lunes, 31 de diciembre de 2012

CUANDO SANTA CLAUS SE SONROJA...


Primero fue el enterarme de que la ropa de Santa Claus originariamente no era roja (en algunas culturas era verde y en otras amarilla), sin embargo durante una campaña de Coca-Cola, utilizaron su color, el rojo, para impregnar a Santa, como le llaman los americanos, y así se quedó. Por eso se puede decir, sin faltar a la verdad, que a Santa Claus las multinacionales le sonrojan.
Y este año ha venido el Papa “tuitero” para decirnos que animales en el portal podía haber, pero no está documentado, y por lo tanto en un portal “homologado” a la manera católica, es mejor quitarlo.
Con estas dos pequeñas pinceladas, la tradición es puesta en cuarentena.
La verdad es que a los artesanos de belenes, si quedan, les han hecho una faena, porque quitar dos figuras de una vez, les supondrá mucho dinero que dejan de ganar, y que para las grandes empresas se contabiliza como perdidas.
La pena es que de pequeño, cuando me daban la paga, tenía que haber sabido que los días que se cabreaban mis padres, y no me daban dinero, los tenia que haber apuntado como “perdidas” y quejarme a alguna asociación pro derechos de los niños, aunque entonces no creo que había asociaciones, porque entre otras cosas, asociarse era de rojos, y los únicos rojos que había, de vestimenta, homologados también, eran llamados “obispos”.
La autoridad civil, y la Iglesia, siempre se han llevado bien normalmente, quizás por el miedo al más allá, y por el vaya usted a saber, que mejor es llevarse bien con los que pudieran tener algún poder después de pasar el túnel con la luz blanca, y así ya vas más tranquilo con algún tipo de recomendación para coger los mejores asientos, que aquello, por lo que dicen, va a durar eternamente, y quieras o no se puede hacer un poco largo para los que andan regular de la espalda, aunque sea en espíritu.
Continuando con las costumbres, éstas siempre nos han parecido importantes para conservar nuestras raíces, pero si pensamos que hacer dos días seguidos, o el mismo día del calendario dos años seguidos, ya se puede considerar como costumbre, teniendo en cuenta que el hombre (y la mujer también, que de ésta no se escapa), es el único animal que tropieza dos veces en la misma piedra, habrá que pensar que hay costumbres que pueden ser clamorosos errores, por lo que lo mejor es hablar con nuestro yo interior, nuestro “Joseluismoreno” interior, que es en realidad el que habla por nosotros, y hacer verdaderamente lo que queremos hacer y no lo que se lleva normalmente.
Cualquier día puede ser bueno para ser el día de los enamorados, sin que San Valentín tenga que aparecer. Los niños están dispuestos a recibir regalos cualquier día del año, y sino, podéis hacer la prueba, que no te lo van a devolver porque no seas un Mago de Oriente.
Además, cualquier momento es magnífico, e incluso puede ser el último, sin saberlo, para decir a los tuyos lo mucho que les quieres. De todas maneras procura que cuando lo hagas no sea siempre el mismo día o a la misma hora para que no se convierta en tradición, y por lo tanto en costumbre.

*DIBUJO: DE LA RED

domingo, 30 de diciembre de 2012

ESPERANZA ES NOMBRE DE MUJER


Cada vez que se acerca el final de un año, siempre hacemos, algunas veces inconscientemente, una especie de resumen sobre los doce meses que acaban, y lo positivo de estos últimos es que todavía estamos “alive” que diría un pretencioso pijo, con lo cual es más pijo todavía, o “vivos y coleando” como diría la sabiduría popular.
Si algún animal, especialmente vistos desde fuera, podría resumir nuestra imagen, la del español medio, es el toro, por lo fuerte y enjuto quizás, huyendo del chiste fácil de los cuernos. Sin embargo, por los años en los que estamos metidos, quizás un animal referente nuestro, y que ya se usa para definir al madrileño, sea el gato.
El gato, un animal limpio por naturaleza, otra cosa es como deje la zona circundante, es duro, con un punto salvaje, pero noble al mismo tiempo, porque siempre avisa, y sobre todo con esas siete vidas famosas que le salvan en muchos momentos críticos, especialmente por su saber caer, puede definir muy bien la situación del españolito de a pie, que ve cada día más cerca que se va a tener que buscar las habichuelas como no había previsto. Y es que si algo habíamos aprendido, quizás en un comportamiento exagerado, era el planificar nuestras vidas.
Hace dos días, dos señoras que estaban a mi lado, la verdad es que no recuerdo dónde, estaban hablando precisamente sobre eso, ya que la hija de una de ellas estaba totalmente descolocada, porque aún siendo muy joven, desde hace años había milimetrado su vida, incluso planificando cuándo buscar novio, casarse, y todo lo demás... Y, claro, las cosas ahora no le cuadraban, y se sentía frustrada.
Los años, aunque siendo joven te niegues a este pensamiento, te van haciendo cambiar, y ésto, el cambiar, en sí no es malo, porque quién nos
dice que al principio de nuestras vidas estuviéramos en lo correcto.
Llega un momento en el que analizando te das cuenta de que no eres tan desgraciado desde el momento en que eres capaz de verte desde fuera y ser auto-crítico.
Si como animales, podemos ser un gato, como plantas deberíamos ahora más que nunca, ser un junco, por aquello de doblarse esperando a que pase la tormenta. Un junco nunca tendrá el tronco de un roble, ni su fortaleza, pero en su aparente fragilidad, al doblarse, hace que la tormenta pase sin causarle mayores destrozos.
Y ya para terminar con vistas al año que viene, mientras hay vida hay esperanza, y ésto siempre es bueno, porque entre otros detalles, “esperanza” es nombre de mujer, y ellas, de siempre es sabido, siempre tienen razón.

*FOTO: DE LA RED


viernes, 28 de diciembre de 2012

VILCHES NO SE LO MERECÍA


Tras tener que lavarme varias veces para quitarme hasta la última gota de sangre salpicada  por el Doctor Vilches en el final de la serie de “Hospital Central”, como vecino del mundo tengo unas cuantas cosas que decir a los guionistas de esta serie y de todas en general.
Me gustaría que me explicaran el por qué cuando se va a terminar una serie de éxito como ésta, o por ejemplo  “Los Serrano”, los guionistas parecen ser poseídos por unas ganas inmensas de que la audiencia se dé cuenta de que detrás de todas las palabras y situaciones propuestas en cada capítulo están ellos, y quieren destacar sea como sea.
Lo mejor de una serie sería  que te dejara un sabor dulce, con un toque de añoranza, sin embargo a los guionistas les entra unas inmensas ganas de seguir siendo originales y de sorprendernos tanto, que lo estropean.
Ni después de tantos años en “Los Serrano” fue de recibo que en el último capítulo los guionistas nos dijeran que todo había sido un sueño, con lo que al final en realidad no era una serie, sino solo un sueño con más duración que mil osos invernando, ni en “Hospital Central” que después de tantas y tantas aventuras y peligros, muera el Doctor Vilches, porque  si pretendían hacer con ello una especie de homenaje a tal personaje, en realidad lo que han conseguido es un despropósito.
No es justo que una persona que durante toda su vida ha buscado hacer el bien dentro y fuera del hospital, en el momento de su funeral no aparezcan   la mayoría de personajes que compartieron con él la serie. En lugar de un homenaje ha sido un curso intensivo de olvido, no apareciendo sus anteriores parejas ni alguno de sus hijos.
Una serie gusta por todos sus capítulos, y hay que recordarla como una carrera de fondo, y no solo por los metros finales. Por eso la escena del cementerio no ha sido triste, sino cruel por la presunta frialdad de los personajes que no aparecen en ese momento.
Tanto intento de redondear una serie que por siempre será mítica en España, tras veinte temporadas en doce años, que al final ha quedado coja.  Vilches, nuestro Vilches, no se lo merecía.

