viernes, 30 de noviembre de 2012

PODER TOCAR EL GÉNERO


Algunas veces uno tiene la sensación de ser un bicho raro al comprobar que no ha hecho cosas que al parecer otras personas hacen normalmente, y de haber vivido, en ese caso, una vida de lo más anodina.
Esa es la sensación que le ha invadido a este vecino del mundo al enterarse de lo presuntamente ocurrido entre los estudiantes del campus de la Universidad de Deusto en Bilbao, donde presuntamente, han sido pirateados miles de archivos de sus móviles y portátiles.
Al parecer, y según se comenta, quien más quien menos llevaba archivos íntimos, que al publicarse harían sonrojarse hasta a la mismísima Emmanuelle, el personaje cinematográfico.
En mi juventud, donde todavía no existían los teléfonos móviles, nadie hubiera osado a sacarse fotos íntimas, por aquello de tener que llevarlas a las tiendas de revelado. Ahora ese proceso no es necesario, y cambia mucho el escenario, pero me niego a pensar que los chicos y las chicas de ahora hagan competiciones de quien la tiene más grande o frondosa, o “mira lo que te está esperando, cariño”.
De todas las maneras algo muy raro ha ocurrido en el caso que nos atañe, pues nadie al menos confiesa ser uno de los sujetos que aparecen en los archivos sacados a la luz pública, por lo que en cualquier momento se pudiera decir que esas fotos provienen de algún otro lugar.
Como todo esto de los teléfonos móviles e internet en realidad no lleva mucho tiempo realmente, todavía estamos en mantillas en lo que a sufrir las consecuencias de ser pirateados, y no queremos pensar que de la intimidad, a ser observado por millones de personas, hay un paso muy estrecho.
Hay máximas, sin embargo, que han servido siempre y seguirán sirviendo en la era digital, o en cualquier otra que pudiera venir, como esa que nos aconsejaba nuestra madre desde muy pequeños, de que “si no quieres que trascienda un secreto, no se lo digas a nadie”. Y todo dispositivo móvil, incluidos los ordenadores sean de sobremesa o portátiles, han demostrado hace mucho tiempo ser “amigos” no muy seguros, o de lengua muy larga.
Visto lo visto, queda patente que si queremos que alguien nos vea nuestros más rizados secretos, es mejor que esté presente a que se lo comenten las nuevas tecnologías, además de esta manera siempre existe la posibilidad de poder tocar el género, y nunca mejor dicho.

*FOTO: DE LA RED

jueves, 29 de noviembre de 2012

EL ABUELO TUNEADO

Estos días no paran de llegarnos noticias sobre el rey, Juan Carlos I, y su fuerte salud de hierro, y en este caso la expresión está fundamentada por la cantidad de “apliques”, en los comics les llamarían “gadgets”, que de un tiempo a esta parte le están colocando. Utilizando un lenguaje juvenil, está siendo tuneado un día sí y el otro también.
Lo que ocurre es que con esta exposición a los medios, otra cosa es si buscada o encontrada, se da una gran contradicción con el ambiente general de lo que está ocurriendo en su reino.
En un país sometido un día sí y el otro también al repiqueteo de la tijera recortadora, no es de recibo ese aparente frenesí en lo último en tecnología reparadora y a la velocidad que se lo están haciendo. Además otra de las sensaciones dadas es que no hay que reparar en gastos.
Ayer salía a la luz un estudio por el que el normal de los mortales hubiera tardado más de ciento cincuenta días en recibir esa atención medica, la cual desde esta atalaya vecinal se pone en cuarentena, porque una cosa es el ser atendido y otra el recibir la atención y los cuidados de nuestro monarca.
Otra de las contradicciones que se pueden captar es que al rededor del rey hay un montón de gente, especialmente médicos, pero para el normal de los mortales al monarca se le ve muy solo.
En una familia normal y corriente, cuando especialmente el cabeza de familia es internado, el resto de sus miembros se va alternando en sus cuidados, y de nada me vale el que me digan que ya todos los hijos tienen sus familias y sus cargos. Precisamente por eso mismo, porque se podrían escaquear de sus deberes laborales mejor que todos nosotros, la sensación que se percibe es la de soledad. Un museo, o una obra de arte, recibe muchísimas visitas, pero al final del día, está solo.
La exposición a los medios, además, este fin de semana, de toda la familia unida, con la inclusión del Señor Urdangarín, puede dar lugar a más de una pregunta, y contradicción con respecto a lo que se nos cuenta que ocurre y a lo que ocurre en realidad.
Por cierto, y retomando la idea de la soledad de un museo, la imagen de la familia real llegando al hospital este fin de semana, recordaba a un grupo de turistas sedientos de obras de arte, en el que al verles, te preguntabas dónde llevarian la cámara de fotos. Otra cosa es la plebe infantil que estaba predispuesta a ver a su héroe, al abuelo tuneado al estilo robocop.

*FOTO: DE LA RED

miércoles, 28 de noviembre de 2012

CON LA BOCA ABIERTA

Este vecino del mundo lleva unas veinticuatro horas en las que aunque no para de estar en su ventana mirando, lo único que ve es su vida.
Me explico: ayer tuve una cita con mi dentista favorito, y como siempre, me dejó con la boca abierta. Esta vez no por su locuacidad y buenas maneras, sino que me sacó una muela y me puso un implante, o al menos, como en un libro de los de ahora, la primera parte de él.
En realidad, lo que sufrí no deja de ser una intervención quirúrgica, y como ya me lo había advertido mi galeno favorito, las molestias, una vez pasado el efecto de la anestesia local, son más que evidentes, por lo que si no me puedo gestionar yo mismo, difícilmente puedo pensar en el resto del mundo.
De todas maneras, en los momentos de la ausencia de molestias, lo más parecido al Edén, me ha dado tiempo ha elaborar una teoría, por la cual las personas no piensan, las que lo hacen, con el cerebro, como se pensaba hasta ahora, sino con la boca misma. De ahí se puede comprender el por qué no me podía concentrar y enfocar mi pensamiento.
No comprendo como hasta ahora no ha habido ninguna otra persona que haya llegado a esta conclusión antes, cuando estamos rodeados de signos más que evidentes.
Conectas la radio, y los colaboradores de cualquier programa, a medida que se les va calentando el pensamiento, en este caso en la boca, pueden decir cualquier barbaridad disfrazada de cultura y buenas palabras, además por aquello del corporativismo, y de esa ley tácita de no me pises el juanete y yo no te pisaré el tuyo, normalmente no se corrigen, que no es lo mismo que contradecir.
Enciendes la televisión, y en especial en ciertos programas, puedes enterarte con aires de primicia mundial, de cómo es, por ejemplo, una reina de la copla vista mediante los ojos de una mujer que durante un tiempo trabajó para ella, y como no salió muy bien de allí, porque evidentemente si hubiera estado bien, allí seguiría, le pone de vuelta y media, y cuánto más le paguen en el citado programa, la vuelta y media se puede convertir en más vueltas que una carrera de Formula 1.
No comprendo cómo a estos programas se les llama “del corazón” cuando precisamente hay de todo menos eso, corazón, en la mayoría de las declaraciones.
Volviendo al tema de “la boca”, últimamente todo el mundo la tiene caliente y presta a poner de vuelta y media a cualquiera que se le ponga por delante.
Una prueba de ello es lo ocurrido estos días pasados, al filtrarse ochenta y un números de teléfono de todo tipo de famosos españoles, a través de una página en internet, y posteriormente también recogidas en las llamadas redes sociales.
La mayoría de los incluidos en la lista ya han tenido que cambiar de teléfono, por tenerlo colapsado, y precisamente no con llamadas en las que la gente les dice lo buenos que son y lo que les admiran.
Quizás, internet ha democratizado en cierta manera la fama, y es más fácil ahora acceder a esos cinco minutos de gloria, y el hacernos pensar, con la accesibilidad de las redes a cualquier lugar, de que en realidad todos pertenecemos ya a una misma familia, y no hay que olvidar que en muchas de ellas, las luchas del poder por el poder son constantes.
Estamos en una época, influenciados especialmente por la televisión y la proximidad extrema del famoso, al que ya vemos como uno más de la familia, y nos creemos capacitados para decirles cualquier cosa, eso sí, sin pasar por el cerebro; haciéndolo directamente desde la boca, y nunca conviene olvidar de que por la boca muere el pez. 

