de coloquios pecamos de soliloquios, porque “nuestro yo”, qué le vamos a hacer, siempre tiene razón.
Últimamente andamos de capa caída, ya que uno de nuestros nichos de opinión más importante, que es el del jubilado, por aquello de la explosión y consiguiente desinfle de la burbuja inmobiliaria, ha perdido muchos lugares y metros cuadrados en dónde opinar.
Encontrar una valla de obra, homologádamente amarilla, donde el varón jubilado pueda apoyar su pie en claro homenaje a aquellos conquistadores de antaño, que ponían el suyo en tierra indígena, y hablar sobre el desarrollo de la obra, ya es más que una quimera. Y si añadimos los ajustes económicos del gobierno que devienen en desajustes de nuestros bolsillos, cada vez es más difícil dar nuestra opinión, entre copa y copa, o entre pintxo y txikito, porque opinar por opinar, por mucho espíritu democrático que se tenga no tiene ningún norte, o sentido.
Y es que, al final, ¿de qué sirve opinar si no tienes nada que llevarte a la boca?

*FOTO: DE LA RED

viernes, 10 de enero de 2014

LA DECISIÓN ES TUYA

Como dice la canción, “el tiempo pasa que es una barbaridad”, y por eso mismo, y como solo faltan unas dos semanas para que termine, este vecino se ha encaminado al Museo de Bellas Artes bilbaíno, para ser uno de los miles de visitantes, que ha aprovechado la oportunidad de ver una exposición sobre Darío de Regoyos.
Para los que no conozcan mucho a este pintor, y para aquellos que lo desconozcan totalmente, Don Darío de Regoyos es un pintor, porque la obra de un artista lo hace eterno, asturiano de nacimiento, y que vivió muchos años en el país vasco, de cuya estancia quedan grandes obras.
Es uno de los muchos artistas que es más famoso y reconocido tras su muerte que en vida, ya que su pintura, en muchos cuadros puntillista y con coqueteos en el naif,  a los neófitos les hace pensar que se encuentren ante obras menores, o de segunda categoría, cuando de muchas de ellas se pueden estudiar costumbres y ritos de su época.
Ya que al mencionar esta visita, la intención de este vecino no es sentar catedra sino solo intentar interesar a más gente, y hablando para personas no iniciadas en el mundo del arte, el Señor Regoyos sería, en la actualidad, una especie de enviado especial a la España profunda, ya que fue un viajero insaciable que prácticamente recorrió toda España, y unos cuantos países europeos.
Todos los seguidores de este blog, ya conocéis el gusto de este vecino por la pintura, y como muchas veces ha desvelado, dos de sus pintores favoritos son, el ya mencionado Darío de Regoyos, y Joaquín Sorolla, valenciano, y quien también coincidió en gustos paisajísticos vascos como el anterior.
Si ambos se hubieran dedicado al cine, diríamos que Sorolla estaría especializado en grandes superproducciones, una especie de Spielberg del pincel, con lienzos de gran tamaño, en general, y de grandes espacios bien iluminados, como su tierra. Sin embargo, Regoyos sería un director más de cámara en ristre y de bajo presupuesto, asaltador de caminos, pueblos y actos religiosos y festivos. O más dramáticamente hablando, contador de las dos Españas.
A destacar, que en los tiempos que corremos, o precisamente por ellos, la entrada tanto para ver los fondos permanentes del Museo de Bellas Artes de Bilbao, como las exposiciones temporales, entre la que se encuentra la ya comentada “Darío de Regoyos. La aventura impresionista”, que pronto recalará en Madrid, es gratuita para los parados.
Quizás, y a modo de intentar animar a muchos, pueda resultar más caro quedarse en la calle rodeado de publicidad agresiva, que, dentro del citado museo, intentando comprender lo que el artista nos intenta sugerir detrás de cada obra. La decisión es tuya