*FOTO: DE LA RED

jueves, 27 de diciembre de 2012

MOMENTO HONORIS CAUSA


Este vecino del mundo acaba de hacer algo que suelen practicar muchos políticos en época electoral: ir de compras a un supermercado, con la única diferencia de que no es el único día en que me he quitado la corbata, sino que normalmente en mi léxico solo empleo esa prenda para recordar donde tengo, por decirlo de una manera más bien fina, las tragaderas.
Por cierto, si a uno no le gusta hacer compras, aunque por muchos motivos, tenga que ejercitarse en el noble arte de repartir el poco dinero que le queda, entre muchísimos productos, la mejor hora, por su tranquilidad, es las cuatro de la tarde. A esa hora, hasta cuando coges un producto, da la sensación de que lo pillas de improviso. Da la impresión de que hasta la lata de anchoas está de siesta, y cuando 
la tienes en la mano, te está preguntando que por qué le haces eso.
Estaba en esas  cuestiones filosóficas, cuando dos reponedores de estanterías, aunque el nombre no es exacto, porque ellos lo que reponen son los productos, han comenzado a hablar entre ellos. En ese mismo momento, ha aparecido desde la esquina más próxima, otra compañera, diciendo esa expresión tan española y cariñosa que es “cómo trabajan algunos”, y que inmediatamente te hace hervir la sangre, y como en defensa propia, y saliendo de las mismísimas entrañas, te hace aflorar un pensamiento tan fino y navideño como “estoy haciendo, con la mirada, colección de cuernos, y a ti te nombro cornuda honoris causa, y eso no hay ningún recorte de presupuesto que te lo quite”.
Uno de los reponedores ha sido más fino que la mente de este vecino del mundo, y le ha dicho con un tono cariñoso: Si prácticas el sesenta y nueve, tranquila, que como aquí ya tienes a dos, solo te quedan sesenta y siete.
La verdad es que la frase ha cumplido su objetivo, porque ella, que ya en nuestro campo visual estaba de espaldas, se ha parado durante unas décimas de segundo, acusando el golpe, y desapareciendo acto seguido  por la sección de perfumería, intentando disimular el olor a cuerno quemado que sin duda se le ha quedado.
En esta piel de toro hasta las caricias las damos fuerte, y convertimos un remanso de paz, como es la hora de la siesta, en un momento sadomasoquista.

*FOTO: DE LA RED

miércoles, 26 de diciembre de 2012

HOMBRES DE PROVECHO


Durante muchos años “vuelve a casa por Navidad” ha sido una de las frases preferidas por la publicidad para dispararnos sus dardos un año sí y el otro también. En cierta medida, estas fiestas son unos días de retorno, bien entendido que para hacerlo no es necesario haberse ido físicamente, sino tal vez mentalmente.
Estos últimos años la Nuri, mi sufrida, y yo acostumbramos a pasar la Noche Buena en casa de un hermano de ella, vecino nuestro, y que tiene dos retoños, de cuatro y dos años respectivamente. Por eso, lo mejor de esa noche fue el momento en que esos dos niños, que ya se estaban cansando de tanta reunión familiar, fueron embaucados por un relato que la Nuri primero les empezó a contar muy suavemente, para no interrumpir las conversaciones de los demás, pero que ante las bocas abiertas del niño y de la niña, fueron apagando el fuego de nuestras palabras, para convertirse por unos minutos en la estrella de la noche.
Durante unos instantes parecía que el mundo se había parado y la que tenia el don de la palabra era una especie de dios que podía jugar con el lugar y con el tiempo, cambiándonos de escenario y de momento a su antojo. Recordé el hilo argumental de “Las mil y una noches” y comprendí que no se debe interrumpir una buena narración en cualquier momento, y que para que continúe puedes prometer “el oro y el moro”.
Por la noche, y enmascarado en la oscuridad como siempre, llegó el Olentzero, pero eso ya a quién le importa, porque el mejor regalo, el de la palabra, había llegado unas cuantas horas antes. Además, eso sí que son momentos mágicos en los que la actitud de uno alimenta la actitud del otro, porque nadie puede parar de contar algo cuando ves las caras de total concentración y aislamiento de unos niños que, sin ser conscientes, durante unos minutos vivieron aventuras que un “mayor” les estaba relatando, y que si se les contaba eso tan seriamente, seguro que era verdad. Y es que un mayor para un niño, es como para un oyente la radio, si lo dice la radio es que es verdad.
Muchas veces ni las prisas son buenas consejeras, ni toda la educación tiene que recaer en los profesionales de la enseñanza, porque en casa, y quizás con los pequeños gestos, es donde se hacen los “hombres, y las mujeres, de provecho”, expresión que por desgracia ha caído en desuso pero que es suficientemente elocuente.

*DIBUJO: DE LA RED

lunes, 24 de diciembre de 2012

EL DÍA DEL DESEO


El día 22 de Diciembre, aparte del día de la lotería, suele ser el día de la salud porque después del desengaño de la suerte, eso, la salud, es lo único que nos queda, al que le queda. Sin embargo, hoy día 24, es el día de desear a todos unas felices fiestas de Navidad. Cada vez que alguien me lo dice, tengo la sensación de que seguirá la frase diciendo “... y para demostrarlo aquí tienes un cheque de mil euros para tus gastos, y si te hace falta más para cubrir todos los gastos navideños, ya me lo dirás”.
Y es que decir no cuesta dinero.
El Señor Rajoy, por ejemplo, durante la visita sorpresa a las tropas españolas en Afganistán, este sábado pasado, puso como ejemplo el trabajo que hacen los militares españoles en el exterior, asegurando que si todo el mundo trabajara como ellos, "con empeño", las cosas "irían mejor".
Este vecino del mundo no sabe si trabajando como los militares algo iría mejor, pero la palabra “empeño” últimamente se utiliza mucho, sobre todo para aligerarnos de los efectos de valor que todavía nos puedan quedar.
De todas maneras, seguro que al Señor Rajoy le gustaría que todos trabajáramos al estilo “soldado”: uno dando ordenes, y veinte mil, más o menos, obedeciendo sin rechistar. Lo ideal para ellos.
Por cierto, y esta noche en horario de máxima audiencia, va a hablar un año más, como se suele decir, el primero de los españoles (no sabía que estábamos numerados, aunque pensándolo bien, para eso sirve el carnet de identidad) para desearnos, otra vez el día del deseo, unas felices fiestas y que ya sabe que estamos haciendo lo máximo para levantar este país, aunque muchos políticos, no solo de dentro de España, se empeñen en lo contrario.
Este vecino del mundo ha empleado alguno de sus contactos, y le han confirmado de que el rey no va a hablar nada de sus cacerías, por lo que aunque se disculpe otra vez por todo lo ocurrido, ya no tiene interés para el que ésto suscribe, porque no hubiera estado mal que nos hubiera sacado “los dientes largos”, como a los elefantes, contándonos sus presuntas aventuras con el arma cargada. Aunque ahora que lo pienso..., a lo mejor en el último momento sale su yerno, el Señor Urdangarín, deseándonos una feliz navidad, y con la sorpresa preparada de decirnos, que como su suegro, a partir de ahora se va a portar bien, pero que como todo el que presuntamente ha robado en España, no lo ha devuelto, no va a ser él el primero, y que le llamen “rajado”, y que deja mal a todos los demás.

