domingo, 19 de noviembre de 2017

ESA FILOSOFÍA EN ZAPATILLAS...


Tu día siempre puede mejorar en cualquier momento si intentas abrir un “abrefácil” y además... lo consigues a la primera, y es que lo mismo que un preservativo está diseñado, los que lo están, para romperse durante …la faena, amén de recordarte, por su tamaño, que la tienes pequeña, la gracia de un abrefácil es que al final tengas que romper el paquetito de plástico de manera desesperada y le saques los colores al Altísimo por lo que acaba saliendo de tu boquita.

Por cierto, esta noche, de un día sin abrefácil y por lo tanto triste, al despertarme frente al televisor tras el primer sueño, a eso de las dos/tres de la mañana, he llegado a la conclusión de que el éxito de la mayoría de las cadenas, esa “tienda en casa” olvidada a la hora de hablar de tu vida, pero en el fondo siempre presente, reside en que a esas horas  en la que es programada, actúa como ese ente que nos acompaña a prueba de bomba y de olvido. 

Tu felicidad, y por supuesto la de este vecino, siempre será inversamente proporcional a la cantidad de tiempo que ves ese programa, y la culpa, por supuesto, no es del contenido, de los productos de la mencionada tienda, sino de que el programa en sí actúa como un virtual paño de lágrimas de la soledad más absoluta.

Aprovechando ahora que nos hemos puesto profundos aunque sea en cosas nimias, hay que dar un toque al Ministerio, que imagino será, de educación y derivados, que cada vez está dando menos importancia a la “Filosofía”.

Habría que darles un pescozón, incluso con repiqueteo; aunque en el fondo es comprensible, ya que a la mayoría de los gobiernos, sean de izquierdas, derechas, del centro y adentro, no les interesa que “su” pueblo piense, que practique esa filosofía en zapatillas, por ejemplo delante de un buen café, que puede ser extremadamente peligrosa para el PODER, así en mayúsculas. Ya “piensan” ellos en nuestro lugar. 

Nosotros, con nuestros votos, sólo tenemos que decir “Amén”, especialmente en un pueblo como el nuestro que viene de una educación “católica, apostólica y romana”. 

El que aprendamos a pensar, fin primario de toda filosofía que se precie, y especialmente además a decidir con criterio, nunca ha entrado en sus planes, esos que la mayoría de las veces acaban en Suiza, o en una cuenta caribeña, que al final nunca han usado, eso dicen.

*FOTO: DE LA RED

viernes, 17 de noviembre de 2017

PUIGDEMONT EN EL PAÍS DE LOS BELGAS


Hace mucho tiempo que ya estamos en la fase de ir a mear y no echar ni gota respecto a las aventuras de "Puigdemont en el país de los belgas", como si de un cómic se tratara.

Ahora la fiscalía de ese país nos pregunta que cómo tenemos nuestras cárceles bajo la versión de a qué cárcel iría Puigdemont, más que nada por si tienen un mínimo de garantías, en caso de que fuera devuelto a la justicia española

Y es que hay preguntas que es sabido que no se deben hacer. Si quieres ligar con una joven no puedes preguntarle por cómo anda de sus ventosidades y luego quejarte de que, y como mal menor, te ha dicho que vayas a peinar bombillas. Por esa misma razón, el gobierno belga no puede venir ahora a preguntarnos: "¿Cómo andan ustedes de cárceles?", cuando somos compañeros en la Unión Europea, y como vecinos que somos nos pedimos perejil en zapatillas un día sí y el otro también.

Una cosa es que haya norteamericanos, por ejemplo, que estén convencidos de que España esté en algún lugar de Sudamérica, pero la pregunta de la fiscalía belga cuando menos sin decirlo, eso sí es un acierto, nos instala en África, con perdón para África.

Para saber si una pregunta se debe o no hacer es muy sencillo. Tan sencillo como preguntarse: ¿Esa cuestión se la haríamos a la Alemania de la Señora Merkel, o a la Francia del Señor Macron? 
Y automáticamente nos viene la respuesta: No, porque no hay … lo que hay que tener.