*CUADRO: LA CONCHA, NOCTURNO
  AUTOR: DARÍO DE REGOYOS

miércoles, 8 de enero de 2014

RECUERDOS O PREGUNTAS

Estaba ayer en una larga caminata, intentando perderme del mundanal ruido, cuando me crucé con un amigo, que practicó el único chiste que sólo se puede hacer en esta época del año: -Me alegro de verte. Es que no te veía desde el año pasado.-Y ahora viene el origen del post de hoy.- Por cierto, quería preguntarte, ¿por qué escribes tu blog del vecino?
Me lo preguntó sin mala baba, pero con la inocencia de un niño que lo mismo te dice “me caes muy bien”, o “eres cojo”.
Automáticamente mi cuerpo adoptó la posición de quien sabe que tiene para tiempo, mientras mi boca respondía:-¿Quieres la versión corta, o la larga?
Mi amigo, que ya me conoce, y a pesar de eso seguimos siendo amigos, me respondió: -Las dos, pero primero la corta para ir entrando en materia.
-Pues la corta- le dije mientras mi voz adoptaba un tono, si es que se puede, de déjà vu o de repetición – es porque me da la gana.
Mi amigo con cara de cordero que va al matadero me preguntó: ¿Y la larga? – Estuve por decirle que la larga la tenía entre las piernas, pero como no quería vulgarizar el tema, ni parecer soez, aunque se lo merecía, le dije que lo empleo para sacar lo que llevo dentro, las inquietudes, los pensamientos. Lo que digo siempre, que me sirve para ahorrarme dinero en psicólogos, y que es una especie de diván donde me tumbo, metafóricamente hablando, claro.
Se quedó mudo durante un rato, y ese silencio me creó una duda, no sé si la cara que veía era de alguien que está pensando, o que significa que no hay nadie dentro…
Acto seguido me dio un abrazo de despedida, y con un tono de total confesión, me dijo muy bajo: -Nosotros pensábamos que te pagaban por ello.- Con lo cual era más que evidente que se le habían roto, a él y a alguien más, todas sus teorías.
Mientras se iba, y para rematar la faena le dije con la misma inocencia que se le suponía a él cuando nos encontramos:-De todas maneras, si conoces a alguien que me page por ello, le dices que se ponga en contacto conmigo, y seguramente podré hacer el mismo esfuerzo cobrando-.
Le podía haber explicado que me ocurre lo mismo que cuando pinto, que empleo las hojas en blanco, no para plasmar lo que llevo dentro, sino para encontrar la verdad que se encuentra detrás de la blancura del papel, o del lienzo. Pero quizás con ello hubiera conseguido que nadie más hubiera visto a mi amigo. Y que se creara la leyenda de que había sido abducido por una fuerza oculta, quizás la misma que abduce al vecino cada vez que escribe un post.
Mientras me iba, recordé que alguien alguna vez dijo que no hay presente: todos los caminos son recuerdos o preguntas.