*CARICATURA: DE LA RED

domingo, 23 de diciembre de 2012

CARTA DE LOS MAGOS DE ORIENTE AL ALCALDE DE ORTUELLA


Estimado alcalde de Ortuella:
Hasta nuestros oídos ha llegado la noticia de que este año en su alcaldía han tenido a bien suspender la cabalgata de reyes que todos los años se ha venido celebrando el día 5 de Enero, aduciendo falta de recursos económicos. Al considerarnos damnificados por esa decisión queremos decir por nuestro lado:
En primer lugar, que todos los niños estén tranquilos porque nosotros llegaremos como siempre, con nocturnidad y alevosía, la noche del quinto día del primer mes del año, y dejaremos todo tipo de regalos, sin hacer distingo de razas ni de ideología política.
Todavía recordamos como el pequeño Oskar, muchos años antes de ser el primer edil del pueblo, nos veía en la cabalgata con sus nervios a flor de piel, y pasaba la noche prácticamente sin dormir, y creemos que siempre nos hemos portado bien con él, aunque los recursos escasearan. Sin embargo, ahora a usted parece que no le importa privar a los niños de la ilusión de vernos en el pueblo que usted regenta.
Queremos recordar que nosotros nos conformamos con todo tipo de representación callejera, porque a los ojos de cualquier niño lo pequeño se hace grande con la lupa de su ilusión. Y, ademas, estamos convencidos que si hace falta colaboración ciudadana para tal menester, seguro que habrá personas con una sonrisa en su corazón prestas a ayudar, y que tres equinos en un pueblo rodeado de campo se pueden encontrar fácilmente, e incluso sin que cobren sus propietarios.
Por otro lado, queremos recordar que aunque a nosotros se nos conozca normalmente como los Reyes Magos, en realidad no pertenecemos a la realeza sino que simplemente somos magos. Decimos ésto, por si en cierta manera es una medida en contra de cualquier monarquía, por aquello de cierto tufillo político, porque también nos hemos enterado de que sin embargo al Olentzero, que cumple nuestra misma labor el vigésimo cuarto día del último mes del año, sí se le va a agasajar como sin duda se merece.
Al menos en apariencia se podría pensar que por ser extranjeros, y además de lejanas tierras, se nos pueda tratar de diferente manera, y teniendo en cuenta que ahora que se practica más que nunca lo de la aldea global, parece un contrasentido el pedir el carnet de identidad en algo relacionado con la ilusión.
Sólo recordar que ya desde un punto de vista crematístico, al comercio de esa noble villa tampoco le debería de venir bien esa medida consistorial porque cuantos más festejos, más venderán.
De todas maneras, sea cual sea su reacción a esta misiva, esté tranquilo que en nuestra noche nos seguiremos acordando de usted, y le dejaremos algo, como siempre se ha dicho, de acuerdo a su comportamiento durante todo el año.
Se despiden de usted, los Magos de Oriente:
Melchor, Gaspar, y Baltasar

*FOTO: F.E. PEREZ RUIZ-POVEDA

viernes, 21 de diciembre de 2012

UNA ESCALERA LLAMADA NAVIDAD


Por este lado del mundo, hoy, 21 de Diciembre, y Santo Tomás, es el comienzo de una escalera, la de las navidades, que no pararemos de subir hasta el 6 de Enero, día de los Reyes Magos, y que a partir de ese momento caeremos de bruces frente a una cuesta, la de Enero, que se nos hará más o menos empinada, de acuerdo con lo que hayamos gastado ahora, eso para los que les quede algo de dinero, porque desgraciadamente cada vez hay más gente con cuesta de Enero todo el año.
La verdad es que de los días de Navidad, el de hoy, el de la Feria de Santo Tomás, es el que este vecino del mundo menos entiende.
Ese fervor por aglutinarse en las mismas zonas, haciendo las mismas cosas, y como estamos en las fechas que estamos, normalmente va a llover, y cada uno va a intentar conquistar un sitio ficticio donde colocar su mano, con paraguas incluido.
Parece que al nacer, al chasis de cada uno nos incorporan una especie de chip, que dependiendo de a qué zona del orbe vas destinado, ya te incluyen de serie, unas u otras costumbres.
Hay gente que en días así dice eso de que “…es que todos van como borregos”, y no es así. Nosotros en realidad no tenemos la culpa, es nuestro chip que nos da una serie de órdenes que tenemos que cumplir sea como sea.  Hoy es el chorizo, el talo, la sidra…y el sablazo correspondiente, y todos a casa, con el bolsillo todavía temblando, mareado de tanta sidra, con ganas de miccionar todo el rato, y de comer algo con menos grasa y sin hacer colas.
Mañana, día 22 de Diciembre, comienzo oficial de las fiestas en toda España, y en realidad, aunque mucha gente no se dé cuenta, verdadero día de reyes para aquellos premiados por la fortuna de los niños de San Ildefonso, y último sorteo en que el gobierno no meterá la cuchara  fiscal para descontarte gentilmente un cuarenta  por ciento.
Pero no vamos a seguir con todos los días navideños, pues hoy es el primero pero podría ser el último, si los mayas no se confundieran, aunque da la impresión que su predicción tiene menos futuro que un científico en España.
Eso sí, a estas horas de la mañana, acabo de sacar brillo, y he dejado impoluto, y como nuevo, al sentido del humor que, junto con el reparto del chip correspondiente, me tocó en fortuna, y que hará que estas fiestas, como todas, sean más llevaderas, si ante cualquier contratiempo, lo primero que nos sale, en lugar de un juramento, es una sonrisa.
¡Feliz Navidad a todos!, y que los hados nos renueven este próximo año, la esperanza, muy desgastada últimamente, el amor, y el sentido del humor. Tener todo esto es ya en cierta forma ser millonario.

