sábado, 17 de febrero de 2018

LA LOTERÍA MÁS SOLIDARIA...




Me he pasado la noche donando parte de mi pierna izquierda, concretamente, lo que viene siendo la zona de la bola, a La Nuri, mi sufrida.

Todo quedaría en una anécdota más, si no fuera parte de un reflejo, un tanto deformado, como deben de ser los sueños, de la realidad que me rodea.

Un gran amigo de la familia, en realidad un hijo más, y de sólo 34 años, ha recibido un trasplante de riñón hace apenas unas horas. La lotería de la vida le ha tocado plenamente. En momentos así, aprecias la solidaridad humana y la suerte que tenemos en la calidad de la sanidad que hay en España, al menos la que yo conozco en Euskadi, aunque algunos pretendan cargarsela. Hay algo que funciona, y muy bien: Toda la red montada de trasplantes de órganos, y que debe ser envidia a nivel mundial.

También es un canto, como ya he dicho, a la solidaridad: alguien muere, y con su donación, unos cuantos, muchos en realidad si añadimos a sus respectivas familias, vivirán a partir de ahora mejor. 

Mención expresa deben de merecer esos valientes familiares, que siguiendo, en muchos casos, el deseo expreso del fallecido, siguen las instrucciones, o ellos mismos dan orden de donar lo que su ser más querido, por desgracia, ya no va a necesitar.

Lo mismo que muchos días, la mayoría, agarro de la oreja, o de partes peores, para repartir collejas honoris causa, hoy aprendería a tocar la lira para cantar odas a quien hiciera falta. Porque la salud es la base de los sueños de cada uno. Y hoy hay unos cuantos implicados de la  misma tanda de trasplantes de ayer que tienen un futuro más cierto.

Particularizando, que es gerundio:
Mención expresa también merece el Departamento de trasplantes del Hospital Universitario de Cruces en Baracaldo, Vizcaya, por el trabajo que está haciendo siempre, aunque desde hace unos años la sombra de los recortes y los mismos que sólo se ponen de acuerdo para subirse sus propios sueldos, lo puedan poner en el aire.

Ya se sabe eso de que de bien nacidos es ser agradecidos. Y a partir de hoy una joven esposa y un niño de tres años, entre otros, podrán retomar el camino de los sueños junto con esa persona  que ha vuelto a nacer. Desaparecen todo tipo de tinieblas, y el sol vuelve a salir.
Gracias.

*FOTO: DE LA RED

miércoles, 14 de febrero de 2018

SAN VALENTÍN, Y ESE EFECTO MARIPOSA


14 de Febrero, San Valentín

Hoy es uno de esos días en el que todos tienen algo qué decir:
-Muchos, la gran mayoría reconocerán abiertamente que están enamorados y quieren tener un detalle con su, digamos, persona especial, incluso compañera, en muchos casos, de su viaje vital.

-Y los modernos, solitarios, y tacaños, que de todo habrá, dirán eso tan manido y socorrido de que "el amor hay que demostrarlo cualquier día del año, porque San Valentín está organizado por los comercios".  Y tu te callas, pero todavía recuerdas que hace apenas tres meses, se han puesto finos comprando en el "Black Friday". 
Y al final, la mayoría de los que opinan así, no lo celebran nunca. Es como aquel, por ejemplo, y salvando las distancias, que vive en Madrid y nunca va al Museo del Prado, porque siempre puede hacerlo en cualquier momento.

Habréis observado que al hablar  de la otra persona, la que va a recibir cuando menos la felicitación, me he referido a ella como persona especial.

Y es que el amor hace eso, convertir a la persona elegida por Cupido (ya que hoy es San Valentín, hay que hablar así) en alguien especial. 

Esa persona que en un comienzo al menos, al verla te cortaba la respiración, o convertía tu estomago en el Congreso Mundial de todo tipo de mariposas, cada cual más maravillosa.

En el amor, al menos, no merece la pena discutir sobre maneras de legalizarlo, oficializarlo, o hacerlo visible. Pero aquel que se cree el más, o la más, dur@ del barrio, pues eso que se pierde.

El amor, y muchos no os habréis dado cuenta, es el mejor maquillaje, porque la otra persona siempre te parecerá atractiva, y a ti, el tener ese sentimiento, seguro que cuando menos te da un algo en tu mirada que sólo se puede entender por ese “efecto mariposa” del que hablábamos hace un momento.