*FOTO: DE LA RED

martes, 7 de enero de 2014

PURO OPIO, O CUESTIÓN DE ABANDONO

A partir de hoy volveremos a ver abetos abandonados, una especie de bandera a media asta por las Navidades que se fueron.
Lo bueno que tiene el no esperar nada nuevo de las fiestas navideñas es que no te sentirás nunca defraudado por lo que no obtengas, y siempre podrás ser sorprendido por lo poco, o mucho, que te pueda venir.
No sé si ocurrirá lo mismo con los sentimientos de los componentes de la Casa Real, ni si tendrán todavía abeto o no,  porque curiosamente unos colegas suyos, éstos de Oriente, parece, por las fechas, que les han traído la imputación a la infanta Cristina por presunto bloqueo y delito fiscal. Quizás a ésto se le llame también cuesta de Enero, aunque durará como mínimo hasta el 8 de Marzo, que es cuando tendrá que declarar, para más inri el día de la mujer trabajadora.
En un país desde hoy en rebajas, tenemos a la familia real, como una real familia española, con problemas en estos tiempos de crisis. Quizás en este momento en el que se están juntando muchas cosas, fuera el idóneo para que Don Juan Carlos hiciera los papeles de la jubilación. No es una buena época para ello tampoco, porque ahora desgraciadamente un jubilado vale presuntamente menos que la palabra de María Dolores de Cospedal, pero con los problemas de salud que también tiene no le vendrían mal unas estancias en los hoteles del Imserso, y darle la alternativa, como en el mundo de los toros, a su hijo, el Príncipe Felipe, que ese al menos apunta maneras. Porque de lo contrario le va a pasar lo mismo que al Príncipe Carlos de Inglaterra, que se le va a pasar el arroz. Y en un país donde la paella es uno de los platos típicos, coger el punto de cocción es lo más importante.
Por otro lado en Donosti estamos en un non-stop, y acabando de quitar las bolas y las serpentinas al árbol, ahora hay que ir decorando la casa, el que todavía tenga una en su propiedad, o alquilada, con los colores txuri urdin, y localizando el tambor para los ensayos de la                      tamborrada.
Borges dijo en su momento que el futbol es el opio del pueblo, pero eso es porque no era vasco, no se puede ser perfecto, sino pensaría que las fiestas son el opio del pueblo, y es que salimos de una  y entramos en otra. Para que luego digamos de que no nos manejan, por de pronto por el calendario, y el que lo compuso.

*FOTO: DE LA RED

lunes, 6 de enero de 2014

MAÑANA DE REYES...

Esta mañana, mañana de Reyes Magos, por razones que no vienen al caso, son las doce del mediodía y no se han abierto todavía los regalos en casa, porque el único que está en disposición de hacerlo es este vecino, y abrir los regalos sin público presente no tiene nada de “glamour”. Más o menos lo que le pasaba a Luis Miguel Dominguín cuando se acostaba con Ava Gardner, que tenía que ir a contárselo a sus amigos, porque en eso estribaba parte del morbo.
Por razones que no consigo entender, porque el pensamiento es así, sin reglas fijas, quizás sea por esa sensación de soledad que impregna todo, me he acordado del caso del que hace unos días se hicieron eco los periódicos de la zona. Se acababa de encontrar el cuerpo momificado de una señora que llevaba tres años muerta en su cama, en pleno casco viejo bilbaíno, sin que nadie le hubiera echado en falta.
Siempre pensamos que al irnos, al cruzar ese túnel con luz al final, alguien nos recordará, porque además este vecino es de la opinión de que no moriremos del todo mientras alguien nos recuerde. Y este caso te estampa en las narices todas las esperanzas.
Más de una vez este vecino, especialmente en vacaciones, suele sopesar la idea de lugares costeros, como por ejemplo Guardamar del Segura o Torrevieja, en Alicante, en los que en verano hay miles de personas, y el resto del año no queda ni el Tato.  Esos seres solitarios que un día se quedan encerrados en el ascensor de su urbanización, donde a lo mejor es la única persona que está viviendo allí esos días. Siempre recomiendan no entrar en un ascensor sin el teléfono móvil, pero tampoco vas a hacer un examen de todo lo que llevas encima en el momento de montarte en uno.
Quizás la soledad no buscada y el olvido sean los peores enemigos de la persona, y en esta noticia de la señora bilbaína, se entremezclan en una cruda realidad, porque hablando de soledad, la soledad en la muchedumbre sea más cruel todavía, ya que la persona de al lado se convierte en un pedazo de cemento que le hace inaccesible.
En días como el de hoy, quizás el mejor regalo que nos pueda dar la vida sea el tener una familia, o unos amigos, a los que "poder dar la lata", e incluso tu corazón.  Ya que la mañana de Reyes, puede ser víspera de nada.

