viernes, 31 de mayo de 2013

MÁS DE LO MISMO

Hoy es un día de más de lo mismo. Te levantas por la mañana. Miras, porque hay que hacerlo, por la ventana , ya que realmente no tienes más interés, y prevés que la única diferencia con los días anteriores es que parece que van a caer unos cuantos litros de lluvia más hoy.
Sigues pensando, por no dejarlo más que nada, y viene a tu mente quizás como nexo de unión con lo que estabas soñando, que no recuerdas, porque al levantarte, los sueños se han quedado en la cama, esa frase de que
Todos los caminos conducen a Roma. Pero...realmente ¿hace falta ir?.
Quiero decir, vas a la calle y encuentras a alguien que te habla de algo, que parece que merece la pena, y luego otro que te dice lo mismo, y entonces decides ir, pero cuando estás llegando, se cae un tiesto y cae encima tuyo.
Si no hubieras intentado ir, no se te hubiera caído el tiesto, o se hubiera caído a otro, pero no te hubiera originado a ti, ese dolor de cabeza que ahora te hace sentirte realmente incomodo.
Busco las pastillas esas para el dolor de cabeza. En el cajón de las pastillas hay de todo, tiritas, termómetro para cuando tiritas porque tienes mucho frío pero en realidad tienes mucha fiebre...Hay de todo en el cajón de marras, menos las pastillas para el dolor de los cojones, bueno en realidad es para el dolor de cabeza, pero ya me está poniendo negro.
Recuerdo que las aspirinas las dejé en el bolsillo interior de esa cazadora de cuero marrón que tengo en el armario empotrado de mi habitación. Abro la puerta del armario, la que tiene el espejo de cuerpo entero por dentro, y me encuentro a Maslua leyendo el periódico alumbrado por una linterna. ¡Menudo susto me ha dado! No me acordaba de que estaba ahí. Es que no molesta, el pobre. Creo que ya no me hacen falta la pastilladeloscojones porque con el susto me he despejado. Maslua tiene cuarenta y cinco años, y es de algún país africano, me dijo el nombre de su país, pero ya no recuerdo. Desde hace dos, vive en mi armario, No, no paga nada por el confort de un armario calentito. Es un top-manta con mala suerte, porque como no vende nada, ya sus productos no son de esta temporada, de hecho vende las pelis y los discos de hace dos, de cuando le conocí, y al no ganar nada, no puede renovar el material.
Le quise dejar una habitación, pero él no quería molestar, y se avino a vivir en el citado armario. Entra y sale. Nos vemos poco, pero no se aburre porque como tiene un espejo, habla con Maslua una y otra vez.
Parece que son las ocho de la mañana y suena el despertador.

Hoy es un día de más de lo mismo. Te levantas por la mañana. Miras, porque hay que hacerlo, por la ventana , ya que realmente no tienes más interés...

*FOTO: DE LA RED

jueves, 30 de mayo de 2013

LA CHISPA Y UNA ILUSIÓN

"Cada vez que se cierra un bar, se pierden para siempre cien canciones. Se desvanecen mil te quieros y los goles por la escuadra salen lamiendo el palo... Porque en un bar nos declaramos... escribimos guiones de cine... y hasta redactamos la Constitución.... El lugar donde siempre somos felices... ¡Benditos bares!".

No es la letra de una balada romántica, sino el último anuncio de “Cola-Loca”, que mediante una especie de chantaje emocional intenta promocionar los bares.
En primer lugar diremos que como cada uno cuida lo suyo, parece normal que la chispa americana salga en defensa, en realidad, de sus “sucursales”, pues parte de sus productos se venden en esos establecimientos.
Hubo una época, hacia los setenta, que tener un bar aparte de una vida muy sacrificada era sinónimo de tener la vida resuelta.
El problema vino hacia los ochenta que con el cierre de muchas fábricas, y como consecuencia del dinero conseguido con el despido, comenzaron a proliferar bares, aquí y cinco metros más allá, y, claro, no había hígados sedientos para todos.
De todos modos tampoco era lo mismo abrir un bar en esas circunstancias, que en la mayoría de los bares anteriores, cuando la persona que abría uno de estos establecimientos lo hacía más por devoción.
“Un barero” era tu confesor, tu psicólogo de cabecera, tu paño de lágrimas cuando el equipo de tus entrañas perdía. No se le veía al menos, que le preocupaba más el dinero que tú. Luego, ya era otra cosa, valías lo que gastabas, y “sino-consumes-no-me-cuentes-tus-penas”.
La gran diferencia era que los propietarios de los bares antiguos, se habían labrado un futuro trabajando duro durante muchos años, y los nuevos empresarios querían forrarse en poco tiempo, y sin ser nada profesionales, porque no habían mamado ese negocio.
Con el tiempo también han ido variando los “usos y costumbres”, ya apenas existe la cuadrilla de chiquiteros con menos de cincuenta años. Se bebe menos, y ya más en pareja. La gente ha comenzado a vivir, en gran parte por la escasez de recursos, más hacia dentro. Sin embargo, el propietario del bar, cafetería, restaurante, en ningún momento se ha planteado bajar precios. Hacen el amago simbólico de algún día ofrecer algo más, como el famoso “pintxo-pote”, de gran acogida en poco tiempo.
Algunos establecimientos se han creído que ellos eran los listos, y han tenido, por tomarlo con humor, ideas desternillantes, y si un menú, por ejemplo, costaba once euros, ellos se descolgaban con “el plato del día” por siete euros. Con eso, aunque te gastes menos, no has comido. Ningún gesto para la galería de que “ya que el panorama está chungo, vamos a poner nuestro granito de arena, bajando precios”.
Si la firma americana se ha descolgado con este anuncio es que tiene que ver mal el panorama.
De todas maneras, la chispa de la vida se tenía que haber aliado con el consumidor, que es el último del eslabón, y no con el anterior.
Antes, se quedaba en un bar, ahora quedaremos al lado del bar. Eso, si quedamos, porque tal como está el panorama, nos comunicaremos la cuadrilla de amigos por internet, y cada uno pagándose su chispa, o su sucedáneo de chispa, que esa es otra, en su casa.

“Cada vez que alguien queda en el paro, se pierden para siempre mil ilusiones. Se desvanecen muchos planes y aquella familia que íbamos a formar queda varada en la playa de lo imposible...Porque al tener un trabajo...tomamos la determinación de vivir juntos, y comprar un lugar donde siempre ser felices...¡Benditos pares!

*FOTO: DE LA RED, Y PATXIPE



miércoles, 29 de mayo de 2013

LLUVIA EN BLANCO Y NEGRO

Siempre se ha dicho que la naturaleza es sabia, y viendo la cantidad de lluvia que estamos teniendo todo el tiempo, da la impresión de que es algo así como para limpiar todo lo malo que estamos haciendo.
Todos esos episodios de violencia de género, no se corresponden con esa amplitud de miras que se supone esta sociedad debe de tener, en una sociedad en la que hace muchos años desaparecieron aquellos periódicos de crónica negra. Más agua y cordura para que desaparezcan actitudes machistas que no solo son achacables al varón, sino a una manera de pensar que nos costará muchos años deshacernos de ella, y más agua que tiene que caer sobre nuestras vidas para borrar actitudes de posesión.
Turistas europeos que vienen a España para dar origen a una nueva vida, mediante inseminación in vitro, desaparecen para perder la suya mediante un horrible crimen. “Horrible” para recalcar lo terrible de un acto que es abominable en sí mismo. Agua para borrar todo vestigio de intento de coacción animal de la misma especie.
Lluvia de pobres que no están acostumbrados a serlo, y que no saben cómo comportarse de acuerdo con su nueva posición social, o por no tener ya posición social. Con Cáritas como empresa, por denominarla de alguna manera, boyante entre los restos de naufragios sociales, pidiendo más candidatos a ayudantes donde no se pide experiencia sino un corazón presto a romperse sintiendo corazones rotos.
Ancianos lanzando lluvia de improperios preferentes en un congreso sordo de derechas y paralítico de izquierdas que se pasa todo el día haciendo lo que a nadie en España importa, y el resto de Europa ignora.
Lluvia de puestos de trabajo en ayuntamientos que previamente han despedido a sus trabajadores, para que ahora laboren a cambio de algún incentivo y el dinero del paro.
Lluvia de ironía y crueldad en un mundo en blanco y negro, donde negras son las gotas y las lágrimas, y el blanco puede ser todo aquel que se mueve para reivindicar pensamientos que durante años no ha hecho falta reivindicarlos porque se suponía que era lo que tenía que ser.
Siempre se ha dicho que la naturaleza es sabía y a lo mejor hace falta un tsunami de buen juicio para acabar con pensamientos totalitarios en un mundo de francotiradores de sentimientos que nunca han pensado en asociarse para poder ser libres y morirse de soledad. 
Terriblemente triste pensar en un mundo de lluvia en blanco y negro, donde nunca podrá existir un sol amarillo, ni el verde esperanza.