*FOTO: DE LA RED

jueves, 20 de diciembre de 2012

LA CARA Y ...LA VOZ


Hoy todos son entendidos en música y hablan del resultado final de La voz, ese programa tan original y rompedor, que ayer  terminaba en la cadena alegre.
En primer lugar hay que decir que de original y rompedor nada de nada, que en realidad es más de lo mismo desde el momento en que el público y los mal llamados “coaches” conocen las caras de los concursantes.
Para los neófitos habrá que decir que el producto se vendía como un concurso para encontrar una nueva voz, en el que a los participantes no se les iba a ver su aspecto físico, pero eso solo duró hasta los castings, cinco minutos en el programa, y además solo para los que los escogían, los coaches, porque el público desde el primer momento los podía ver.
El resultado es que al final, las votaciones han sido en el mismo sentido que en cualquier reality de la misma cadena. Todas las jovencitas se han dejado la paga en llamadas, y de los cuatro finalistas, el vencedor, Rafa, heavy reconvertido con canciones de Abba, y de Queen, y el segundo,  Jorge, que ya había participado en Operación triunfo, y trasunto de Luis Miguel con acento flamenco, chicos jóvenes y guapitos de cara. El señor mayor, Pau, con el culo pelado de haber actuado toda su vida cantando música standard, al estilo Sinatra, y Maika, una roquera de pro, y que si no la ves, por la voz parece un hombre, y máxima favorita para este vecino, se quedaron a las puertas.
Lo positivo de todo  es que durante unas semanas se ha ofrecido música, y de la buena, con unos excelentes músicos en directo, en una cadena donde normalmente la música no es su fuerte.
También es positivo el que muchos nombres de verdaderos profesionales en la sombra, puedan estar  ahora, como diría la bella de turno, en el “candelabro”.  Pero como siempre, los que se han quedado con la parte del león han sido las discográficas que han editado todas las galas, y encima  les han hecho un estudio de mercado y de gustos del público, poniéndoles nuevas estrellas, sin ellos haberse gastado un euro.
Sin olvidar, que para alguno de los “coaches”, como es el caso de Melendi, ha resultado todo un descubrimiento su manera de ser, y un espaldarazo para el gran público.
A destacar, que una vez más la cadena alegre ha utilizado a los concursantes para llenar de contenido todos sus programas, aunque para ser justos, por una vez no los han utilizado en su gran mayoría para contar sus miserias, y que tristemente este comportamiento es nuevo, pues en lo contrario, en contar las miserias son verdaderos especialistas.

*DIBUJO: DE LA RED

miércoles, 19 de diciembre de 2012

...Y SI NO "PA" MÍ



Desde esta atalaya de vecino del mundo, y aunque con los años uno va teniendo más capas que una cebolla, siempre hay noticias que por pequeñas que sean no dejan de sorprender. 
A medida que se va acercando la fecha puesta por los mayas sobre el fin del mundo, pasado mañana, 21 de Diciembre, debe de haber gente que se ha ido poniendo nerviosa. Para todos esos, se ha descolgado el obispo chileno de Punta Arenas, Bernardo Bastres Florence,  diciendo que “La historia de que el fin del mundo llegará el 21 de diciembre no tiene seriedad alguna, pero todos aquellos que se lo crean pueden dejar testamento de sus propiedades a la Iglesia”.
Esa misma filosofía “y si no pa mí” se ha descubierto presuntamente que era también la de Bankia con “las preferentes”, ya que muchas indemnizaciones obtenidas por víctimas de la masacre del 11M,  aprovechando la consternación que les embargaba a las propias víctimas o a sus familias, y que lo que menos les importaba en ese momento era el dinero, pues ellos seguían viviendo su  particular duelo, fueron directamente empleadas según el léxico utilizado en los bancos, a comprar ese producto.
 Así de primeras me ha recordado, tanto el comportamiento de la Iglesia como el de la banca en general, lo que contaba mi filósofo de cabecera, el Señor Don Miguel Gila sobre su tía, solterona sin haberlo elegido, que iba a todas las bodas, y cuando el cura decía eso de “quiere usted por esposo…”, ella muy digna y seria se levantaba en la iglesia, y decía “y si no pa mí”.
En realidad, y esquemáticamente, ese ha sido el comportamiento de la Iglesia, no comparten otras doctrinas, pero si se pierde algo por el camino, bienvenido sea.
Por otra parte, la Iglesia y la Banca siempre han aprovechado el momento para su beneficio, y gran aliado de ambos siempre ha sido el miedo, para la Iglesia el miedo a lo desconocido, a la otra vida, si la hay, y para la Banca, el miedo a ellos mismos, a su grandeza y poder.
Quizás esa sea la única manera de medrar, el estar todo el día “ojo avizor”, y todo aquello que se distraiga un segundo, como diría el castizo, “pa el menda”, y si por eso con el tiempo te llaman “el distraído”, no importa, porque ya se sabe que “ande yo caliente…”.

*FOTO: DE LA RED


martes, 18 de diciembre de 2012

MENOS NIEVE Y MÁS HUMOR


Prácticamente han quedado atrás los años en que el prolegómeno de la navidad en televisión  eran nevadas inmensas en cada uno de los anuncios con gente que volvía a su pueblo por navidad,  e incluso muñecas que llegaban al portal de Belén, aunque ahora que lo pienso no recuerdo si se veía la mula y el buey.
Como ahora los aires gélidos los tenemos nosotros, y no solo en navidad, se está imponiendo otro tipo de anuncio, más bien rompedor y que en cierta manera azuza al espectador.
La misma empresa cárnica que el año pasado apeló al espíritu de Gila para, y reuniendo a la flor y nata del humor nacional, hacer de tripas corazón y animarnos a reírnos incluso en los peores momentos, este año ha contratado a Fofito para que redacte una especie de curriculum vitae de la nación, para enseñar nuestros logros y virtudes, con la ayuda de mucho rostro conocido, y bajo la acertadísima dirección, como siempre, de ese valor seguro que es Icíar Bollaín.
Por otro lado, la sorpresa de este año, y seguro disgusto para la Iglesia católica en su sucursal española y para algún partido de derechas, es el anuncio de una empresa de moda. Es un ejemplo de muy buena utilización de las imágenes para, y sin darnos prácticamente cuenta, enseñarnos infinidad de sus productos, mientras en realidad está hablando de otra cosa, de la que no nos daremos cuenta de su amplitud hasta el final, como en cualquier buena historia que se precie.
Esperemos que ninguna asociación de lo que sea intente ponerle veto, porque ejemplos anteriores hemos tenido con creces.
De todas maneras, entre la picaresca y la ironía más bien innata en nosotros, hay que practicar el sano ejercicio de la risa, porque entre otras cosas  a falta de pan buenas son tortas, y como siempre se ha dicho que la risa engorda, de esta manera pasaremos menos hambre.
Además, la buena economía y marcha de un país no es signo de tener buen humor como se puede deducir  fácilmente del rostro de Doña Angela Merkel.
Cuanto le gustaría a este vecino del mundo el que nuestro ministro de asuntos exteriores intentara contar a Doña Angela, en uno de esos descansos, que seguro que los tendrán, el nacimiento de Gila cuando su madre no estaba en casa, y que le dio la merienda la vecina. Si una persona no se ríe con eso, seguro que no es de fiar, y de economía lo único que entiende es eso de que ahorren los demás, mientras yo me lo gasto en pastillas para ir al servicio.