Hoy  es un día para expresar eso que precisamente nos diferencia a los seres humanos del resto de animales: los sentimientos. Y no habrá sentimiento más bonito que el amor. Ese que te hizo sentir que dabas el primer beso, la primera caricia… porque todo lo anterior ya no importaba.

Había salido el sol en tu vida, espantando las nieblas que habían sido perpetuas. Y hoy, por ejemplo, es uno de esos días en el que te debes de interesar por el parte meteorológico de tu corazón, y velar porque las nieblas de la indiferencia nunca os rodeen.

Aunque el Presidente de los Empresarios, y Montoro, se puedan enfadar, el tener un pequeño detalle, el salirse de la rutina por una vez, reflejando exteriormente, hoy más que nunca, tus sentimientos hacia quien es verdaderamente importante para ti, no tiene por qué ser caro, aunque quizás sí costoso; hasta encontrar algo que sabes que “a tu otro yo” le va a encantar, aunque quizás solo te diga: No debías de haberte molestado. Conoces a la otra persona, y ya sabes que, sin duda, has acertado. Y tus mariposas, eso también lo sientes, tienen un nuevo brillo mientras aletean con más fuerza. 

Por lo demás… ¡Feliz San Valentín a todos!

*FOTO: DE LA RED





martes, 13 de febrero de 2018

MIRANDO HACIA ATRÁS SIN IRA



Quizás sea porque uno que ya está vacunado por la experiencia de la vida, y solo tiene miedo así mismo porque lo demás, salvo excepciones, ya se ve venir, tras levantarme y aterrizar leyendo las principales noticias de ese día, o en realidad del día anterior, y dando una vuelta por Twitter, para no decir en plural eso de “redes sociales”, me doy cuenta al verlo como “Hashtag”, tendencia o etiqueta del día, de que es “Martes y trece.

Por un momento, y no va con coña, he creído que era 31 de Diciembre de hace muchos años, y que está noche íbamos a tener el show de la pareja de cómicos que nos visitaban todos los años en esa misma fecha. Pero, claro, inmediatamente me he dado cuenta de que entonces no había internet, ni mucho menos Twitter.

De todas maneras, me pregunto si hace falta avisar para estar alerta hoy por ejemplo, cuando cada día nos levantamos como si fuera, no el comienzo que suele ser más tranquilito, sino el final de una película de acción en su punto más movidito.

En nuestros días, y convendréis conmigo, no hay jornada que en algún aspecto alguien nos robe la cartera. Ya comenzando, quizás, con esa llamada al telefonillo del portal, que cuando te pones, resulta que es el cartero para dejar algo a … tu vecino. Hay 114 familias en un portal con tres escaleras, y no hay día que no te toque a ti, que tienes tu casa en un cuarto, y que prácticamente, salvo tu familia, esperemos que sea para bien, y Montoro, nadie sabe que vives, o en el peor de los casos, que sobrevives allí.

Y alguien, mucha gente si es “tendencia”, parece preocuparse de lo que pueda pasar un Martes 13. 

Existen muchísimas posibilidades de que tal como estamos en un país donde la actualidad diaria es más sorprendente que una película mezcla de Buñuel, Berlanga y Almodóvar, y donde el que gobierna solo espera que pasen los días sin el menor de los problemas, es perfectamente posible que ese día sea mejor que los anteriores. Quizás, porque llamen a tu puerta y alguien te abrace, creyendo tal vez que está un piso más arriba o más abajo, pero te abraza, y además no te quiere ni robar la cartera ni pegarte una enfermedad venérea. ¡Has tenido suerte, y disfrútalo!

Tras estos momentos de posible euforia, me ha dado por verme, en un improbable flash-back, en los comienzos de los sesenta, todavía muy niño, y en la orilla de la playa. Sobre la arena está escrito en letras grandes y húmedas, "13 de Febrero". Al mirar al mar, alguien ha escrito de alguna manera en letras tan blancas como la espuma de las olas, “14 de Febrero, San Valentín”. Y sabiendo todo lo que mi “amatxo” me ha dicho siempre de que no me meta en el agua sin haber hecho la digestión, ante tanto contraste, tengo el presentimiento de que me pueda pasar algo al cambiar de días con significados tan diferentes. Y … corro hacia la seguridad de mi toalla.