*FOTO: DE LA RED

martes, 28 de mayo de 2013

HAY UN MENSAJE PARA TI

Estos días ha saltado al conocimiento público, en la zona de Sestao (Vizcaya), que varias entidades bancarias están mandando cartas a sus clientes, con menos capacidad económica, sugiriéndoles alquilar alguna de sus habitaciones para de esa manera poder ampliar sus ganancias. De primeras, a este vecino del mundo se le ocurre que desde el caso de las “acciones preferentes”, las entidades bancarias han quedado inhabilitadas para aconsejar, añadiendo a todo eso que muchos de sus gerifaltes de lo único que se han preocupado durante mucho tiempo es en blindar sus contratos, y forrarse el riñón para su jubilación.
A muchas personas el pasar de las vacas gordas a las vacas flacas, les ha pillado con el paso cambiado, y de tener sus pequeñas finanzas controladas han pasado a prácticamente ser controlados por sus acreedores. De todas maneras, es de juzgado de guardia que entidades que siendo privadas, han debido de ser ayudadas por todos nosotros para salir adelante, se erijan ahora en “Pepito Grillo” y que nos vayan dictando los pasos que tenemos que tomar, porque en realidad con esas cartas están invadiendo el ámbito privado.
El ayuntamiento de Sestao, con el alcalde a la cabeza, no ha tardado en contestar a las susodichas entidades bancarias, que esa solución, la de alquilar habitaciones, puede conllevar problemas para el buen convivir ciudadano, ya que se pudiera dar el caso de las denominadas “habitaciones pateras”, donde duermen muchos inquilinos en muy poco espacio.
Hasta hace poco nuestra manera de proceder les importaba un pimiento a los bancos y cajas de ahorro, porque al final de mes, si no podíamos pagar la hipoteca, nos desahuciaban en muy poco tiempo, se quedaban con la casa y seguíamos con la misma deuda. Sin embargo, como ahora tienen problemas con tomar posesión de las casas hipotecadas, por aquello de los movimientos populares, ahora quieren evitar ese momento “sugiriéndote” otras alternativas, pero siempre desde tu lado, ellos han vivido siempre bien, y quieren seguir como hasta ahora.
El paso dado por las entidades bancarias a parte de ser sumamente grave, crea precedente, y una invitación al mismo tiempo, de que el común de los mortales, se preocupe por el buen comportamiento de cada uno de los componentes del banco, vía escraches, o buzón de sugerencias para que la actitud de los componentes de la citada entidad sea cuando menos conveniente. Y el abanico que se puede abrir es muy amplio, desde sugerir al director del banco que ya que el año pasado estuvo de vacaciones en Riviera Maya, este año visite a los amigos del pueblo, para así no gastar tanto, o que al señor cajero que se iba a cambiar de coche, se le aconseje que durante dos o tres años más puede seguir “tirando” con el mismo coche, y así incluso no hace falta que se le suba el sueldo durante una buena temporada.
Los mismos bancos no se han dado cuenta de la mecha que han encendido con ese movimiento, y a partir de ahora puede pasar de todo, menos que nos aburramos.

*FOTO: DE LA RED

lunes, 27 de mayo de 2013

TENER UN NOVIO "VINTAGE"

Todos tenemos imágenes en nuestros recuerdos, de bien pequeños jugando con el baúl de los abuelos, y probándonos los hallazgos. Sin saberlo ya estábamos siendo modernos.
Desde hace bastante tiempo se ha puesto de moda el vestirse con rompa de los años cincuenta-sesenta, y anteriores. Y como a todo hay que clasificarlo se le ha llamado “vintage”. Además como “vestigios” del pasado hay lo que hay, cada vez es más difícil encontrar ropa de antes, y los precios van subiendo.
A esto se ha unido la crisis económica, y quieras o no, el vestirse como uno pueda, incluso con roturas, ayuda a la persona metida en problemas.
Desgraciadamente, lo más vintage sin embargo, son los sueldos. Se trabaja habiéndose pertrechado previamente de todo tipo de “masters”, y viajes por Europa, para reciclarse antes de quedarse obsoleto, y sin embargo los sueldos son normalitos para los años setenta, y “vintage” para nuestros días.
Aunque para vintage, vintage, las ideas de nuestro gobierno, y curas de cabecera, que en este caso parece que van de la mano, con ideas del cuaternario, y por si hubiera alguna duda al juzgarlo, el mismísimo Rouco Varela, recogiendo una idea de una novela, primero, y película después, pero como no podía ser de otra manera, ahora en plan superproducción, busca nada menos que a ocho exorcistas para su diócesis madrileña. O cree que están, lo que vulgarmente se denominaría, como “todos locos” en su diócesis, o prevé un aumento del vicio y corrupción con ayuda satánica en el futuro proyecto  Eurovegas.
Este movimiento, sin embargo, no se lleva también al lado amatorio, y nunca se tiene un novio “vintage”, sino que algún gracioso madrileño, lo llamaría “viejales” , y a ella como mínimo “aprovechada”. Es curioso, porque el hombre o mujer “vintage” siempre se presupone que tiene que tener dinero para “atraer” a la otra persona, con la diferencia de que él, al contrario de ella, no sería aprovechado, sino “gigoló”, que por cierto, al utilizar palabras en otros idiomas, se le da un significado especial. Es algo así como si lo malo no estuviera contemplado en nuestro idioma, o todo lo malo, si lo es, viene de fuera. Lo mismo funciona con las denominaciones de los nativos de un país, siempre será mejor para nosotros lo español. 
No se puede comparar, por ejemplo, una tortilla española, con todo lo que se le puede incluir, que una tortilla francesa, aunque como excepciones hay siempre, el gobierno que tenemos, netamente a la española, nos está dejando con un presente-futuro plenamente “vintage”, aunque quizás en la misma etimología de la palabra podemos encontrar la solución, si la hay, y es que “vintage” proviene del anglo-normando, y esta palabra a su vez del francés antiguo “vendage”, siendo una evolución de la palabra latina “vindemia”. Y como ya estamos hablando de vinos, habrá que recurrir a ellos para olvidar, y mediante su venta y consumo empezar a revitalizar la industria otra vez, que al final es el “quid” de la cuestión.