 *DIBUJO: PATXIPE
* VIDEO: DE LA RED



lunes, 17 de diciembre de 2012

OCIO PREDISEÑADO


Este vecino del mundo ignora si los tentáculos del poder son tan largos, o es mera casualidad, pero últimamente la mayoría de los medios de comunicación parecen lanzar el mensaje de “confórmate con la vida que llevas porque pudieras estar mucho peor”.
Dándole al mando a distancia, en uno de los múltiples canales, que al final dan lo mismo que los demás, vi que comenzaba “Full monty”. Si en su momento me decepcionó porque a mi manera de ver entonces, la película acababa cuando empezaba lo mejor, ahora y en el país de “con la que está cayendo”, este vecino del mundo la considera un reflejo de nuestra realidad, aunque la película sea británica.
En una de las cadenas vascas daban el final de “El conquistador del Aconcagua”, y en el último momento desvelan  el “gran premio” que habían anunciado a bombo y platillo durante meses. Eran cinco mil euros, que teniendo en cuenta lo que les ha cundido, en semanas, llamadas y anuncios, uno piensa, especialmente teniendo en cuenta que al final nadie ha hecho cumbre porque solo tenían un día para intentarlo, que los productores en un momento dado se quedaron tiesos de pasta, y optaron a cerrar el chiringuito cuanto antes.
En otro intento de dar otra oportunidad al showbusiness en televisión,    cambio de canal y están dando un episodio de esta temporada de  “La que se avecina”, y aunque no sigo la trama, dándome una oportunidad  a mí mismo para intentar encontrar la risa fácil, me encuentro un capítulo en el que parte de los personajes fijos en la serie, están trabajando en un comedor social, mientras otro pasa la noche al raso con una yonqui encarnada por una Paz Padilla muy inspirada y sin importarle el salir como una piltrafa humana.
Todo lo mencionado anteriormente ha sido recopilado en menos de dos horas.
Lo dicho, tanta casualidad de pobreza por metro cuadrado me escama, porque hace tiempo aprendí que las cosas no ocurren por casualidad, sino que desgraciadamente en la mayoría de los casos están bien estudiadas.
Y si a todo eso añadimos el recuerdo todavía fresco de la desgracia en el Madrid Arena, y lo ocurrido hace menos de cuarenta y ocho horas en un colegio de Estados Unidos, la expresión “Virgencita que me quede como estoy”, es lo mínimo que se puede pensar.
Y para redondear  la sombra de la desgracia, desde hoy mismo suben las tasas en los juzgados. Para que luego digan que la ley es lenta.
Desde que se le ocurrió el chiste al ministro de justicia, a tomar cuerpo, ser aprobado, y puesto en marcha, no nos ha dado ni tiempo a pensar que podíamos llevar a juicio al gobierno por alguna causa, y ahora ya es tarde, por lo que nos va a costar, y más teniendo en cuenta que este sábado será la última oportunidad para que nos toque la lotería, sin tener que darle parte al fisco.
¡Ya solo faltaría enterarnos de que los Reyes Magos no existen! 

*FOTO: DE LA RED

domingo, 16 de diciembre de 2012

EL OTRO "LUNES AL SOL"


Este vecino del mundo pensaba que si la crisis podía traer algo bueno, sería  por ejemplo no tener que aparecer, en esta época de despedidas un día sí y el otro también del año que perece, en las dichosas cenas de empresas.
Personas que como el que suscribe han dejado de pertenecer,  por decreto digital (en este caso se refiere al dedo puro y duro por el que eres apuntado para quedarte en la calle), al organigrama de una empresa, dentro de lo malo ya ha dejado de ser un posible integrante de esa cena para “celebrar” la cantidad de broncas, gritos, murmuraciones, cuchillos por la espalda, zancadillas, y demás, que han tenido lugar durante el año.
Esas cenas, en las que el despistado de turno por llegar el último a la mesa le toca sentarse al lado del jefe, que por una vez quiere sentirse un poco humano, y baja al mundo desde donde viven los dioses del dinero, e intenta desplegar toda su simpatía para con sus mandados, aun sabiendo que mentalmente apuntará todo lo ocurrido durante el ágape, y que como dice la dirección general de tráfico, “las imprudencias se pagarán”, porque éstas seguro que no caducan ni con el año que viene.
No ha habido manera, ni estando en el paro, ni parado, de escaparse de una cena de compañeros de promoción de despido,  y allí hemos asistido más que nada, para que al estar presente se cuchicheara menos de uno.
Es curioso, pero la imaginación siempre está trajinando, y aunque sean épocas de penurias, siempre hay alguien que intenta ponerse medallas.
Hay quien alardeaba de ser el rey de los cursillos, había estado en unos siete u ocho. La verdad es que noté la  falta del de macramé. Ya se lo dije, y mientras se ruborizaba, le hice prometer al tiempo que servidor le pegaba un tiento al vino espumoso, ya que francés ya sólo podemos pedirlo en el sexo, y no por la seguridad social, que para la cena del siguiente año, que alguno con humor negro ya nos emplazó a un comedor social, habría realizado el curso de macramé, punto de cruz, y el de sexasodor, si no queda más remedio con el de pollos es suficiente.
Ha habido algún compañero que habiendo pasado todas las cribas para hacerse con un empleo, le han tumbado, en todos los sentidos, por no tener una discapacidad, aunque sea ligera, para poder cobrar ellos algún tipo de subvención.
Todo el mundo está hablando del problema que supone encontrar el primer trabajo, pero nadie quiere mencionar el problema que va a implicar todas esas personas de más de cincuenta años, que ya están en la calle, y que no va a haber ni vallas de obra para ponerse los lunes, y el resto de la semana, al sol. Además, seremos la mayoría, buenos candidatos a "yayoflautas", y eso  a buen seguro que preocupará a cualquier gobierno que se precie.

*FOTO: DE LA RED

sábado, 15 de diciembre de 2012

UNA TRINIDAD RADIÓFONICA


Para esos bichos raros  como somos los amantes de la radio, el final del curso pasado fue realmente triste en lo que a la radio pública se refiere con la no renovación de tres de sus estrellas, en ese momento, como eran Juan Ramón Lucas por la mañana, Tony Garrido por las tardes, y el Señor Tuñón en su Santísima Trinidad, ya que en realidad son tres, pues tiene dos fieles compañeras que le sirven de contrapunto, de madrugada.
Era un claro anticipo por parte del gobierno popular de lo que nos esperaba en todos los ámbitos de la sociedad, joder  lo que ya funciona para dar aires nuevos y que todos nos constipemos mortalmente con tanto aire.
Hace unas semanas descubrí nuevamente a la santísima trinidad (al Señor Jordi Tuñón, y a las Señoritas Queralt Flotats y Marina Márquez) ahora emitiendo por internet. Se encuentran en www.mundoliliput.com. El nombre de la página y del programa les viene al pelo, pues muy pocas cosas tan pequeñas han llegado a ser tan universales como Liliput.
Es una apuesta dura pero valiente, ya que están trabajando sin ver un euro; se han dado un margen de varios meses para mediante la publicidad intentar que ese nuevo vehículo funcione.
Tanto en esta apuesta como en su método de trabajo son realmente arriesgados, pero sus incondicionales, y los que lo serán pronto, lo saben apreciar.
Si lo que hacen fuera teatro, cada día sería día de estreno. Si fuera trapecio en un circo, trabajarían sin red. Cada noche es una incógnita de una ecuación matemática. Normalmente saben sobre qué van a hablar, pero todo puede cambiar en milésimas de segundo, de acuerdo a la ruta que tomen en su conversación.
Piden a los oyentes su opinión, pero ellos son los primeros en mojarse, y quizás eso era lo que podía resultar incomodo al gobierno de turno, tras la apariencia de programa blanco, y más cuando se da una plataforma a los oyentes para que cuenten todo lo que les preocupa.  Los que me siguen, sin duda recordarán que ya me referí a este equipo en el artículo del 26 Mayo del 2011 titulado “El millonario nocturno”.
Aunque muchos se empeñen en lo contrario, no se puede poner puertas al campo, ni una mordaza a la radio, y menos en esta época, en la que es más fácil que nunca hacerse oír; que te escuchen es otro cantar, y este programa lo consigue cada noche, o en cada momento por podcast. ¡Larga vida a la Santísima Trinidad de la radio!