Quizás, y puede ser el origen de muchos de nuestros males, es que la figura que nos representa, en este caso el Señor Rajoy cuando menos lleva con él un halo polémico. O lo que en muchos de nuestros pueblos se acercaría a esa figura llamada Rita La pollera, o Rita La Cantaora. Y que si fueras un perro macho te haría acercarte y levantarle la patita. 

¡Vamos! Resumiendo, que al respeto ni se le conoce ni se le espera en torno a la figura de nuestro presidente. Porque entre otras cosas, mientras le acompañe ese olor a presunta corrupción, será imposible.

Sin embargo, eso no quiere decir que el Señor Puigdemont se tenga que ir de rositas, porque éste, Puigdemont, sería a reescribir la historia lo que Julio Verne a la literatura fantástica: todo un innovador. A Puigdemont y a los suyos les das dos días y demuestran, si quieren, que Dios proviene del Maresme, e incluso que el centro de cualquier galaxia pasa por Cataluña y, por eso mismo, les pertenece.

*FOTO: DE LA RED

miércoles, 15 de noviembre de 2017

MANADA DE INDIGNACIÓN


Estos días está teniendo lugar el juicio a aquel grupo de cinco jóvenes, cuyos miembros se autodenominaban “La Manada”, y que en los Sanfermines del 2016 fueron acusados de violar una madrugada a una joven madrileña de dieciocho años.

Ya se sabe que es lícito todo tipo de triquiñuelas legales para salvar a unos acusados, pero… ¡Qué casualidad! Al crear la nueva versión de lo ocurrido en aquellos Sanfermines, al menos por parte de “La Manada”, lo único que les sobraba, no les venía bien, era el teléfono móvil robado a la víctima, y que hiciera recordar el dicho de “además de …violada (por ahora presuntamente), apaleada (metafóricamente hablando)”, y de esta manera hacer más verosímil su historia, por eso uno de ellos, se supone que haciendo un esfuerzo, se ha hecho responsable, pero sólo, eso sí, del robo del móvil.

Lo de seguir a la chica en los días posteriores y hurgar en su comportamiento por internet, por parte de un detective privado, a petición de uno de los sospechosos, es jugar sobre seguro, porque si se comporta sin secuelas aparentes, o peor, muy animada, se le presenta en el caso como una exagerada, como una mentirosa, o cuando menos se le pone en duda. Y si aparentemente se le ve muy deprimida, o con secuelas palpables, obviamente este seguimiento no se hace público.

Este vecino del mundo no tiene ni idea de derecho, pero precisamente por eso está libre de la posible contaminación de ese mundillo de hechos probados, y de que antes es cumplir con las normas legales establecidas en cuanto a presunta inocencia, que ceñirse a un caso determinado.

Quizás, tanto al abogado defensor y personas de la prensa que han podido hablar del tema cargando las tintas sobre la todavía presuntamente agredida, porque sea lo que sea el resultado del juicio, siempre habrá en este caso una víctima sufridora cuando menos de indefensión y de estar bajo una continua sospecha de su comportamiento moral, habría que sugerirles que imaginaran que la víctima es su hermana, o su hija, y quizás en ese momento modificaran su criterio y su comportamiento. 

La sombra del machismo, y más en este caso, siempre es alargada, y el juicio a “la manada”, sea cual sea el resultado final, es algo así como un duro mensaje a futuras posibles víctimas denunciantes: ellas serán las juzgadas.

¿Cuántas mujeres se plantearán, a partir de ahora, denunciar o no lo ocurrido, tras hacerse público que a la presunta víctima de "La manada" la siguió un detective, fue centro de posibles dardos de las redes sociales,  y los medios de comunicación, especialmente las diferentes cadenas televisivas, airearon su vida en sus diferentes programas de información/desinformación?

Por cierto, y solo se atreverá este vecino del mundo a decir que da qué pensar que diferentes mensajes de La Manada por WhatsApp anteriores al hecho no se admitan en el juicio, para, se supone, no violar los derechos de los acusados, y, por otro lado, se admite el informe de la investigación ya comentada a la posible víctima, realizada en días posteriores al día de autos. 

¿Se podría decir que ante dos posibles violaciones, la de la presunción de inocencia, y otra, por decirlo de alguna manera, que puede ser carnalmente real, prima la metafórica sobre la de carne  y hueso?