*FOTO: DE LA RED

domingo, 26 de mayo de 2013

EL PENSAMIENTO HORIZONTAL


Me acabo de levantar después de unas cuantas horas de sueño reparador y la vida parece que se ve de otra manera.
El problema de la mayoría de los españoles va a ser que dormimos poco, muy intensamente, pero muy pocas horas. Sería necesario establecer un decretazo que obligara a todos los habitantes del Reino de España a dormir un mínimo de diez horas diarias, y estoy seguro de que muchos de los problemas, sino desaparecerían sí se aliviarían.
Toda esta gente que sale por la tele poniéndose verdes los unos a los otros, de chupa de dómine se decía antiguamente, lo que necesitan es más colchón. Si antes de pasar por cualquier programa de corazón, les impusieran por contrato dormir de diez a doce horas, saldrían, en vez de haciendo declaraciones rompedoras, contando chistes. Nos íbamos a tronchar con la Patiño contando un chiste a lo Chiquito de la Calzada.
Incluso en el mundo de la política todos tienen cara de falta de sueño. 
El Señor Rajoy para llevar sus ojeras necesita a dos o tres subsecretarios de no sé qué. Y todo ésto no viene de ahora. 
El mismo Tejero, en las imágenes del intento de golpe de estado, hace ya treinta y dos años, está claro de que no había visto una cama en días, con el agravante de que los colchones de antes no era ni de Mónaco, que por eso me imagino que Alberto va siempre tranquilo y descansado, ni el de aloe vera se había inventado todavía.
Y con respecto a la política exterior, más de lo mismo. La misma Merkel, en Semana Santa, se toma unos días de vacaciones con su marido, y aunque llevaba la misma ropa, sino no la hubiéramos reconocido, su expresión no era la misma. Si os fijáis bien en las imágenes de esos días, Doña Angela lleva cara mezcla de amnesia y de sorpresa. Sabe que se le olvida algo, y que ve la vida en ese momento de otra manera, una vida más luminosa. Sin embargo, la cara de su marido es diferente, cara de preocupación. Y es normal, porque está pensando que cuando se acuerde su mujer de todos sus problemas, ya la han vuelto a liar.
En todas las películas que se rodaban en la España de los sesenta, aquellas historias de vaqueros, que más tarde las denominaron spaguetti western, tenían todas un punto en común. Siempre había un personaje que era el más despreocupado, y era el mejicano de turno que estaba dormido por todos lados, y es que en el desierto de Almería hacía mucho calor. Mientras todos se mataban por un poco de oro, ese mejicano vivía feliz a la sombra y echándose al coleto un poco de tequila. Sin olvidar que los indios siempre fumaban la pipa de la paz recostados, y es que es la mejor posición para pensar y decidir.
Ahora vamos de un lado para otro como locos, y dejamos todo el día desatendido ese colchón que nos costó una buena pasta, y si seguimos las indicaciones de cambiarlo cada diez años, no habremos dormido en él, ni seis meses seguidos. Es el timo perfecto en una sociedad que no mira en el sentido que debería hacerlo. Hay que ver todo desde un punto de vista horizontal, porque desde el vertical, lo único que se siente es vértigo.

*FOTO: DE LA RED

viernes, 24 de mayo de 2013

SER DE BUENA FAMILIA Y OTROS TEMAS


Los dichos o frases usadas toda la vida siempre han servido como una especie de baremo, de código de conducta.
Cuantas veces al hablar de una persona, e intentando dar referencias de ella, decíamos eso tan clarificador de “es de buena familia”, y nos mirábamos con cara de acatar la orden implícita que conllevaba la frase.
Ahora esa frase no vale para nada, porque hablar de buena familia, es algo tan complejo y peliagudo como hablar del sexo de los ángeles. De primeras, poner a la familia por delante, huele a chanchullo y a querer vivir de la estela familiar cuando menos.
Hay dichos que ya están caducos por el mero paso del tiempo, y por los usos y costumbres. Ahora, hay que remontarse varias generaciones atrás, para poder acordarnos, de aquella moneda, la perra gorda, que ya para los nacidos a finales de los cincuenta, era meramente testimonial, y más que facilitarte la cuenta de tu paga, parecía que la hacia más complicada.
En nuestros días, tras estar hablando durante un rato con un joven, y no llegar a ningún acuerdo, si le dices “para ti la perra gorda”, te vas a meter en un jardín florido, y al final le vas a tener que explicar lo que querías decir, porque de primeras, lo único que vas a conseguir que piense, como mucho, es que alguno de los dos puede estar siendo acusado de malos tratos a animales.
Y es que ya la sociedad ha cambiado tanto, y con ella los jóvenes, que hace muchísimos años que desaparecieron los pollo peras, que eran los hijos de papa, con camisa de cuello duro, cuando todavía esa expresión no equivalía a ser un niño pijo, sino solamente un poco díscolo, y aficionado a los guateques, donde se bailaban las canciones de moda, con poca luz, y luchando por intentar bailar al agarrado con aquella chica que te gustaba, y te daba calabazas antes de que las promocionara el “Un, dos, tres”.
De todas maneras, en aquel entonces, primeros años sesenta, el reloj de la modernidad no funcionaba igual en España que en el resto de Europa, y se puede ver el contraste repasando una foto que ha quedado para la posteridad, todo un referente de Gran Bretaña y la modernidad, Los Beatles, unido con otro gran referente, este español, y totalmente explicativo de aquella época, el ejercito español.
Quizás esa foto pueda ser parte de la explicación del por qué la banda de Liverpool no volvió nunca más a tocar a España. Alguno de sus miembros, sin embargo, sí estuvo alguna vez más, y compuso una famosa canción en tierras de Almería. Pero, todo eso, y nunca mejor dicho, ya es otra canción.

*FOTO: DE LA RED


jueves, 23 de mayo de 2013

SEGUNDA VIDA



Muchas veces el simple hecho de salir de compras, si no pierdes ripio de lo que te rodea en cada momento, puede valer por una graduación en psicología.
Al lado mismo del supermercado en el que hago la compra. hay una especie de chiringuito montado de compra/venta de joyas. Hoy estaba que no lo reconocía nadie. 
Ninguna referencia ni a “compra-venta”, ni a joyas. Un gran letrero en cada una de las caras, cuatro, del citado quiosco, en el que ponía en inglés “2nd life”, más o menos se adivina que puede querer decir “segunda vida”, y echándole imaginación “segunda oportunidad”. A ésto acompañaba en el mostrador mismo, un pequeño letrero en el que se recalcaba en castellano “reciclamos tus joyas”. Ninguna referencia a la posible humillación que supone vender o revender nuestras cosas. Todo muy higiénico y muy “verde”, reciclar. Nada que sugiera término, acabar, sino nueva vida, nuevas posibilidades.
Esa escena me ha recordado la cantidad de eufemismos que se emplean últimamente. No se lucha por acabar con los problemas, solo se le das otro nombre, para cambiar la apariencia, y no seamos conscientes de la gravedad de las cosas.
Hace mucho tiempo que por parte de Estados Unidos se dio orden en los asuntos bélicos de mostrar imágenes del campo de batalla, pero sin que se vean los muertos, pues lo mismo ocurre con todo.
Siempre hay que atraer la atención del espectador hacia otra cosa.
Cuando la presión hacia el Presidente de la nación es insufrible, aparece como por arte de “birlibirloque”, el presidente de la liga de los muertos vivientes diciendo que si hace falta él se postula cómo nuevo representante para llevar los asuntos de Dios en la tierra, mientras reescribe de nuevo la historia.
Al Señor Aznar le fueron en su momento bien las cosas, porque por casualidad todo iba bien, pero entonces mismo se pusieron las bases para la burbuja inmobiliaria, y entre los invitados de la boda de su hija, se puede encontrar un florido catálogo de presuntos chorizos con pedigrí ibérico.
Parece que lo mismo que a un actor le mueve, en parte, el reconocimiento de los aplausos, a un político también le pone el ser recordado.
El problema subsiste cuando sus recuerdos le nublan el panorama de lo que un día fue, no teniendo por qué ser lo que en realidad pasó.
Quizás lo que a primera vista pueda parecer un enfrentamiento de dos gallos en el mismo corral, en el mismo partido, solo sea una maniobra de distracción para darle al Señor Rajoy, un tiempo de relajo y de, sin parecer, quitarle parte de la presión, que se la lleva quien cree estar más allá del bien y del mal, y solo está pasado de rosca.