*FOTO: DE LA RED

viernes, 14 de diciembre de 2012

HOY ES NUESTRO FUTURO

Este vecino del mundo siempre ha sido aficionado al cine y a la música por lo que uno de sus paraísos imaginados siempre ha sido, como en una comedia musical que se precie, el ir por la calle y en un momento dado todas las personas que en ese momento transitan, comiencen a cantar y bailar al unísono sin ensayos previos.
Aunque es un sueño imposible, el 1 de Diciembre pasado ha tenido lugar en Bilbao algo muy parecido a eso: un hombre joven, portando una guitarra se hace un pequeño hueco en una calle bilbaína y empieza a tocar una canción titulada “Today is my future”. Ante la sorpresa de todos, poco a poco va apareciendo un grupo musical, una orquesta sinfónica, y bailarines, y al terminar el músico desconocido, todos como vinieron desaparecen.
En primer lugar para los más despistados hemos de explicar que un “flash mob”, lo que ocurrió entonces, es, de acuerdo a la definición en Wikipedia, una acción organizada en la que un gran grupo de personas se reúne de repente en un lugar público, realiza algo inusual y luego se dispersa rápidamente.
La explicación de todo esto es el amor, el amor de una pareja (el músico del suceso) y su mujer por su hijo con una grave enfermedad, y que son capaces de mover cielo y tierra para sacar de cualquier sitio dinero y ayuda para su hijo. El amor a la vida de todos los que han ayudado durante unas semanas, a que la idea tomara cuerpo, llevados por el deseo de salvar a un niño.
Mikel Renteria y su mujer están intentando enfocar a la opinión pública para ayudar a solucionar las enfermedades neurológicas de cientos de niños. Y si todos nos unimos, como las personas que se juntaron  para tocar esa canción, nada tiene por qué ser imposible.
Como dice el título de la canción interpretada, “hoy es mi futuro”, y el de todos,  y es bonito pensar  que en este presente de cortes, recortes, y aumentos de tasas, hay un lugar para el corazón, y para ayudar a alguien que lo necesita, sin pedir nada a cambio, solo el orgullo de cumplir con algo que nuestra voz interior nos dice que es justo.

*VIDEOS: DE LA RED.

miércoles, 12 de diciembre de 2012

FILIAS Y FOBIAS


Este vecino del mundo tiene sus filias y sus fobias y a medida que van pasando los años, desgraciadamente, se acrecientan.
Entre mis filias en lo que a música se refiere, tras oír el último disco de Maria Dolores Pradera, “Gracias a vosotros”, en el que hace nuevas versiones de éxitos anteriores, pero ésta vez acompañada de grandes compañeros suyos de profesión, he decidido que cualquier canción con Diana Navarro dentro, es mejor.
Entre mis fobias, últimamente destaca nuestro querido ministro de justicia, Alberto Ruiz-Gallardón, si  él, y los de su partido, dicen  que se preocupan de nosotros (el problema es que no creo que sea para bien), no voy a ser yo quien lo descalifique, para eso se basta solito.
Lo de sus últimas declaraciones ayer, durante su intervención en un foro público,  manifestando que las protestas de jueces, fiscales y abogados responden a "intereses legítimos pero corporativos", preguntándose como para sí mismo, y con aparente inocencia, cómo no van a quejarse los magistrados si el Gobierno les ha quitado la paga extraordinaria de Navidad y reducido de 18 a 12 los días de asuntos propios.
Acaban de poner  la ley solo al alcance de gente adinerada, al poner el precio de las tasas como si fuera la ley un artículo de lujo, y se le ocurre enfocar el tema de esa manera.
Al oír su versión del asunto, este vecino se ha imaginado una historia de humor negro, en la que un hijo pone un e-mail a su madre ausente durante unos días por motivos laborales, informándole que su padre había manchado con sangre la alfombra de la sala, y no se iba a poder limpiar.  Cuando en realidad lo que había pasado era que su padre había sido asesinado.
El gesto del querido ministro de justicia, desde ahora ya más que entrañable, es tomarnos a todos por tontos.
Como uno es coetáneo del querido ministro, siempre recordaré unas declaraciones de su padre, también político, José María Ruiz Gallardón, hablando de él, pues ya empezaba también en política siendo muy joven, y dijo que él ya solía decir a sus compañeros de partido, en Alianza Popular, que su hijo era mucho más de derechas que él. Por lo tanto, no va a ser este vecino quien le contradiga.
Como ya siento que se me está alterando la tensión al hablar de las filias y sobre todo de las fobias, a modo de resumen sobre la política actual,  diré que… cualquier canción con Diana Navarro dentro, es mejor.

*FOTO: DE LA RED

martes, 11 de diciembre de 2012

EL TIMO DEL CUMPLEAÑOS


Desde que se han inventado la escusa de que esta crisis es culpa nuestra, por haber malgastado el dinero, y más de uno se lo ha creído, parece que ya todo vale.
La penúltima ha sido de La Asociación de Empresarios del Casco Histórico de Santa Cruz de La Palma, en Canarias.  Pese a las duras críticas vertidas por varios sindicatos, se mantiene firme en el desarrollo de su campaña de Navidad, cuyo premio es un puesto de trabajo de seis meses.
Tras estar un buen rato pensando desde su atalaya, este vecino del mundo, y dejando al margen lo denigrante  que resultará para la mayoría, la decisión de sortear un puesto de trabajo, todavía no ve donde está la donación del premio.
Un regalo sería si te tocara el sueldo de seis meses sin trabajar, pero no es el caso. No se trata de vagancia, sino de que mediante la publicidad te quieren dar gato por liebre, y en realidad se están ahorrando el regalo que hacían otros años los mismos comerciantes, porque el que reciba el premio de trabajar, cobrará por trabajo realizado.
Los especialistas en magia, gran parte de su éxito lo basan en hacer creer aquello que no es, y este hecho es en sí pura magia.
Fea es la situación  actual, y se va a poner peor si perdemos el norte y la noción del valor de las cosas.
Es duro el decirlo pero trabajo hay, y al decirlo este vecino del mundo no ha descubierto América, el problema es cuánto te quieren pagar por realizarlo, y en el caso que nos atañe quieren hacer creer, quisiera pensar que sin malicia, que trabajar es un regalo, cuando el verdadero regalo se lo hacen los empresarios mismos ahorrándose el premio de este año, mientras se disfrazan de una especie de O.N.G. de trabajo sin fronteras.
Recuerdo hace muchos años, todavía en blanco y negro, cuando estudiaba en un colegio de curas, y la mayoría de los padres, obreros, hacían ingeniería financiera para podernos educar “de pago”. Y los curas nos sugerían todos los años, sin que se enterara el señor director, eso decían, el regalo a hacerle en el día de su cumpleaños, y siempre eran grandes regalos, como un equipo de música, que no nos podíamos hacer nosotros mismos por, como se dice ahora, falta de liquidez.  Sin embargo, cada vez que lo pienso ahora me sube la tensión, nosotros “sorprendíamos” a la cabeza visible del cotarro, un año sí y el otro también, con espléndidos regalos.
Ni que decir tiene que el caso del sorteo de La Palma, me ha recordado mucho, por cuestión de la sutileza empleada, a aquel timo del cumpleaños, y encima, estábamos muy orgullosos por sorprender al director cada año.
 No aprenderemos nunca, porque no hay mejor timo que aquel no detectado como tal.