Conviene no olvidar para más inri, que no son solo los cinco hombres en el juicio, sino veintiún hombres del grupo de WhatsApp que, presuntamente también, jalearon y no denunciaron la violación.


Según diferentes datos, en España hay una violación cada 8 horas y, sin embargo, todavía a las víctimas, de cara a la ley, se les intenta poner en solfa por detalles como la vestimenta, posible previa ingesta de alcohol, y grado de resistencia

Una sociedad, como la nuestra, que quiere quitarse con hechos, esa vitola machista, no debe dejarse llevar por los fuegos artificiales, que ahora más que nunca, se puedan lanzar para de una u otra manera cegarnos, y hacernos olvidar que el culpable siempre es el violador. 

No hay ninguna excusa para una violación, y menos recriminar de primeras a una posible víctima, muy joven además, y que se le cargue como culpa el intentar seguir viviendo. Violar no es solo una acción sexual, es un ejercicio de abuso de poder, de aniquilar el derecho del otro.

*FOTO: DE LA RED

martes, 14 de noviembre de 2017

LA LOTERÍA DE NAVIDAD CON MENÚ AMENÁBAR


Hoy se dá el disparo oficial a la campaña publicitaria de la Lotería de Navidad, y con ella comienza la cuenta atrás de las únicas fiestas siempre consideradas como entrañables, y esa sensación mezcla de esperanza e ilusión

Ayer, sin embargo, ya se puso a disposición de la prensa e internet las dos versiones que existen de, DANIELLE, la citada campaña: el anuncio oficial (https://www.youtube.com/watch?v=-Nhk7hiaz1k&t=2s), y una película (https://www.youtube.com/watch?v=GX1Cdd1BqX0) que para ser un corto es muy larga, y muy corta para ser incluso un mediometraje.

Siendo un poco malo, se puede decir que la lotería en realidad este año le ha tocado  a su director, Alejandro Amenábar, que gracias a Loterias y apuestas del estado se ha podido marcar una película de estilo, de casi 20 minutos, aunque en el anuncio no pase de los 3 minutos y 30 segundos, plagada de todo tipo de efectos especiales.

Charlotte Vega y Dani Luque son los protagonistas de una historia con “marciana” dentro. Sinceramente, viendo sólo el anuncio, no dice más de lo que en su momento recibíamos del famoso calvo, que en un momento dado y al trascender de la propia marca se optó por prescindir de él, y además, en opinión de este vecino, lo hacía de una manera más elegante y poética.

La historia de Danielle Daniel tiene un mucho a Spielberg, hoy se diría que Amenábar rinde un claro tributo al cineasta americano, y muy claramente a un E.T. repleto, en esta versión, de hormonas femeninas, o de lo que se componga una extraterrestre de buen ver copiada, como se nos explica, de un anuncio de carretera de esos tantos anuncios de carretera que también aparecen en las primeras películas de la factoría Spielberg (Tiburón, Regreso al futuro…), sin olvidar esas noches siempre tan azuladas.

Cuando la supuesta Danielle toca el décimo en el despacho de loterías, y mucho más en la versión larga, todos estamos pensando en “Mi casa Elliot, teléfono…

Sin embargo, hilando fino hay algo que no casa en todo ésto, más si le ponemos un poco de ironía. Siempre hemos estado convencidos de que las visitas extraterrestres tienen que ser de seres superiores. Y con lo mal que están las cosas aquí, ¿ella decide quedarse con nosotros?

Claro, ella se queda con algo que al parecer, solo tenemos los humanos, el amor. Y a su planeta, desde la lectura de este vecino del mundo, pero siempre es opinable, les envía, se ve sobretodo en la versión larga, características  nuestras, como la Navidad.

Toques de humor y continuas referencias a un cine que Amenábar ha debido de mamar desde joven y que se diluyen un poco en la versión oficial, como aprender a comer jamón, parece que les encanta a los extraterrestres, aprender a reír, a emocionarse, a llorar. En este caso, se hace obligatorio para degustar el menú Amenábar, ver la versión larga, que se os hará corta.

Hay un pequeño gran detalle que a este vecino le choca mucho. Danielle no sabe nada de nosotros pero ve que se están colocando las luces callejeres, y... sabe encenderlas con la mente, ¿cómo sabe que se encienden, si nunca las ha visto?