*NOTA: DE LA RED


miércoles, 22 de mayo de 2013

CUESTIÓN DE ATRIBUTOS


¿Los señores políticos europeos se habrán dado cuenta de que son nuestros embajadores y escaparate en el extranjero?
Mucho se habla de la marca España, Italia, o la que sea, pero lo que verdaderamente sienta cátedra últimamente son esos señores, muchos de ellos vestidos de azul, o de negro, que representan a los diversos países en las reuniones que tienen un día sí y el otro también.
Este vecino es de la opinión de que se ahorrarían muchos gastos, si en lugar de trasladarse cada vez que hay una reunión, ellos y su séquito, o más bien su “saquito” de gastos, estarían reunidos siempre, y muy de vez en cuando volvieran a sus raíces. Y es que en realidad aunque están en cada uno de sus países, han dado muestras de sobra de que no se enteran de las verdaderas preocupaciones de la gente. Ni al Señor Aznar, muchos años siendo ya ex-presidente, no le parece raro, ya vuelto a la “normalidad” de una vida, que en la boda de su hija, hubiera un regalo de más de treinta mil euros para luces. Así cualquiera se luce desde luego.
Por cierto, ha habido alguno de mis lectores que me ha preguntado por qué siempre soy tan correcto a la hora de mencionar a la gente de la que hablo, y siempre digo “señor” o “señora” antes de decir su nombre. En realidad no es, en mi caso, ni símbolo de distinción, ni respeto al susodicho o susodicha. Es más que nada un reflejo de la niñez. Cuando somos pequeños, a la hermana de nuestra madre, por ejemplo, le llamamos Tía Ana, pero si nos damos cuenta, llega un momento en que “tía” no es la categoría o calificativo de Ana, sino que forma parte de su nombre, en lugar de ser por ejemplo, Ana María, es Tía Ana, forma parte de su nombre, ya es un nombre compuesto, pues lo mismo me ocurre hablando de la gente en general. No es respeto, que lo tengo también, sino que forma parte del nombre de cada uno. Lo mismo que yo soy “vecinodelmundo”.
Volviendo al tema que nos ocupa, flaco favor están haciendo todos los políticos, diplomáticos, y similares, porque la visión que tenemos de nuestros vecinos europeos, sinceramente, es cada vez peor.
Estas vacaciones veraniegas, aquel que se lo pueda costear, o aquel que estando en el paro, vuelva a su pueblo de origen para chupar unos días del bote familiar, como coincidamos en algún bar o cafetería con el guiri de turno, y le veamos, por ejemplo, pinta de alemán, fácilmente le daremos unos recados para su Tía Merkel, y es que se lo tienen merecido, la Merkel, el Marianito Rajoy, que ya parece más Marianito el Corto, porque no se entera, de que todo lo que está haciendo no sirve de nada para salvar la crisis.
Este vecino del mundo lleva mucho tiempo convencido, de que comenzarán a cambiar las cosas en el foro europeo, el día que nuestro “presi” de turno, literalmente muestre sus atributos a sus señorías, y les diga que no es que los tenga grandes, sino que los tiene hinchados de la política que le están obligando a hacer, y que a partir de ahora solo va a mirar por su país, copiando la política de la Merkel, y otros, que naturalmente solo miran por el suyo.

*FOTO: DE LA RED

martes, 21 de mayo de 2013

SÍNDROME DEL CONTRIBUYENTE


En situaciones nuevas aparecen síndromes nuevos, y dentro de un tiempo se dirá que aquí en esta ventana del vecino del mundo, fue la primera vez que se habló del síndrome del contribuyente interruptus.
El citado síndrome ocurre cuando vas a hacer la declaración de la renta mecanizada, como todos los años, pero éste no tienes nada que declarar, porque en todo el año lo único que has podido ganar es un montón de complejos por todos los quebradores de cabeza que te da tu posición de parado, pese a que como eres tu mejor amigo, ya te has ido encargando de mantener tu cabeza ocupada en otros asuntos.
El citado síndrome no da pistas, un buen día, como el de hoy, aparece y te deja plano. Estas esperando a la hora pactada con Hacienda, y de pronto te das cuenta de que lo único que puedes declarar, es como en la canción de Jeanette, “Yo soy parado porque el gobierno me ha hecho así, porque nadie me ha tratado con amor, porque nadie me ha querido nunca oír.”  Y la representante de Hacienda en la Tierra te mira con cara de “amiquemecuentas”. Es rubia y de ojos azules, y como parece que ya conocía este problema, aún y todo, ella colabora animando para haber si aquello se endereza y podemos recaudar algo más. Tras jurarle que es la primera vez que me pasa, me dice que esté tranquilo, que eso, como todo, se arregla, pero que si pienso más en el tema va a ser peor.
He salido de las oficinas completamente avergonzado por mi poca hombría, ya que como no llegaba a las cantidades mínimas, no hacía falta que declarara, y esperando tiempos más bonancibles, me he perdido entre la multitud.
Una hora después y cuando el yo que llevo dentro parecía más calmado, me he enterado de que la Comunidad de Madrid pide, en un documento al que ha tenido acceso una emisora de radio, que los trabajadores de sus Oficinas de Empleo ofrezcan los escasos trabajos que gestionan a los que cobran el paro antes que a los que ya no cobran nada.
La experiencia y el paso de los años te van diciendo que para bien o para mal, no hay nada nuevo bajo el sol, y que si en la comunidad madrileña están con esos pelos, en las demás autonomías, sino han copiado ese nuevo corte de pelo, ya estarán haciendo pruebas delante del espejo público para ver que tal les puede quedar.
Por lo demás, este vecino espera que el síndrome se le pueda pasar con vitaminas de optimismo y grandes dosis de sentido común.

*FOTO: DE LA RED


lunes, 20 de mayo de 2013

DESEO QUEBRADO


Hay una expresión en español que puede definir el estado actual de muchos de nosotros, y es “De ilusión también se vive”.
Personalmente me paso los días enteros buscando la lámpara del cuento, con genio incorporado. No, no quiero ser millonario, con no tener que mirar al mañana con miedo me vale. Sin embargo, sí quisiera pedir algún deseo quebrado. Lo he llamado así no por ser un sueño roto, sino por lo raro, para algunos, de la dirección del citado deseo. Quizás, algo diferente a lo que se pudiera pensar en un primer momento.
Me gustaría pegarme una juerga con Joaquín Sabina y Melendi. No, nada de sexo, al menos entre nosotros. Debo de ser de los pocos que quedan que soy heterosexual, pero es que nadie es perfecto.
Primero, por supuesto, me haría un chequeo médico para comprobar que tengo el hígado en buenas condiciones, y luego a la calle con ellos dos, hasta que el nuevo día nos mande a casa, o la policía nos pegue algún toque, y no me refiero con la porra, sino que nos recuerde que es mejor irse por decisión propia, que acompañado por una pareja, y no precisamente de gemelos.
Soy de la opinión de que a los genios, ahora no estoy hablando del de la lámpara, hay que mantenerlos en su medio ambiente, y considero que tanto Sabina como Melendi, son animales de humo y bar. En realidad, son los mejores embajadores de los bajos fondos, y te hacen añorar cosas que el normal de los mortales no ha vívido, y sientes una especie de celos por sentirte menos.
Había pensado al comienzo, que mi elección fuera un trío de nombres, pero ocurre que si llego a elegir a “Willy Toledo” también, como era mi primera pensamiento, no hubiéramos llegado muy lejos, pues a las primeras de cambio, Willy se nos habría atado con cadenas a alguna farola o similar, y además con huelga contra todo, no comer, no beber..., y para eso no salgo.
Los universos de los dos cantantes mencionados, aunque parezca que no, son diferentes. Melendi es el juerguista, pícaro o lo que sea que es, en activo, mira el presente, como si todo fuera por primera vez, mientras que Sabina está de vuelta de todo. Si Melendi entra en un bar, Joaquin Sabina, ya está aburrido de ese recinto, o hace tiempo que le prohibieron la entrada. Y no es así, Sabina, por su edad, porque esa siempre ha sido su postura. Es un poeta que canta a personas, paisajes y costumbres, que se acaban, o hace mucho que desaparecieron. Su mundo siempre está en invierno, y con colores oscuros. Sin embargo, el mundo de Melendi está en continua primavera, con la sangre alterada por amores nuevos.
Si alguno sabe dónde se encuentra esa maldita lámpara, se apreciaría un poco de información, porque mañana tengo cita con el médico para lo del hígado, y me temo que me voy a quedar compuesto y sin juerga, al menos con ellos.