*FOTO: DE LA RED
         

lunes, 10 de diciembre de 2012

PASARSE DE LISTO


Para ahora ya todos nos hemos enterado del caso de la locutora de radio australiana, y su compañero de emisora, que haciéndose pasar por la reina de Inglaterra, pidió en una llamada telefónica al hospital correspondiente, que le pasaran información sobre su nieta, ingresada por molestias en el embarazo, y los acontecimientos posteriores con el presunto suicidio de la enfermera que recibió la llamada en primer lugar.
Como en todo, hay gente que está en contra de lo que hizo la locutora australiana, y al final la emisora que es donde trabaja, y gente a favor, especialmente, por lo que he oído, en alguna emisora de radio de ámbito nacional.
Se está catalogando el hecho de la llamada, como una mera broma, y sin embargo como la llamada “coló” y se supo información privilegiada sobre el estado de la paciente, eso luego ya era bombazo informativo, y descrédito para la seguridad que rodea a la familia real británica.
En primer lugar, para catalogar este hecho como broma y poderlo emitir hay que pedir el consentimiento del sujeto paciente, y éste no fue el caso. Ahora se dice que la emisora llamó varias veces al hospital para intentar obtener este permiso y no pudieron contactar.
También se está diciendo ahora, que el desenlace con respecto al comportamiento de la enfermera  fallecida no es normal, que tenía que sufrir de algo y debería de haber estado de baja y con medicación.
Este vecino del mundo quiere poner un ejemplo que aunque no tiene nada que ver, puede aclarar el tema:
Una persona joven todavía, está con unos amigos, y para pasar el tiempo en una tarde aburrida de verano, deciden jugar a futbol durante un rato en una plazoleta en la que en ese momento no hay nadie, ni un cartel que prohíba practicar deportes. Al cabo de un rato, uno de los jugadores pega un balonazo, y como consecuencia del hecho, el balón se incrusta en una ventana de un edificio cercano, y se rompe el cristal de la ventana, y es más, la mala suerte continua, pues esa ventana daba a la cocina de una familia que en ese momento estaba cocinando, y al pegar a la sartén comienza un incendio. ¿Los que estaban jugando a futbol ahora no se van hacer responsables de lo ocurrido?
Seguro que si cada uno de nosotros pensamos que esa casa, la del ejemplo, es nuestra, tendremos claro que el imprudente deberá de pagar los gastos ocasionados.
Lo que hicieron la locutora de radio y su compañero de emisora fue una imprudencia disfrazada, primero de broma, y luego de bombazo informativo,  porque hay que recordar que la citada locutora no se presentó durante la llamada como ella misma, sino que suplantó no solo a otra persona, sino a la mismísima reina de Inglaterra
De todas las maneras, para ahora la emisora australiana ya ha destituido  a los implicados y quitado el programa, pero seguro que ésto es solo el comienzo.  Y no nos engañemos, ésto no va en contra del derecho a la información, porque ésto es otra cosa, que en mi pueblo se definiría como pasarse de listo.

*FOTO: DE LA RED

sábado, 8 de diciembre de 2012

RECURSOS A LA DONOSTIARRA


“Que por mayo era por mayo cuando hacían la estación…”
Remedando al clásico se podía decir así, después de  que ya se ha confirmado el comienzo en mayo del año que viene de las obras de la famosa, y eso que todavía no se ha realizado, estación de autobuses donostiarra.
Desde la atalaya en que este vecino del mundo observa y luego escribe, es sinceramente muy difícil de creer que no haya cambios de fechas ni atrasos sine die, porque si en épocas de vacas gordísimas no comenzamos las obras, ahora si eso ocurre deberíamos de salir en primera plana de cualquier periódico a nivel mundial.
De todas maneras, el donostiarra de pro tiene sus propios recursos para animarse en épocas en que vienen mal dadas. Lo más manido es apelar en cualquier momento al  “marco incomparable” como si con eso, con tener un paisaje envidiable, se arreglara todo.
Es triste decirlo, pero para tener ese paisaje no hemos hecho nada, la mera casualidad, porque si hubiéramos tenido que comprarlo, todavía estaríamos sin decorado.  Con eso de que para cualquier cosa hay que crear comisiones a favor y en contra, al final como no se ponen de acuerdo, siempre nos quedamos sin nada. Y sino a las pruebas me remito en lo que a estación de autobuses se refiere, que andamos pelando la pava desde mediados de los setenta ( sí, del siglo anterior), y de lo que ya nos hemos hecho eco en esta atalaya en múltiples ocasiones.
Lo del marco incomparable viene al pelo para explicar cómo es el donostiarra. Él es muy de observar, organiza grandes fiestas en la Semana Grande, pero normalmente la participación es para mirar; charangas, para ver, con muy poca gente bailando por detrás; concurso internacional de fuegos artificiales, para mirar, otra vez. Es que el donostiarra nunca  se descompone, y menos en una fiesta.
Otro recurso donostiarra es recurrir a la imaginación para intentar competir, muchas veces con el vecino vizcaíno. Que ellos tienen metro, a nosotros nos da lo mismo, cogemos el viejo tren del “topo” (por los años que ya tiene, aunque las unidades sean nuevas), le cambiamos el nombre, le bautizamos como “metro”, y…¡fuera complejos!, para nosotros la honra y para ellos el dinero.
En cualquier caso, siendo así, no hacemos mal a nadie, solo a nosotros, y además, no nos vamos a quejar, para no descomponer la imagen.