Lo mismo que E.T. en cierta manera está conectado a Elliot, el niño, Danielle en un primer momento está conectada al perro, para en un momento dado, y a través del conocimiento primero, y luego el amor, quedar ligada a Daniel, se supone que para siempre.

La Navidad, y su lotería, ya están aquí. Vigilemos el calcetín de nuestro dinero, porque sin saber cómo, cada vez habrá más calcetín, menos dinero, y al final de las fiestas, las esperanzas habrán desaparecido para solo quedarnos propósitos para un nuevo año, y eso sí, también tendremos a algún cuñado que seguro se ha mosqueado por algo. El que avisa, no es que sea traidor, sino que tiene muchísima experiencia...

*FOTO: DE LA RED


sábado, 11 de noviembre de 2017

HASTA LUEGO... GREGORIO


Aunque quizás se podía intuir por el devenir de los acontecimientos de esta semana, con el alba nos hemos enterado de que Chiquito de la Calzada, Don Gregorio Esteban Sánchez Fernández​, nos ha dejado hoy, como siempre ha sido él, intentando hacer el menor ruido posible.

Día muy triste, en el que nos sentimos un poco más huérfanos y cercanos a esa realidad de la que él intentaba separarse/separarnos con esa red de humor que siempre tejió.

Antes de nada, aquel que espere una especie de recordatorio de todo lo que ha hecho o ha dejado de hacer Chiquito de la Calzada, por favor que vaya directamente a Wikipedia, porque este vecino del mundo, tras dejar deliberadamente pasar unas cuantas horas desde la fatal noticia, para que sus sentimientos/pensamientos fluyeran, sólo, y no es poco, va a hablar de lo que la figura de Chiquito ha supuesto para él.

Siempre recordaré la primera vez que le vi en televisión, en el programa “Genio y figura” entonces presentado por Pepe Carroll, cuya desaparición en su momento, años después, hubiera merecido, por cierto, mucha más importancia de la que se le dio.

Lo primero que sentí al ver a Chiquito, fue un pensamiento de “Me estoy perdiendo algo. La gente se troncha con él, y aunque parece que habla castellano, aún prestandole mucha atención,  no me entero de nada. Tengo la sensación de que estoy en otra dimensión”.

Y no me equivocaba. En dos semanas, ya había entrado en esa nueva dimensión que él creaba. Lo importante en Don Gregorio no eran los chistes sino el mundo que él abría. Esa liturgia mezcla de gestos, movimientos, y palabras que aunque sonaban con nuestros fonemas, cada una de ellas creaba puertas paralelas.

Fue muchas cosas, pero ante todo y sobre todo ha sido, y será en nuestro recuerdo, una buena persona, y aunque nunca fue escritor, sin embargo ha revolucionado, sin quererlo, nuestra lengua, con frases que ya nos ha dejado en herencia, que más que decir, insinúan.

Recuerdo también que hace poco más de una semana ya fue noticia, también a su pesar, al tener que entrar los bomberos en su casa debido a una caída que le impedía salir de su piso.

Ha sido la primera vez que un Twitter prácticamente colapsado, se llenó de mensajes en una única dirección: su recuperación, y mereciendo a la vez todo tipo de buenos deseos. No hubo ningún “lobo solitario” que disparara, y que se me entienda, a matar.

Quizás, el gran secreto de Chiquito fue, que todos al sentir desde un primer momento que era una buena persona, una especie de niño grande, se dejaban atrapar, y robar su corazón, entrando de cabeza en los mundos que él creaba, incluso con sus silencios entre cambio de pose y pose, con esos pequeños pasos que nos podían trasladar en unos segundos a millones de kilómetros de carcajadas.

Ya lo avisó Paz Padilla en aquel programa que ha resultado ser el último que “dio” Chiquito a un Bertín Osborne rendido desde el primer momento a sus pies.  Chiquito de la Calzada, Don Gregorio Esteban Sánchez Fernández, está muy solo desde que falleció su esposa, Pepita, su compañera de toda la vida. Y merece un reconocimiento, un homenaje en vida. Al final, no se le ha dado, y por tanto, negado.