*FOTO: DE LA RED 


lunes, 26 de noviembre de 2012

SIN HACER RUIDO...JUAN CARLOS CALDERÓN

Últimamente da miedo asomarse a los medios de comunicación, porque un día sí y el otro también nos están abandonando personas que fueron referentes en nuestra vida. El último ha sido uno de los encargados de crear la banda sonora de mi juventud, y de la de muchos de mi edad: Juan Carlos Calderón.
Para aquellos que pasaron los granos de la pubertad a principios de los setenta, gente como Mocedades, Sergio y Estibaliz, Trigo Limpio, y muchos más, tienen como nexo en común a un grande de los grandes, que normalmente se encontraba en la sombra, pero que aún así hacía que todo lo que tocara, y nunca mejor dicho, tuviese gran calidad.
Su afición y la razón por la que se traslado de Santander, su ciudad natal, a Madrid, fue el jazz, formando diferentes grupos, afición que nunca abandonó.
Sus propuestas, con los diferentes artistas que trabajó, eran netamente comerciales, y es lo que se vendía en la época, pero con un marchamo de calidad de la primera a la última nota.
De las pocas entrevistas que daba siempre se aprendía algo, eran una especie de conferencia televisada.
Recuerdo que él consideraba al inglés como el idioma más musical, por el sonido de sus palabras. Decía que el sonido de la letra “j”, en castellano, era demasiado fuerte para incluirlo en una composición, y sin embargo había palabras que eran muy musicales y sugerentes, como “volver” por ejemplo, palabra que luego utilizó en sus diferentes declinaciones en “Tu volverás”, con Sergio y Estibaliz.
Su imagen a lo Richard Clayderman, cuando éste todavía ni había soñado en tocar el piano, gustaba a las jovencitas, y a sus madres, que al final eran quienes les daban el dinero para comprar los discos.
Recuerdo también a vuela pluma que otro famoso de la época, y que también nos abandonó haces unos años, Don Pedro Masó, le adjudicó la banda sonora, y utilizó sus canciones, en la voz de Mocedades, para la polémica película de la época “Las adolescentes” (1975).
Si hubiera que nombrar solo un trabajo de los suyos, y aunque a él como a todos los compositores nos les gusta hacer distinciones entre sus diferentes hijos, éste sin duda sería “Eres tú”, que en la voz de Mocedades, presentó en el Festival de Eurovisión en 1973, obteniendo el segundo premio, y el favor del público.
Juan Carlos Calderón, cántabro de pro, nos ha dejado sin hacer ruido, y es que lo suyo era la música, y ésta es la antítesis de eso, del ruido. Todo un profesional en hacernos sentir y soñar mediante el pentagrama. Desde hoy la vida es un poco más triste sin él. Descanse en paz.

*FOTO: DE LA RED

domingo, 25 de noviembre de 2012

LAS ALUBIAS DE TOLOSA Y EL MANUAL DEL POLÍTICO AVEZADO

Más de uno de los que me lee sabe que ayer este vecino tenía una cita ineludible con esa joya de los campos de Tolosa, llamada alubia. Unos cuantos locos que nos hemos conocido mediante el blog de una amiga (http://blogs.diariovasco.com/apartirdelos50), nos reuníamos para dar buena cuenta de una alubiada, acompañada, pero en plato separado, por aquello de no mezclar sabores, de chorizo, morcilla, y costilla, o lo que al menos por aquí se denomina como "alubias con sus sacramentos”. Para que luego se ponga en duda la huella de la iglesia en nuestra vida diaria. No me extrañaría que unos cuantos ateos, como consecuencia de esa comida, caigan como Pablo de su caballo, y a partir de ese momento se conviertan en una especie de misioneros, sino de la religión católica, sí del buen yantar.
Después de una buena comida como la de ayer, la vida y sus problemas se ven de otra manera, se relativizan, y pensándolo bien, el problema de la política actual, quizás viene de la mesa. Me explico.
Bien es sabido, que un político de esos de plaza en el congreso de los diputados, por ejemplo, normalmente va bien comido y bien servido, y quizás por eso, los problemas desde su punto de vista, y no de la ciudadanía en general, son menores.
Lo mismo que en el congreso y en el senado, hay una serie de normas, para las intervenciones de cada uno de ellos, debería de existir también una especie de menú del buen político, que fuera más bien escaso, de tal manera que se tuvieran que ganar más ingredientes para su menú diario, mediante actuaciones brillantes en su bancada. Aquellos que hayan tenido una semana gris en lo relacionado con su trabajo, deberían de ser obligados a mantener una especie de ayuno. Eso les serviría de estimulo, y les afilaría a la vez que sus dientes, sus armas como político al uso, viendo las necesidades de los ciudadanos a los que representan y que él mismo está sufriendo en sus carnes, o más bien en la ausencia de ellas.
Un político, como un buen perro de caza, y salvando las distancias, por supuesto, con una comida al día, tiene que estar ágil como un podenco, y no se le debe de escapar ni una oportunidad para mejorar la vida de sus representados, y consecuentemente, de su menú diario.
Si siempre se ha dicho, al menos durante una época en España, que “la letra con sangre entra”, también es muy conocido eso de que “la ocasión la pintan calva” y si siguiéramos las directrices aquí expuestas, dentro de un tiempo al político avezado y despierto se le distinguiría por su delgadez, y no por tener el riñón forrado, como hasta ahora, no solo de dinero, sino de grasa.