Hay algunos días que ante tanto sinsentido, uno huye hacia unos recuerdos metamorfoseados de una niñez en la que sí fue feliz.

*FOTO: DE LA RED


lunes, 12 de febrero de 2018

CUANDO "OLVIDO" NO ES NOMBRE DE MUJER...



En el momento en el que tu cerebro da orden a tu brazo para que tire de la puerta, ya está firmada tu sentencia: te has quedado en la calle sin llaves y a partir de ese momento, y como se dice vulgarmente, te tienes que buscar la vida como puedas.

Me pasó ayer, y no sé vosotros, pero desde que tengo teléfono móvil, hace ya muchos años, mi capacidad a reproducir de memoria cualquier número de teléfono se ha reducido a inexistente. Con una curiosidad: el único número que retengo, como los líquidos en el cuerpo, es involuntario, y no sirve para nada, porque es el mío, y evidentemente no tengo por costumbre llamarme, salvo que en algún momento haya olvidado dónde he dejado el teléfono, y me llamo para que ese teléfono que se ha escondido, se auto-delate.

Y al final, tras quedarte en la calle, te tienes que conformar con el mal menor: Podía haber sido peor, porque llevo dinero conmigo, el teléfono móvil, y en el caso de ayer, eran las cuatro y media de la tarde, e iba bien pertrechado para combatir el frío. Aunque, como no podía salir todo perfecto, la persona que tenía copia de mis llaves estaba a …once kilómetros.

Como soy bastante previsor, ya había pensado más de una vez en esa situación, y lo ocurrido, cuándo y cómo ocurrió, eran en realidad, la mejor de las situaciones.

Ya alejado de la mezcla extraña de mala leche y conformidad que me invadió en el mismo momento de sentirme como un exiliado forzoso, me ha servido para comprender que en realidad (no sé si llamarlo accidente, incidente, o ambos) es la vida misma.

Estás convencido de lo que va a ser tu vida, en este caso durante unas dos horas, que era lo que había programado, y el destino te depara otra.

Al hilo de esa expresión tan española de que “lo que no te mata, te hace más fuerte”, desgraciadamente para más inri, y como miembro integrante de los anónimos de esta vida, o de ser un currito (aunque recién jubilado) de los de a pie, no podré utilizar esta anécdota para engordar mis memorias, porque nunca las tendré, por lo menos en versión libro.

Las personas a las que nunca se nos describe como “de buena familia”, aunque nuestros padres fueran unos santos, a falta de “memorias” tenemos un pasado, porque sobre eso siempre se puede extender un sospechoso signo de interrogación.

Y ya para terminar, me estoy dando cuenta de lo mucho que da un simple olvido, que, por cierto, en este caso “Olvido” no es un nombre de mujer, sino simplemente el comienzo de un viaje interior.

*FOTO: DE LA RED



miércoles, 7 de febrero de 2018

LOCALIZANDO BORBONES Y ... MALINTENCIONADOS



Estoy furioso. Así, sin paños calientes e inaugurando un post que no tenía previsto.

La mayoría de las veces, y los que siguen a este vecino del mundo lo saben, procuro no entrar al trapo, y normalmente me doy una especie de tiempo de seguridad con el fin de que cuando escriba, dando mi respuesta, aunque me despache sin límites, guarde las formas y nadie resulte herido, aunque algunas veces sí zarandead@. Pero en este caso voy a hacer una excepción.y lo mismo que muchos han dado caña obviamente sin tiempo de reflexionar, voy a plantar cara por algo que creo merece justicia hacer.

Ayer mismo se ha estrenado en Antena 3Cuerpo de Élite”, una serie que ya para ir dando pistas proviene de una película, también con Antena 3 al fondo, que ya avisaba de qué iba, y que se supone que en su momento dio dinero más que suficiente como para animarse a hacer la serie.

Es un producto que ya desde los anuncios no pretende engañar a nadie, y solo hubiera faltado en la citada promoción una especie de nota de intenciones en la que se dijera que la única pretensión era hacer reír al personal con un mínimo de calidad.