*DIBUJO: DE LA RED

viernes, 7 de diciembre de 2012

HISTORIAS DE LA HISTORIA

Hoy ha sido día de fiesta en toda España, ayer para el lector,  y si preguntamos, más de dos no tendrán ni idea de qué fiesta era.
Hay fiestas, como la de Navidad, día de Reyes, el día de la Virgen, que están en la mente de todos, pero para muchos, el día de la Constitución, es una fiesta más.
Tengo un amigo, licenciado en Historia, que no en “historias”, que de eso hay mucho, sobre todo para justificarse, que hace ya unos diez años, me dijo que había preguntado en un examen quién era Franco, y muy pocos de la clase sabían quién era.
Como todo, lo anterior puede tener su parte buena y su parte mala. Lo mismo que en mi niñez, finales de los cincuenta, los padres intentaban delante nuestro no hablarnos de la guerra, nosotros no hemos dado ninguna información del cambio político que surgió en España a partir del dictador a nuestros hijos, quizás confiando en que lo aprendieran en la escuela, o para protegerles vaya usted a saber de qué. Y eso también conviene ponerlo en tela de juicio, porque si antes se escribía una historia para España, parece que ahora cada autonomía se fabrica su historia, como la ropa, de quita y pon.
El otro día escuché en la radio declaraciones de un político catalán, de tendencia nacionalista, diciendo que después de treinta y cinco años de un intento de vivir en armonía con el plan autonómico, como éste estaba claro que no daba resultado, era necesario “volver” a ser un país con identidad propia.
La verdad es que al oír ésto, lo primero que deduje es que este vecino del mundo había debido de faltar algún día a clase, porque la historia de la historia que a mí me habían contado e incluso estudiado no era esa, y además frecuentemente se confunde la historia con la histeria.
Nadie quiere una nueva guerra civil, cualquier guerra es horrorosa, por eso siempre es mejor aprender de los errores, y una manera es enterarse de cómo hemos llegado al ahora, mediante la historia.
Por eso no es un buen signo, y volvemos al comienzo de este artículo,  eso de que mucha gente no sepa el por qué de la fiesta de ayer, y por supuesto ni les suene los nombres de muchas personas que en aquel momento se batieron el cobre, para comenzar de nuevo en una España, que empezaba a andar otra vez, después de haber estado parapléjica, por una dictadura, durante cuarenta años.

*FOTO: DE LA RED

miércoles, 5 de diciembre de 2012

PIANISTAS DE LA POLÍTICA

Lo mismo que cada vez están más cerca las fechas navideñas, y culminando esos días, el día de Reyes, parece que ahora, que no hay elecciones en ninguna autonomía, sí se acerca la fecha de petición del ya famoso rescate de los fondos europeos.
Desde esta ventana al mundo y con la neurona que todavía me queda me hago una pregunta:
Nos están recordando un día sí y el otro también, que todo ésto viene porque “todos” hemos vivido por encima de nuestras posibilidades, y sin embargo como panacea para arreglarlo todo, los Reyes Magos europeos nos van a traer una pila de millones para hacer frente a todos los agujeros que tenemos, que más que un país esto ya parece un queso gruyer. Y este vecino se pregunta, los regalos de navidad al final se pagan, y estos millones aunque nos den muchísimas facilidades habrá que pagarlos, y además con intereses aunque sean bajos, ¿si todo ésto que estamos sufriendo es por habernos gastado más de lo que teníamos, ahora que no tenemos nada, pues ya no nos queda ni la vergüenza torera, cómo lo vamos a pagar? O a lo mejor lo que quieren es, como si iríamos a tomar un trago a una cafetería de postín, más tiesos que tiesos, y el último en salir que pague como pueda.
Personalmente no creo que la actual crisis se solvente con más gasto, aunque sea a la larga, porque desde pequeño aprendí que si no tenía dinero, o dinero suficiente para lo que yo quería, no podía ser, y además era imposible.
De todas las maneras este vecino desde su inocencia piensa que si a todos los chorizos patrios que han pillado, y a los que a buen seguro pillarán con las manos en la caja, les hicieran devolver aquello que no era suyo, otro gallo nos iba a cantar y menos dinero habría que pedir prestado.
Todavía no he visto ningún caso, y no será porque no estoy atento, que los políticos pianistas de piano ajeno han tenido que devolver hasta el último euro que se les había pegado en los dedos. Y lo mismo deberían hacer frente a sus faltas, esos genios que tuvieron ideas como aeropuertos sin aviones, estaciones de ave sin pasajeros y edificios gubernamentales vacíos. En cualquier trabajo si metes la pata, vas a tener serios problemas con tus superiores, sin embargo en la política nunca pasa nada, y eso que en época electoral, ellos, los pianistas políticos, te recuerdan una y otra vez, que van a trabajar para nosotros, y al final resulta que los jefes son ellos.

*FOTO: DE LA RED

martes, 4 de diciembre de 2012

DE BUITRES Y CHORIZOS


En la debacle que están sufriendo los Lakers,  han sido muy aireadas las palabras lanzadas por Kobe Bryant  a nuestro gran bastión en la NBA, Pau Gasol, conminándole a que se comporte como un hombre, como único recurso para darle la vuelta a la crisis que se ciñe sobre su juego, y consecuentemente sobre el equipo.
Dentro de nuestra piel de toro, un toro malherido por la avaricia de muchos, haría falta más de un Kobe Bryant  para servir como azote de todo aquel cuyo comportamiento dejara más que desear.
El último caso descubierto, por ahora, es el del otrora presidente de la patronal y del grupo Marsans, Gerardo Díaz Ferrán, que recurrió a lo  que se denomina un fondo buitre, para que mientras en apariencia intentaba arreglar el caos que reinaba en su empresa, lo único que quería era entorpecer al máximo los procedimientos concursales de sus empresas para no pagar las deudas a proveedores y trabajadores. La declaración de un empleado del despacho jurídico utilizado para tal menester, ha aclarado ante el juez de la Audiencia Nacional, Pablo Ruz, todo tipo de chanchullos que se empleaban en esa oficina para evitar el pago de deudas de empresas ruinosas.
Lo triste de este caso es que esta oficina, en Valencia, del Señor Angel de Cabo,  presuntamente estaba especializada en hacer el paripé de comprar empresas para reflotarlas, siendo el objetivo real, desvalijar las compañías, apartando mediante todo tipo de ardides, sus bienes de los concursos de acreedores, para lucrarse directamente de ellos. Los bienes que lograban sacar de los concursos los vendían luego y se repartían las ganancias entre De Cabo y los propietarios de las firmas ahora arruinadas.
Se ha sabido también que por ésta había pasado, entre otros, Nueva Rumasa, de la familia Ruiz-Mateos.
Mediante todo tipo de chanchullos tanto legales como utilizando chantajes  evitaban pagar a los acreedores, y como vulgarmente se dice, se iban de rositas.
Lo triste de todo esto es que durante muchos años, personas  como Diaz Ferrán, desde su tan significativo puesto de la patronal, han recriminado a los trabajadores su falta de pujanza en el trabajo y de pensar solo en su bolsillo, sin embargo, ahora se ha sabido que él pudo ocultar dos pisos de lujo en Nueva York y un yate, mientras sus empleados se hundían en las arenas movedizas de la crisis.
Por otra parte, familias tan religiosas como la de Ruiz-Mateos, al parecer, no estaban esperando a ser recompensadas en la otra vida, sino que ellos mismos ya se habían encargado de vivir en ésta precisamente como Dios.
El Señor Kobe Bryant y su filosofía sobre el honor y comportarse como un hombre iban a ser totalmente incomprendidos  por un país donde prima la religión de la avaricia, y de la figura del “chorizo” dentro y fuera de la gastronomía.

*FOTO: DE LA RED