*FOTO: DE LA RED

sábado, 24 de noviembre de 2012

LA IMPORTANCIA DEL BUEY Y EL ASNO

Este vecino del mundo y su relación con el catolicismo es igual, y salvando las distancias, naturalmente, que la que tiene con el gimnasio, está apuntado, pero va muy de vez en cuando, aunque ir quiere ir.
Sin embargo, como ocurre con todo aquello a lo que has procesado un sentimiento especial, las idas y venidas de todo lo querido, después en cierta manera, no te dejan indiferente.
Las recientes declaraciones del Papa Benedicto XVI en su último libro sobre la infancia de Jesús, en las que se niega que en el Evangelio se hable de la existencia del buey y el asno en el pesebre, han dejado a muchos católicos no estupefactos, pero sí fuera de onda, no por la importancia de esta, digamos, declaración, sino porque las más altas instancias de la Iglesia no parecen estar en sintonía con las preocupaciones del católico de andar por casa.
En una época en que mucha gente se las está viendo y deseando para poder comer, y que un gobierno sí y el otro también esté estrujando el bolsillo del sufridor, sea católico o no, parece que a la Iglesia le trae sin cuidado, y nunca mejor dicho, prefiere hablar del sexo de los ángeles.
Quizás, y siguiendo en tono de humor, por no llorar, los católicos catalanes, sean nacionalistas o no, y con relación al portal de Belén, esperan en cualquier momento las declaraciones de la cabeza visible de la Iglesia sobre si existió el “caganer” o no, y de ser positiva la respuesta, si se sabe en qué pensaba el citado caganer mientras estaba en cuclillas.
Sería mucho más humano para la Iglesia en sí, el confesar posibles errores de sus miembros, como esos presuntos casos de abuso, y practicar el famoso “propósito de enmienda”. Sin embargo, parece que por ahora solo podemos aspirar a ahorrarnos unos pocos euros, al quitar dos figuras claves en cualquier Belén que se precie, sin contar con los innumerables “villancicos” que tendrán que ser enmendados.
Este vecino del mundo desearía también que el Papa se pronunciara sobre algo más mundano, como es el horario de las tiendas en el templo, si debieran abrir durante todo el día, o directamente cerrarlas por estar en contra del deseo de Jesús, y de transformar su templo, en el Vaticano, en la gallina de los huevos de oro.
Como dice el chiste, teniendo en cuenta que todo empezó en un pesebre, han llegado muy lejos, para que luego hablen de Amancio Ortega.
Y es que es triste decirlo pero, una cosa es Dios, y otra la Iglesia.

*FOTO: DE LA RED

viernes, 23 de noviembre de 2012

CHENCHO, VUELVE, QUE TU FAMILIA TE QUIERE


Está claro eso de “renovarse o morir”, y todo aquel que tiene ahora un negocio le da a la “materia gris”, como hubiera dicho Hércules Poirot, para promocionar su negocio.
Aquel que puede oferta productos en su negocio, pero a este vecino del mundo le da la impresión, de que todo se mueve para quedarse igual.
A nivel de bares se ha inventado hace un tiempo el día del pincho+pote, y en ese momento te puedes poner  “ciego” tanto de vino como de pinchos, pero el resto de la semana, si te puedes permitir el salir, tienes que andar con una calculadora para no salirte del presupuesto.
Ahora ya no hay en las tiendas aquellas ofertas de “dos al precio de uno”. Las ofertas en los supermercados parecen ahora concursos de televisión, y tienes que calcular si te conviene o te intentan dar gato por liebre. Frases como “llévese tres y el tercero le sale al cincuenta por ciento”, te invitan como mencionado anteriormente, a que lleves la calculadora contigo.
En realidad todas las tiendas se quejan, el comercio pequeño, de las grandes superficies, y éstos, del gobierno, porque no les deja horario libre.
Sin embargo, nadie se sienta a reflexionar de que lo justo sería bajarse los precios un tanto por ciento, de acuerdo con el nivel de vida actual.
Todos han vivido fenomenal,  con burbuja inmobiliaria o sin ella, pero ésta ya explotó y todavía estamos sordos de la deflagración, y lo mismo que al currito de a pie en muy pocos meses le han quitado prácticamente todos los derechos adquiridos en su trabajo, los propietarios de los negocios en general, se deben de dar cuenta que la época de las “mil y una noches” ya pasó, y que aquellos perros que estaban atados con longaniza, del hambre que pasaban se comieron la longaniza, y mordieron a su amo.
También hay trucos que ya no cuelan como el cobrar por las bolsas en muchas grandes superficies, por aquello de cuidar la biosfera, y sin embargo luego, esas mismas empresas, como EROSKI, junto con la factura te dan otros cuatro o cinco papeles, de “presuntas”  ofertas, que si compras dos productos de “nosequé”, que ni si quiera conoces, el tercero te sale gratis. Con esa cantidad de papeles dados, multiplicado por las visitas recibidas en todo el año…adiós a la masa forestal en el Amazonas.
Parte de la crisis económica actual se irá arreglando cuando a ti como cliente, en los negocios no te cobren sus productos por lo que “valen” sino por lo que “cuestan” , que en eso hay una gran diferencia.
Hay que quitarse el disfraz de películas futuristas, y ponerse el traje que nos corresponde ahora, y que sería el de una película como “La gran familia”, en la que Chencho, el niño pequeño perdido en las Navidades,  sería los precios perdidos y nuestra inocencia con ellos. ¡Chencho, vuelve, que tu familia te quiere!