Teniendo en cuenta que este vecino del mundo era reacio a seguir la serie porque pensaba que amparándose en una película que estuvo muy bien en su periplo comercial, al final con la serie era más que probable que fusilaran aquel recuerdo. Y el resultado, al menos, el primer capítulo es más que notable. Y se nota  que han puesto suficiente carne en el asador desde el punto de vista técnico y actoral, con una más que remarcable fotografía, decoración, puesta en escena y un casting mucho más que apropiado.Ya se puede decir que la expresión inaugurada ayer, "localizador de borbones", y que en opinión de este vecino es más que lograda, la va a devorar el pueblo y hacerla suya en un segundo.

Y ahora resulta que en una serie que al menos en esta primera propuesta no deja títere con cabeza  tanto de izquierdas como de derechas, muchos progres o casi-progres se ponen exquisitos en las redes sociales, y prácticamente llaman ladrones y dilapidadores del dinero público, que esto último sería más que cuestionable, por una serie que ellos tildan de muy mala.

Este vecino está convencido que si esta serie proviniera, por ejemplo, del Reino Unido, o tuviera como canal de distribución alguna plataforma de esas de moda con pago por adelantado su punto de vista hubiera variado, pero eso claro nunca se podrá probar.

No es justo que en un país, España concretamente, donde tenemos más que indicios de que unos cuantos, poderosos, con influencias o ambos, cada vez más desgraciadamente, como mínimo se ríen de nosotros, y la realidad del día a día parece “guionizada” por unos malos profesionales de lo suyo, den palos a una serie que precisamente habla de eso. Y, sin embargo, premie en la realidad de las urnas, con reelecciones continuas, a mucho chorizo o gente que coquetea cada día con la ilegalidad.

Nos están dando en la cara y en los morros todos los días sin apenas un mínimo de contestación social, y nos rompemos las vestiduras por presunta falta de calidad de una serie que con un humor fácil, eso sí, pero con unos chistes aunque muchos de ellos también fáciles, nunca son chabacanos y siempre están bien colocados, sin “desiertos” o partes muy blandas de guion.

Para esos que son muy críticos solo con la serie, recordarles que no tienen por qué verla, y que además de esa manera se la pueden cargar en dos o tres episodios de baja audiencia. Pero el problema es que el original que da pie a la serie, la vida misma, nos la tenemos que comer con patatas, eso sí, si tienes para comer dignamente, y nadie parece pedir un mínimo de calidad, en este caso cuando menos humana. Y eso sí que es grave, y no sólo ocurre como la serie los martes, sino cada vez que miras a tu alrededor.

Sólo recordar, ya para terminar, que si a alguno de esos poderes fácticos no le ha hecho ni p… gracia la serie, porque les mete el dedo en el ojo, muchos se lo han puesto muy fácil para hacerla desaparecer, haciendo como siempre que la culpa recaiga sobre nosotros, y nunca sobre ellos.

¿Tenemos lo que nos merecemos? Hace mucho tiempo que lo tengo clarísimo, por supuesto que sí.

*FOTO: DE LA RED


martes, 6 de febrero de 2018

UNA FINAL DE BABERO, PASAPORTE Y MUCHA MAGIA


Ayer fue, al menos este vecino del mundo se lo planteó desde el primer momento, una gala, “LA GALA FINAL DE OPERACIÓN TRIUNFO 2017", para disfrutar, ganara quien ganara. Por eso, ni tomé apuntes, sino que metafóricamente, estaba delante del televisor con un babero, y con el pasaporte preparado, porque mi intención era dejarme llevar, y podía acabar en cualquier sitio que tras la gala me costara volver a la realidad.

Y así ha sido. Me he tomado unas cuantas horas para regresar tranquilamente, y ahora voy a exponer mis sentimientos, opiniones y razones de manera relajada. Vaya por delante que puedo entender todo tipo de filias y fobias, porque seguro que este vecino tiene las suyas.

En primer lugar espero, si es que el programa va a tener más ediciones, que me imagino que las habrá, que tanto la cadena como la productora del programa, habrán aprendido de errores anteriores, y no disuelvan el tándem. Porque este programa debe de ser un programa blanco, libre de cizaña metida desde el exterior, y que se viva por y para la música. Creo que he sido, al menos era mi intención, lo suficientemente elegante como para no mencionar a terceros, que convirtieron el O.T. anterior, en más de lo mismo de su factoría.