*FOTO: DE LA RED

domingo, 5 de enero de 2014

UN AMOR EN BLANCO Y NEGRO (...A ESTAS ALTURAS DE LA PELÍCULA)

Partiendo de que si nosotros no nos ayudamos a salir de la crisis, nadie lo va a hacer, mi sufrida, La Nuri, y este vecino, tomamos la determinación ayer de ir al cine a ver una película española, Ismael, con director argentino, Marcelo Piñeiro.
La simple y compleja decisión al mismo tiempo de un niño de ocho años, de que quiere conocer a su padre biológico demostrará que las personas no son departamentos estancos autosuficientes, y que aunque ciertos personajes llevan muchos años con cuentas pendientes, éstas tendrán que resolverse ahora que el pasado en forma de niño ha llegado a su puerta.
En una historia donde se entremezclan clases sociales y blancos y negros, el simple movimiento de un peón en el ajedrez de la vida, hará que todas las otras fichas tengan que moverse también.
Con un gran plantel de actores, Mario Casas huyendo del encasillamiento, de joven guapo, interpreta el papel de un enamorado abandonado, que por su madre, una Belén Rueda contenida, sugiriendo más que diciendo, se entera de que un niño de color, dice ser su hijo. Y tiene que volver a revivir una historia que aunque ha querido olvidar, comprobaremos más adelante, que no ha podido.
Quizás el pequeño lunar de esta historia, es el comportamiento que dan los guionistas, como en muchas otras películas, a una criatura de ocho años, que suelta frases como: Yo te enseñaré a ser padre, y que si a este vecino se la hubieran dicho, se termina el guion, pues huye despavorido.  
Personajes como el amigo de la familia, encarnado por un gozoso Sergi Lopez; el padrastro del niño, un Juan Diego Botto de matrícula de honor; y Ella Kweku aportando algo más que una cara bonita, nos cuentan una historia enmarcada en bellas localizaciones catalanas, que como el hotel mismo de la película, resuena en la oscuridad para decirnos que los sentimientos se pueden callar, pero siguen moviéndonos aunque solo sea en las entrañas, que ya es mucho.
Una buena obra del más que notable director de actores Marcelo Piñeiro, que deseamos tenga una buena carrera comercial, porque es mucho más que digna, en un mundo, el cinematográfico, en el que el gobierno más que un amigo, no es ni espectador.

*FOTO: DE LA RED

sábado, 4 de enero de 2014

EL CUCO Y LA MADRE DE HARRY

Vengo de jugar a ser Rey Mago por los comercios de Bilbao, que es donde me encuentro estos días, y a modo de creador de arquitectura financiera, como si de un pequeño Mario Conde se tratara, he intentado que el dinero llegara al menos para hacer castillos en el aire, que mañana, pues la historia continúa, intentaré colocarlos en el suelo, aunque lógicamente seguro que perderán tamaño y es posible que consistencia, pero con el deseo de que al menos hagan ilusión a aquellos a los que irán destinados el día 6 de Enero.
En la sección de librería de unos grandes almacenes, de esos que practican el corte británico, están promocionando un libro policíaco titulado “El canto del cuco”. Es curioso el caso. He leído la sinopsis de la novela, y me ha gustado el planteamiento. Al buscar el autor me he encontrado con el nombre: Robert Galbraith… Lo mismo ha pensado este vecino, “no conozco a este escritor de nada”, y enseguida la misma editorial en una nota anexa te aclara el tema: Robert Galbraith es un seudónimo de la autora británica J. K. Rowling, la madre de Harry Potter y su mundo.
Como dijo aquel ministro del interior: “los experimentos, con gaseosa”. La Señora Rowling se supone, intenta saber la pegada que puede tener en otros géneros literarios, pero por si acaso, la editorial no quiere que los antiguos lectores se despisten mucho, y va poniendo una especie de señales de orientación  para ir atrayendo la atención de la gente.
Este vecino, al enterarse de lo del seudónimo, ha pensado  desde su inocencia, que flaco favor está haciendo la Señora Rowling, al resto de las mujeres, que para intentar vender se enmascare detrás del nombre de un hombre, cuando ella por ejemplo, siendo mujer, ha vendido millones de libros, o, y es la duda, ¿por ser un libro sobre crímenes venden más, en teoría, los escritos por hombres? Este vecino hubiera jurado que estaban ya lejanos esos tiempos. Y que sería conveniente avisar a la escritora Patricia Cornwell, de que a partir de ahora su vida como escritora será más fácil firmando como Patricio.
Sin embargo, tras indagar un poco, este vecino ha conocido que ya desde el principio J.K. Rowling no es el verdadero nombre de la escritora, sino Joanne, “Jo”, Rowling, y que precisamente la editorial insistió en que firmara con un nombre hasta cierto punto ficticio, ya que J.K. Rowling en realidad no existe, para que los lectores pensaran que estaba escrito por un hombre.
Y es que aunque al final la  Señora Rowling sea una de las mayores fortunas de Gran Bretaña, tuvo que pagar una especie de peaje por el triunfo, accediendo a los deseos de la todopoderosa editorial en cuanto a cambio de sexo, aunque solo fuera en el nombre, y quizás en sus principios. Es curioso, pero ese truco, el de cambio de nombre nunca se enseñó en el famoso Colegio Howgarts.