*FOTO: DE LA RED


domingo, 19 de mayo de 2013

EL BLOG DE LA CÁRCEL


Confieso que este vecino, ayer por la noche, no estaba viendo ni una película vietnamita, ni ningún documental de la dos, sino unas declaraciones, en la cadena alegre, de una famosilla, que decía que no necesariamente con todos los que se había acostado, y que se supone que eran bastantes, eran guapos, porque algunos le atraían por su cultura, y otros porque le hacían reír.
Lo bueno es que normalmente no sabemos, ni se publica, cómo nos concibieron, porque sino más de uno no podría salir a la calle. Seguro que habrá quien fue concebido como reacción a un chiste bien contado, pero bien pensado tiene que ser bastante triste. Y de todos modos, ¿tendrá ésto algo que ver con el carácter que luego desarrolle?
Dudo que humoristas como Woody Allen, por ejemplo, nacieran de esta manera. En España tenemos el caso de Don Miguel Gila, que todos sabemos que cuando nació, su madre no estaba allí, al menos eso contaba él, y para este vecino eso es tan fácil de creer como las declaraciones de la famosilla en cuestión.
Estamos en una época en que lo importante no es lo que ocurre sino como se cuenta.
Antes escribían libros, hombres, y mujeres naturalmente, a los que se les suponía sesudos, y que debían de estar agotados de tanto pensar. Ahora, si eres famoso, y con una vida social muy agitada, o incluso turbia, tienes muchas probabilidades de que te publiquen tus pensamientos, si los tienes, y si no el “negro” de turno escribe de parte tuyo, lo que te de tiempo a contarle entre juerga y juerga, o desfalco y desfalco.
Uno de los últimos en subirse al carro de la pluma, de la de escribir, no de la otra, que ese también está lleno, especialmente con mucho periodista del corazón, ha sido Julián Muñoz, también conocido por su nombre de guerra, Cachuli. He estado a punto de comprar su libro, hasta que me he enterado de que no relata cómo desfalcaba al ayuntamiento de Marbella, sino sus amores, especialmente con Maribel, más conocida por su apellido, Pantoja. Y es que a este vecino cada vez que le cuentan historias de amor, la mayoría de las veces al final se convierten, como en ésta que nos ocupa, en histerias de amor.
Solo quería comprar el libro con intención de coger ideas para futuribles pelotazos y poder hacerme millonario, pero, bien pensado, a este señor le han pillado, y bien pillado además, y sus métodos se han demostrado que eran falibles, y no interesan para recoger ideas. Ahora, como va a tener más que tiempo suficiente a la sombra para pensar, habrá llegado a la conclusión, de que ya que medita, y recopila experiencias anteriores, bien se las podrían pagar si les da forma de libro.
Esperemos que no le dé por crear el blog de la cárcel, suena a canción de Elvis, y encima le tenga de competencia, y acostumbrado a robar, me robe lectores.¡Y por hay no paso!

*FOTO: DE LA RED


viernes, 17 de mayo de 2013

BÁRCENAS Y EL SURSUM CORDA


Me acabo de levantar, más tarde de lo que es normal en mí, y estoy además agotado y con una gran preocupación. Me he pasado la noche, en sueños naturalmente, siendo el organizador máximo de los viajes del Papa por Roma mismo, y era además estresante, porque como se dice vulgarmente todo el mundo quería acercar el ascua a su sardina, sugiriéndome lugares donde él fuera, para así naturalmente aumentar las ventas en su negocio.
Era tal el recibo de “sugerencias” que me han tenido que literalmente meter en una urna para que la gente me dejara tranquilo, y no sentirme condicionado, pero aún así la gente hacía ruidos con el cristal de la citada urna para centrar mi atención, y mediante gestos de todo tipo, y anotaciones en papeles, sugerirme diferentes direcciones para llevar a la máxima autoridad de la Iglesia.
Siempre me ha parecido insoportable el que a un médico por el mero hecho de serlo, toda persona conocida, y tras saludarle le pregunte en plena calle qué puede tener, dándole los síntomas, lo mismo que un cómico se supone que tiene que ser gracioso todo el día, y esta noche me he sentido por un momento una especie de Bárcenas de las profundidades, llegando a la conclusión de que la persona que es pringada de una manera, lo es siempre. 
No me he hecho millonario, en una noche al menos, y todo el mundo me intentaba putear, ¡vamos!, como en un día normal y corriente. Conclusión: las malas personas nacen, y no se hacen. Igual que un artista nace ya con esas inquietudes que le van a caracterizar durante toda su vida, y que podrá incrementar con los estudios, la persona que es mala lo es desde la teta, por decirlo de alguna manera. Luego podrá serlo más, pero nunca menos.
En mi sueño el Papa no era Francisco, sino otro con cara de más autoridad, muy serio, rayando en que casi sentías miedo, pelo blanco, todo el pelo, muy delgado, y rasgos muy duros, y este vecino no ha visto ventajas al estar a su lado, principalmente, como ya lo he dicho, por su manera de ser, la del vecino.
El Papa de ahora, físicamente, no hubiera pasado un casting para hacer de Papa, tiene pinta de buena persona, y de uno más. Quizás en el fondo sean alguna de las características que han ayudado a que fuera elegido. ¡Nunca se sabe!
Por lo demás, Bárcenas, y como hubieran dicho en mi pueblo hace muchos años, o el Sursum corda, si tienen malas conductas es porque en cualquier otro puesto hubieran hecho lo mismo, naturalmente salvando las distancias de la importancia del puesto. Y es que hay sueños que sirven de un master en comportamiento humano, e indudablemente mucho más barato.

*FOTOCOMPOSICIÓN: DE LA RED

jueves, 16 de mayo de 2013

DÍAS DE RELLENO


Hoy es uno de esos días de relleno, de que “ya que estoy aquí, sigo”. Uno de esos días que recuerdan a esas escenas en el cine, que cuando los malos se van a repartir el botín, se dan cuenta de que solo los primeros y los últimos billetes son reales. Los demás son papel corriente y moliente. Hoy es un día de esos.
Abres la ventana de la prensa digital, y lo único positivo que encuentras es que no mencionan a ningún chorizo más, aunque a los que somos del gremio de no tener coche, nos van a restringir, nada menos que cuarenta y ocho lineas férreas en toda España. Se está diseñando un país para ricos, sin saber lo que se va a hacer con los pobres que cada vez somos más, y muy en contra del gobierno, no somos tontos.
Hoy es uno de esos días de relleno en el que este vecino se entera también de que La Asociación Almeriense para el Síndrome de Down (Asalsido) presentó una denuncia contra el hotel CaboGata Plaza Suites de El Toyo por no permitir una reserva para uno de los grupos de esta asociación que organizaba su viaje de fin de curso. El gerente de Asalsido, Francisco Navarro, ha informado que esta asociación había pedido a una agencia de viajes presupuesto de alojamiento a tres hoteles cercanos a la ciudad de Almería, dos de los cuales lo hicieron sin problemas, pero el citado anteriormente, y del grupo ZTHotels, habría manifestado que no admitía a grupos de personas con discapacidad psíquica.
Lógicamente viendo que habían metido la pata, pero bien metida además, la directora del establecimiento, Olivia García, ha aclarado que pensaron que se trataba de un grupo que había hecho uso del hotel en ocasiones anteriores y que había originado graves problemas, sin relación con Asalsido o personas con síndrome de Down.
A este vecino las citadas declaraciones le recuerdan a cuando uno ha metido la pata hablando mal, por ejemplo, de un homosexual, luego se defiende con eso tan manido de que él tiene amigos homosexuales, y sólo le falta añadir de que no le ha salido ningún tipo de granos por ello.
Hay algunas veces que deberíamos de llevar incorporado en el hombro derecho un aparatito con una cadena de las del cuarto de baño para ir tirando la bomba, cada vez que vemos algo que no nos gusta, y seguro que a los pocos días íbamos a tener los dos brazos descompensados en cuanto a su musculatura.
Lo dicho, hay días como el de hoy, que son de relleno, y del malo además.