Como la final transcurrió sin sorpresas, lo hizo como la lógica dictaba.
Amaia (Amaia Romero en su carnet de identidad) arrasó. No voy a hablar de porcentajes, porque como ya he dicho anteriormente, quise dejar atrás los datos al ver la gala final, para que los sentimientos fluyeran en su plenitud . Y la cantante de Pamplona es sentimiento puro.

Dada su juventud, recién cumplidos los 19 años, Amaia tiene todavía mucho de niña, y que no lo pierda, porque eso le hace única con su ingenuidad e inocencia. Pero cuando sube al escenario, lo hace suyo, se transforma en cada una de sus canciones. Es como un lienzo en blanco que cada canción define, pero sin disfraces ni amaneramientos. Amaia en cada canción está en trance, en contacto con la pureza. Y al final, notas como va aterrizando a nuestra realidad.

Los otros cuatro concursantes, al menos aparentemente, lo tenían muy claro y sabían que ya sólo la cultura musical, y no me refiero a tener la carrera de piano, sino a saber de todo tipo de géneros (y en eso el hermano de Amaia, unos años mayor que ella, ha tenido mucho que ver, mostrándole diferentes horizontes musicales) les alejaba de la primera posición.

Porque Amaia, para los verdaderos seguidores del programa, se ha llevado el primer puesto dentro de la Academia. Concretamente en esas horas muertas que ella las llenaba al piano, con sus idas de pinza, en las que viajaba hacia atrás y delante de sus recuerdos musicales.

Respecto al orden final de la clasificación, para mi gusto, y en este tipo de lides prima mucho precisamente el gusto, sólo hubiera variado el segundo puesto. Considero que Miriam, a la chita callando, se lo ha ganado. Porque la gallega, de Puentedeume, ha demostrado ser un todo terreno, y se lo han dicho los mismos profesores durante sus horas académicas. Además, ayer, durante la gala y con sus comentarios finales, demostró que Miriam Rodríguez, tiene la cabeza muy bien amueblada.

En mi opinión, y demostrado dentro de la Academia con los Javis, sus profesores de interpretación, quizás tras el tirón del programa y pasado algún año en una carrera en solitario en el circuito comercial, quizás Miriam debería de dirigir sus pasos al teatro musical, porque la interpretación se  le da muy bien.

Por supuesto que tras dar mi opinión, comprendo el segundo puesto de una Aitana Ocaña, de San Clemente de Llobregat . La benjamina del programa solo pudo optar, creo recordar, para el último de los casting, que fue cuando ya había cumplido los dieciocho años. 

Aitana, a la vista del público, puede representar en gran parte lo que se lleva ahora, con una figura muy a lo Camila Cabello, aunque el gran éxito de la cubana-estadounidense, Havana,  lo cantara  en el programa, la que a la postre ha sido la quinta clasificada (porque hablar de último puesto no sería justo), Ana Guerra, tinerfeña de 23 años,  que también tiene el mismo perfil, pero más remarcadamente latino, con ese acento canario que también ayuda.

Aitana, pese a su juventud, en el escenario se crece, y nunca mejor dicho por su talle menudo (aunque muchos seguro que piensan “¡Menudo talle!) y a lo largo del programa nos ha dejado grandes números con tendencia  a grandes parrafadas en un inglés muy rápido y complicado.

El cuarto puesto de Alfred García, en mi opinión, es justo, y ya anuncia que por el tipo de música que primero degusta y luego parece seguir en el escenario, más hacia el jazz, tiene todos los boletos para ser un cantante de minorías. Pero eso nunca ha sido malo, porque las minorías, así, en general, suelen ser muy fieles, y además, y comprobado dentro de la Academia, Alfred puede ser un gran compositor para otros. “Londres” compuesta dentro del programa, y que se puede ver en “Youtube” es excelente, y estoy seguro de que muy pronto la grabará. Es una canción que merece mucho la pena, con un toque “diferente” a lo normalmente consumido.

Ya casi para acabar, debo mencionar al maestro de ceremonias de todas las galas, Roberto Leal, totalmente implicado en el desarrollo de cada gala, y siempre con la humildad y la empatía a flor de piel; y en un segundo plano, recalcando que los importantes eran los concursantes.