*FOTO: DE LA RED

jueves, 22 de noviembre de 2012

LA ESTRELLA TAMBIÉN EN NAVIDAD



Antes alguien escribía un libro o dos y se hacía famoso.  Antes alguien conseguía unos cuantos éxitos en el mundo de la canción, y se hacía famoso.
Ahora, alguien se puede hacer famoso por aparecer en todos los saraos de la noche madrileña, o por ser amigo o enemigo de alguien, o por haber cumplido las expectativas sexuales de cualquier  “ya” famoso,  o porque ha podido decir cualquier estupidez graciosa por internet, y de un día para otro tiene sesenta mil seguidores, como en tiempos de Cristo, pero sin arena y sin sed.
Ya tenemos al ahora famoso, y debemos encontrarle una profesión. Si el ahora famoso o famosa fuera de alta alcurnia, es fácil, le hacemos en un pispas diseñador, por ejemplo de zapatos, de joyas, de vestidos de faralaes (no reíros, que hay alguna por ahí), o ya puestos diseñador de todo, da lo mismo. También hay una variante que sería aparecer en todos los desfiles de moda, no sé muy bien para qué, pero debe de dar dinero porque todos lo hacen.
Si el famoso proviene de algún reality televisivo, de primeras le haremos animador  de salas de fiesta, y poco a poco si va depurando su lenguaje, le podemos hacer contertulio.  En cuanto a sus formas, cuanto más faltón y asilvestrado sea mejor que mejor, y como dirá eso de que “yo lo que pienso te lo digo a la cara”, tiene todo perdonado, porque es así, y no puede cambiar.
Si el ahora famoso, lo es por trabajar ya en la tele como periodista, hará anuncios de todo tipo en su programa. No es broma, hasta los hombres o mujeres del tiempo ahora hacen publicidad entre borrasca y borrasca.
Si el periodista famoso se dedica al cotilleo es mejor que sea de maneras y vestimenta afectadas. Y para él será una especie de doctorado el que un buen día presente un libro, que normalmente no lo escriben ellos, sino que se lo narran a un “negro” (no por su color de piel, sino por trabajar en la oscuridad  y, normalmente, no trascender su nombre).
Estos días está ocurriendo algo curioso con el presentador de televisión Jorge Javier Vazquez. Ha escrito un libro, bueno, él ya ha dicho que le han ayudado, y entre bromas y veras lo está promocionando todo el tiempo en su programa. Creo que debe  de ir por la quinta edición en pocos días. Sin embargo, se me ocurre preguntar, sin malicia, de cuántos ejemplares se compone cada edición, porque si son mil, entre los que regala a los amigos que van pasando por la tele, y al mismo público de su programa,  al final no son tantos después de todo los que ha podido vender.
Por cierto, y ya para terminar, teniendo en cuenta las fechas que dentro de poco nos van a invadir, si el famoso es actor de fama internacional, no está de más, que saque/diseñe, antes se diría una colonia, ahora se denomina “fragancia”, viene a ser lo mismo pero mucho más caro.
Y como signo inequívoco, de que al fin y al cabo también son humanos, tienen que representar a alguna O.N.G. y relatarnos sin ningún tipo de maquillaje desde el mismo lugar donde ocurre, los avatares que los pobres están sufriendo, y que si no fuera por ellos, nosotros no les ayudaríamos, porque como en todas las facetas de la vida, ellos, los famosos, son la estrella que nos tiene que guiar, y más en Navidad.

*DIBUJO: DE LA RED

miércoles, 21 de noviembre de 2012

EL CHATÍN Y LA MALA EDUCACIÓN



Si de algo no puede ser sospechoso este vecino del mundo es de tener sentido del humor.  Sin embargo, en declaraciones como  las realizadas por el actor Arturo Fernandez, en las que se mete con la supuesta fealdad  de la gente que sale en las manifestaciones, no le ve el humor por ningún lado. Incluso es más, quien critica se expone a ser criticado.
La verdad es que no es plato de buen  gusto hablar de la gente mayor, y el Señor Arturo Fernandez es muy mayor, y hasta ahora merecía el respeto de este vecino que además ha ido a más de una de sus producciones.
En primer lugar solo a una persona mayor se le dice, como le dicen a él, lo bien que se conserva, y es mejor respetar el diseño físico de la naturaleza, que llegar a parecer oriental, de lo que uno presuntamente se ha podido estirar la piel. Y en estas declaraciones realizadas a una cadena muy, muy diestra, recuerda al Marlon Brando, con muchos más años, por supuesto,  de “La casa de té de la luna de agosto”.
Un actor siempre debería de cuidar muy mucho sus líneas de expresión en la cara, a no ser que en sus actuaciones pueda cuidar más la calidad de sus trajes, e incluso elija a sus compañeras de reparto más por su belleza que por la calidad de su intepretación.
Si el Señor Arturo Fernandez se quiere rodear de gente guapa, quizás debería trasladarse a vivir a Los Angeles, a Los Angeles de San Rafael no, a Los Angeles en Estados  Unidos, lugar en el que siempre se ha dicho que están los más guapos camareros y dependientes de las tiendas, porque todos aspiran a ser actor. Sin embargo, este vecino teme que si el Señor Arturo Fernandez así lo hiciera, iba a recordar al Cugat de la última época rodeado de mujeres bellas que podrían ser sus nietas.
En la realidad, no se realizan “castings”, y hay gente fea y hay gente guapa,  y la primera, la fea, no tiene por qué ser mala, cosa que solo ocurre en  el cine.
Hace ya muchos años que usted interpretó una serie de televisión de mucho éxito, y no ha querido desprenderse de la personalidad  de aquel personaje, y por eso sigue inundando sus declaraciones de “chatines”, cuando en realidad llamar “chatín” a alguien, no deja de ser un gesto de mala educación.
Señor Fernandez, Don Arturo, siempre es bueno bajarse del escenario de vez en cuando, para mirar a la cara a la gente que le rodea, y no siempre verla desde arriba, y puede que descubra, además, que hay más problemas en la vida real que los que aparecen en las obras que  usted interpreta.

*FOTO Y VIDEO: DE LA RED

martes, 20 de noviembre de 2012

EL EDÉN DE NUESTROS SUEÑOS



No siempre es verdad eso de que cuando algo va mal, ya no puede ir peor.
En esta época en que la frase más comentada es “...con la que está cayendo”, aparte de la crisis que estamos sufriendo la mayoría de los españoles, se puede además, para redondear, “estar en crisis”: la de los treinta, la de los cuarenta, la de los cincuenta...En ésta me bajo; es la estación de este vecino del mundo.
Lo bueno es que uno ya está curtido en crisis, y más que deprimirse, se ríe.
Es la época de estar de vuelta de todo, y de algo muy importante sexualmente hablando, cuando compruebas en tus mismas carnes, masculinas en este caso, si has tenido suerte, y no lo has comprobado antes, que “todo lo que sube, baja”, una especie de bumerán sexual, en el que te vas dando cuenta de que cada vez es más difícil lanzarlo para que vuelva, porque cada vez vuelve más rápido, incluso algunas veces antes de irse.
Te van invadiendo muchas sensaciones que antes no habías tenido. Más de una vez te puedes sorprender a ti mismo mirando a esas furgonetas de transporte rápido, y piensas que cualquier día te van a llevar a tí en una de esas..., por paquete.
Pasas de ser el protagonista de cualquier aventura, a padre del aventurero. Y...tú, siempre has querido ser Indiana Jones, y no el padre de Indiana Jones, por muy atractivo que nos presentaran al Sean Connery de turno.
Si en algún momento fuiste un Casanova, ahora te tocará contar batallitas de entonces, y si tomaste cien, contarás que mil. Y si fuiste lo que ahora se denomina como “pagafantas”, pues es triste pero no tienes ni para contarlo.
Además, para colmo de males, en una época como la actual, en que se inventan nombres para denominar todo, pronto, algún jovenzuelo, o quizás en algún medio de comunicación (porque la lotería no te va a tocar, pero que no puedas pasar inadvertido cuando quieres, sí), cualquier día sale tu imagen en alguna manifestación de lo que sea, y el locutor de turno te denomina “yayoflauta”.
Y, ya para terminar, antes, cuando todo lo veías negro, y para animarte pensando que podías tener un golpe de suerte, siempre te quedaba la opción de pensar que cualquier día de éstos te iba a tocar la lotería, aunque no jugases. Ahora en cambio, nos han quitado hasta eso, porque a partir de Enero vas a tener que dar al estado el veinte por ciento de tu premio de la lotería, si es mayor de 2.500 euros.
En el fondo sabes que no te va a tocar nunca, pero con esa ley del veinte por ciento, ya nos han jodido hasta la última ilusión, porque nos han estropeado hasta el Edén de nuestros sueños.