Un chiquito del barrio malagueño de La Trinidad, concretamente de la calle Calzada de la Trinidad, y que en toda su vida desempeñó todo tipo de trabajos para sobrevivir, al final le abandonamos nosotros a él, sin, como mínimo, esa medalla al trabajo que algunas veces parece otorgarse con más facilidad que otras…

Al final somos nosotros los fistros bajinales que le abandonamos después de los dolores, los pecadores de la pradera que yendo al ataquer le dejamos en Bonanza.

Descanse en paz un genio del humor que éste sí, ha sido primero querido, y mucho, y ahora llorado por todos.

*FOTO: DE LA RED

viernes, 10 de noviembre de 2017

EL CLUB DE ROSARIO Y EL FORCADELL


Oído ayer a última hora en la farmacia de al lado:
-Señora, le digo una vez más que FORCADELL no es una marca de laxante, o como dice usted no es de ayuda para hacer de cuerpo. ¿Quién le ha dado ese nombre?

-No, hoy he oído en la radio que una señora ha tenido que verse con un juez y que casi se hace de todo encima,  y luego he entendido algo de FORCADELL, y me ha parecido creer que era el nombre del medicamento que había tomado.

-Pues me temo – le contesta el farmacéutico todavía asombrado – que si “eso” fuera un medicamento en estos momentos se cotiza a unos 150.000 Euros.

Por la manera de hablar y comportarse la señora en cuestión, a este vecino del mundo le recordó mucho a la Señora Rosario, la vecina del segundo, que no baja de los setenta, y que cada vez que coge el carrito de la compra dice que va al “club”.

Un día, en el que me pareció que podía estar perdiendo un poco el norte, le pregunté "¿Club de qué?", a lo que me respondió que en realidad iba al supermercado, pero que como allí siempre coinciden varias señoras, y hablan un buen rato entre estantería y estantería, ella le ha bautizado con ese nombre. En ese momento descubrí que Doña Rosario, de perder la cabeza nada de nada. Era poseedora de un finísimo sentido del humor mezclado con una ironía a prueba de bomba. Y que siempre se despedía diciendo eso de  “…Deja, deja, que tengo un poco de prisa”.

Estaba en esas cuando ya, habiendo sido atendido, me dirigía a la salida de la farmacia. En ese momento, la Señora del Forcadell con su carrito comenzó a hacer mi recorrido, mientras se despedía con una cantilena que de conocida para mí, me sorprendió:-Deja, deja, que tengo un poco de prisa.

En ese mismo momento, y sin mirar a la señora, porque sentía que ya nunca la iba a olvidar, comprendí que acababa de conocer a otra miembro del club de Rosario. Y si no era la Presidenta, seguro que era su mano derecha.


La vejez, en teoría, te hace más lento, pero la experiencia y el déjà vu de casi todo, te permiten que mientras los demás vamos, personas como las Señoras del Club, vuelven desde nuestra confusión a la luz de su sabiduría.

*FOTO: DE LA RED

jueves, 9 de noviembre de 2017

UNA CAMISETA, NUESTROS COLORES, Y CÓMO SE PAGA TODO


Llevamos casi dos días hablando de la nueva camiseta de la selección española de fútbol, y en realidad sólo hemos llegado a la superficie de la polémica, sobre si son galgos o podencos.

Nos hemos quedado en la falsa polémica de si los colores recuerdan a la bandera republicana.

Lo peor de la nueva camiseta de la selección española de fútbol, y deberíamos de abrir los ojos como platos, es su precio: 129,95 Euros, pornografía pura  si lo comparamos  con gran parte de nuestros sueldos.

Un precio que no está para nada acorde con los precios normales de lo que puede costar una camiseta homologada de cualquier equipo de fútbol, unos 80-90 euros, y especialmente frente a los sueldos de la España del currito de a pie.

Hace años que los mismos empresarios han entrado en una especie de mundo virtual con una gran contradicción en bucle:

Lo que queremos  que ganen nuestros curritos, ya los mileuristas quedaron atrás como casi millonarios. Pero por otra parte, necesitamos que esos mismos maltratados económicamente “dispongan” de dinero para poder hacer frente a ese mundo de ofertas, y chollos, que siempre se prepara con esa publicidad encubierta que suponen las noticias de cada día.