Y para acabar el comentario, han ocupado un puesto muy importante, con mucha responsabilidad del éxito cosechado, los profesores, todos y cada uno de ellos, con un Manu Guix al frente, diseccionando los fallos de cada uno de los ensayos, y dándoles siempre una solución. Y una Noemí Galera, como directora de todo, derrochando un gran carácter, y siempre en el fondo con una gran humanidad y ese toque de humor corrosivo.


Miedo me da una segunda edición, y que se rompa la magia que ha dejado ésta. 

*FOTO: DE LA RED

sábado, 3 de febrero de 2018

REPASANDO LA SEMANA...

Estamos prácticamente poniendo fin a una semana muy movidita. En la que entre otras cosas hemos seguido aprendiendo nuevo español a fuerza de político que va o viene.

Si ya los del PP en su momento nos enseñaron que lo que hacía la juventud yéndose de España no era “emigración” sino movilidad exterior, con el tiempo hemos ido aprendiendo también, que ya no existe la mentira sino la posverdad.

Si estos últimos tiempos, y siguiendo con las clases del español en nuestros días, hemos aprendido que ya exiliarse no es huir a otro país porque en el tuyo te pueden hacer pupita, y como requisito indispensable, existía la antigua estampa de irse con una mano delante y la otra detrás. 

Ahora no, estos días hemos aprendido que estar en el exilio, al menos por lo que se desprende de las últimas andanzas de Puigdemont, es alquilarse un casoplón por unos 4.400 euros mensuales, de alrededor de 550 metros cuadrados, seis habitaciones, tres cuartos de baño, cocina, garaje con capacidad para cuatro vehículos, una amplia terraza y que da a un más que generoso jardín.

En un principio me ha parecido excesivo pero, bien pensado, qué queréis que os diga, si todos los catalanes en problemas y fuera de Cataluña tienen derecho a pernoctar allí, al final se va a hacer hasta pequeño. 

Porque se supone que Puigdemont está luchando por todos los catalanes, ¿verdad? Además, y por lo que se comenta, lleva al financiador consigo a todas partes. A lo mejor, si le sale bien todo al exiliado, hasta tiene un pequeño detalle, llámenme loco, con su promotor, porque al menos en mi mundo si ya hasta se cobra por el perejil, de lo de atar los perros con longaniza ni hablamos.

Y de un guion que se escribe, que lo escriben, cada día con más zigzags que una película de Hitchcock, hoy vamos a pasar, y con razón, a los guiones profesionales y a todo ese mundillo en la Gala de los Goya que tendrá lugar dentro de unas horas, y en el que los ganadores agradecen hasta a la comadrona que estaba de turno el día en que nacieron. Y es que en el fondo en España, digan lo que digan, somos un país de agradecidos.

Por lo que se dice, hoy se van a ver bastantes abanicos rojos, ya que la Asociación de Mujeres Cineastas y de Medios Audiovisuales (CIMA) va a repartir durante la trigésimo segunda gala de los Premios Goya abanicos con el lema #MASMUJERES, como denuncia a  "una situación de desequilibrio" y para anunciar su "decidida determinación a repararla".


En nuestra casa desde luego a La Nuri, mi sufrida, nunca le ha hecho falta sacar un abanico rojo, y eso que le encantan. Con decir “cariño, tenemos que hablar” se convoca hasta al notario. Quizás es porque las vascas siempre han ido marcando con una mano la pauta a seguir y con la otra la zona de salida por si te tienes que ir…

*ILUSTRACIÓN: DE LA RED

jueves, 1 de febrero de 2018

EL CATÁLOGO DESDE ZARZUELA


La única razón quizás para el post de hoy se debe a que  este vecino del mundo, a sus años, está siempre más cerca del piensa mal y acertarás que las cosas pasan por casualidad

Y estos días, primero con ese catálogo de imágenes diseñadas por, se supone, La Casa Real y después con la retransmisión en directo de la entrega del Toisón de Oro a Leonor, sucesora al puesto que por ahora ocupa su padre, a uno le huele como mínimo a promoción, propaganda monárquica, aprovechando que Felipe VI cumplía cincuenta años, y en realidad se palpan horas muy bajas con todo el procés al fondo.

Ese puede ser el motivo, pero si la mayoría de la gente ha sentido lo mismo que este vecino del mundo, quizás el resultado no ha sido el esperado por los que, se supone, lo han preparado y propiciado.