*FOTO: DE LA RED



lunes, 19 de noviembre de 2012

BOLSAS A FONDO PERDIDO

Este vecino del mundo cree recordar que en una zarzuela, y no de mariscos precisamente, sino en el denominado “género chico”, se canta eso de “Los tiempos cambian que es una barbaridad, que es una bestialidad...”, y eso se puede aplicar en nuestros días también.
Aunque más de uno es partidario de ponerle puertas al campo, las nuevas tecnologías han traído consigo, que las ideas se puedan trasladar a más personas en menos tiempo, y para ello internet y las herramientas que lo utilizan, vienen que ni pintado.
Dicen que en época de crisis, y cuando se puede oír el ruido del hambre, hay personas que le dan al magín, para la opinión de muchos políticos seguro que más de la cuenta.
Es el caso de lo que está ocurriendo en Madrid. Aprovechando el disgusto del españolito de a pie con los bancos en general, y que hay convocada tres días de huelga de recogida de basuras en la capital, en los que el ayuntamiento ha pedido que la gente colabore sacando lo menos posible la basura estos días, se ha convocado vía twitter, y ha sido lo que se denomina “trending topic” este domingo, que la gente deje su basura en la puerta de los bancos. Eso sí, lo primero que se recuerda en esta convocatoria, es que la gente no deje dentro de las bolsas papeles por los que luego se pueda saber la procedencia de la citada bolsa.
Teniendo en cuenta que la novela picaresca es una tradición española, este vecino del mundo se imagina a más de uno, dejando dentro de sus bolsas de basura, papeles falsificados claramente, incriminando a aquellos con los que están cabreados, es decir por ejemplo su político detestado favorito.
Por lo que parece, más de uno está siguiendo la mencionada convocatoria. De su éxito o no nos enteraremos próximamente. Una de las maneras de comprobarlo, es muy sencilla, dentro de unos días, alguien del partido en el gobierno, y con aire sacro, sugerirá que se debe de penar a todo aquel que se aleje de los puntos de recogida de basura, con una bolsa en la mano, y que se acerque con ella a una entidad bancaria. Es más, incluso se puede deteriorar más la figura del parado que cobra el subsidio de desempleo, diciendo que como no quieren trabajar y tienen mucho tiempo libre, son los propietarios de la mayoría de las bolsas depositadas “a fondo perdido”.
Desgraciadamente, es más plausible que se pongan de acuerdo en penar ésto los dos partidos mayoritarios, que intentar aprobar lo que se denomina la dación en pago, para saldar la deuda hipotecaria. Y es que lo conseguido por ahora, después de tantas reuniones, en realidad es un “churro”, y ya se sabe que en cuestión de churros el español es el verdadero inventor.
No hay que olvidar que los partidos políticos presuntamente son muy amigos de los bancos, de los que reciben préstamos a buenos intereses para pagarse entre otras cosas sus campañas electorales, y el que tiene el dinero tiene el poder, que es una barbaridad, que es una bestialidad.

*FOTO: DE LA RED

domingo, 18 de noviembre de 2012

EL CUENTO DE LA OVEJITA INCAUTA



Esta mañana, fría y solitaria, estaba escuchando la radio mientras pintaba al lado de la ventana, y ha sonado la canción “Adiós amor”, interpretada, como debe ser,  por Mocedades.
Como he dicho más de una vez, no hay mejor lifting, u operación de cirugía estética, que los sentimientos a flor de piel.
Comienzo de los setenta, en Elgóibar, y pensabas que lo sabías todo. Todavía quedaban los trenes antiguos, donde era más fácil, por el aspecto del tren, encontrar un indio de los de las pelis de Almeria, disparando con su arco, que un turista japonés disparando con su cámara de fotos.
Verano, de los de antes, de esos largos, muy largos. Durante el día a Deba, hoy Deva, a la playa, con los amigos, y por la noche a dar una vuelta con los amigos también.
Con Mocedades prácticamente salimos nosotros del cascarón. Aunque eran mayores que nosotros, y vizcainos, eran ejemplo para muchos de nosotros, de lo que se podía hacer teniendo un objetivo en la vida, y no, como diría mi madre, viendo el tiempo pasar.
En aquella época, y es opinión de este vecino del mundo, había mucha gente que veía el tiempo pasar, y no esperaba a ningún tren del destino para montar en ningún momento.
Por eso, la envoltura de la canciones de Mocedades, los del comienzo, era perfecta. Prácticamente solo guitarras y sus armoniosas voces. Voces, además, de connotaciones virginales como no podía ser de otra manera.
Y es que crecimos pensando que solo los hombres pensaban en el sexo, y eramos como lobos buscando una ovejita incauta.
El problema es cuando descubrimos que este cuento no trataba de ovejas incautas, que incauto en realidad era el cazador, porque ellas siempre iban un paso o dos por delante, y si lograbas algo en el campo del amor era porque ella quería, y la pieza no era ella sino tu.
En realidad, como siempre, teníamos el entorno y el tren que nos merecíamos.
Se decía que estábamos retrasados con respecto al extranjero, y no íbamos a tener un tren tan rápido que nos sacara de nuestro mapa. Además, en aquellos trenes de madera, un asiento roto y el otro también, la banda sonora de aquella canción entonada por nosotros, después de habernos bañado en la playa, sonaba a sueños y esperanzas, a amores furtivos, y a primeros besos. El verso que me daba esperanza, y al mismo tiempo tristeza era aquel que decía: “… piensa en mí alguna vez”. Y es que en aquella época solo se podía ser libre en el pensamiento.