*FOTO: DE LA RED

miércoles, 15 de mayo de 2013

VENTAJA O MARCHA ATRÁS


Una de las ventajas, quizás la única, y muy en contra del interés del gobierno, que te brinda estar en paro es que tienes mucho tiempo para pensar, quizás, demasiado.
Este vecino siempre ha pensado en lo voluble que es la ciencia, pues hoy te dice que el aceite de oliva es excelente, y mañana te puede decir que no tanto, que el bueno es el de girasol. Lo mismo ocurre con el pescado blanco, y luego te dicen que el mejor es el pescado azul.
Desde mi atalaya y en los lunes, martes... al sol, este vecino del mundo ha querido ver que mediante los dictados de la ciencia siempre se intenta vender los excedentes que se tienen en esos momentos, o como ocurre ahora, en tiempos de penuria, se descuelga la F.A.O. con la información de que debemos de comer insectos como fuente “exquisita” de proteínas, grasas y micronutrientes.
Los que ya son de una generación que tenían como héroe a Don Miguel de la Quadra-Salcedo, ya saben por sus aventuras en la selva, de las bondades de todo tipo de insectos.
No hay nada nuevo bajo el sol, y prueba de ello son los dichos que existen, y que te relatan, en realidad, antiguas experiencias, para que las nuevas generaciones aprendan de ellas. Y hay un famoso dicho que nos recuerda que el que no se conforma es porque no quiere.
Esta mañana, y en uno de los periódicos de más tirada de Guipúzcoa, se vende a bombo y platillo, en primera página, como lo más de lo más, que el Hospital Donostia ofrece la posibilidad, en caso de que el parto haya ido bien, y tanto la madre como la criatura se encuentren en excelentes condiciones, la posibilidad de un alta precoz, como ellos lo venden, y mediante el cual a las veinticuatro horas después del parto, existe la posibilidad de que los dos se vayan a casa.
Lo venden como lo más de lo más, cuando en realidad es un signo más de los recortes, y hacen lo posible para aminorar todo tipo de gastos. Lo que no te dicen, y ahora viene lo negativo, es que tras ese alta y si uno de los dos, madre o hijo/a, se encuentra mal, solo esa persona volverá a entrar en el hospital, separandolos prematuramente.
Antes si te querías ir a casa antes de tiempo, el hospital es lo primero que te decía, para intentar disuadirte de semejante idea. Ahora lo venden como novedad.
Pronto venderán como novedad que no es obligatorio ir a urgencias cuando uno se encuentra muy mal, que también se puede quedar en casa, y así, además, es más fácil luego identificar el cadáver.
Blanco y en botella...también puede ser cal.

*FOTO: DE LA RED


martes, 14 de mayo de 2013

SORPRESAS QUE DA LA VIDA


Tarde o temprano, nuestra imagen que intentamos día a día acicalar  y actualizar con el software de buenas maneras y de lo políticamente correcto, pasa por una especie de agujero negro en el que no saltan las alarmas y durante unos segundos, somos nosotros mismos y podemos sacar nuestra verdadera “patita” que llevamos dentro.
Esto ha podido ocurrir esta mañana con la presentadora (aunque ahora muchos gustan de llamar “conductora”, que quizás aunque no lo sepan ellos, es la traducción directa del inglés, pero que en nuestra lengua, en realidad tendría otro significado), en un programa “magazine” en el que se habla de todo, en la cadena “To be” de ámbito nacional, que por cierto es de las que siempre, pase lo que pase, gana nuevos oyentes. Llegará un día que les oirá, y ya veremos si escuchará, el mundo entero.
Habían escogido como tema del día “parejas que han tenido que salvar muchos problemas para estar juntos”. Entre las personas que llaman, hay una mujer que comenta su caso. “Yo tenía veinte años y me enamoré de mi jefe, persona bastante conocida, de cuarenta y un años, separado y con dos niñas. Y me pusieron muchas pegas”.
La mujer que llamaba, en todo momento se ha negado a desvelar quién era la persona “bastante conocida”, y solo ha añadido después, que era un productor de cine.Y es en este momento cuando la presentadora se luce sacando su verdadero yo, y pregunta: -Cuando has dicho que te pusieron muchas pegas, te refieres naturalmente a su familia.- La mujer entonces sonando un poco sorprendida por la pregunta ha contestado: -No, mis padres. Yo tenía veinte años y él cuarenta y uno, y separado.
La presentadora dándose cuenta en ese momento de cómo cambiaban las tornas, y lo que había preguntado ella, tras unos segundos de silencio, solo ha acertado en decir un “Ah”, de sorpresa.
Lástima que la radio, solo para algunos momentos, como éste, no se pueda ver, porque seguro que la presentadora en ese momento estaba roja como un tomate y deseando que la tierra tuviera boca y la devorara.
Muchas veces nos presentamos como portavoces de la sociedad, pero ya tu carrera profesional, brillante por otra parte, te está llevando por otros caminos, que como a muchos políticos, les va alejando de la gente de a pie, y el retrato que tienes de la vida diaria se va, en realidad, modificando, y no siempre lo que deseas, se identifica con el deseo de los demás.
No todo el mundo quiere dar “pelotazos” sea de la dimensión que sea, ni tomar atajos para vivir una vida mejor.
Creo que hoy esta presentadora/conductora tiene mucho que reflexionar, y estoy seguro que lo hará, porque aunque ha disimulado con las tablas que le ha dado la experiencia de muchos años ante el micrófono, se ha notado, quizás por unas décimas de segundo, que la situación que pensaba dominada, le ha sorprendido.

*COMPOSICIÓN FOTOGRÁFICA: DE LA RED

lunes, 13 de mayo de 2013

SI ES MAYO, ESTAMOS EN FIESTAS


Siete y media de la tarde de un domingo en plenas fiestas de un pueblo del norte de España. Para no dar nombres, y me quieran mandar del pueblo, solo diré que es en Vizcaya.
Las fiestas empezaron este viernes pasado, sobre la hora del "txikiteo" de la tarde, siete y media. Desde entonces, este vecino del mundo solo ha oído tres cohetes. Me imagino que a los municipales les darían esos tres cohetes y les dirían que debían de alargarlos en el tiempo. Más o menos como comentaba Gila con su particular guerra. Ellos con las balas atadas con goma para recogerlas una vez disparadas, y éstos con la goma en el palo del cohete para reutilizarlos el año que viene.
Por la juventud no hay problema. Les dices que son las fiestas, y ellos automáticamente se compran una botella de cola, o de naranja, o limón, y otra de alcohol, y se pierden por los parques del pueblo. Se puede dar incluso el curioso caso de que se confundan de zona de las fiestas. Me explico. Los propietarios de las litronas, no gustan, como dicen ellos, de “meterse en el mogollón” de la fiesta. En cuanto comienzan a oír, en la lejanía, música, se quedan en el primer parque que encuentran, por lo que se podría dar el caso de que algún vecino del pueblo, un poco sordo, tenga en su casa algún aparato de música encendido, y un poco más alto de lo normal, y ellos, los de las botellas en bolsas de plástico, piensen que es la música de las fiestas, y se pasen horas muertas hablando entre ellos al lado de la citada casa.
Por lo demás, el señor alcalde y sus concejales no se han complicado mucho la vida. Antes, había festejos en dos plazas del pueblo. Ahora solo hay en una. ¡Así de tajantes! Y tampoco han pensado en mezclar contenidos para atender la petición de todo el mundo.
Con relación al grupo que tocaba, también les ha llegado los recortes, y el sonido de la batería estaba enlatada, y de los dos músicos y la cantante que quedaban, ninguno volvía a cumplir los cincuenta años. Eso sí, tocaban todo tipo de música. Bien pensado, la música será de los pocos negocios que teniendo en cuenta la edad de los que tocaban, no les plantan un ERE, y les dejan mudos.
Los más activos son los jubilados. ¡Por cierto! Cuanto daño hizo en su momento, y todavía se están pagando las consecuencias, Coyote Dax, y su “No rompas más mi pobre corazón” con su coreografía correspondiente. Los ahora llamados “yayoflautas” lo utilizan para todo. Bailan con una parsimonia que si les quitas la música, y pones sonido de una manifestación, da el pego, y parece también que se están manifestando, porque en cualquier momento a alguno le va a dar algún calambre, y pensaremos que han sido las fuerzas de orden público, dejando su tarjeta de visita. Por un momento, solo por un momento, me ha parecido  que estaba en Torrevieja, y los jubilados en la playa haciendo los ejercicios matutinos.
El momento culminante, antes del descanso correspondiente, en el que este vecino ha pensado que más valía irse para casa aprovechando el instante álgido, ha sido el Gagnat Style, en una especie de versión "batua" más que coreana. Se habrán perdido durante la orgía desatada del baile, dos o tres dentaduras postizas, y una luxación de cadera, pero como todos los jubilados eran autóctonos, se supone que la seguridad social, todavía al menos, les cubre.
Los bailarines de la tercera edad habrán hecho ejercicio, pero este vecino del mundo más, porque me he reído, como se decía antiguamente, "a mandíbula batiente", y eso cansa mucho.
Por cierto, los del botellón todavía seguirán emboscados detrás de algún matojo. La duda que me queda es si estarán allí desde el viernes, o cada noche, al amanecer, aparecerán por casa. Habrá que preguntar.