Personalmente a este vecino le ha quedado patente, por si ya no lo tenía claro, que como mínimo en esta España nuestra hay dos ligas diferentes, una para los potentes que cada vez lo son más, y los otros, que se intentan buscar la vida, esa vida que ya no se les garantiza con sólo un sueldo.

Las imágenes del día a día de la Familia Real, aunque estaban bien estudiadas para no parecer al menos pretenciosas, en realidad para los que la crisis les ha corneado bien duro, y esos empresarios que aprovechando la desbandada del miedo, les exprimen cada día con salario escaso y horario desmesurado, eran una especie de El otro Catálogo de Ikea para los más pudientes. Y daba la sensación también, en los reportajes, al menos a este vecino, de que “el resto” lo veíamos por una ventana pero de abajo a arriba, y además estando de puntillas, porque nunca vamos a llegar a su nivel.

Sinceramente, nunca me había pasado, pero ese catálogo made in Zarzuela, aunque quizás lleno de buenas intenciones, me dio la sensación de ser un bunker, a salvo de todas las movidas que el día a día más que ofrecernos, nos está escupiendo a la cara. Porque no es lo mismo querer decir, entre imágenes e imágenes, o entre líneas, que la Monarquía está a salvo, y todos podemos estar seguros en su cobijo, a que la Monarquía está al margen de todo. 

Y al final, quizás sólo una nítida imagen, el de una niña todavía, llamada Leonor que, y ya en un segundo plano más borroso, y rodeada de todo el oropel que se quiera, seguro que con el tiempo se va a ir encontrando sola muy sola, y siempre, tal vez, incomprendida cada vez por más gente, y con una responsabilidad que desde pequeña se le ha dado y que muchos siempre se la discutirán.

*FOTO: DE LA RED


martes, 30 de enero de 2018

EL DÍA EN EL QUE TU CANCIÓN SE HIZO NUESTRA



Ya tenemos canción para el próximo Festival de Eurovisión, "Tu canción", con Alfred y Amaia, y consiguientemente hoy es uno de esos “días después”. Día en el que algunos de los que no han conseguido que su canción preferida fuera seleccionada, tienen la bilis a punto de caramelo, si eso es posible, y lanzan mil sandeces desde las redes sociales, por aquello de morir matando; como desear que a Alfred el día de la gala le dé otro ataque de ansiedad.

Ahora resulta también que algún@ se pregunta por Twitter que si en el ínterin (siempre me ha gustado esa expresión) rompen Amaia y Alfred qué ocurre, si la pueden verdaderamente cantar en el escenario. Lo cual para los que ya tenemos una edad es como para preguntarse si el pobre Nino Bravo podía cantar “Libre” en tiempos de Franco. O lo que viene siendo una verdadera tontuna.

Lo importante, para mandar una canción al festival de festivales es elegir un tema, como mínimo, digno y de consenso, y “Tu canción” lo es, amén  de que sus interpretes han estado siempre exquisitos,  porque ha sido elegida por la mayoría, entre unas canciones, que todas tenían un mínimo de calidad. No sólo eso, sino intentando dar un tono de humor, esta canción es como las célebres “patatas chip”, y aquel anuncio de hace muchos años, “si la pruebas, no podrás parar”. Si escuchas la canción es totalmente pegadiza, y de mucha calidad.

Habrá quien diga que el tema de este año es un “pastelazo”. Quizás. Los pasteles son dulces, y la canción lo es. Los pasteles pueden empachar, todo depende de su uso. Y en este caso, dependerá mucho de la puesta en escena. Si quieren hacer una oda al amor en su grado máximo, o no.

Por otra parte hay que ser realistas. No se debería ir a Eurovisión, y es triste decirlo, para ganar, porque eso está más lejos que la utopía, ya que muchos países bien por proximidad, por política, o por ambas, se unen y priman algo más que la canción. Se debe de enviar una canción bonita y de calidad, y la canción de este año es preciosa y tiene calidad a espuertas.

Si no se gana, que será lo más probable, al menos habremos enviado un producto de calidad, y algo más importante, una obra de arte, porque la canción objetivamente lo es.

Quien viera por internet el momento en el que a Alfred y a Amaia les dieron “Tu canción” Manu Guix y Noemí Galera, quedó patente la opinión de quienes se la daban, y que se supone que “saben de ésto”, y la reacción de los cuatro al oírla juntos: lloros y más lloros.