*VIDEO: DE YOUTUBE



sábado, 17 de noviembre de 2012

BRAVA..., PERO NO TANTO

“Difama, que algo queda”. Ayer me vino a la mente esta frase, viendo un programa de televisión. Por cierto, siento que algunos de vosotros que tenéis la sana costumbre de no ver la televisión quizás no sepáis de qué voy a hablar hoy, pero este vecino del mundo cree que la tele es un virus al que hay que acercarse, porque como la mayoría de los virus, una vez pasado te hace más fuerte.
Como estaba relatando, ayer iba a intervenir en la cadena alegre, el hermano de una cantante mexicana, muy brava ella, que todavía está casada con un español de alta alcurnia, menciono ésto porque en este caso es importante. A última hora el hermanísimo dió la espantada por respuesta, pero como muchos ya sabrán, cuando se apalabra una entrevista, se suele hacer lo que se dice “una previa”, una especie de ensayo, y entonces se pudo ver lo que el supuesto protagonista de esa noche hubiera dicho si estaba allí.
Desde la atalaya en que este vecino intenta ver todo más lejano, pone en solfa hasta qué punto la citada cadena, ha hecho el caldo gordo a la familia de la cantante, ayudando a difundir unas declaraciones que como mínimo le tildan de vago, y al final los interesados pueden decir que de su boca no han salido.
En primer lugar, y utilizando como siempre la misma táctica para ver si algo está bien o está mal, podemos imaginarnos todo al revés, que el cantante era un español y su mujer, una mexicana que también podía ser de buena familia, a la que no se le conocía profesión alguna, que en realidad no es el caso real porque él si tiene una carrera y supuesta profesión.
Y viéndolo todo desde este prisma, hay cientos de casos en los que el famoso que se divorcia paga hasta el entierro de Manolete, y eso que aún no había nacido. Sin embargo en el asunto que tratamos, desde el principio de la separación, y sin dar la cara, se ha ido diciendo que él es un vago y un aprovechado. Pero, y de aquí viene la importancia de la familia de él, como son de alta alcurnia y muy bien considerados, no todos los periodistas “tragan” lo que se rumorea en los mentideros.
La brava cantante mexicana, como ella se autodenomina, después del tiempo de noviazgo, se presupone que debía conocer a su futuro marido, y desde el principio él se dedicó a ser una especie de ayudante, viajando los dos allí donde ella tenía que actuar, y después de que tuvieron familia, él siempre se hacía cargo del niño, por lógica también.
Ahora, es un vago, maleante, y vividor. Os imagináis decir ésto si la que se separa es una mujer, sea o no famosa. Y sin embargo, antes nos vendían la idea, ella incluida, de que él había dejado todos sus negocios por ella.
Quizás después de todo, la presunta brava en realidad es más bien una presunta tacaña, y ahora de pronto no mira a Cupido sino al dinero, por cierto él solo pide la parte proporcional a los cinco años de matrimonio, y la mitad de la casa en la que vivían, que después de haberse separado, se ha enterado de que en realidad no es de la brava sino de una empresa de su madre, gran actriz.

*ILUSTRACIÓN: DE LA RED

viernes, 16 de noviembre de 2012

LA LLAMADA DE LA SELVA

Leyendo las noticias de esta mañana mismo, desde mi atalaya de vecino del mundo, me doy cuenta de que todavía la bestia que llevamos dentro nos juega malas pasadas, y en cuanto nos descuidamos, aunque pensemos que nuestra parte prehistórica está más que dominada se pueden leer noticias provenientes de una agencia, Efe en este caso, que deberían hacernos sonrojar:
Un británico lanza por la ventana a una prostituta en Barcelona”.
Hoy habrá habido miles y miles de lectores que habrán leído ésto incluso desayunando y no se les habrá cortado ni la leche, ni las venas, y ese es el quid de la cuestión.
La frase se podía haber defendido por parte del periodista encargado de dar la noticia si hubiera puesto por ejemplo “Un carpintero lanza por la ventana a una prostituta en Barcelona”. Equiparando a las dos personas con sus profesiones, todavía tiene un poco de defensa el “plumilla” en cuestión, por lo demás debería de pensar seriamente sobre su manera de ver la vida.
La víctima ante todo era una mujer, fuera prostituta o primer ministro, porque leyendo la noticia luego en profundidad, el “británico”, que tampoco los hijos de la Gran Bretaña tienen la culpa, era un desalmado sobre el que ya pesaba una demanda de detención desde Italia.
Muchas veces al intentar vender una noticia “como más atractiva” para consumirla inmediatamente, mostramos maneras de pensar que sin darnos cuentas todavía tenemos instaladas en nuestro interior.
Además, da la casualidad, de que la víctima era de origen nigeriano, y este hecho no se hace constar en el titular, porque no es políticamente correcto el mencionar la diferencia de la piel, pero sí definir a una persona por su profesión, y si ésta es la más antigua del mundo, para vender noticias, mejor que mejor.
En este mundo de traje y corbata, hay mucha gente que todavía se pone estas prendas directamente encima de su taparrabos cavernario, y aunque gane mucho dinero y se alimente de buenas raciones de la mejor comida francesa, por ejemplo, en algún momento en lo más oscuro de su intimidad sacará las garras de la bestia que lleva dentro, y puede hacer desgraciada a más de una persona, porque la llamada de la selva siempre vuelve.

*ILUSTRACIÓN: DE LA RED

jueves, 15 de noviembre de 2012

ATARSE LOS MACHOS

Como ya os dije hace un tiempo, estoy siguiendo una dieta para adelgazar, porque dieta para engordar no me hace falta, ya que en eso soy todo un experto, e incluso, utilizando una palabra que ahora está de moda, puedo ejercer de un estupendo “coach” o entrenador, con la salvedad de que al decir coach, mi tarifa sube.
No sé si será por eso, pero llevo un tiempo en el que viajo más por la pituitaria que en autobús. Ayer, tras dar un paseo al lado del Urumea, y cuando me dirigía a casa, fui invadido por un olor a sopas de ajo, que me recordaron a aquellos años, finales de los sesenta / principios de los setenta en que este vecino del mundo se ventilaba un día sí y el otro también, unas sopas de ajo y una tortilla de patata, que para sí la quisieran los amantes de la nueva cocina vasca. Eso sí que era comida casera, rica, rica, aunque no llevara perejil, y lo de “autor” solo se utilizaba para aquellos señores tan listos que escribían, y que salían por la tele en blanco y negro.
Entonces no existía ni el colesterol bueno ni el malo, ni la cocina mediterránea. El único “lecho” que existía era “la piltra” o cama. Muy lejos estaba el utilizar esa palabra, lecho, para referirse a la primera capa de un plato. Te hubieran sacado una foto de haberlo dicho, y una cámara de fotos tampoco la tenía cualquiera.
Si ibas a un restaurante, cuando ibas, en muy contadas ocasiones, el menú del día era sopa y dos platos, con postre, y lo más importante, con mantel de tela, aunque personalmente siempre salía medio mareado por el humo de los puros que se atizaba la gente, y el primero mi padre. Ya que, el ir a un restaurante en sí, significaba un día especial, y un día de esos, sin puro no era nada.
¡Bueno, a lo que iba! Sé, y es triste reconocerlo, que con todo el dinero del mundo ya no podría comprar un menú que me supiera como aquel, y es que siempre se reconoce el valor de lo pasado, incluyendo el momento y las vivencias de entonces, y eso, es imposible.
De todas maneras, me niego a reconocer que habrá algún momento en que añore el ahora, con lo mal que va todo. Y si ésto ocurre, tiemblo solo de pensarlo, significará que los tiempos siguientes serán peores. Y habrá que atarse los machos, y las hembras también, que para algo siempre hemos luchado por la igualdad.
La verdad es que un gobierno que no distingue entre manifestaciones de un millón de personas y de treinta y cinco mil, es para echarse a temblar de cómo van a salir las cuentas del país. Lo dicho: a atarse los machos.