*FOTO: DE LA RED

sábado, 11 de mayo de 2013

LA MONDA


Este vecino del mundo se debe estar haciendo muy mayor, porque hoy que es el día de mi cumpleaños, al despertarme, ni me acordaba, incluso he tenido que preguntar si estaba en el planeta Tierra, porque no me ubicaba muy bien.
Como dándome ánimos no me gana nadie, he pensado que al no acordarme de esta importante fecha, al menos para mí, me estará pasando más o menos lo que debía de pasar al Baron Thyssen cuando adquiría un nuevo cuadro para su colección, que por muy importante que era la compra, para él en realidad era uno más, y seguro que ya no sabía el número exacto de su colección.
Parece que fue ayer, cuando pasaba la vuelta ciclista a España por mi pueblo, Elgóibar, y el nacimiento ya era un preludio de lo que iba a ser mi vida. Si naces después de un sprint, pues eso, ya naces movido, y cansado. Los muy mayores sabrán que la citada vuelta terminaba siempre en Donosti, cuando solo se le decía San Sebastián, ya que la organizaba un periódico de aquí, o de allí depende de dónde se me lea.
Siempre que me tocaba estudiar algo, o era el último curso antes de un cambio o era el primero de otro. Los muy maduros, por no decir otra cosa, recordarán el famoso Preu, con película y todo (Los chicos del preu), a este vecino le tocó ser del primer año que se celebraba, es un decir, el Cou, una especie de conejillo de indias en todo.
No me dio tiempo a vivir la época de los hippies, sólo su olor a porro y flores desde lejos, y el eco del final de una de sus frases: “...y no la guerra”.
Nos tocó los últimos años de la dictadura, y nos hicimos mayores para votar al son de “Libertad, libertad, sin ira, libertad...”.
En los estudios, ¡la monda!, los chicos por un lado y las chicas por otro. Luego, claro, ibas a bailar y al arrimarte te faltaba la respiración, y del preparado “Estudias-o-trabajas” no pasabas.
Ahora se denomina “hacer la cobra” al gesto que hace la mujer para rehuir un acercamiento del rostro masculino. A nosotros no nos hacían la cobra, porque no existía este término, porque de lo contrario nos habríamos convertido en “faquir” de por vida.
Lo triste del caso es que, aunque visto lo visto te lo pasabas mal, ahora, de todo aquel mundo te entra la nostalgia, e incluso una sonrisa con lágrima incluida.
El miedo que me da es que con todo lo que está ocurriendo ahora, y si llego a los ochenta años, y sino desde otra dimensión, pensando en los momentos actuales, no diré eso de “la monda”, porque ahora aunque con calva incorporada, soy más moderno, y pensando en estos días, diré “me parto la caja” y esperemos que no sea la de pino para escaparme.


*DIBUJO: DE LA RED


viernes, 10 de mayo de 2013

ALFREDO EL GRANDE

A media tarde la luz de mi corazón cinéfilo se ha fundido a negro. Se ha filtrado la triste noticia de la pérdida de alguien que era más que un actor, pues Alfredo Landa, para la mayoría de los españoles, ha formado parte de nuestra familia. Dependiendo de la edad del espectador, ha podido ser yerno, hijo, tío, novio, padre e incluso abuelo.
Como sus personajes, nunca quiso dar clases magistrales, aunque sus interpretaciones siempre lo fueron. Estaba hecho de una materia que solo podía ser moldeada por los sentimientos.
De las obras de teatro de aficionados en Donosti, que en realidad fue la base de todo su posterior trabajo, pasó a finales de los cincuenta a intentar abrirse camino como actor en Madrid, primero en teatro, y ayudándose del mundo del doblaje para ganar sus primeras pesetas y en algunas intervenciones televisivas, poco a poco en el mundo del cine.
En su primera incursión cinematográfica, “Atraco a las tres”, ya dio la talla de lo que se podía esperar de él.
Nos hizo creer que las suecas se volvían locas por sus huesos, y había que ser gran actor para ello, y que era el español medio de mediados de los sesenta/setenta. Es la denominada etapa del landismo. Y  de personajes nada serios en historias nada serias, pasó a hacer papeles importantes durante la llamada transición. Películas como “El puente”, de Juan Antonio Bardem y sobre todo las de José Luis Garci, “El crack” y su continuación “El crack 2”, en el papel de Germán Areta, en el que utilizaba su segundo apellido como nombre del personaje, nos hicieron creer en un nuevo Bogart, esta vez, y como siempre en Landa, “a la española”. Quien antes nos hizo reír, y casi sentir vergüenza ajena por las situaciones de sus personajes, se convirtió en adalid de la protesta que de una u otra manera todos íbamos sintiendo a finales de los setenta/principios de los ochenta.
Ha sido, y siempre será para nosotros, un actor que nadie creía que actuaba de lo bien que lo hacía.
Puntales en su carrera han sido películas como El bosque animado, La vaquilla, y Los santos inocentes, trabajo por el que recibió el premio al mejor actor en Cannes, ex aequo con Paco Rabal, en 1984. Sin embargo, uno de sus triunfos fue conseguir que con su apellido se definiera a un tipo de cine del que él fue su máximo exponente, 
Para este vecino, un gran papel suyo, en una interpretación valiente, y en una película que no es de las más conocidas, es “Sinatra”, una cinta de cine alternativo, dirigida por Francesc Betriu.
También aprovechó el filón de la televisión, y aunque le tentaron en numerosas ocasiones, cuidó al máximo sus intervenciones, y para este vecino del mundo su mejor trabajo fue en la serie “Tristeza de amor” en 1986, en la que encarnaba a un periodista encargado de un programa de radio en su franja nocturna.
Este vecino ha decidido titular este pequeño recuerdo como “Alfredo El Grande”, las mismas palabras que él permitió para el libro con su biografía, señal de que a él le agradaba.
Se nos ha ido en la peor época para el cine español. Y desde el fondo de mi corazón, quiero creer que no nos ha abandonado, sino que simplemente, como todo buen actor que se precie, ha hecho mutis por el foro.
Descanse en paz nuestro Alfredo Landa, con quien conseguimos creer que nosotros también podíamos ser héroes, aunque fuera por un solo día.
A media tarde, la luz de mi corazón cinéfilo se ha fundido a negro, y esta vez es para siempre.