Ojalá esta canción sirva de banda sonora a estos días que ya hace tiempo que dejaron de ser inciertos para ser totalmente ciertos, de muchos que solamente se miran a su ombligo y lo demás les trae totalmente al pairo, y se contagien de un poquito de amor

Y ya para terminar, porque conviene decir las cosas muy claras, que vayan a Eurovisión Amaia y Alfred no significa que para ganador/ganadora ya queden dos puestos vacantes por incomparecencia. Alfred y Amaia tienen que seguir siendo contemplados como candidatos a ganar O.T. como el que más; y que cada palo aguante su vela, ya que más de uno por las redes, y por donde puede, está vendiendo la piel del oso a otros candidatos, concretamente a Aitana, por aquello de compensar.


El día 12 de Mayo ya tenemos una cita en Lisboa, y personalmente procuraré cuidarme los días anteriores para comerme ese dulce, no sé si pastel o no, como se merece esa bella canción. Y si el amor está en el aire, mejor que mejor.

*FOTO: DE LA RED

domingo, 28 de enero de 2018

HACIENDO MUTIS POR EL ...


Cualquiera de esas frases hechas de nuestro rico castellano bien pudiera ser, muchas veces, todo un editorial. Y más, si debido a un “lapsus linguae”, o lo que viene siendo una equivocación al hablar, una de esas frases hechas sufre una ligera variación, y te das cuenta, que con ese cambio, es mucho más explicativa, especialmente en esta España nuestra que no para de agitarse y de agitarnos.

Hoy mismo, y al principio sin ninguna intención, me ha salido “hacer mutis por … el forro”, haciendo una variación a esa expresión, en su comienzo, tan teatral, al salir un personaje de escena, y que ahora en la mayoría de las ocasiones está más cerca de lo que el vulgo entendería como "pirárselas".  

Y tras sopesarlo, he llegado a la conclusión de que sin querer, "he acuñado", como dirían los pretenciosos, una frase que es mucho más explicativa en la mayoría de las situaciones de nuestra actualidad más actual. Por cierto, para que luego digan de la importancia de una sola letra...

Sólo voy a comentar a vuela pluma las primeras imágenes que me ha sugerido esa nueva frase tras su modificación.

Han hecho mutis por el forro todos esos políticos que se han llevado de todo y de todos, y han tenido la suerte de que ya ha pasado suficiente tiempo como para cobijarse en el burladero de las leyes, y ya no les puedan pillar, porque seguro que, además, ellos no tienen nada propio, pero viven como el Altísimo.

Está haciendo mutis por el forro, y en este caso más textual todavía, el Señor Puigdemont, con un mutis tan largo que le ha llevado hasta Bruselas, aunque por el forro de sus quesadillas ya se lo habían pasado todo los partidos independentistas en “su” mismo Parlament con “su” procés que no es el mío.

También hacen mutis por el forro, pues no es cosa de ser de izquierdas o derechas, esos partidos políticos que al demostrarse que han cobijado a grandes corruptos, luego con decir que ya no pertenecen al partido, nos pasan sus partes nobles por nuestros rostros llenos de ira. Y aquel dinero que desapareció nunca volverá, porque parece que debe de estar en nuestro ADN el coger y no devolver, aunque aquí también valdría muchas veces el significado de “coger”, por ejemplo, que tienen en Argentina, porque lo de pasarse por el forro ya se quedaría incluso pequeño.


Y como este vecino del mundo ya está sintiendo que le está subiendo la tensión hasta límites insospechados va a parar por hoy preguntando dónde está esa sentencia sobre el caso Nóos, porque sin querer ser irrespetuoso con sus señorías, pareciera que entre unos y otros han “dormido” el caso, la sentencia o ambos. 

Haciendo, algunos, un mutis por el forro tan largo y permitido que alcanza Suiza, y que al pueblo llano le hace pensar que si se hubieran sustraído un par de gallinas por parte de unos cualquiera, “la cosa” hubiera sido más rápida. Y aunque ahora, para terminar, vamos a usar otro dicho, el de "piensa mal y acertarás", que en este contexto es el que más pega, la mayoría de los dichos, por no decir todos, son verdades rotundas.

*FOTO: DE LA RED