miércoles, 14 de noviembre de 2012

OTRA MIRADA A LA FONTANA DE TREVI

Este vecino del mundo no utiliza mucho el revisar sus antiguos álbumes de fotos para volver al pasado y recordar. Sin embargo, ayer estaba moviendo unos libros de sitio y apareció un álbum que aglutinaba fotos de los años setenta, y ochenta.
Al utilizar el verbo aglutinar este vecino se refiere a que hay fotos mezcladas de varias épocas, sin ningún orden ni por supuesto concierto.
Me fijé en una foto, creo que es de abril de 1977, en el famoso viaje de estudios, que nosotros hicimos a Roma. Ahora al ver la foto, comprendo que la gente me creerá, porque quiere creerme, pero lo mismo que estoy en la Fontana de Trevi, que estoy, junto a dos compañeras de promoción, podía estar en Paris o en cualquier ciudad con una gran estanque.
Ese día demostré que la leyenda de tirar una moneda a la fuente, y de que vuelves a Roma, en mi cas, al menos, no es verdad, porque si fuera por la cantidad de monedas que tiré, tenía que haber vuelto fácilmente unas veinte veces.
Para los más jóvenes, recordaré que entonces se usaba la “lira” como moneda en Italia, y que su valor era mucho menor que el de la peseta, por eso me lo pude permitir.
Explico todo ésto para que se me entienda el por qué esta mañana mientras oía en una emisora de radio cómo está transcurriendo la huelga general a nivel estatal, y tras oír las razones de unas cuantas personas, me he fijado que todos daban diferentes respuestas, y en realidad todas valían para expresar su disgusto con el gobierno, desde la crisis, a la gente que va a perder su casa por no poder pagar la hipoteca, recortes, el empeoramiento de las leyes laborales...
Por un momento me he imaginado que todos ellos estaban en Roma, y tiraban su moneda pensando en un deseo a cumplir. Y, en realidad, ahora las manifestaciones son una Fontana de Trevi, donde expresar nuestros deseos, y sentimientos sobre lo mal que lo están haciendo todos los políticos, con la diferencia de que muchos que se manifiestan, con el tiempo se irán al extranjero a buscarse las habichuelas, y no volverán.
Tristemente ya no va a existir mucha diferencia de en qué país te encuentres, pues con la política actual nos estamos sintiendo emigrantes en nuestra propia casa.

*FOTO: F.E. PEREZ RUIZ-POVEDA

martes, 13 de noviembre de 2012

...Y JAMES BOND CONOCE A BARDEM



En esta última entrega de James Bond, Skyfall, lo que guía al malo a diferencia de las anteriores películas, no es las ganas de gobernar el mundo, sino un deseo de venganza, lo cual hace al guión más de carne y hueso, sin que se resienta, cree este vecino, a los ojos de todo seguidor de la saga.


Aunque sigue habiendo dos bandos diferenciados, los malos y los buenos, éstos no son tan buenos, y el malo tiene razones para intentar vengarse.


El personaje de James Bond en esta nueva entrega es mucho más vulnerable, y con un punto de hastío hasta para ligar. Llegados a este punto, digamos que la lista de las llamadas mujeres Bond es mucho menor que en las anteriores aventuras, siendo muy importante el papel de Naomi Harris, que por lo que se presupone no será su última aparición en la serie, y actualiza el rol de la mujer en la actualidad.


Con una Judi Dench, en el papel de M esplendida, y una banda sonora de Thomas Newman más que eficaz, escucharemos una preciosa canción de Adele, aunque como ya viene siendo habitual en estas películas, suena a ya oída, y ésto siempre puede ser bueno o malo, pero es un valor seguro.


Soplan malos vientos para el MI6, y los hombres encargados de la seguridad del país, y sus métodos, ya son más que discutidos por los políticos del momento. Por si ésto fuera poco, el personaje de Javier Bardem, del que no contaremos sus orígenes pero son muy importantes en la trama de la película, los pone en jaque, haciendo temblar los cimientos de la seguridad británica.


Sam Mendes, director proveniente del teatro, con buena puesta en escena, está más que claro, viendo la película, que confiaba plenamente en el Señor Bardem, y a mi personal parecer le ha dado carta blanca para crear su personaje, y tiempo y escenas más que suficientes, en las que el malo Bardem, aquí en la piel de Silva, se luce con una ductilidad que para sí la hubiera querido el mismísimo Brandon. La maldad del citado personaje no se muestra, lo sugiere su puesta en escena desde el primer segundo.


En este punto conviene aconsejar el intentar ver la película en versión original, para poder calibrar en toda su altura, especialmente el papel del Señor Bardem hasta en su dicción.


Esta vez la trama nos lleva por menos paisajes exóticos, pero sigue habiendo varios viajes. Lo mismo que el mal puede estar en las entrañas del mismo sistema de seguridad, hay dos viajes muy interesantes, uno por las mismas entrañas de Londres, y el otro a las raíces del mismo Bond.


Con una fotografía mucho más oscura, esta entrega es menos fantástica y más cercana, menos tecnológica y con una cierta poesía en la soledad de los personajes y de los cimientos que les vieron crecer.


Antes de terminar, este vecino del mundo sugiere fijarse en la renovación, y juventud, de los personajes que siempre acompañan a Bond, con lo cual, y en cierta manera, nos están desvelando que hay Bond, James Bond, para rato. Y eso es bueno para asegurarnos la paz mundial y nuestro futuro entretenimiento.