Esos lanzamientos en menos de un año, de smartphones y tesoros móviles de la manzana de las manzanas. Esos, los hemos visto estos días, que pasan la noche sin dormir por estar en la  cola y conseguir uno de los primeros productos de lo que se va a llevar esta temporada, contrastarían como el día y la noche, con los que no pueden dormir, víctimas de sus preocupaciones, por intentar hacer frente a las facturas de hipoteca, electricidad, y calefacción que vienen cada mes.

Aquellos que diseñan nuestro futuro inmediato, que los hay, llevan mucho tiempo forzando las cosas al límite, y en la rueda del consumismo diseñado a distancia, hace tiempo que los productos son mucho más caros que lo que el consumidor medio puede gastar sin que se le caiga la cara de vergüenza al tener que admitir que desde su economía, siempre bajo microscopio para que las cuentas casen, sale más de lo que entra.

Ya lo importante no son los colores de nuestra camiseta, sino que el precio de ésta a más de uno de los clientes en potencia, ya ha dejado blanco, y esa selección nacional de fútbol que ayer tenía planificado hacer un gran alarde de puesta en escena de ese producto que no deja de ser la gallina de los huevos de oro, ha dado en cierta manera la espantada por aquello de ese look/apariencia republican@.


Sin embargo, a nadie de los ayer convocados para dar relumbrón al lanzamiento de la camiseta nacional se le ha caído la cara de vergüenza por su precio, o para más inri, y hablando de colores, no se le subieron los suyos a la cara. 

Hace mucho tiempo, y más de uno ahora llamara populista a este vecino del mundo, que esos jóvenes deportistas, estrellas de nuestro fútbol, están también, como nuestros políticos, separados del mundo real, y vuelan por encima del resto de los mortales; la altura diferencial que les da ese poder adquisitivo de coches/casas de lujo, y no tener que plantearse el mañana. Sin mencionar a esa Federación Española de Fútbol que cierra con Adidas un contrato, según informaciones, por once años, y que es secreto de sumario.

Lo dicho, lo peor de esta camiseta al final no son sus colores, republicanos o no, efecto óptico o no, sino la poca, nada, importancia que se le da al aficionado/sufridor.

FOTO: DE LA RED

miércoles, 8 de noviembre de 2017

MEJOR PARA AYER


Hay que tener mucho cuidado con lo primero que oyes del día, y mucho peor con lo que escuchas, porque si fuera,  por ejemplo, una canción machacona, ya tienes pecado para sufrir y expandir a la gente que te rodea, y ese día te padece.

En este caso, este vecino del mundo hoy no ha sido muy afortunado con lo primero que ha oído. Porque a primera hora de la mañana escuchando por la radio algo que ha resultado ser un anuncio, una voz femenina, por supuesto que muy sugerente, ha dicho lo que ha resultado ser, desde mi opinión, naturalmente, la frase pornográfica del día:
-Hola, buenos días, Iberdrola, podemos ayudarle a ahorrar.

Uno no se gasta, lógicamente, un pastón en publicidad para que el cliente ahorre, ni mucho menos. Si no que cuando menos lo emplea como "zanahoria" de muestra, y en ese caso ya está presuponiendo el anunciante, de que el otro, el cliente en potencia, es un burro.

Quizás esta frase sea la más contradictoria que he oído hoy, por supuesto que al margen de todo lo que ocurre  en Cataluña, que por mi salud mental, en este post me niego a tocar.

Aunque para conducta contradictoria, la que me relataron el otro día, y que este vecino del mundo ha podido confirmar plenamente. 

Un señor, más o menos se presupone que lo será, en plena vista para su separación, quería presentar como testigo a su favor, por supuesto que con el visto bueno de su abogado, a la que fue, primero su amante, y ahora su pareja. Gracias a Dios, o al ente que sea,  todavía impera un poco de cordura, me temo que ya sólo lo justo, y la jueza se opuso a semejante cara dura. Porque, de lo contrario, en este caso sí se hubiera cumplido a pies juntilla lo de “además de cornuda, apaleada”.