*FOTO: DE LA RED

jueves, 2 de enero de 2014

UN PASEO Y SUS VERTIENTES

Porque no es lo mismo ir a dar un paseo que mandarte a paseo, preferí comenzar el año brindándome una caminata, al atardecer del primer día, a modo de templar gaitas por lo que nos pueda deparar el año que comienza. Es una manera diferente, distanciado de la televisión, la juerga, y las bebidas alcohólicas. Eso, y un poco de mano izquierda, intentando contentar a la mayoría de los familiares.
Hace tiempo que este vecino llegó a la conclusión de que tal como están las cosas ahora, el mayor tesoro es la salud, porque con eso de los recortes es mejor no tener que hacer uso de los servicios sanitarios salvo en caso de fuerza mayor, ya que conviene recordar que el Doctor Vilches ya murió, en realidad lo mataron, y desde entonces, ni la sanidad es lo que era.
Con esa muerte, y muchos años antes, con la de Chanquete, el mundo se ha quedado huérfano de héroes anónimos y de esperanza, en el que primaba la bondad por la bondad. Y ya solo queda la idealista maestra, que en la serie cantaba “No nos moverán”. Y no es que la movieron, sino que seguro que sigue soltera, porque quiso, eso sí, y para que las cuentan le cuadren a final de mes, se tiene que sacar un sobresueldo vendiendo sus cuadros.
Y es que en los deseos para este año solo podemos pedir que siga habiendo gente buena, que pueda intentar paliar los desaguisados de los gerifaltes, observese que este vecino habla de gerifaltes, y no hace mención ni de políticos ni de millonarios, porque en realidad es el poder el que engancha y pide más y más. Por eso solo podemos aspirar a componendas traperas, por la espalda también, intentando paliar el hambre y la pobreza de aquellos que todavía tienen menos suerte que nosotros, porque parece que “la bondad” no es un predicamento de derechas.
Esperemos que dar un paseo no sea señal identificadora del año que acaba de comenzar, ya que es gratuito, en un mundo en el que cada vez se paga más, y por todo. Y recuerda que cuanto más haces para ti como cliente en un negocio ajeno, especialmente en días de compras como en vísperas de los “Reyes Magos”, menos trabajadores necesitará esa empresa.                        
Se empezó con los self-services, en los que cada uno se sirve lo suyo, y se acaba convirtiéndose uno en manitas, trasladándose a tientas por toda una tienda para comprarse y llevar todo un armario a piezas, mientras te conviertes por unos instantes en cliente y empleado, aunque solo te toque pagar. A eso se le llama “un negocio redondo”, porque lo demás son tonterías.

*FOTO: DE LA RED