*FOTO: DE LA RED


jueves, 9 de mayo de 2013

EL ESTADO DEL JUEGO


Colocando en una balanza al ciudadano de a pie, y en otra al dinero, el que tiene que legislar siempre tiene en cuenta antes la segunda balanza, el dinero, que la primera.
Cuando un ayuntamiento, por ejemplo, dicta normas para los aparcamientos de los coches en horas de trabajo, lo que en el País Vasco al menos se conoce como la OTA, en realidad no tiene en cuenta que el tráfico vaya mejor, sino sacar el máximo de dinero posible. Y así en todo los ordenes.
Ésto viene a colación con lo pasado estos días con la peña de jubilados del Puerto de Sagunto, en Valencia, que han sido sancionados con una multa de tres mil euros por jugar al bingo en su sede, con cartones de veinte céntimos, con lo cual se demuestra la inexistencia de ánimo de lucro en el citado lugar, que además son personas de más de setenta años.
Como venía diciendo este vecino del mundo, vivimos en un mundo totalmente regulado, cuadriculado, pero esas normas no “vigilan” nuestra salud, bien sea física, mental, …. Intentan que no haya ninguna laguna que no esté contemplada por la ley, pero para sacar dinero sea como sea.
Por de pronto, le acabo de decir a La Nuri, mi sufrida, que a partir de este año, las partidas de cartas a los seises, en nuestra casa, tras las cenas de Navidad, se han acabado, no sea que aparezca algún representante de la autoridad disfrazado de Papá Noel o de Olentzero, y la hemos liado.
Primero velaron por nuestra salud, haciéndonos olvidar aquel famoso anuncio de que Soberano era cosa de hombres, y prohibieron el anuncio de bebidas alcohólicas, que no las bebidas alcohólicas en sí, luego estuvieron persiguiendo a los creadores de humo mediante el tabaco, y les exiliaron de los bares, pero no acaban con la venta de tabaco, porque no les interesa.
El caso de estos jubilados valencianos es claro síntoma de que vigilan el juego en todas sus variantes, pero para cobrar de él, no evitando, por ejemplo, casos de ludopatía, que según un estudio aparecido a finales del año pasado, ha aumentado mucho en España, especialmente en gente muy joven.
No hay que olvidar la facilidad con la que ahora todo tipo de personas pueden jugar por internet en todo tipo de juegos de casino, por ejemplo, y por las noches, en muchos canales de televisión. Incluso, aquellos padres que piensan que sus hijos van por buen camino, si por buen camino se puede entender que están plenamente dedicados al deporte, los mismos programas de la radio están plagados de anuncios de apuestas. Y no solo eso, durante los programas deportivos, los mismos locutores, en plan colegas, hablan entre ellos, con el micrófono abierto naturalmente, sobre cuales son las mejores apuestas en cada momento.
Siempre se ha dicho que solo somos un número para la autoridad im-pertinente, pero a ésto habría que añadir el pequeño detalle del signo del euro detrás de la cifra de cada uno.

*FOTO: DE LA RED

miércoles, 8 de mayo de 2013

¿DULCE ESPERA?


El gran actor Pepe Isbert dijo una vez que a ellos, a los actores de cine, les pagaban por esperar. Hay que tener en cuenta que para rodar una película, en lo que menos se tarda normalmente, es en hacer la toma. Primero hay que colocar las cámaras, luces, micrófonos (si lo hacen con toma de voz directa), tomar las medidas a los actores por si hay primeros planos...
¿Os habéis parado a pensar la gran cantidad de tiempo que pasamos esperando? Si descontamos el tiempo que pasamos durmiendo y esperando, al final lo que hacemos es bien poca cosa. Porque no solo esperamos por nosotros, sino que lo hacemos también por los que están delante de nosotros, y los que están delante de ellos, y así sucesivamente.
Este vecino del mundo es un gran nervioso, y cualquier día de estos, conseguirá volver antes de ir, y la sala de espera de una caja de ahorros es un gran laboratorio de esperas. 
Si el citado establecimiento es de los de lujo, en realidad a lo que me refiero es que está adecuadamente preparado, tiene una máquina que te da un número para indicarte el orden en que te van a atender, porque entenderte en un banco o caja de ahorros es difícil, sobre todo si les vas a pedir algo. ¡Pues bien! Todo el mundo se sienta, y espera calladamente, y es en el momento en que encaras a la persona de la ventanilla cuando EMPIEZAS a buscar los documentos necesarios para la transacción. Y antes que tú, eso mismo lo hizo el anterior, y el anterior...
Eso, si todo va normalmente, y a la persona de la taquilla no la llaman por teléfono, y no comienza a hablar encriptadamente, señal inequívoca de que está hablando de todo menos de trabajo.
Si Dios consiguió crear todo lo que nos rodea en seis días, es que era un gran organizador, y ya había hecho con mucha antelación todos los pedidos, y además se dieron las circunstancias necesarias para que nada fallara, dejando al margen la cantidad de cerebro que dejó al protagonista del evento, es decir al ser humano, y que se le olvidó dejarnos el manual de instrucciones.
Ya para terminar, comentaré que establecimientos como IKEA y similares, en el que uno de los principales activos es la rapidez, el secreto en realidad es que tú mismo te atiendes, y coges lo que necesitas, y el gran arte del “inventor” de estos negocios es que el cliente paga aparte de por los materiales, por haberse atendido gentilmente así mismo. A eso en mi pueblo se le llama hacer un negocio redondo.

*FOTO: DE LA RED

martes, 7 de mayo de 2013

LA MANO AMIGA


Alguien dijo alguna vez que si buscas una mano que te ayude, la encontrarás al final de tu brazo, y es que quién mejor que uno mismo para velar por sus propios intereses.
A la mayoría nos ha pasado de jóvenes, confesarle a nuestro mejor amigo que estábamos muertitos por los huesos, y de todo lo demás, naturalmente, de una amiga común, y lo único que conseguíamos es que al cabo de unos días, eramos los últimos en enterarnos de que se habían enrollado. Te quedabas sin tu Dulcinea, y sin tu presunto mejor amigo. Y es que en realidad somos como una masa informe, como la masa del pan, y la vida nos va moldeando.
Quizás como consecuencia de aquella mala experiencia, y de perder a tu amigo, ya con el tiempo no tienes amigos de confesiones, a no ser que las citadas confesiones sean a las cuatro de la madrugada, y al día siguiente ni tu amigo ni tú os acordéis de nada.
Luego, mucho más adelante, para aconsejarte a ti mismo, utilizas el espejo, donde te recriminas todo tipo de cosas, y de vez en cuando intentas subirte la autoestima, en una especie de versión casera de la madrastra de Blancanieves y aquello de dime lo guapo que soy.
Sin embargo, uno de los grandes inventos, y nunca bien valorado, que sirve para relajar tensiones, es la televisión. La gente en general está muy equivocada porque la televisión interactiva no es un invento de ahora, sino de hace muchos años, incluso de cuando era en blanco y negro. En los telediarios por ejemplo, la cantidad de cosas que le decimos al presentador de turno, cuando nos da una mala noticia, o en la retransmisión de ese partido de fútbol, en el que quieres aclarar a voz en grito, la opinión que tienes del arbitro, y de su madre, con relación a ese penalti que no ha pitado a favor de nuestro equipo del alma. Y en los concursos..., cuando sabemos la respuesta antes que el concursante, y la decimos varias veces y cada vez más alto. En realidad, no lo hacemos para que nos oigan los otros implicados, sino para reafirmarnos de que por una vez sabemos algo.
Y es que, el gran secreto de esta vida es no tomarse la vida demasiado en serio, desde el momento en que sabemos que es una aventura que sin duda no va a acabar bien, y aunque somos los protagonistas, en esta historia el protagonista muere, y eso en el mejor de los casos; pero teniendo en cuenta lo que nos pagan por interpretarla, nos quedamos sin opción a reclamar.

*FOTO: DE LA RED