Ya se sabe que en estos días donde los teléfonos móviles e internet son los mejores ejemplos de la velocidad que impera en nuestros actos. Todo tiene que ser para ayer mejor que para ahora. Y no es extraño que muchos, derechos incluidos, sean atropellados, y solo se les considere como daños colaterales.  ¿Una manera fina de decir que el fin justifica los medios?

*ILUSTRACIÓN: DE LA RED

martes, 7 de noviembre de 2017

LA NOCHE DEL BLOGUERO


Hay momentos en los que uno se despierta como si cayera de la arista del K2, ha sido el caso, y se sorprende sentado en el sillón de la sala mientras tiene la inequívoca sensación de que por la ventana acaban de irse sus musas. Ha venido a visitarle la inspiración, pero no le ha pillado trabajando.

El bloguero en su sentido estricto vive en un continuo estrés dejando ya atrás un asunto vivido y depositado en su blog, mientras busca en lontananza otro artículo del que hablar, y que a él verdaderamente le resulte interesante.

En cierta manera, y salvando las distancias, un blogger se encuentra siempre en la noche que lleva al día de Reyes Magos, una noche de inocencia plena trufada de ilusiones, preguntándose continuamente qué le traerá el destino.

Es de suponer que lo mismo que cada maestrillo tiene su librillo, cada blogger tendrá su mundo, y habrá quienes ya tendrán prefijados temas en cada época del año, más que nada por aquellos que tienen firmas o empresas  a las que “ayudan” con su camuflada/descarada publicidad, disfrazada de descubrir nuevas sensaciones en artículos consumibles. Es una opción. No está ni bien ni mal.

En este blog, en A TROCHE Y MOCHE, se observa en seguida, como detalle inherente a su ADN, que el autor se define continuamente como “vecino del mundo”. Una manera de describirse, descubrirse, como continuo mirón/degustador de su entorno.

No es lo mismo lo que tú te crees ser, a lo que los demás ven de ti. Y en ese juego vive/se nutre este blogger en ese “blog personal”. Y cuanto más fresco de ideas, mejor funcionará el juego de las apariencias: observar y ser observado. Porque lo que ves de los demás, en ningún caso te es ajeno, ya que en las descripciones que hagas, en parte, siempre hablarás también de ti, porque sólo puedes hablar del mundo que tú has descubierto. Julio Verne nos dejó hace mucho tiempo, y los demás de videntes hemos pasado a ver lo evidente.


Voy a recolocarme todo tras la caída de la arista de ese K2 metafórico. Al menos este “accidente” ha sido fructífero, y ya tengo mi nuevo artículo. Ha acabado la noche del bloguero, y las luces de un nuevo día alumbran ya sus opiniones.

*FOTO: DE LA RED

domingo, 5 de noviembre de 2017

VIGILANDO LA VIDA


Contradicciones de este mundo tan políticamente correcto que nos está tocando vivir: 

Me voy a preparar un gin-tonic en casa, y como la crisis si algo nos ha enseñado es que hay que pensar en el mañana, me lo hago de una marca blanca del supermercado de guardia. La tónica avisa que no tiene gluten. Eso está bien. Y va en la misma línea de esa leche que tomas en el desayuno, y que ya viene de fábrica con todo quitado, para que no sufras de exceso de grasa y colesterol, y que en lo único que se parece a la original es que sigue siendo blanca, pero con la sospecha de que ese “blanco” puede ser la ausencia de todo.

Ayer mismo, un amigo se dejó asesorar por un camarero y se bebió un “chupitazo”, porque el tamaño era ex profeso para un chicarrón del norte.

El brebaje debía de ser tan sano, tan sano, que el camarero-gurú le metió todo tipo de plantas. No se lo dije a mi amigo, por no estropearle el trago, pero al ver la propuesta a degustar, no pude por menos que acordarme del Ganges después de un funeral…

Llegará un momento en que el consumismo conseguirá convertirnos en los muertos más sanos del mundo.


De todas maneras, conviene seguir vigilando la vida con ojo crítico, pero al mismo tiempo, con mucho humor/amor, más que nada porque no nos queda otra; y observándonos podremos seguir aprendiendo de nuestros continuos errores, y en otra vida, si nos dan la posibilidad, opositar al Nirvana en mejores condiciones.

*FOTO: DE LA RED