*FOTO: DE LA RED 

lunes, 12 de noviembre de 2012

LO QUE EL COCO HA ESPANTADO

Cuando parecía que ya nadie se acordaba de ella, “el coco” ha vuelto.  Me estoy refiriendo a Doña Esperanza Aguirre, y sus últimas palabras sobre la huelga general del próximo 14 de Noviembre:
"El carácter político de las huelgas generales creo que está fuera de toda duda, y, con la legislación hoy vigente, deberían estar prohibidas", ha declarado Aguirre, quien ha hecho referencia al artículo 11 de un Real Decreto de 1977 por el que se rigen las huelgas en estos momentos.
Cuando la denomino “coco”, me refiero precisamente desde el punto de visto de sus compañeros de partido, pues no creo que les haga mucha gracia que diga abiertamente lo que muchos de ellos están pensando, y presuntamente sincerarse sobre la manera de gestionar las huelgas en este país.
Por la manera de sacar su lengua a pasear, el futuro que se adivina le gustaría a la derecha más recalcitrante sería el prohibir la mayoría de los derechos, y si pasan muchos años, y con la falta de educación que están proyectando entre recortes y aumentos de precios en la universidad española, se adivina una sociedad más retrasada que la mostrada en “Bienvenido Mr. Marshall”.
Al parecer de este vecino del mundo, que por los años ya vividos es muy difícil de sorprender, la Señora Esperanza Aguirre, ha dado una vuelta de tuerca más a la vida que desea para nosotros, y que dentro de poco tiempo si a ella le dejaran, presuntamente la única esperanza que nos quedaría sería ella.
En twitter me hago eco de un mensaje mandado por ella misma, o por su equipo:
Las huelgas nacieron como instrumentos de presión de los trabajadores frente a sus empresarios. ¿Contra qué empresarios se convoca esta?
Desde esta atalaya desde donde se ve más claro, por la lejanía, todo tipo de asuntos, este vecino responde que desde que el partido al que sigue perteneciendo Doña Esperanza ha alcanzado el poder, todos sus pasos van en dirección de favorecer a la patronal en general, y si hay que decir nombres de empresarios como ella pregunta, este vecino está seguro de que ella presuntamente sabe más nombres que todos nosotros, y este vecino lo dice sin ninguna malicia, y es que ella seguro que con ese don de gentes innato que tiene, y por los cargos que ha ocupado seguro que ha tenido más oportunidades de conocer.
Ya para terminar, muchos compañeros de partido, seguro que piensan, aunque no lo van a decir públicamente, que las palabras de la Señora Aguirre no han sido muy afortunadas.
Si muchos tenían serias dudas sobre su postura a tomar en la huelga del día catorce, con las declaraciones de la ex-presidenta de la Comunidad de Madrid, seguro que ahora lo ven todo más nítido, e incluso diáfano. Quizás es que el coco ha espantado hasta las dudas.

*FOTO: DE LA RED




domingo, 11 de noviembre de 2012

MÁS LEJOS, MÁS BARATO

Ayer estaba viendo/sufriendo las noticias de las tres (en cualquier cadena de televisión, especifico “televisión” para no confundir con la del cuarto de baño, ya que teniendo en cuenta el cariz de muchas de ellas, de las noticias, da ganas de tirar de la cadena, de la del vater), y dieron un reportaje sobre el hecho de que cada vez más tiendas, pequeños comercios, ponen en su fachada máquinas expedidoras de sus productos. Ya da lo mismo de qué sea el comercio, pues en el citado reportaje se veía en carnicerías y en pescaderías, con productos frescos.
La mayoría de los comercios se quejan, tendrán sus motivos, sobre el permiso para liberar los horarios de comercios, sin embargo, muchos de ellos están dando pasos para estar presentes en nuestras bolsas a cualquier hora del día; eso sí, al final el perjudicado siempre es la mano de obra, el currito de siempre, que es sustituido por una máquina que no cobra al mes, ni se va de vacaciones.
Los periódicos estarán, como todo en España, en crisis, prueba de ello es que un periódico, santo y seña para muchos, como EL PAIS, va a mandar al paro a 149 trabajadores, más de la tercera parte de la plantilla, y de los restantes, la mayoría se declara en huelga desde el martes hasta el jueves.
Los números, y ya sé que los matemáticos no estarán de acuerdo conmigo, son subjetivos, porque depende de cómo se presenten, prueba de ello es que en una noche electoral todos han ganado.
Puede que cada vez se venda menos papel, pero los periódicos se leen igual, quizás más gente del mismo impreso, y es que tal como están las cosas, en cada familia hay que recortar gastos.
Sin embargo, ese mismo periódico se lee más por internet, y los empresarios lo saben, prueba de ello es que cada vez hay más publicidad y blogs. Con todo ello tienen que ganar mucho dinero también, porque además hay muchos bloggers que lo hacen gratis, o casi gratis.
Resumiendo, las empresas que no pueden poner máquinas expendedoras de sus productos, los “dispensan” por internet, llegando más lejos, más rápido, y más barato, y si el currito se enfada por sus condiciones, si las tiene, que esa es otra, se le cambia por otro “pringao”, y el espectáculo continúa.

*FOTO: DE LA RED

sábado, 10 de noviembre de 2012

CUANDO LA CONCIENCIA ESTÁ EN EL BOLSILLO

El verbo que más se conjuga últimamente es: desahuciar.
Desgraciadamente, y con casos como el de Amaia Egaña, que se quitó la vida en el momento de su desahucio ayer en Barakaldo, el problema se agudiza en su máxima expresión, y es ahora, tras varias víctimas, cuando el gobierno va a tomar cartas en el asunto.
Sin embargo, más rápido y expedito ha sido el alcalde de Santa Cruz de Tenerife, José Manuel Bermúdez, que como Bankia presuntamente no llegaba a ningún acuerdo para parar el desahucio de Carmen Omaña, venezolana de 48 años, y tras varios intentos por parte de la alcaldía de servir de intermediario, ayer tomó la determinación de sacar un millón y medio de euros, de fondos del mismo ayuntamiento, de la citada entidad.
Y como está claro que muchos la conciencia la tienen en el bolsillo, inmediatamente Bankia se dio por aludida, y no solo se pusieron en contacto, sino que inmediatamente llegaron a un acuerdo para un alquiler social en este caso y en otros varios que también están ocurriendo en Santa Cruz.
Se lleva un montón de tiempo mareando la perdiz de cambiar las leyes que rigen el mercado hipotecario español, y todas las partes implicadas, solo se amparan en decir, que “es muy complicado”.
Desde esta ventana abierta al mundo, hemos de recordar que también debía de ser muy complicado el cambiar las leyes que regían la contratación y la jubilación, y antes de que nos diera tiempo a decir “madresantalaquenosvieneencima” se cambiaron.
A este vecino, desde pequeño, siempre se le ha dicho que querer es poder, y está claro que los bancos han vivido y todavía viven mejor que Dios, porque tienen todo el poder creador y destructor, y además lo disfrutan aquí en la tierra, porque el cielo, vaya usted a saber si existe, y si es así, es probable que penda sobre ellos alguna hipoteca.
De todas maneras, en un caso tan flagrante como el de esta entidad financiera, hace falta,y por si acaso me voy a cubrir las espaldas, presuntamente no tener escrúpulos, para que después de que hemos tenido que pagar entre todos, el agujero que tenían, ahora sigan tan estrictos en su política de desahucios, porque a lo mejor si hubieran actuado de la misma manera en otras cosas, por lo menos vigilando las cuentas, no hubieran tenido un agujero más grande que el del Titanic.

*FOTO: DE LA RED